Sí, de acuerdo, pero… mejor un Papa malo o incluso peor, que ninguno

Parece que la barca está a punto de zozobrar. Repetimos: parece que está punto, es decir, que ya no hay remisión, que el naufragio es irremediable. Y, además, quien la dirige parece que ni está ni se Le espera. También en aquella ocasión parecía lo mismo, toda vez que dormía profundamente incluso y a pesar de los vaivenes de la barca. Asimismo, los que iban en la barca, entrados en pánico y desesperación, además de no ver salida, sino todo lo contrario seguridad en el naufragio y consiguiente final de todos ellos, Le miraban entre sorprendidos, desesperanzados e incluso indignados por su “pasotismo”, por su sueño. Entre ellos comenzó a cundir el “sálvese quien pueda”, a pensar en buscar cada cual su propia y única salvación, a echar las culpas a los demás por lastrar la nave, a pensar en saltar de ella y confiar en sí mismos y en que por su cuenta, sin la rémora de la barca y de los demás, tendrían una oportunidad de salvarse. Peor aún. Más de uno Le increpó diciéndole: ¿Es que no Te importa que nos hundamos y perezcamos?

La Iglesia, la barca, muestra desde hace décadas estar a punto de zozobrar; y posiblemente más que otras veces porque en esta ocasión el mal afecta de manera muy grave a sus pilares: la liturgia, el Papa y la doctrina. Ha tenido otras crisis, ha estado en otras múltiples tormentas, tanto es así que de algunas de ellas salió muy mal parada perdiendo buena parte de sus miembros que siguen sin regresar a ella. Peor aún, también, cuando se ve afectada por escándalos tremendos, puede que como nunca antes. Asimismo, cuando es evidente que los pastores, comenzando por el principal, andan desvariados hasta límites posiblemente nunca antes alcanzados; cuando no, pasados al enemigo.

Todo eso es cierto, pero en contra de lo que muchos afirman, no es nuevo. Lo que sí es nuevo es la reacción de muchos de los que conservan, sin duda, la sensatez. Pero que han olvidado que hay que ser astutos, palabra de connotaciones poco asumibles, como serpientes, y humildes como palomas. Eso es lo que le ha pasado a Viganó, a las monjas de Belorado y muchos que, sin duda, sienten el dolor profundo de ver a la barca, a la Iglesia, sumida en la tormenta, a punto de naufragar, sin aparente remisión a la vista, y con el temor de que de seguir en ella se pierdan.

Al enemigo rara vez se le debe combatir de frente. Sólo cuando la superioridad propia es evidente y aplastante. Si no es así, siempre maniobrar por sus alas. El enemigo no es tonto, nunca hay enemigo pequeño, ni fácil, nunca se le debe minusvalorar. Gana la batalla quien mejor aproveche los errores del contrario y los propios sean pequeños; porque todos los cometemos. Cuando el enemigo es poderoso, hay que saber esperar, tener paciencia, aguardar el momento. Quemarse a lo bozo sólo sirve para achicharrarse y hacer el ridículo. Ponerse a tiro a pecho descubierto es, en realidad, darle armas al enemigo. El acto supremo de heroicidad hay que asegurarlo, pues de lo contrario, intentarlo a destiempo de nada vale. Si hay que morir, que sea matando, porque morir por morir, inmolarse para nada, es tontería. Todo lo dicho es lo que ha llevado a la excomunión a Viganó y a las de Belorado; por supuesto que salvando las enormes distancias. Y no me vengan con que sus excomuniones no son válidas, porque…

Además, cuidado con perder la objetividad en el análisis, el control y la serenidad, cuidado con dejarse llevar y más aún engañar, que el verdadero enemigo es un gran profesional de lo suyo, tiene a sus espaldas siglos de experiencia y es como un Mihura, es decir, que tiene y desarrolla inteligencia. No sea que haya encontrado por fin un arma perfecta y además de destrucción masiva como nunca antes para destruir a quien es su objetivo por excelencia: la Iglesia, cuya cabeza visible, sólo visible, en la Tierra, es el Papa del que sabe que pende toda ella. Todas las herejías, todos los ataques que ha padecido el Cuerpo Místico de Jesucristo han intentado lo mismo: destruir el papado, sea desde fuera o… desde dentro, es decir, aprovechando un mal Papa, que vaya si los ha habido.

Que este Papa es lo que es ya lo sabemos. Pero es el Papa, no le demos la razón o armas al enemigo que lo está deseando. Que es un mal Papa, que es aún peor que malo, que… pero es el Papa. Si negamos tal condición, si afirmamos que no lo es, eso es lo que hizo Lutero con el éxito que conocemos, es lo que quiere el enemigo, es el suicidio de la Iglesia, ese sí será el naufragio sin remisión de la barca, no lo duden. Por eso, mejor un Papa malo o incluso peor, sí, como este, que ninguno. Porque sin Papa nos ocurrirá como a los herejes que vagan como pollos sin cabeza y volverá aquello que ya ocurrió de yo soy de Pablo, yo de Pedro, yo de Juan, yo de Viganó, yo de Lefevre, yo de éste, yo de aquél y al final… yo de mí mismo.

Viganó se equivocó. Las monjas de Belorado, salvando infinitas distancias con él, por supuesto, para qué decir. Cuando el jefe, aunque sea el Papa, desvaría o incluso algo peor, primero, hay que tener en cuenta que pasará a la otra vida antes o después, pues por su condición de ser humano tiene fecha de caducidad y otro vendrá que puede que lo haga desear o… ojalá todo lo contrario, Dios dirá; segundo, que en tiempos de desolación, como los actuales, no hay que hacer mudanza bajo ningún concepto; tercero, que las tormentas son donde se prueba la valía del marinero, que las crisis son, también y si se saben aprovechar, crisol donde se forja el soldado; cuarto, que se nos juzgará por nuestra perseverancia en el combate propio y colectivo, no por las victorias o fracasos, pero que sin duda se nos condenará si abandonamos el combate o la barca con la excusa de que la tormenta arrecia o el patrón duerme; quinto, que se vallan los otros, nosotros no; sexto, que seamos astutos como serpientes, que combatamos con inteligencia, que tenemos la razón, pero que el enemigo es especialmente poderoso por lo que tenemos que extremar la prudencia para no ponernos a tiro, para no regalarle oportunidades que no va a desaprovechar, ni armas que no tenía; y, séptimo, que no importa, que ni siquiera está dormido, pues sólo lo aparenta, que no nos abandona, que claro que no quiere que ninguno perezcamos, que tiene Sus planes que son perfectos que… por supuesto ni podemos entender, por lo que de nada vale intentarlo, ni menos aún cuestionarlos, porque ambas cosas son perder el tiempo.

