Si el abad del convento se pasa el día jugando a los naipes…

El título de este breve artículo es un refrán que, con gran acierto, me repetía mi mentor, que en Gloria esté, una y mil veces: «Si el abad del convento se pasa el día jugando a los naipes, imagínate lo que pueden estar haciendo los frailes». Pues bien, veamos.

Joe Biden, un católico «a su carta», o sea, una mier..coles de católico, abortista hasta las trancas, visita a Francisco I el cual no le recrimina para nada tal blasfemia sacrílega, sino que le felicita. A continuación, Biden se va a St. Patrick’s Catholic American Community, iglesia de habla inglesa que es el principal lugar de culto de la comunidad católica estadounidense en Roma y que se encuentra cerca de la Embajada de los Estados Unidos y, ni corto ni perezoso, comulga de las sacrílegas manos del P. Joe Ciccone, originario de Brooklyn y sacerdote paulista desde hace más de 30 años, vicerrector de dicha iglesia, quien, preguntado por el hecho dijo la siguiente barbaridad que no hay por dónde cogerla: “La comunión es lo que nos une en el Señor. Ninguno de nosotros es puro y perfecto. Luchamos por la vida. Todos somos santos y pecadores, y cuando eres una figura pública tienes que tomar ciertas decisiones, especialmente en una democracia, en nombre de algo más que tus propios sentimientos personales”; y se quedó tan pacho, olvidando aquello él, el papa y Biden aquello de que «De manera que cualquiera que comiere este pan, o bebiere el cáliz del Señor indignamente, reo será del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Por tanto, examínese a si mismo el hombre, y de esta suerte coma de aquel pan y beba de aquel cáliz. Porque quien lo come, y bebe indignamente, se traga y bebé su propia condenación, no haciendo el debido discernimiento del Cuerpo del Señor.» (I Corintios 27,28,29)

Esperemos que en la asamblea plenaria de los obispos norteamericanos de este mes de Noviembre por fin se decida retirar la Comunión, o sea, a excomulgar, y públicamente, a Biden y a los miles de «católicos Biden» que hay en los Estados Unidos y esperemos que las demás Conferencias Episcopales del mundo hagan lo mismo… bueno, ya saben, la esperanza, dicen, es lo último que se pierde.

Y mientras el abad, o sea el Papa, y sus adláteres, o sea los obispos, incluidos los españoles, se pasan como vemos el día jugando a los naipes, es decir, renegando del Evangelio que tendrían que estar constantemente predicando, pues:

  • Según la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) el número de mahometanos en España alcanza ya el 4% de la población.
  • Son 200.000 los españoles conversos al Islam.
  • Ceuta y Melilla son las ciudades españolas donde la proporción de mahometanos resulta mayor con un 43% y 52% de su población, respectivamente. Imagínense lo que significa en caso de que Marruecos se decida a dar el paso al frente.
  • Hay ya 1.700 mezquitas, entre grandes y pequeñas, legales o ilegales, conocidas o clandestinas, en España.
  • Más de la mitad de los mahometanos que viven en España son extranjeros (sobre todo marroquíes, pakistaníes y senegaleses). El resto son ya «españoles» por haber adquirido la nacionalidad a través de las múltiples facilidades que se les dan; aunque muy importante son ya también los españoles de origen y sus descendientes.
  • Cada vez son más las administraciones de todo tipo que les amparan y admiten sus constantes, múltiples y radicales exigencias de «derechos», y  cada vez son más los centros educativos y de cualquier otro tipo que acceden a dichos «derechos».
  • En su meta está la reivindicación de aquel Al Ándalus mítico tan tergiversado hoy, al que se presenta como ejemplo de convivencia ocultando que lo fue una vez que todas las iglesias católicas fueron destruidas –no hay en España iglesias visigodas más que en Asturias– y los cristianos o bien pasados a cuchillo u obligados a ponerse mirando a La Meca.

Por último, y porque en toda Europa cuecen habas, nuestro «querido» Consejo de Europa financia una campaña, cofinanciada por la Unión Europea, en la que anima al uso del velo mahometano con frases tan atrayentes como «la libertad con el hiyab» y carteles que elogian «la belleza de la diversidad» acompañados de imágenes de jovencitas mahometanas con dicho atuendo. Para mear y no echar gota… y… ¿por qué la campaña no puede ser un «póntelo, pónselo» de las diputadas y de sus maridos o parejas, respectivamente?

Juzguen ustedes mismos.


5 respuestas a «Si el abad del convento se pasa el día jugando a los naipes…»

  1. El Abad emérito ni está ni se le espera, y el abad en activo lleva un pin de la agenda 2030 en su elegante hábito. Al vice abad «carrero» se le aniquiló con cientos de kilos de TNT para tanques, y tras unos años de chapuzas organizativas y oscuros movimientos, hubo un «golpe de timón» tras la anterior chapuza que falló de tal modo que el abad se dedicó a jugar a los naipes, mientras el nuevo viceabad mons. PRISOE (con nexos en otras «fraternidades») hacía y desacía a sus anchas. Hoy el problema es más del sistema que de los abades, y el horizonte de un negro horripilante del que sólo saldremos con la ayuda sobrenatural. A rezar y a hacer cada uno lo que podamos, con la ayuda de Dios.

  2. …y el modelo actual es ¡el modelo italiano!, que también es el sistema electoral en Portugal, Grecia e Irlanda. Lo exigieron las izquierdas (carrillo y felipe gonzález) con apoyo de la social democracia alemana y el visto bueno de la CIA, como caperucita, «para controlarnos mejor». Partitocracia de la mala sin separación de poderes y con listas de partido (las listas abiertas son incluso peores que las cerradas, porque disimulan más y son igual de decididas por la cúpula partitocrática). Las decisiones se toman en «Génova» y en «Ferraz», y no en debates y votaciones parlamentarias… por eso se dice «partitocracia», todo se decide en las cúpulas, gobernadas dictatorialmente por el jefe del partido, que impone la línea a seguir… «la línea del partido», ya que son 3 ó 4 partidos estalinistas los que controlan el Estado, en lugar de sólo uno como en la Unión Soviética.

    El sistema partitocrático fue el oficial en Francia hasta el golpe de estado de De Gaulle, que fundó una república presidencialista con distrito electoral sin listas de partido (ni abiertas ni cerradas) y con una clara separación de poderes (de ahí la Grandeur francesa), y lo fue en Alemania hasta una reforma que hizo un 50% de listas y un 50% de distrito electoral, un frankestein por si acaso a Alemania le iba demasiado bien con un sistema como el francés ó el estadounidense.

    Luego la Constitución atea, laicista y antipatriota, y el HORROR de las autonomías del café para todos, que va camino de cargarse España, la nación más fuerte de Europa según Bismarck (ya todos conocemos la anécdota). España pareciera haber dejado de ser católica, y ha sido en gran parte de arriba a abajo, dirigida por sus peores enemigos. Pero las cagadas ya están hechas, y hay que mirar al futuro pidiéndole ayuda a Dios.

  3. Ese patético -aunque MALVADO- TÍTERE de la MASONERÍA llamado Biden, ya está AMORTIZADO. De hecho, ya lo estaba antes de presentarse a las últimas elecciones cuando, ILEGALMENTE, fue proclamado presidente.

    Biden, fue el candidato por una sencilla razón: después del FRACASO de esa depravada ramera de Satanás de la Clinton, la masonada pensó que, si se presentaba esa otra perra rabiosa llamada Kamala Harris, ésta, se comería, igualmente, lo que se comió Clavijo: un puto pijo.

    Dicho de otro modo, Biden, fue tan sólo un ARIETE. Se trata de un presidente INTERINO.

    Acordaos de lo que os digo: los hijos de la viuda, tardarán cero coma en APARTARLO del cargo y colocar en el mismo a esa asquerosa Jezabel de la Harris.

    Ése, fue el plan -de la MASONERÍA, se entiende- desde el principio.

    Por otro lado, y en lo tocante al FALSO PROFETA, en cuanto el ANTICRISTO se presente al mundo, pasará a un segundo plano.

    El IMPÍO Bergoglio es al anticristo lo mismo que San Juan Bautista fue a Cristo: su PRECURSOR, aquél que le está allanando el camino.

    Por cierto, el destino de dicho anti-Papa está sellado. En Apocalipsis 20,10, está bien claro cuál será:
    «Y el Diablo, el seductor (Satanás), fue arrojado al estanque de fuego y azufre, donde están también la bestia (anticristo) y el falso profeta (Bergoglio), y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.»

  4. Son datos escalofriantes los del avance de la islamización en España. No obstante, se los presentas a los perroflautas de la forma más serena y educada posible, y lo que obtienes es la respuesta de siempre, invariablemente, a saber: «Es falso lo que dices, no hay tal invasión. Tu discurso es xenófobo, insolidario, de extrema derecha, islamófobo, y siembra el odio. La inmigración es necesaria e inevitable, hay que acogerlos». Si les recuerdas que las violaciones perpetradas por inmigrantes mahometanos africanos se han multiplicado alarmantemente en países como Suecia, y también la inseguridad en barrios enteros de Bélgica, Francia, Suecia, etc, te esponden que todos los hombres son potencialmente violadores.

    Vamos, que te contestan con gansadas, falsedades e insensateces que causarían risa si no causaran sobre todo consternación y pena. Pero les da igual, les importa un pepino, dado que la dictadura del relativismo actual sepulta toda pasión por la verdad. De manera que es inútil cualquier intento de diálogo con los progres o perroflautas, dado su infranivel de conciencia moral, de dignidad y hasta de vergüenza. Dado su infranivel discursivo o argumentativo. Dado su desprecio al cristianismo, al precio de acoger las «bondades» del islamismo, entre las que estas necias perroflautas insisten en querer olvidar la infravaloración y la sumisión de la mujer al hombre en todas las sociedades islámicas.

    Pobre Europa, a pesar de oasis de esperanza como son países como Polonia, Hungría y poco más. Sociedad enferma como sin cura posible ya.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad