Aún estamos a tiempo: presionemos para parar el sínodo de la familia 2018

Ya es oficial que del 22 al 26 de Agosto de 2018 se celebrará en Dublín, Irlanda, el IX Encuentro Mundial de las Familias. Pues bien, nada más hacerse oficial el programa ya ha saltado el Diablo…

Compartir
mm

Ya es oficial que del 22 al 26 de Agosto de 2018 se celebrará en Dublín, Irlanda, el IX Encuentro Mundial de las Familias. Pues bien, nada más hacerse oficial el programa ya ha saltado el Diablo en su butaca; y es que parece mentira, pero los clérigos no dan ni una o… sí.

 

De entrada, el lema ya crea cierto nerviosismo «Amoris. Let´s talk Family! Let´s be Family!»; y es que lo de Amoris sigue levantando ampollas en donde se menta, como la horca en casa del ahorcado.

 

Descargar programa

No contentos los obispos irlandeses con tal falta de sensibilidad, introducen en la página 24, correspondiente a la Sesión Segunda que tratará sobre «La visión cristiana de la familia», nada más y nada menos, o sea, precisamente en esta sesión y no en otra, una fotografía doble de lo más llamativa.

 

Como pueden ver, para los obispos irlandeses, al menos, y mucho nos tememos que para otros tantos igual, puede encajar en la visión cristiana de la familia la imagen de la derecha, es decir, la de dos sodomitas femeninas que, por si la cosa no estaba clara, tiene pintadas en sus muñecas los colores que viene utilizando desde hace algunos años el lobby sodomítico en todo el mundo. Así, tan católicos e importantes prelados, en la página 24 nos la cuelan, nos la dan con queso, nos sueltan una patadita más, nos toman el pelo y nos indican de por dónde pueden muy bien ir los tiros en tan importante sínodo.

 

Monseñor Brendan Leahy

Pero es que además, en la presentación de dicha sesión se incluyen frases tan clarificadoras como las que siguen: “Mientras que la Iglesia defiende el ideal del matrimonio como un compromiso permanente entre un hombre y una mujer, existen otras uniones que brindan apoyo mutuo a la pareja. El Papa Francisco nos anima a no excluir sino a acompañar a estos parejas también, con amor, cuidado y apoyo…”. Por si fuera poco, el excéntrico Monseñor Brendan Leahy, obispo de Limerick, afirmaba en una entrevista sobre este evento que “…vivimos en tiempos cambiantes y la familia también está cambiando…” y, a continuación profundizaba asegurando que «…estar encantado con la unión de la diversidad total de la familia… el encuentro del año próximo es para todas las familias, para la familia tradicional, padres solteros, personas en segundas relaciones, personas divorciadas y vueltas a casar, personas de gran fe y sin fe, personas de otras creencias, personas que están de acuerdo con la Iglesia y con aquellos que no están de acuerdo.”. Todo lo cual ha permitido a numerosas agrupaciones sodomíticas expresar de manera efusiva su alegría por poder asistir a este sínodo «católico» –manda eggs– y ser reconocidos a priori una vez más como «modelo de familia».

 

Pues bien, como ya estamos hartos de tanta memez, por nuestra parte vamos a dar la cara y a pedir que o se corrige públicamente no sólo el programa y esa fotografía, sino también el contenido ya elaborado, o el nuevo despropósito clerical –y puede que incluso papal– no debe celebrarse toda vez que no hay garantías de su máxima ortodoxia.

 

Para ello, y debido a que por el momento, como no podía ser de otra forma, el vicio del corporativismo tan arraigado en el clero mundial parece que impedir que algún prelado o sacerdote alce su voz desde ya contra el nuevo desafuero, cuando aún hay tiempo, si pasado un tiempo prudencial, es decir, unos pocos días, no se alzan esas voces y el silencio cómplice sepulta toda posibilidad de que se suspenda el encuentro, comenzaremos a actuar para, al menos de nuestra humilde parte, que no quede.

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*