Viganó se equivocó; y como él se equivocan muchos. No ha sabido combatir bien su combate, no ha llegado a captar y conocer bien al enemigo que le ha tocado combatir.

Sigamos en la barca, hoy si cabe más que nunca. Incluso atémonos a ella para que nadie nos eche fuera. Demos la cara, no importa que nos la rompan, tampoco que parezca que el enemigo todo lo puede, que todo lo logra, que es cada día más fuerte, porque es sólo apariencia, porque más dura será su caída, pero tampoco nos quememos a lo bonzo, pues mal favor le hacemos a la causa que es la causa de Nuestro Señor que, no lo olvidemos, es la verdadera cabeza de la Iglesia, el patrón de la barca, invencible, todopoderoso, que nos ha prometido, nos ha asegurado, la victoria final, ojo, final, sí, final, pero sólo si perseveramos, si no abandonamos la barca por mucho que parezca, pues sólo lo parece, que está a punto de naufragar.


35 respuestas a «Sí, de acuerdo, pero… mejor un Papa malo o incluso peor, que ninguno»

  1. “ No pretendas apagar con fuego un incendio,
    ni remediar con agua una inundación”
    Confucio
    Usted es el ayudante del diablo, la única duda es, si viste su máscara a tiempo partido o a jornada completa.

    1. Caballero, revise su nivel de imbecilidad, lo tiene muy alto. Y haga el favor de no escribir tonterías ni estupideces que no vienen al caso de lo que se escribe. Y no use este medio para insultar y faltar al respeto a la Guardia Civil y al ejército como ya le dije en otra ocasión. Su respuesta me importa un rábano. No sé moleste.

  2. El autor utiliza la misma respuesta que los votantes socialistas cuando se les recriminan los robos y atropellos del PSOE: …si, pero son de los nuestros. En mi vida he conocido 7, Papas, empezando con Pío XII. Ha habido un papa masón, Juán XXIII, otro homosexual, Pablo VI, pero un Papa ATEO Y SATÁNICO como el «okupa» del Vaticano ni en mis peores sueños lo pude imaginar.

  3. Bueno.
    Papa, Papa…
    Puede ser también un «Papa», además de hereje, no canónicamente elegido.
    Tremendo, sí, pero díganselo a la Mafia de San Galo que escribió que se confabularon para hacer las trampas posibles para elegirlo, lo que supone, además de la invalidez, la excomunión de ellos y, si hubiera estado en el ajo (como parece), del elegido.
    Y hay otras posibles causas de invalidez (4 votaciones en un día, etc), algo prolijo de recordar pero que ahí esta.
    Eso supone un problema, sí, singular y gravísimo. Pero hay que aceptar los Hechos.
    En Garabandal se dijo que la Virgen proclamó el Fin de los Tiempos y después que «el Vaticano se trasladaría a Fátima». Con lo que eso puede suponer.
    No es pues extraño, pues, una situación extrema de la Iglesia, una situación que cuadra con la que Cristo se preguntó que si «hallaría fé en la Tierra» cuando volviera por segunda vez (Parusía).
    Y eso de que se extinguirá casi totalmente la fé en la Tierra puede incluir al Papado (casi necesariamente). Y sería la segunda vez que ocurriera en la Historia de la Humanidad: en tiempos de Jesucristo el Sumo Sacerdote y la mayoría del Sanedrín (equivalentes al Papa y la Curia) no solo habían abandonado la fé (Ley Mosáica de la Antigua Alianza), sino que mataron a Jesús.
    Tremenda y aterradora problemática que no hay que excluir.
    A los católicos de a pié todo ello se reduce, en primera instancia, a conservar la fé individualmente y buscar los sacramentos (válidos, lo que cada vez será más difícil) con los pocos pastores leales que van quedando y quedarán.
    Y actuar en consecuencia en lo demás.

  4. Cuando se pone a dirigir a la Iglesia a un enemigo declarado de Dios (el humo de Sstanás ha entrado en el Vaticano, como decía Pabo VI),
    o a dirigir España a un declarado enemigo de la Patria, como Pedro Sánchez,
    TODO LO MALO SE NOS DARÁ POR AÑADIDUDRA.
    Yo rezo todos los días para que el ¿Antipapa? y al Presidente les llame Satán a su lado, lo antes posible…, PUES AMBOS SON NEFASTOS Y DESTRUCTIVOS.
    Y lo malo del ¿Papa? actual es que ha generado un Colegio Cardenalicio a su gusto y antojo, de forma que el próximo PAPA, SERÁ IGUAL O PEOR QUE ÉL…

  5. *****Carta de Mel Gibson al arzobispo Viganò*****

    8 de julio de 2024

    Estimado Arzobispo,

    Estoy seguro de que no esperabais otra cosa de Jorge Bergoglio.

    Sé que usted sabe que él no tiene autoridad alguna, así que no estoy seguro de cómo esto le afectará en el futuro. Espero que continúe diciendo misa y recibiendo los sacramentos usted mismo; es realmente una insignia de honor ser rechazado por la falsa iglesia postconciliar.

    Te admiro profundamente por sufrir públicamente esta grave injusticia. Para mí y para muchos otros eres un héroe muy valiente.

    Como siempre, ha dado en el clavo en lo que respecta a la ilegitimidad de Francisco. Expresa los problemas fundamentales de la institución que ha eclipsado a la verdadera Iglesia. ¡Aplaudo su valentía al expresarlo, pero más que eso, al mantener la fidelidad a la verdadera Iglesia!

    ¡Eres un Atanasio moderno! Tengo todo el respeto por la forma en que defiendes a Cristo y a su iglesia. Estoy 100% de acuerdo contigo en que la iglesia postconciliar del Vaticano II es una iglesia falsa. Por eso construí una iglesia católica que solo rinde culto de manera tradicional. Eres bienvenido a venir y celebrar misa allí en cualquier momento.

    Por supuesto, ser llamado cismático y ser excomulgado por Jorge Bergoglio es como una insignia de honor cuando consideras que es un apóstata total y te expulsa de una institución falsa.

    Recuerden que el verdadero cisma exige innovación, algo que ustedes no han hecho pero que Bergoglio hace con cada respiración.

    Él, por tanto, es el cismático, pero ya se excomulgó ipso facto por sus numerosas herejías públicas (canon 188 del código de 1917).

    Como ya sabéis, él no tiene poder para excomulgaros porque ni siquiera es católico.

    Así que, ¡alegraos! Estoy con vosotros y espero que Bergoglio me excomulgue también de su falsa iglesia.

    Bergoglio y sus compañeros tienen la ropa y los edificios, pero tú tienes la fe.

    Dios te bendiga y te guarde. Si necesitas algo, solo pídelo. Haré todo lo posible por ayudarte.

    Con admiración y respeto eterno.

    Mel Gibson

    Fuente: Aldo Maria Valli

  6. Lamentable artículo, de un cinismo y mala baba ejemplares. Todo en él es falso, pero lo más doloroso es ver cómo algunos se siguen aferrando al Poder de la secta bergogliana. Aceptemos la Sede vacante realmente existente.

    Desde la publicación el 18 de Diciembre de 2023 de Fidúcia Súpplicans, los “Reconoce-resistores” (R&R), como también los apologistas de la secta del Vaticano II, han estado haciendo increíbles ejercicios de gimnasia mental para evitar la inescapable conclusión del sedevacantismo. Fidúcia Súpplicans (FS) permite a los “sacerdotes” de la secta del Vaticano II “bendecir” parejas que no están casadas según la doctrina de la Iglesia; fornicadores, adúlteros y sodomitas. Los argumentos empleados por los R&R y los apologistas de la secta del Vaticano II muestran o (a) ignorancia culpable o (b) engaño deliberado respecto a la auténtica doctrina católica sobre el papado.

    La burrada que he leído en la internet y en “X” (otrora Twitter) me convenció de que los tradicionalistas necesitan volver a los fundamentos respecto al oficio del papado y a los temas relacionados a la vacancia de la otrora Santa Sede. Si tienes malas bases de cualquier disciplina, no puedes esperar conseguir de ello algo correcto. Si un estudiante no puede entender la adición y la sustracción, no esperes que él aprenda la multiplicación y la división. 

    Lo esencial:

    PRIMER PRINCIPIO: UN HEREJE NO PUEDE CONSERVAR (O CONSEGUIR) EL PAPADO

    La Iglesia siempre ha enseñado que el Papa, como teólogo privado, puede profesar herejía y caer de su cargo inmediatamente por Ley Divina:

    – Pruebas

    * San Alfonso María de Ligorio, Doctor de la Iglesia: «Si incluso el Papa, como persona privada, cae en herejía, cesa en el momento del Pontificado» (Œuvres Complètes, tomo IX, pag. 232).

    * Teólogo Serapio de Iragui: «…los teólogos comúnmente conceden que el Romano Pontífice, si cayere en herejía manifiesta, no será más miembro de la Iglesia, y por ende tampoco podrá ser llamado su cabeza visible» (Manuále Theologíæ Dogmáticæ. Madrid: Ediciones Studium 1959, pág. 371).

    * Canónigo Cesare Badii: «A través de la herejía notoria y abiertamente divulgada. Un papa públicamente hereje dejaría de ser miembro de la Iglesia; por esta razón, ya no podría ser su cabeza» (Institutiónes Juris Canónici. Florencia: Fiorentina 1921, págs. 160 y 165). 

    * Teólogo Dominic Prümmer: «Por la herejía notoria y abiertamente divulgada, el Romano Pontífice, si cayere en herejía, por el mismo hecho [ipso facto] es considerado está privado de la potestad de jurisdicción incluso antes de cualquier declaratoria de juicio de la Iglesia… Un papa que caiga en pública herejía cesará ipso facto de ser miembro de la Iglesia; por tanto, también cesaría de ser la cabeza de la Iglesia» (Ver Jus Canóicum. Roma, Gregoriana 1943,  tomo II, pág. 453). 

    * Código de Derecho Canónico de 1917: Canon 188, sección 4: «Hay ciertas causas que efectúan la renuncia tácita (silente) de un cargo, cuya renuncia es aceptada de antemano por obra de la ley, y por ende es efectiva sin necesidad de declaración alguna. Estas causas son… (§ 4) si el clérigo defecciona públicamente de la Fe Católica».

    * El teólogo Gerald Vincent McDevitt escribe:
    «La defección de la fe debe ser pública. Cabe señalar inmediatamente que la adhesión o la inscripción en una secta no católica no es necesaria para constituir la publicidad que exige el canon» (Ver The Renunciation of an Ecclesiastical Office, [1946], pg. 139).

    *El gran canonista Henry Amans Ayrinhac enseñó en su Legislación General en el Nuevo Código de Derecho Canónico:
    Pérdida de los oficios eclesiásticos. Los cánones 185-191 «…aplican a todos los oficios, del más bajo al más alto, sin exceptuar al Sumo Pontificado» (p. 346). 

    Los herejes no pueden alcanzar el papado.

    El Canon 188 simplemente reafirma que un hereje tiene prohibido por la Ley Divina obtener el papado. Los canonistas anteriores al Vaticano II afirman que no es el derecho canónico, sino la Ley de Dios, lo que impide que un hereje como Bergoglio obtenga el cargo de Papa en primer lugar.

    Prueba:

    *Según el canonista Coronata, «III. Nombramiento del cargo de Primado. 1. Lo que exige el derecho divino para este nombramiento: … También se requiere para su validez que el nombramiento sea de un miembro de la Iglesia. Herejes y apóstatas (al menos los públicos) quedan, por tanto, excluidos» (Institutiones 1:312; Énfasis mío).

    *Según Wernz-Vidal: «Aquellos capaces de ser elegidos válidamente son todos los que no están prohibidos por la ley divina o por una ley eclesiástica invalidante… Los que están excluidos como incapaces de ser elegidos válidamente son todas las mujeres, los niños que no han alcanzado la edad de la razón; también los afligidos por locura habitual, los no bautizados, los herejes, los cismáticos…» (Jus Canonicum 1:415; Énfafis mío).

    Ítem más:

    Bergoglio era un hereje mucho antes de su supuesta «elección» en 2013. Según la Liga Anti-Deformación judía: «El cardenal Bergoglio mantuvo una estrecha relación con la comunidad judía en Argentina. Ha celebrado varias festividades judías con la comunidad judía argentina, incluyendo Janucá, donde encendió una vela en la menorá, asistió a una sinagoga de Buenos Aires para Slijot, un servicio previo a Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío, así como una conmemoración de la Kristallnacht, la ola de violentos ataques nazis contra los judíos antes de la Segunda Guerra Mundial» (See https://www.adl.org/news/press-releases/adl-congratulates-new-pope-francis; Emphasis mine).

    El «Cardenal» Bergoglio también participó en un servicio ecuménico en el que un ministro protestante «le impuso las manos» como acción religiosa: «…el entonces Cardenal Bergoglio —arzobispo metropolitano de Buenos Aires, primado de la Iglesia Católica en Argentina y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina— está arrodillado, con la cabeza inclinada, entre el padre Raniero Cantalamessa y el líder carismático católico Matteo Calisi, con el pastor evangélico Carlos Mraida extendiendo su mano hacia la cabeza del cardenal, mientras el pueblo invoca al Espíritu Santo sobre él» (See http://www.catholicworldreport.com/2014/09/05/francis-ecumenism-and-the-common-witness-to-christ/; énfasis mío).

    Participar en un culto religioso falso, según los canonistas y teólogos aprobados, es una manifestación de herejía y/o apostasía. Según el teólogo Merkelbach, la herejía externa consiste no sólo en lo que alguien dice, sino también en la dictis vel factis, es decir, «los signos, los hechos y la omisión de hechos» (Ver teólogo Merkelbach, Summa Theologíæ Morális, 1:746).

    Por lo tanto, los tradicionalistas no rechazan a Bergoglio porque haya perdido su cargo, sino porque, en primer lugar, ¡nunca podría haberlo obtenido! De hecho, la Iglesia enseña la pérdida del cargo papal por la profesión de herejía, pero ni siquiera necesitamos seguir ese camino. Bergoglio era un hereje al que la Ley Divina le impedía llegar a ser Papa. Además, no se trata de un caso de «Bergoglio actuando mal», sino de un hereje manifiesto incapaz de obtener el cargo.

    Sería negligente si no mencionara también el decreto del Papa Pablo IV, Cum ex Apostolatus Officio de 1559. El pontífice decretó que si alguna vez resultaba que alguien que fue elegido Romano Pontífice se había «desviado de la fe católica de antemano o haber caído en herejía alguna», su elección, incluso con el acuerdo y consentimiento unánime de todos los cardenales, sería «nula, jurídicamente inválida y sin valor».

    SEGUNDO PRINCIPIO: HEREJÍA NOTORIA Y CONTUMAZ DEFINIDA

    La herejía se define como «una enseñanza que es directamente contradictoria con una verdad revelada por Dios y propuesta a los fieles como tales por la Iglesia». (Ver teólogo Parente, Dictionary of Dogmatic Theology , Bruce Publishing Company, [1951], pág. 123). 

    Toda la humanidad fuera de la Iglesia se puede dividir en cinco (5) amplias categorías en relación con la Iglesia:

    1. Infieles. Estos son humanos que nunca han sido bautizados. El mismo nombre «infiel» proviene del latín «no de la fe». No ser de la fe significa no haber sido nunca válidamente bautizado. Bajo este título pertenecen los paganos, los judíos, los mahometanos, los que profesan ser cristianos pero no tienen un bautismo válido y los ateos, agnósticos y deístas no bautizados. 

    2. Cismáticos. Los cismáticos preservan su fe en la Verdad revelada, pero rechazan la obediencia al Papa o la comunión con los fieles católicos. En sentido estricto, los cismáticos no pecan contra la fe, sino contra la obediencia y la caridad. Se subdividen en (a) cisma puro y (b) cisma mixto. El cisma puro es muy raro hoy en día. El cisma mixto se aplica a las sectas orientales y a la llamada secta antigua católica, porque niegan una o más verdades de la fe divina y católica (por ejemplo, el origen divino y la primacía del papado, la Inmaculada Concepción, etc.). Son herejes hoy, precisamente por negar una o más verdades de fe.

    3. Apóstatas. Estos son aquellos que, habiendo tenido un bautismo válido en la Iglesia Verdadera, abandonan completamente la fe para convertirse en judíos, mahometanos, o abandonan la fe por el ateísmo/agnosticismo. Rechazan TODA la Iglesia, no sólo la obediencia debida a Ella (cisma puro), o uno (algunos) dogmas (herejes). 

    4. Herejes formales . Se trata de ex católicos que han negado una o más verdades de la fe divina y católica. Una verdad es «divina» cuando está contenida en el depósito de la Revelación que finaliza con la muerte del último Apóstol (San Juan) en el año 100 d.C. Es «católico» cuando el Magisterio lo propone a los fieles para que lo crean (ya sea extraordinariamente a través de la definición ex cathedra de un Papa o del Concilio Ecuménico aprobado por el Papa; o de la enseñanza del Magisterio Universal y Ordinario como lo explica el Concilio Vaticano I). en 1870). 

    5. Herejes materiales. Estas son personas válidamente bautizadas que fueron criadas en una secta no católica (antes de la edad de la razón eran católicas, pero no se consideran herejes formales ya que nunca tomaron la decisión consciente de negar un dogma cuando comenzaron a ser criados en la secta no católica). secta no católica), o convertirse directamente como adulto a una secta no católica, por ejemplo del judaísmo, etc. Los herejes materiales deben ser de buena fe para ser verdaderamente clasificados como tales, pero de todos modos están fuera de la Iglesia. 

    Todas las clases de personas mencionadas anteriormente están fuera de la Iglesia. Técnicamente, también hay cismáticos puros materiales y formales. La herejía es a la vez un pecado y un «delito» ( crimen en el Derecho Canónico). Dado que el Papa está por encima del Derecho Canónico, el delito de herejía no se aplica. Sin embargo, es el pecado de herejía el que provoca la pérdida del cargo por ley divina. La herejía es un pecado que coloca a uno fuera de la Iglesia. Niegas tanto el origen divino de una verdad revelada como la infalibilidad del Magisterio que la propuso. (Todo lo anterior, excepto donde se indique lo contrario, fue condensado del teólogo MacKenzie, The Delict of Heresy in its Commission, Penalization, Absolution , CUA Press, [1932], págs. 15-18).

    El teólogo Berry resume muy bien: «Los herejes y cismáticos manifiestos están excluidos de ser miembros de la Iglesia. Los herejes se separan de la unidad de fe y culto; los cismáticos de la unidad de gobierno, y ambos rechazan la autoridad de la Iglesia. En lo que respecta a la exclusión de En lo que respecta a la Iglesia, no importa si la herejía o el cisma son formales o materiales . Aquellos nacidos y criados en herejía o cisma pueden ser sinceros en sus creencias y prácticas, pero rechazan pública y voluntariamente a la Iglesia y se adhieren a sectas opuestas a ella. . No son culpables de pecado en la materia, pero no son miembros de la Iglesia . Por esta razón, la Iglesia no hace distinción entre herejía formal y material cuando recibe conversos en su redil. (Ver Rev. E. Sylvester Berry, The Church of Christ [St. Louis, MO: B. Herder Book Co., 1927], p. 226. 

    Herejía y pérdida del cargo papal:

    El gran santo, teólogo y Doctor de la Iglesia, Roberto Belarmino, enseña: «Un Papa que es un hereje manifiesto automáticamente deja de ser Papa y cabeza de la Iglesia, así como deja de ser cristiano y miembro de la Iglesia. Por lo tanto, , puede ser juzgado y castigado por la Iglesia [¡precisamente porque ya no es el Papa!— Introibo ] Todos los primeros Padres son unánimes en enseñar que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción, en particular San Cipriano, puesto grande. énfasis en este punto.» (Ver De Romano Pontificio, II:30)

     Según el Doctor de la Iglesia San Alfonso María de Ligorio, «Si alguna vez un Papa, como persona privada, cayera en herejía, inmediatamente caería del pontificado». (Ver lo anterior ).

    ¿Cómo se manifiesta la herejía? Según el teólogo MacKenzie, «las palabras son el medio de comunicación ordinario, pero no el único. La exteriorización completa del pensamiento puede existir en signos, actos u omisiones». ( Delito , pg.35) Vamos a desglosarlo:

    (a) Palabras. Un dogma puede ser negado mediante una declaración contradictoria o contraria. Por ejemplo, es un dogma que «La Iglesia Católica Romana es la Única Iglesia Verdadera, fuera de la cual no hay salvación». La declaración contradictoria lo niega: «La Iglesia Católica Romana NO es la Única Iglesia Verdadera, fuera de la cual no hay salvación». Una afirmación contraria no es una negación directa, pero va contra el dogma. Por lo tanto, el Vaticano II fue herético cuando afirmó en Unitatis Redintegratio, párrafo #3 que Cristo usa sectas no católicas como «medio de salvación». Es herético porque si puedes obtener la salvación siendo luterano, entonces hay salvación fuera de la Iglesia Católica Romana.

    (b) Actos. Pensemos en el «San» Juan Pablo II besando el Corán que niega la Trinidad y la Divinidad de Cristo. Recuerde arriba, Bergoglio («Papa» Francisco), celebrando Janucá con los judíos en 2012 cuando todavía era «cardenal». (Consulta: Dado que JPII es un “santo”, ¿ese Corán que besó es una reliquia de segunda clase para ser venerada por los fieles?). 

    (c) Omisiones. Piense en Bergoglio ocultando su crucifijo a los judíos y fracasando en su intento de convertirlos.

    Los herejes son incapaces de mantener o alcanzar el cargo papal. En el caso de un Papa válidamente elegido, si cae en herejía como teólogo privado, cae de su cargo. En el caso de un hereje manifiesto antes de la «elección», no logra alcanzar el cargo. Según el canonista Baldii: «Excluidos como incapaces de ser elegidos válidamente [Papa] están los siguientes: mujeres, niños que no han alcanzado la edad de razón, aquellos que sufren de locura habitual, los no bautizados, herejes y cismáticos …» (Ver Institutiones Iuris Canonici [1921]).

    ¿Qué pasa si el Papa no se da cuenta de que lo que dice es una herejía o si la gente lo toma a mal? ¿Eso lo exime de perder el cargo? La respuesta es un rotundo NO.

    La Ley Divina exige que el Papa debe, en el foro externo (públicamente), demostrar que conoce y cree en las verdades de la fe católica. No se requiere que tenga conocimiento interno o intención de ser herético. Si niega aunque sea un dogma, debe ser considerado no católico y no miembro de la Iglesia, que ya no puede ser cabeza de la Iglesia a la que no pertenece. Nuevamente, según MacKenzie, «La comisión misma de cualquier acto que signifique herejía… da base suficiente para la presunción jurídica de depravación herética… Las circunstancias justificativas deben probarse en el foro externo, y la carga de la prueba recae en el persona cuya acción dio lugar a la imputación de herejía. En ausencia de tal prueba, se presume que todas esas excusas no existen » (Ver Delito, pág. 35).  

    ¿Quién eres tú para juzgar hereje al Papa?

    Un famoso «hombre del saco» de R&R: el sedevacantismo «juzga» al Papa. En cuestión de procedimiento el R&R tiene razón, “La Primera Sede no es juzgada por nadie” como lo dice claramente el Canon 1556 del Código de 1917. Como explica el canonista Cappello, «La inmunidad del Romano Pontífice. ‘La Primera Sede no es juzgada por nadie’. (Canon 1556). Se trata de la Sede Apostólica o del Romano Pontífice que por la misma ley divina goza de inmunidad plena y absoluta.» (Ver Summa Juris Canonici 3:19.) Sin embargo, un Papa que se convierte en un hereje manifiesto pierde su cargo por LEY DIVINA, y un apóstata, como Bergoglio, no puede alcanzar el cargo. Ésta es la enseñanza de todos los canonistas y teólogos anteriores al Vaticano II. (Por citar sólo algunos, Van Noort, Coronata, Dorsch, Iragui, Prümmer, Regatillo, Salaverri y Zubizarreta). Los sedevacantistas no destituyen a nadie, simplemente reconocemos un hecho que ya ocurrió.

    En realidad no es una herejía.

    Otra objeción frecuentemente planteada es que no importa lo que haga el supuesto «papa», en realidad no es una herejía. Por ejemplo, JP II besó el Corán y Bergoglio rezaba con los judíos para mostrarles respeto e intentar convertirlos. Ah, no. El Vaticano II al que adhieren Montini (Pablo VI) hasta Bergoglio (Francisco), está lleno de herejías. ¿Qué enseña realmente el Vaticano II sobre las religiones falsas no cristianas? En Nostra Aetate, párr. #2, leemos:

    Así, en el hinduismo los hombres contemplan el misterio divino y lo expresan a través de una fecundidad no gastada de mitos y de una investigación filosófica inquisitiva. Buscan liberarse de la angustia de nuestra condición a través de prácticas ascéticas o de una meditación profunda o de un vuelo amoroso y confiado hacia Dios. El budismo en sus múltiples formas reconoce la insuficiencia radical de este mundo cambiante. Enseña un camino por el cual los hombres, con un espíritu devoto y confiado, pueden alcanzar un estado de libertad absoluta o alcanzar la iluminación suprema mediante sus propios esfuerzos o mediante ayuda superior.

    Ambas religiones falsas y paganas se basan en la HEREJÍA del panteísmo, es decir, la falsa doctrina de que el universo y Dios son una y la misma sustancia. Esto contradice la enseñanza INFALIBLE del Concilio Vaticano de 1870:

    CANON 3. Si alguno dice que Dios y todas las cosas poseen una misma sustancia y esencia: sea anatema.

    No existe ningún «vuelo amoroso y confiado hacia» el Dios Verdadero que sea negado por el panteísmo. 

    Sin embargo, la raíz de toda la herejía modernista del Vaticano II –de la que derivan todas las demás, directa o indirectamente– es la falsa eclesiología. Lumen Gentium párr. #8:

    Esta es la única Iglesia de Cristo que en el Credo se profesa como una, santa, católica y apostólica, que nuestro Salvador, después de su resurrección, encargó a Pedro pastorear, y a él y a los demás apóstoles extender y dirigir con autoridad, que Él erigida para todos los tiempos como «columna y puntal de la verdad» Esta Iglesia constituida y organizada en el mundo como sociedad, subsiste en la Iglesia católica , que es regida por el sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él, aunque muchos elementos de santificación y de verdad se encuentran fuera de su estructura visible. Estos elementos, como dones propios de la Iglesia de Cristo, son fuerzas que impulsan hacia la unidad católica.

    Por todo ello, Sr. Juan Cruz, deje de confundir y desinformar desde su heterodoxa tribuna de neocon recalcitrante.

    1. Igual el Sr Juan Cruz ha escrito eso para que usted me de a mi que soy neófito en el tema está lección magistral.
      Desde mi ignorancia en este tema .
      Saludos cordiales.

    2. En la Bula a perpetuidad CUM EX APOSTOLATUS OFFICIO de S.S. Pablo IV añade algo muy interesante: Los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe. Es decir, que sí perseveras o sigues con ese hereje, pasas a ser hereje con él.
      En este caso concreto de Bergoglio, nadie con espíritu cristiano puede de alguna justificarlo conociendo sus fechorías satánicas.
      ¡¡¡¡¡¡¡ Te vas enterando Juan Cruz !!!!!!!
      Dejo el enlace:
      https://www.mercaba.org/MAGISTERIO/cum_ex_apostolatus_officio.htm

      Evidentemente es absolutamente DIOS –entre otros declarados en la Biblia, por medio de Pablo en su Carta a los Gálatas 1, 8-10– más rotundamente claro:
      “8 Más si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. 10 Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”

      Estamos en unos tiempos en que la mentira campa a nivel global. Se está atacando tanto a la DIVINIDAD como al género humano. Nadie podría hacer un ataque de este calibre si no está la mano (inteligencia) de Satanás por detrás.
      Cuando Judas Iscariote participaba en la SAGRADA ÚLTIMA CENA el diablo entró en Judas. En el caso de estos usurpadores de la Silla Petrina de Roncalli a Bergoglio, estos ya iban con Satanás con anterioridad a su puesta en escena en Roma. Es un ataque a gran escala que afecta a la Iglesia y demás instituciones del mundo. Podríamos decir que desde Roncalli y, ya más claramente y contundentemente, desde Montini hemos entrado en los “últimos tiempos” en que la apostasía generalizada y la supresión del Sagrado Sacrificio se está consumando.
      Habrá que prepararse mucho especialmente en la oración y refugiarse en el Inmaculado Corazón de la Virgen María, vienen tiempos muy difíciles (como nunca lo hubo con anterioridad). Mantenerse fieles a CRISTO todo el tiempo de esta vida mortal que nos dé DIOS. ¡Ya descansaremos!
      ¡Viva CRISTO Rey!

    3. Brillante comentario, que merece los honores de ser publicado como un artículo, mañana mismo, pues aclarará las ideas a muchos creyentes.
      Gracias, amigo.

  7. Muchos, como el autor de este artículo y otros que se cuelan, confunden el patriotismo ESPIRITUAL con el sionismo MASÓNICO, ni se enteran para qué se creó el sionismo político tras la Segunda Guerra Mundial. Nunca despertarán a la realidad, porque son adictos al dinero de su amo, actitud lúdica que los posee, mucho más que a los de izquierda que tanto critican. España ya no tiene arreglo al no tener pueblo la defienda, el sionismo internacional maneja a los muñecos de izquierdas y de derechas, un invento del siglo XVII para controlar al ganado y nutrirse de él. La desorientación espiritual es la causa de que no puedan despertar, por eso sirven al verdugo insensatamente que los lleva al matadero y arrastra a los demás. Pero con una diferencia, los que moriremos de pie y no arrastrados como los gusanos, tenemos resuelto la voluntad interior que emana del espíritu. En cambio, los perdidos, desorientados, extraviados en los engaños del maligno que les nubla la mente y les impide resolver su voluntad en el laberinto de la psique, están condenados. Es la falta de valor para despertar el espíritu, miedo a la pérdida, por eso no saben que es y todo es confusión en ellos y no estarán preparados para el juicio final de los tiempos, que no queda mucho, aunque el tiempo es relativo e ilusorio. Todo sucede en el interior de cada hombre o mujer, en el proceso de su muerte, el juicio de sí mismo, si tiene resuelta su voluntad y está en comunión con el espíritu santo, si es que quiere trascender este mundo o repetir su agonía.

    Saludos cordiales

    1. Con la lectura de los dos primeros artículos de este enlace que os pongo, se puede discernir quién mueve los hilos de los extraviados y manipulados por el CFR y la Trilateral, que es el sionismo político internacional, los dueños de los algoritmos en las elecciones, por eso tienen mayoría accionista en sus empresas de recuento de votos, la gran estafa PONZI político-económica-social.

      https://eladiofernandez.wordpress.com/

      Saludos cordiales

    2. Cuando escribía mis líneas no había leído todavía tantos comentarios de cristianos valientes, arrojados, verdaderos. Dios os bendiga. Qué alegría ver tantos de los pocos, porque cada uno de nosotros se siente a veces tristemente solo, como si fuera el último. Perseveren los héroes que van delante con la Cruz.
      ¡Viva Cristo, Rey de España!

  8. Señor Cruz: lo que está pasando con el clero y el gobierno de la Iglesia sí es algo nuevo, novísimo. Nunca jamás desde la cátedra de San Pedro se había blasfemado, injuriado y cometido sacrílegos como estamos viendo ahora. El que reclama ser papa rinde culto a los ídolos en público, blasfema contra la preciosa sangre de Cristo, ofende a Su Santa Madre, lava los pies a pervertidos, da la comunión a masones, herejes y abortistas, autoriza a bendecir a las parejas sodomitas, “excomulga” a cristianos y comete indecibles sacrilegios más. Lo que Usted insinúa es desvergonzadamente falso, pues todo esto sí es algo nuevo, nunca visto ni imaginado.
    Escribe Usted:
    “Al enemigo rara vez se le debe combatir de frente”.
    ¿Cómó? ¿No hay que hacer como tantos mártires? Insiste Usted:
    “Quemarse a lo bozo sólo sirve para achicharrarse y hacer el ridículo”.
    Tenemos, pues, Señor Cruz, que Usted ridiculiza a Jesucristo, que voluntariamente se sacrifica hasta la muerte por nosotros. Me deja Usted pasmado, Señor Cruz: ¿qué peligro pretende Usted evitar exponiéndose temerariamente a la ira de Dios?
    El que lea, que entienda. Hagan sus apuestas, señoras y señores. Llévese cada uno su premio bien calentito: un plato de ricas lentejas o persecución, escarnio y muerte.

  9. ¿La verdad ya no nos hace libres?

    No esperaba tener que leer tal sarta de «sensateces católicas» en El Español Digital. Ha sido una completa sorpresa para mí.

    Juan Cruz, al menos, ha sabido elegir el más idóneo momento del año para salir de su particular «armario».

  10. Bergoglio sólo es la punta de iceberg, después de él pondrán a otro masón. El problema es la logia del Vaticano, como dijo Lefebvre; es decir la toma de la Iglesia formal de cartón piedra por parte del marrano anglosionista; o sea, por los amos; es decir, por los labradores arrendatarios asesinos de turno, que, al servicio de Satanás adulteraron el Odre Viejo y después el Nuevo… en esas estamos. Por supuesto, la toma de la Iglesia de cartón piedra no es la toma de la Iglesia de Pedro, mucho más allá de piedras y ladrillos, inmaterial y compuesta por los verdaderos fieles que siguen el verdadero sendero. Y claro es que la toma de esta organización terrenal es la enésima por parte de los dueños del mundo; antes cayeron muchos buenos y organizaciones, como la Inquisición española y los verdaderos jesuitas; hoy extintos.
    El futuro, quizás demasiado inmediato a este ritmo, es China; ahí podemos ver más o menos, lo que será de los verdaderos fieles; y digo más o menos, porque los medios cientifico-técnicos de sometimiento del prójimo, son objetivo primordial de los amos, por los que evolucionan de un día para otro, respaldados por todos los medios.

    Es evidente que el pseudo papa actual va contra los cristianos, es decir, contra el Cristo; desde el momento en que respalda al partido Comunista Chino; aprobando el pseudo clero( comisarios políticos )impuesto por ‘papa estado'( un eufemismo, el disfraz para referirse a la élite usurera ). Bergoglio y sus mariachis, son un antipapa masón y una logia lacaya del marrano; unos anticristo encargados de desviar hacia el mal, e imponer la religión masona para ateos y satanistas liberaloides, dentro de una granja comunistoide esclavista humanoide. No por casualidad respaldan toda la basura progre anticristiana, super financiada hasta en la sopa.

    Son los príncipes de los sacerdotes, escribas y fariseos del odre nuevo, con sus túnicas blanqueadas como sepulcros, pero rellenas de toda inmundicia. A Bergóglio le sucederá otro tal.

    1. Resumiendo, Bergoglio no es un mal papa; no es un papa, porque el actual vaticano, no es el Vaticano, ni tiene pinta de que lo vuelva a ser, porque este perro no suelta sus presas; nunca las soltó. Es tan evidente que remitir el problema a la personalidad de un individuo me lleva a dudar del que lo afirma; que más parece querer convencer a los más incautos de ello.

  11. Totalmente de acuerdo con el mensaje que el artículo de Juan Cruz quiere transmitir: A pesar de la figura del actual Papa, como católicos hay que seguir en la Iglesia y evitar un nuevo cisma, lo cual no significa que se deban compartir todas las decisiones papales, ni tampoco que no se deban criticar cuando ellas vayan contra la enseñanza de la Iglesia.

    1. Soy un buen católico, creo, aunque pecador, y siempre hago o pienso LO CONTRARIO DE LO QUE DICE FRANCISO.
      Todo lo que hace o dice va en contra del Magisterio de la Iglesia.
      Y pienso QUE TODO LO QUE NO ES TRADICIÓN, ES TRAICIÓN….

    2. Ya no es cuestión de cisma, es cuestión de enemigos de CRISTO y de la humanidad dentro de la Iglesia. NO es estrictamente una sola persona como es Bergoglio, es desde Roncalli a hoy en día. Satanás por medio de la Masonería Eclesiástica llevaba siglos anhelando poder llegar a la cúspide de la Iglesia. Desde esta cúspide se ha apartado o se ha ido lo más granado del clero católico (para no apostatar de CRISTO) y de esta manera, para colocar a los más siniestros –del mismo palo- en sus puestos vacantes. Con la puesta en marcha del Novus Ordo Missae en 1969 supuso la no celebración del Sacrificio Perpetuo y la Apostasía al mismo CRISTO. Conviene tener bien claro que tanto Roncalli, Montini, Wojtyla, Ratzinger, Bergoglio son los Arrio de los últimos tiempos, es un ORGANIZACIÓN SATÁNICA –interconectada y continua a lo largo del tiempo – que ha pervertido tanto a los miembros de la actual supuesta Iglesia como a la Doctrina Católica. Esta organización satánica eclesiástica va pareja con la organización satánica exterior que controla el mundo (¿le suena la Agenda 2030?) y, ni que decir tiene, que la dirección y tutela de todo este desastre, ruina, muerte y destrucción es llevada por el mismísimo Satanás. El asistir hoy en día a una supuesta Misa es asistir a un aquelarre satánico aunque la gente no sea consciente de ello. Afortunadamente, hoy en día, son tales las barbaridades que cometen ya sin disimular, que NADIE con un mínimo de moral católica (incluso –voy más lejos- de moral natural) puede aceptarlo por válido y sin escandalizarse. Tal como dije en un comentario anterior, el que sigue o defiende a un hereje se hace cómplice de dicha perversión herética, es un hereje más.
      Es Vd. un vende humos satánicos.

    3. Al Anónimo bis:

      Sofista neocón, deje de tocar la bandurria herética y estudie algo. Se le va a licuar el cerebro de dar por buenas las tesis de San Juan Cruz.

  12. Vaya, la que se ha liado. Furia, es poco.
    Leí el artículo cuando aún no había ningún comentario y me pareció buenísimo, claro incluso en dejar claro que al autor este Papa le parece no malo, sino peor.
    Claro al exponer la historia, sucintamente, de la Iglesia en la que ha habido crisis de tomo y lomo como esta o peores (arrianismo, por ejemplo).
    Claro a la hora de decir que hay que ser inteligentes. Algo así como aquel que decía que si hay que ir se va, pero ir para nada es tontería.
    Y, claro, a los que han reaccionado con tanta furia se les ve el plumero sedevacantista que ¿está declarada como herejía? (sólo pregunto)
    ¿Y quién está autorizado para declarar a un Papa hereje y por ello no-Papa o incluso anti-Papa? ¿Los comentaristas de un blog por mucho que crean, digan o incluso demuestren saber? ¿Cuál es el procedimiento para ello? ¿Declarar en un blog hereje y antiPapa a un Papa y ya está? ¿Por que yo lo digo?
    Por favor.
    Si la Iglesia no tiene Papa desde los días del Vaticano II, entonces ya no hay cardenales legítimamente creados (ni obispos, ni sacerdotes). Pero entonces, ¿cómo volverá la Iglesia a tener Papa, si la disciplina habitual sólo otorga a los cardenales el poder de elegir Papa?
    Unos enlace interesantes, por cierto nada sospechosos, para leer sin orejeras, claro:
    https://fsspx.mx/es/que-debemos-pensar-los-sedevacantistas-31627
    https://infovaticana.com/2024/06/25/la-fraternidad-de-san-pio-x-marca-distancias-con-vigano/

    1. Es de suponer que Vd. esté notando el “ambiente” rarillo en todos los aspectos. Es algo que va a ir a más y mucho peor. No sé si a Vd. le suena la Gran Tribulación, si no le suena, le diré que está escrita y que, muy posiblemente, estemos entrando en ella. La sentirá en toda su máxima expresión cuando tenga que decidir entre elegir ser fiel a CRISTO o adorar a la bestia: “Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre”. De momento, los hay que por un plato de lentejas siguen a Bergoglio.
      Dice: “Pero entonces, ¿cómo volverá la Iglesia a tener Papa, si la disciplina habitual sólo otorga a los cardenales el poder de elegir Papa?” La Iglesia militante está pasando por su segunda Pasión, pero la superará.
      Aquí ya tiene que intervenir DIOS mismo. Es cuestión de esperar. Mientras tanto resistir siendo fieles a CRISTO.

    2. Al tal Félix, tontolaba neocón:

      Reitero lo suscrito arriba:

      ¿Quién eres tú para juzgar hereje al Papa?

      Un famoso «hombre del saco»: el sedevacantismo «juzga» al Papa. En cuestión de procedimiento el R&R tiene razón, “La Primera Sede no es juzgada por nadie” como lo dice claramente el Canon 1556 del Código de 1917. Como explica el canonista Cappello, «La inmunidad del Romano Pontífice. ‘La Primera Sede no es juzgada por nadie’. (Canon 1556). Se trata de la Sede Apostólica o del Romano Pontífice que por la misma ley divina goza de inmunidad plena y absoluta.» (Ver Summa Juris Canonici 3:19.) Sin embargo, un Papa que se convierte en un hereje manifiesto pierde su cargo por LEY DIVINA, y un apóstata, como Bergoglio, no puede alcanzar el cargo. Ésta es la enseñanza de todos los canonistas y teólogos anteriores al Vaticano II. (Por citar sólo algunos, Van Noort, Coronata, Dorsch, Iragui, Prümmer, Regatillo, Salaverri y Zubizarreta). Los sedevacantistas no destituyen a nadie, simplemente reconocemos un hecho que ya ocurrió.

      En realidad no es una herejía.

      Abur.

      1. El insulto es el rebuzno del ser humano que lo convierte en animal
        Es el argumento de los que carecen de ellos
        Es la prueba de su desvarío
        Demuestra indigencia mental
        Viniendo de uno que va de súper católico, puro e inmaculado y poseedor él solo de TODA y UNICA verdad es prueba de que le corroe más soberbia que a Satanás al cual, en realidad, rinde culto
        Y a mi sus recursos me la pelan
        Por lo demás siga, siga que ya verá al final

  13. Qué pena que no pudiese usted aconsejar, en su día, a San Atanasio, porque de ese modo la Iglesia hubiera dejado de existir y ahora tendríamos cada uno nuestra propia iglesia hecha a nuestro gusto.
    Lo que ocurre es que muchos detestan a Viganó porque con su ejemplo les demuestra lo cobardes y miserables que son.
    Qué Dios nos de fuerza y coraje para resistir estos tiempos de apostasía.

  14. Creo que siempre habrá, hasta el fin, una Iglesia oculta y perseguida, clandestina; pues no queda otra. Y, como en los albores, tendrá sus grados y quizás sus papas, aún. Claro que, serán como al principio, los primeros mártires a exterminar. Como dijo el Cristo, el final va a ser duro( como lo fue el principio ).
    Por supuesto, nada que ver con el circo masón vigente ni con el circo marrano protocolario que venga después; que serán los únicos que aparezcan en pantalla( el resto verdadero será boca a boca, me temo ).
    Los que se quieran engañar con los sucesivos Bergoglios y demás eminencias, pues que lo disfruten.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad