Seymour Hersh revela el motivo de la voladura de los gasoductos Nord Stream por los EEUU

“Nosotros tenemos la desgracia, como una especie de penitencia por algo que en algún momento hicimos mal los españoles, de que cada cierto tiempo una banda de malhechores, pertenecientes invariablemente al desecho social y a lo más tirado de la sociedad, se nos encarama al poder y hace todo lo que puede para destruir a España. Pero vosotros los alemanes, vosotros lo tenéis peor, por la sencilla razón de que en el gobierno lo que tenéis son criminales y de la peor especie, carentes del menor escrúpulo” (*).

(*) Cita de memoria de una conversación sostenida en el campus de la Uni-Köln con el profesor (ya emérito) e ilustre penalista T. Weigend en torno al verano de 2017.
Seymour Hersh

Seymour Hersh acaba de publicar un nuevo artículo (de pago) en su blog   sobre el atentado contra los gasoductos “Nord Stream 1y2”. El renombrado periodista estadounidense es y ha sido, como sabemos, objeto de descrédito primero y ahora de silencio, al que las “infoputas” tratan de desacreditar recurriendo a su maestría en el arte de la patraña -lo que en definitiva es su especialidad- junto con la desinformación de carácter criminal, que practican sistemáticamente al servicio de la banda de asesinos anglos que les echa de comer; sin importarles, ciertamente, la comisión del auténtico crimen de traición a la Patria que perpetran, y de la que se ríen porque la desconocen estos en realidad apátridas juntaletras comemierda.

Hersh recuerda ahora el aniversario de lo que fue en realidad un acto de guerra y un crimen de terrorismo de estado, con toda probabilidad presuntamente cometido por los yanquis con la complicidad necesaria, eso si, no solo de la gentuza escandinava que son sus siervos baratos tradicionales, sino de la propia Cancillería, -y esto reviste enorme gravedad-, que no sólo habría estado en todo momento al tanto de lo que se tramaba contra Alemania, y contra toda Europa, sino que podría incluso haber colaborado materialmente en la comisión de los hechos. Tal como parece acreditarlo la presencia de una fragata de la Bundesmarine en la zona en las fechas y momentos críticos, presencia que permanece inexplicada por el gobierno federal y de la que se tiene constancia por el testimonio de pescadores daneses que faenan en aguas de la isla de Bornholm en cuyas inmediaciones sucedieron los hechos, y donde la mentada fragata -con tripulación especializada y dotada de avanzados elementos de observación y exploración submarina- fue vista en esas fechas de hace un año.

Por no mentar en detalle el intento de eliminar rastros intoxicando a la opinión, que es lo que constituyó con toda evidencia la visita sorpresa -sin testigos ni intérpretes- de menos de 24 horas, girada por el canciller Scholz, para entrevistarse a solas con Biden en la Casa Blanca, y de la que surgió la estúpida, por increíble, historieta del yate “Andrómeda”, embarcación de recreo de 15 metros, que unos supuestos ucranianos alquilan en Alemania y abandonan en Polonia, con restos de explosivos hasta en los baños y junto a algún que otro pasaporte. Semejante cuento, publicado al unísono, y justo el día después de la visita del criado al amo, aparece con comas incluidas e idéntico texto en el portavoz de la CIA, o sea, el New York Times y, en este caso medio de toda confianza de la Cancillería, el hanseático “Die Zeit”. En todo este tiempo, más de un año ya conviene recordar, el gobierno federal alemán no sólo se ha negado a calificar públicamente de acto terrorista la voladura de sus propios gasoductos, –una infraestructura con un coste para la nación de más de once mil millones de € y de carácter estratégico para Alemania-, sino que incluso se ha negado a emprender cualquier investigación tanto de carácter parlamentario como oficial; dejando, eso si, en manos de una fiscalía amaestrada lo que no es otra cosa que un paripé continuado, que avergonzaría a cualquiera que en ese ámbito supiera lo que significa la palabra (“Schande”, por cierto).

Cuando los gasoductos explotaron, el 27 de septiembre de 2022, no faltó sin embargo quien se preguntara: ¿Quién lo ha hecho? y ¿cuáles son los hechos concretos del atentado contra el “Nord Stream”?

Tras dichas cuestiones, quien se molestara en reunir los diversos testimonios fehacientes conocidos en torno al sabotaje, lo que obtuvo fue básicamente la sugerencia de que había sido Estados Unidos de Norteamérica quien lo había perpetrado.

Seymour Hersh, que planteó idéntica cuestión a algunos de sus contactos en la comunidad de inteligencia USA, obtuvo idéntica respuesta.

Hoy informa sobre otros hechos y los motivos finales que desencadenaron el incidente.

UN AÑO DE MENTIRAS SOBRE EL “NORD STREAM”

El gobierno de Biden no ha admitido ni la responsabilidad del atentado contra el gasoducto ni el propósito del sabotaje.

El núcleo del informe de Hersh es el siguiente:

«El reservado grupo de planificación de la agencia no se sorprendió cuando, el 27 de enero de 2022, Victoria Nuland, una por entonces confiada y segura de sí misma subsecretaria de estado para asuntos políticos, advirtió en voz alta a Putin de que si invadía Ucrania, como parecía ser la clara intención de este: «De una forma u otra, “Nord Stream 2” no saldrá adelante». Esta frase llamó la atención, no así las palabras pronunciadas con antelación por la Nuland. La transcripción oficial del Departamento de Estado muestra que, antes de lanzar su amenaza, la subsecretaria dijo lo siguiente en relación con el gasoducto: «Seguimos manteniendo conversaciones muy firmes y muy claras con nuestros aliados alemanes».

…Algunos miembros del equipo de la CIA consideraban entonces -y siguen considerando hoy- que el líder alemán estaba siendo puntualmente informado de la planificación secreta que se estaba llevando a cabo para destruir los gasoductos.

…Lo que yo no sabía entonces, sigue Hersh, pero que me han contado recientemente, es que después de la extraordinaria amenaza pública de Biden de volar el Nord Stream 2, con Scholz a su lado, -(“sonriendo como un estúpido traidor”, tal como lo calificó el presidente de AfD de Turingia Björn Höcke en su discurso de Gera el día de la Reunificación de Alemania de 2022)-, el grupo de planificación de la CIA fue informado por la Casa Blanca de que no habría un ataque inmediato contra los dos gasoductos, sino que el grupo tenía que organizar la colocación de las bombas necesarias y estar preparado para detonarlas «a petición», una vez comenzada la guerra. «Fue en ese momento cuando nos dimos cuenta de que atacar los gasoductos no era una medida disuasoria, porque a medida que avanzaba la guerra en ningún momento se nos ordenó hacerlo», dijo el pequeño grupo de planificación que trabajaba en Oslo con la Marina Real Noruega y los Servicios Especiales en el proyecto.

Tras la orden de Biden de detonar los explosivos colocados en los gasoductos, bastó un breve vuelo de un avión militar noruego y el lanzamiento de una radio-baliza en el lugar adecuado del mar Báltico para consumar la operación. Por entonces, el grupo de la CIA que la había concebido y participado en los preparativos de la misma, ya hacía tiempo que había sido disuelto. Fue también en ese momento, continúa Hersh, cuando el funcionario me dijo: “Entendimos que la destrucción de los dos gasoductos rusos no estaba vinculada a la guerra de Ucrania», -Putin estaba de hecho anexionándose los cuatro distritos ucranianos que considera rusos-, «sino que formaba parte de un programa político de los “neocon” –(neoconservadores de Washington-Londres)-, para evitar que Scholz (y Alemania), con el invierno acercándose y los gasoductos cerrados, se acobardara y abriera el “Nord Stream 2”, que permanecía cerrado”. «El temor de la Casa Blanca era que Putin sometiera a Alemania y luego fuera a por Polonia».

…Todo lo cual explica, dice Hersh, por qué una pregunta rutinaria que planteé alrededor de un mes después de los atentados, -a alguien que había pasado muchos años en la comunidad de inteligencia estadounidense-, me llevó a constatar una verdad que nadie, tanto en los EE.UU. como Alemania, parecía perseguir. El simple hecho de preguntarse: “¿Quién ha hecho esto?».

El gobierno de Biden voló los gasoductos, pero esa acción tuvo poco que ver con ganar o detener la guerra en Ucrania. Fue el resultado del temor de la Casa Blanca a que Alemania se mostrara reacia a alejarse del gas ruso, y a que Alemania, y luego la OTAN, por razones económicas, cayeran bajo el dominio de Rusia y de sus vastos y baratos recursos naturales. De ahí surgió el temor definitivo: que Estados Unidos perdiera su antigua primacía en Europa Occidental.

“El canciller alemán Olaf Scholz tendrá que responder ahora a algunas preguntas serias…”, concluye Hersh.

A lo que cabría añadir, sin temor a equivocarse, que tan graves como las directamente derivadas de lo previsto en los (parágrafos) §§ 80–87 StGB (Código Penal alemán) que castigan con cadena perpetua (30 años de reclusión) la alta traición (Hochverrat) contra la República Federal de Alemania.

Add:
Declaraciones relacionadas con un acto perfectamente calificable como de terrorismo de estado, perpetrado directamente contra Alemania y con repercusiones tan directas como de enorme gravedad en el resto de Europa:
-“Europa deberá depender del GNL (gas natural de esquisto o “gas guarro”) de EEUU durante décadas”, según el máximo responsable de energía de la Unión Europea.
-«Habrá necesidad de energía americana», dijo Jørgensen, director general de energía.
-“Esta es una de las señales más fuertes de que la UE necesita GNL (gas natural de esquisto o “gas guarro”) estadounidense mucho más allá de 2030”
  • https://t.co/YlT3zTMY5w

4 respuestas a «Seymour Hersh revela el motivo de la voladura de los gasoductos Nord Stream por los EEUU»

  1. No es peor en Alemania,es peor en España solo que la cobardía del Español le lleva a enmascararla riendose de todo pero que no es otra cosa que doblar la cerviz ante el crimen organizado gañan y maricón que desgobierna y destruye el pais.

    1. Si, lo que dice Vd. también es cierto.
      Ahora bien, yo al profesor lo que trataba de recalcarle no era la gravedad de una u otra situación, sino el hecho constatable, -y eso que ahora cada vez se acercan más ambos ejemplos, en cuanto a burricie me refiero, y en el gobierno federal alemán actual hay sobrados ejemplos de ello, destacando, aunque no es ni mucho menos ejemplo único, acémila tan señalada como la fulana de exteriores, la verdosa Analena Baerbock-, el hecho palpable, digo, de que al menos antes y no hace tanto el gobierno federal lo formaban, si bien criminales que en eso siguen invariables, individuos que el que menos o bien tenía quince o veinte años de experiencia en los altos círculos directivos de la industria alemana, cuando no contaba en su haber con un par de doctorados. Pero ¡ojo! doctorados de los reglamentariamente registrados y materialmente comprobables, efectivos en suma, porque ¡ay! de aquél que tratara de colar uno «ful», como el del picado de viruelas macarra «doktor» de pacotilla, por ejemplo, porque los demás de entre ellos se le tiraban al cuello y duraba en el puesto una vez descubierto menos que un caramelo a la puerta de un colegio (de los de antes, de los que no admitían «jotitos» dando clases de moral), porque en Alemania eso eran palabras mayores, y entre su clase política tenían muy a gala ir a degüello entre ellos al menor renuncio formal.
      Sin embargo, en España, y a poco se observe se ve a las claras, la generalidad de lo que integra esa llamémosle clase es gentuza lisa y llanamente, desecho social que no tiene intelectualmente media ostia, pero que en jeta, en morro y en clavártela por la espalda son auténticos artistas; artistas y vividores, por cierto. Y si no mire ahora, el 99,9% no es que den asco es que dan arcadas, son auténticos puercos, vividores que desconocen -y tanto guarras como guarros- hasta lo que significa la palabra «clase». Gentuza que es capaz de ponerse un modelito de 50.000€ con stilettos a juego, para darse un paseíto de -creen ellos- lucimiento ¡por la plaza empedrada de un pueblo! Eso si, protegidas y cerradas sus bocacalles por policías de uniforme, no sea que los vayan a insultar; tal como hemos visto comportarse al «Tucán Bolchevique», por cierto, creo que en Plasencia.
      En cuanto a los que van de listos, veamos el ejemplo de un par de ellos, no más, que presumen precisamente de lo que ni son ni serán jamás, de brillantes juristas, pero que no son otra cosa que, o bien tipejos colocados en bufetes de renombre, o políticos vulgares y trapaceros, con pedigrí en el aparato nacional de represión posterior a la guerra civil para más inri, de lo que se avergüenzan para que la «O» sea redonda, y que, si han ganado una oposición todo lo más, su obra teórica cabe en un papel de fumar, porque o bien se trata directamente de gangsters dedicados a la política, como mamporreros de otros más poderosos que ellos, -como es natural, de signo contrario al que sirvieron sus padres, de los que se avergüenzan, insisto, y tratan de escamotear a la opinión-, y este es el caso del «Pompas…fúnebres», baranda del prostitucional, procedente de «mierdos y mierdas para la memocracia», que tiene en el chiringuito de Isaac Peral a un propio como el ramonín, otro mierda de «mierdos y mierdas…»etc. que le sirve de criado-esbirro; o ya terminando con el otro ejemplo, este hasta ahora en el gobierno, el «cagaños», supuesto prestigioso jurista que no es otra cosa que un hijo de la grandísima p*ta mandilón, con artes de rábula y voz de julandrón amenazante. Punto, que eso es todo en cuanto a «intelectuales» entre la basura instituida de gerifaltes en el actual Garrulistán, nación antes conocida como España.
      Sea como fuere, en ambas naciones, con perdón, porque ninguna de las mentadas lo es ya más que aprisco de borregos, lo tenemos lo que se dice claro.

  2. La preocupante percepción de que TODOS los países encuadrados en la O.T.A.N. estén dirigidos por una apátrida chusma política internacional, debería ser motivo de profunda inquietud y justificado temor de que esta «empresa» acabe rematadamente mal.

  3. todo lo que se hace en las_europas va encaminado por parte del «amigo yanki » y su primo en la alianza aglo americana a distanciar a Rusia de su socios naturales europeos,

    saben // temen los yankis que si eso se lograse su hegemonía europea ,tratando a los europeos de vasallos se podría acabar….pasando a ser una potencia mundial bestial …. se estaba logrando ,pero molestaba a los yankis ….

    decidiendo actuar ,provocando a Rusia con su tinglado militar…. la OTAN con las sabidas consecuencias ….

    de lograrse ese acercamiento ,con convenios ,acuerdos etc los europeos y rusos podrían llegar a aliarse en el tiempo ,Rusia tiene muchas materias primas y la UE la tecnología ……eso asusta a USA,desde siempre por lo que siempre han trabajado para impedirla con guerras instigadas por ellos en suelos europeos y no …Libia ,Siria ,Irak etc …..ya se sabe que los rusos no suelen dar explicaciones a organismos internacionales teledirigidos por yankilandia …….estos son los primeros en violarlos con sus guerras » legitimas»» persiguiendo el terrorismo ….de risa ,por lo que sería más raro se produjeran

    el gaseoducto era una fuente de ingresos destinados en parte por Rusia a la guerra ,es el mismo modus operandi utilizado / obligando a las_expañas a eliminar el acuerdo con el país proruso Argelia ……..este país le pagaba el gas Rusia le vende armamento a los argelinos ,dinero el cual iba a Rusia para financiar la guerra ucraniana de desgaste …….

    el artículo confirma lo que desde el primer momento pensé …..la duda es para quién trabaja el canciller alemán =¿?

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad