Sobre el Concilio Vaticano II, por el P. Raniero Cantalamessa

Por sugerencia del comentarista «Miquel», les ofrecemos la conferencia que con motivo del 50 aniversario del Concilio Vaticano II dio en su día el P. Raniero Cantalamessa, cardenal, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, teólogo, fungido como predicador de la Casa Pontificia desde 1980, durante los pontificados de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco I.


51 respuestas a «Sobre el Concilio Vaticano II, por el P. Raniero Cantalamessa»

  1. Miquel te amplio esta conferencia con otro vídeo y de los mismos personajes:

    https://www.youtube.com/watch?v=LExvKbDMxp0

    Estos mismos personajes aplauden a uno de la Sinagoga de Satanás –el rabino Skorka- cuando dice que “estamos esperando al Mesías” –es decir: al anticristo- y, como no podía ser de otra manera, con Bergoglio a la cabeza de estos traidores de N. S. JESUCRISTO y del género humano.
    Gracias por enviar tan evidentes vídeos aclaratorios en que se regocija tu alma.
    Estos vídeos van cargados de puro engaño, de pura mentira, de pura muerte. Son puro veneno.

    1. El que el rabino Skorka -al igual que muchos otros rabinos y creyentes judíos- estén a la espera del Mesías (para ellos no es el Anticristo, sino su salvador) es coherente con su fe, puesto que ellos no reconocen (todavía) a Nuestro Señor Jesucristo como Mesías, tal como sí hacemos los católicos y cristianos en general. Por otro lado, a lo largo de la historia han habido muchos otros rabinos y judíos que ya dieron ese paso, y en la actualidad parece que aumenta su número.
      Se trata, como desde el principio, de proseguir con la labor evangelizadora, predicando la Buena Noticia de que el Mesías ya llegó. En esta línea hay que entender las posturas de acercamiento a otras religiones por parte de la Iglesia Católica.
      Los aplausos y abrazos no significan dar la razón, sino respetar la persona del otro que cree diferente, sin por ello renunciar a que comprenda la Verdad. Es una actitud que entiende la tarea de la misión evangelizadora no como una confrontación y rechazo, sino a partir de la convicción del otro. Lógicamente, se puede discrepar, y hasta habrá quien quiera volver a métodos «más persuasivos», pero, por suerte, la Historia nos enseña de los errores del pasado.

      En cuanto a los dos videos del Padre Cantalamesa, veámoslos con mentalidad abierta, exenta de prejuicios, y luego opinemos.

      1. Para entender los videos es necesario conocer el Magisterio tradicional de la Iglesia, Es necesario conocer con qué claridad y autoridad hablaba la Iglesia. ¿Estaba anticuada? ¿El Magisterio tradicional no respondía a los tiempo nuevos?
        Tradicionalmente la Iglesia ha defendido que la autoridad viene de Dios; que los Estados deben promulgar leyes acordes con la ley divina y el derecho natural; ha defendido la relación Iglesia – Estado; ha defendido sus derechos sobre la legislación del matrimonio; ha defendido a ultranza la enseñanza católica para los jóvenes; ha condenado sin paliativos el aborto; ha defendido que la religion católica como la única verdadera. Ha enseñado con autoridad que no se pueden obedecer leyes promulgadas por el Estado que atenten contra la ley divina.
        ¡Y en el video tenemos que oír que el Espíritu Santo estaba ausente de la Tradición!
        ¿Qué Iglesia es la que tenemos y cuál la que hemos perdido?
        La Tradición era un impedimento al nuevo Estado democrático liberal anticristiano. Era necesario una nueva Iglesia acorde con el nuevo credo liberal de la nueva sociedad. Una Iglesia que aceptara todo lo que la nueva sociedad imponía, y que es lo que estamos viviendo.
        Es decir, el Concilio fue la respuesta a las exigencias del nuevo Estado democrático. Una Iglesia que ya no hablara de leyes divinas, ni de relacion Iglesia-Estado, que no condenara, que no exigiera, que se callara y se sometiera a la autoridad del Estado.

        1. Así hablaba la Tradición «congelada» y «retrógada» cuando, por ejermplo, defendía la enseñanza católica:
          «El Estado puede exigir los bienes y la sangre, pero nunca el alma redimida por Dios. Por esta razón, la misión que Dios ha encomendado a los padres de proveer al bien temporal y al bien eterno de la prole y de procurar a los hijos una adecuada formación religiosa, NADIE puede puede arrebatarla a los padres sin una grave lesión el derecho».
          «El CRIMEN DE LESA MAJESTAD contra el Rey de los reyes de los que dominan cometido contra una educación de los niños indiferente y contraria al espíritu y al sentimiento CRISTIANOS, al estorbar e impedir el precepto de Jesucristo: Dejad que los niños vengan a mi, producirá frutos amargisismos». Y bien que así es, y lo estamos viviendo en nuestra Patria.
          Son palabras de S.S. Pío XII.

        2. La mención al Espíritu Santo, en la segunda parte del video, es:
          – “Una laguna en el desarrollo de su argumento: La casi total ausencia del Espíritu Santo” (en el argumento del cardenal Newman, no en la Tradición)

          – “En la Tradición, el Espíritu Santo no jugaba ningún papel… «. Aquí, creo que el Padre Cantalamessa se refiere más a la «Tradición que ha quedado congelada en la letra», no a que en la Tradición toda este ausente el Espíritu santo, pues ya cita a san Ireneo, santo Tomás, etc., y se hace evidente por el contexto general que desde Pentecostés, el Espíritu Santo está presente en la Iglesia, pero quizás no se ha captado Su enorme importancia.

      2. Debes de tener un cortocircuito en tu cerebro pues confundes la Agenda 2030 con la Biblia. ¿Cómo van a reconocer algún día los Hijos de la Mentira a JESUCRISTO y al mismo tiempo esperar a un supuesto Mesías –que justamente para nosotros los cristianos es el anticristo-? Ese “mesías judío” es aquel que se apoderará del mundo poniendo al resto de la humanidad bajo el yugo de estos “iluminados satánicos” y que obligarán a todos les pongan una marca (la marca de la bestia) en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno podrá comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. ¿Te va sonando esto que guarda alguna similitud en lo del Apocalipsis y la Agenda 2030?
        ¿Cómo se puede “proseguir” -el vestido de hábito (Cantalamessa)- con una evangelización que va justamente contra el Evangelio negando justamente a JESUCRISTO como único Mesías? ¿Se aplaude a la venida del anticristo?
        ¿Por qué no se defiende al Mesías verdadero?

        Para estos impostores es necesario dar carpetazo a la Iglesia, deformando el Evangelio y suprimiendo la Tradición. De eso se trata, pues es el freno que han tenido desde JESUCRISTO hasta 1958 de su conquista del mundo.
        El “mesías” de estos Hijos de Satanás no tardará en aparecer, haciendo el mayor Mal posible; pero llegado un momento N. S. JESUCRISTO lo matará con el espíritu de su boca. Misma suerte correrán sus seguidores.
        ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que JESÚS es el CRISTO? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.

        La conferencia que se puede ver en los TRES vídeos arriba señalados (2 tuyos y 1 mío) reflejan perfectamente el espíritu embustero de sus participantes; además de traición a JESUCRISTO de los que van de sotana o hábito. Auténticos Hijos del Mal.

        No es cuestión de opinar o de discrepar o de superar no sé qué errores del pasado. Tengo la mentalidad perfectamente abierta y no es cuestión de prejuicios, sino de defensa de la FE, defensa de N.S. JESUCRISTO.

        Deberías añadir que en esta conferencia (la que dio el vestido de hábito Cantalamessa) el rabino Skorka recibió el doctorado Honoris Causa en la Universidad Católica Argentina de manos de Jorge Bergoglio ¡Qué menos!
        Estás mezclando verdades con mentiras y eso solo lo hacen los Hijos de la Mentira. Lo dicho: PURO VENENO.

        1. ¡Ay, cuánto daño puede hacer el libre examen y el no encontrar un referente adecuado!
          Recomiendo hacer caso al último párrafo de un comentario a este artículo: «escojamos bien nuestras influencias y la información que entra en nuestros oídos y en nuestras conciencias, porque tiene una importancia enorme.»

          1. Dices: Ay, cuánto daño puede hacer el libre examen y el no encontrar un referente adecuado!
            El único referente adecuado es CRISTO. El tema del libre examen es un tanto peligroso pues sin unas referencias claras deja abierto al libre albedrio, que evidentemente es la cualidad que tiene toda persona, de ajustar a su medida lo que es bueno y lo que es malo. Debemos de tener claro que podemos elegir la libertad y la vida eterna al seguir a N. S. JESUCRISTO; también somos libres para elegir el cautiverio y la muerte como resultado de seguir a Satanás.

            Dices: «escojamos bien nuestras influencias y la información que entra en nuestros oídos y en nuestras conciencias, porque tiene una importancia enorme.»
            Teniendo un increíble patrimonio cultural cristiano, una cantidad ingente de grandes santos y cristianos ejemplares, unos grandísimos doctores de la Iglesia, unos hechos históricos realizados por actuación Divina,… . ¡Y nos vamos a fijar y prestar atención sobremanera en unos mindundis de tres al cuarto (Cantalamessa, Bergoglio,…) que lo único que hacen es destruir todo a su paso! Su lema –de estos del VCII- es borrón y cuenta nueva; es decir, destruir la Iglesia de CRISTO para hacer una nueva.

            No entiendes nada, de nada, de nada. Y eso es sencillamente porque no tienes espíritu cristiano.
            Das el perfil de acérrimo seguidor de Bergoglio Iscariote. De conocerte Bergoglio, te ficharía ya ¡si es que ya no estás fichado!

          2. ¿ Y tú, Miguel, escoges bien tus influencias y la información que entra en tus oídos?
            Yo creo que en esa faceta puedes y debes mejorar no mucho, muchísimo.

      3. Perfecto…. ¿como era eso de informarse a través de Internet?…Mucho mejor informarse y crecer en la fe a través de los que siempre han negado a Cristo, que insultan de la peor manera a su Madre y que nos llaman goyim.. !mucho mejor, donde va a parar!!

      4. Está más claro que el agua.
        Miguel es un difusor de la herejía del modernismo, porque para él no existen los dogmas inmutables.
        Por otra parte quién siendo coherentemente cristiano forma parte el mismo equipo que Bergoglio y Tucho?

          1. Me gustaría que confirmases que crees en la inmutabilidad de los dogmas y en la capacidad de la Iglesia para fijar verdades inmutables que ni un Concilio ni varios Papas pueden modificar sin incurrir en herejía.

            Todo este hilo se debe a que defiendes a quienes ignoran los dogmas de la Iglesia. Y en todos los hilos en que intervienes defiendes que lo afirmado por unos Papas, está válidamente modificado por otros

  2. En modesta opinión, aún con lo que pudiera tener de bueno el Vaticano II, que yo creo que poco, muy poco, lo que ha traído y creo que nadie lo puede dudar, es, cuando menos, confusión, cuando más ruptura, con una y otra cosa, malo, muy malo dicho concilio. Más: lo utilizan los modernistas, los a la carta, para tirárnoslo a la cara los que no comulgamos con ellos, alegando que «lo dice el vaticano II», lo cual es aún peor, mucho peor.

    1. Sí, se acostumbra atribuir al CVII una serie de consecuencias (tanto buenas como malas), pero es muy difícil saber y diferenciar qué procede del Concilio y qué procede del mundo en general, de la propia sociedad, de las leyes civiles, de la ciencia, de la política … Por ejemplo: ¿Hasta qué punto y de qué modo influyó un documento conciliar sobre la pérdida de vocaciones religiosas? (cosa que también ocurre con las confesiones protestantes, éstas sin concilio al que atribuirle sus causas).

    2. La división es marcada Satan y eso, cuando menos, es lo que ha traído el Vaticano II
      QUE SE DEBA a sus textos o al aprovechamiento de sus fallos a posteriori da igual
      Sólo otro concilio tipo Trento que ponga las cosas en su sitio sin tapujos, incluso largando con viento fresco a no pocos podrá solucionar este desaguisado vaticanos segundo

  3. Con el padre Cantalamesa hay ciertas polémicas…
    he aquí un par de artículos de Infocatólica sobre el tema:

    «Cantalamessa predica que se puede ser salvo fuera de la Iglesia y sin la fe en Cristo» Infocatólica 3/12/22
    https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=45059

    «Fray Raniero Cantalamessa predica con errores sobre la Pasión de Cristo» 12/04/20
    https://www.infocatolica.com/blog/coradcor.php/2004110557-fray-raniero-cantalamessa-pre

    1. Sí, son muchas décadas de predicación, libros, etc. sobre temas diversos del Cristianismo. ¿Quién está libre de críticas, incluso de cometer errores? Pero aquí sólo trata del CVII.

      1. Bueno, he escogido dos críticas en Infocatólica, pero me parecen de hondo calado. La última de hace 7 meses, la otra de hace apenas tres años. Si alguien dice cosas dudosas ó incluso te escandaliza en un tema de gran importancia, ¿por qué debería seguir escuchándole en otros temas también importantes?. Ya digo que cada cual decida con su criterio a quién seguir, yo por mi parte lo tengo claro.

        1. He dado un vistazo a los dos enlaces indicados; luego están las llamadas a los textos íntegros de las predicaciones del Padre Cantalamessa.
          En efecto, se trata de temas teológicos de gran importancia. Razón de más para estudiarlos con detenimiento y aplicar una profunda exégesis, en especial sobre el problema clásico de cómo entender la «salvación fuera de la Iglesia».

  4. En estos años de vuelta a la Fe he aprendido que la Fe hay que cuidarla, y que errores doctrinales aparentemente pequeños y sin importancia pueden hacer un daño enorme, igual que cambiar el rumbo de un barco un solo grado hace que la embarcación llegue a un sitio muy diferente del planeado, con peligros enormes.

    Es por eso que la Iglesia siempre le ha dado una enorme importancia a la ortodoxia, y sin duda se la volverá a dar en un futuro. Por mi parte, intento que mis referentes doctrinales sean ortodoxos sin dudas, ya que la Fe hay que cuidarla, aunque por supuesto cada cual debe actuar según su criterio.

    En definitiva, que cada palo aguante su vela, pero escojamos bien nuestras influencias y la información que entra en nuestros oídos y en nuestras conciencias, porque tiene una importancia enorme.

  5. Mi agradecimiento a la Dirección de este apreciado diario digital por su receptividad para publicar estos dos videos del Padre Cantalamessa sobre el Concilio Vaticano II, los cuales ofrecen una visión que difiere de aquellas interpretaciones negativas de tal magno acontecimiento.
    Se hace así honor al lema de buscar «la verdad sin complejos» escuchando a todas las partes.

  6. El problema con el Concilio Vaticano II (más que las frases mal interpretables que pueda haber en alguna de sus actas) es que cuando no interesa, no se le obedece, ¡ese es el gran problema!, porque en realidad es un Concilio muy tradicional en la inmensa mayoría de sus textos.

    El Concilio Vaticano II no contiene ninguna herejía, aunque es cierto que hay personalidades tan importantes como Monseñor Schneider que afirman que hay algunas frases en algunas de sus actas que pueden ser mal interpretadas, y por lo tanto deberían matizarse en un Concilio posterior. Es la opinión de Mons. Schneider, pero me parece algo muy posible y que no habría mayor problema en realizar.

    Por lo demás, ya dijo Benedicto XVI que el verdadero problema fue el post-Concilio, que a la sombra del Concilio y con torticera intención anunció una «primavera de la Iglesia» falsa y no basada en los TEXTOS del Concilio, con un cambio de actitudes modernista y heterodoxo en muchos que invocaba al Concilio pero no coincidente con sus textos.

    También hay que decir que el CVII tuvo unas luchas interiores entre «progresistas» y «tradicionales» muy intensas, y diría yo que la lucha de los textos la ganaron los «tradicionales», pero la lucha de las actitudes y las interpretaciones posteriores la ganaron los «progresistas», al menos en ciertas áreas y aspectos.

    En definitiva, que los frutos cosechados en las décadas posteriores al Concilio han sido en algunos aspectos catastróficos (vaciamiento de templos y seminarios, caída intensa de católicos practicantes, etc), sin duda muy influenciado por una actitud errónea en algunos que surgió de las expectativas irreales durante el propio Concilio por parte del ala más progresista dentro de la Iglesia… y se dió un proceso que el propio Pablo VI llamó la «autodemolición» de la Iglesia y que en ella había entrado el «humo de satanas», con muchas variaciones posteriores. Benedicto XVI también lo llamó un «espíritu post conciliar», que no pocas veces rompía la hermenéutica de la continuidad y que no se basaba en el Concilio en sí mismo, que sí mantenía la hermenéutica de la continuidad.

    La Doctrina no ha cambiado (recordemos que el CVII fue un concilio exclusivamente pastoral, sin intención de definir ninguna Verdad de Fe), pero sí cambiaron cierta pastoral y ciertas actitudes en una parte de la Iglesia, con excepciones y matizaciones, pero que influye decisivamente en consagrados y fieles, y en lo más profundo de la situación actual de la Iglesia católica.

    1. La doctrina ha cambiado: la doctrina de que fuera de la Iglesia no hay salvacion, ya no se mantiene. La doctrina de que la auoridad viene de Dios, ya no se predica. La doctrina de que son las leyes y no la forma de gobierno lo que proporciona la libertad del hombre, ahora se niega. La doctrina que condena el comunismo, el liberalismo y el modernismo, se silencia. La doctrina de que las leyes del Estado deben respetar la ley divina y la ley natural se ha olvidado, pues esta doctrina es incompatible con la democracia liberal anticristiana. La doctrina de que la fuente de la dignidad humana es Dios, es silenciada. La doctrina de que la fe cristiana es la base de la civilización y de la cultura, es negada.
      Y muchísima doctrina más de la Tradición que el Concilio olvidó, rechazó y se avergonzó.

      1. La Doctrina no ha cambiado!!… y eso en mi opinión es un gran milagro y atestigua la sobrenaturalidad de la Iglesia Católica. Precisamente lo único que ha cambiado es la pastoral, la explicación, las actitudes, las homilías, los «teólogos» y sus «opiniones», pero no la Doctrina ni los Dogmas, que por otro lado no se pueden cambiar porque están definidos como inmutables. Hay silencios, pero no hay cambios. Puede haber documentos y frases ambigüas, pero no cambia la Doctrina.

        Sí, muchos silencian la Doctrina, pero eso no les justifica ni hace desaparecer la moral y los Mandamientos. Muchos predican otro evangelio, falso y contrario al verdadero, pero eso no cambia la Doctrina oficial de la Iglesia, que permanece inmutable. No importa qué alta sea la pastoral falsa, mientras no cambie la Doctrina ni el Dogma. Otros permanecen fieles, y serán el resto fiel que regenere la Iglesia.

        Ya San Pio de Pieltreccina, el padre Pío, dijo que satanas dirigiría una falsa iglesia en paralelo a la verdadera, pero eso no vuelve falsa la verdadera. La verdadera sigue, y con sus Dogmas y Sacramentos inalterados, y aunque muchas almas se pierden y hay escándalo, la Iglesia permanece Santa como institución Divina, y su Magisterio y sus Dogmas no cambian ni cambiarán jamás.

        Pasa como con los anticonceptivos… muchos (muchísimos) han dejado de predicar que su uso es pecado mortal, que no se puede comulgar si se usan, que son anti católicos y que ofenden a Dios, como dejó muy claro la encíclica de Pablo VI «humanae vitae», pero el hecho de dejar de predicarlo y de mencionarlo no hace que desaparezca la Doctrina ni el mandamiento de no usarlos.

        Allá cada uno si lo silencian a conciencia ó viniendo al caso el mencionarlo no lo hacen, no lo silenciemos nosotros y estaremos siendo católicos auténticos según la Doctrina actual de la Iglesia. Y como con eso, con lo demás.

      2. Es como si una cadena comercial tiene un horario de apertura al público…

        Es posible que muchos encargados de establecimiento no respeten el horario (que está escrito en un letrero a la puerta), que otros tapen el letrero con un poster ó un anuncio, que sus superiores encargados de disciplinar no les reprochen nada y no ejerzan las sanciones establecidas, pero si el horario oficial no cambia, entonces por mucho que parezca que no hay consecuencias y por mucho que los clientes tengan que aguantarse temporalmente y les cierren antes el local, sigue siendo el derecho del cliente que se respete la hora y siguen haciendo mal los que así actúan.

      3. La norma no ha cambiado, aunque muchos que deben informar de ella y hacerla cumplir no llevaren a cabo su tarea como debieran. Pero a Dios nadie le engaña, y todos deberemos rendir cuentas en orden a nuestra responsabilidad, a nuestros actos y a nuestras omisiones y negligencias. Toditos.

        1. No ha rebatido los cambios de doctrina que he expuesto. Y no lo ha hecho porque desconoce la doctrina tradicional católica. Desconoce la doctrina tradicional de los Papas anteriores al Concilio en materias tan vastas como el origen del poder político, sobre el fundamento de la dignidad humana, sobre la naturaleza de las leyes del Estado, sobre el derecho de los padres a la educación cristiana de sus hijos, sobre la necesidad de las relaciones Iglesia-Estado….
          Usted desconoce la doctrina de la verdadera libertad del hombre en la sociedad, doctrina que ha cambiado descaradamente tras el Concilio Vaticano II. Usted desconoce la doctrina tradicional sobre las relaciones internacionales de los Estados que se han de fundamentar en en derecho natural; esta doctrina ha cambiado en la Iglesia, nadie la recuerda y menos la defiende.
          ¿Sabe usted la importancia del derecho natural? Derecho natural que la Iglesia ya no defiende, porque entonces tendría que rechazar el divorcio, las uniones de hecho, la uniones homosexuales, las leyes de ideología de género, las leyes que atentan contra la ley de Dios…. Si la Iglesia mantuviera la doctrina tradicional del derecho natural estaría en pleno conflicto con el Estado. Pero no lo está, porque el Concilio estableció las bases de ruptura con la doctrina tradicional y así evitar el conflicto contra el nuevo Estado moderno democrático anticristiano.
          En temas de moral sexual se está enseñando en muchas e importantes e influyentes Universidades de la Iglesia la licititud del aborto, de la contracepción, de las relacones homosexuales, del cambio de sexo; y sin que ninguns autoridad eclesiastica haya puesto freno a esta locura. La contestación a la Humane Vitae dura mas de sesenta años; y ya se han hecho cambios en la enseñanza de la moral sexual en practicamente todas las universidades, enseñanza que se dirige a la laxitud de la moral sexual.
          No, usted desconoce la doctrina tradicional de la Iglesia. Dice que no ha cambiado y no sabe lo que dice. Usted no sabe la tragedia de la destrucción de la doctrina tradicional.

          1. Excelente tu comentario Pionono.
            Estos miserables destructores de la Doctrina Cristiana son cómplices hasta de las más elementales aberraciones actuales, ya ni tan siquiera por su silencio, sino por su apoyo directo en ello y como ejemplo más significativo y constatable es la Agenda 2030, auténtico ataque criminal a DIOS y a la humanidad.
            Quien apoye a Bergoglio (y a sus criminales seguidores –prácticamente la mayoría de obispos y sacerdotes-) no solo NO es cristiano, sino que además se ha transformado en enemigo de CRISTO. Ya estamos empezando a sufrir sus consecuencias y esto solo es el comienzo de lejos.

          2. @Pionono
            …yo soy carlista tradicionalista, además de frecuentar la Misa Tridentina, una maravilla. Pero es cierto que todavía me queda mucho por aprender del Magisterio Milenario, y aunque me informo mucho, sobre todo por vídeos y artículos, me gustaría profundizar más en los detalles, por supuesto.

            En mi opinión lo peor del post concilio es la nueva interpretación de la libertad religiosa, que en lugar de hacerlo en la línea de la tolerancia y no coacción, se interpreta torticeramente igualando la única religión verdadera con las religiones falsas, y eso es un terrible error teológico. De ahí se deduce falsamente que la Iglesia no es el único camino de salvación y nos lleva a una equivocada separación Iglesia-Estado que en realidad es un americanismo (la religión sólo en la esfera privada) que es el origen de muchísimos males y de la descristianización de España y del mundo.

            Sigo diciendo lo mismo LA DOCTRINA NO HA CAMBIADO, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡y eso es un gran milagro!!!!!!!!!!!!!. Ha cambiado la pastoral y las actitudes de gran parte de la Jerarquía, ha cambiado en dónde se hace énfasis, en lo que se silencia, en lo que se aconseja, en lo que se «ofrece» como doctrina… pero no la Doctrina oficial ni los Dogmas. Por ejemplo, comulgar de rodillas y en la lengua sigue siendo la única forma canónica de recibir la comunión, pero a través de «indultos» pedidos innecesariamente y de quitar los reclinatorios se ha quitado la costumbre y a veces se niega ese derecho… pero se niega ilegítimamente, porque la norma no ha cambiado.

            Los anticonceptivos ya no se predican, pero siguen siendo pecado normal, incluso Amoris Laetitia tiene un pie de página confuso y equívoco, pero no defiende de frente ninguna herejía, por eso aparecieron las «DUBIA», para que el Papa aclarara el equívoco, pero la norma no se cambió.

            Dices en tu mensaje «ya no se mantiene», «ya no se predica», «ahora se niega», «se silencia»… eso es precisamente lo que digo yo, por la vía de los hecos ya no se predica ó se silencia, pero la Doctrina Oficial y los Dogmas siguen vigentes, porque no han podido cambiarlos por mucho que silencien ó no la prediquen.

            En definitiva, una cosa es la pastoral y otra la Doctrina. La primera sí ha cambiado en el post concilio masivamente (y con un fracaso estrepitoso en vaciamiento de templos y seminarios, y una apostasía galopante), pero la segunda, la Doctrina milenaria de la Iglesia, no ha cambiado. No han podido cambiarla, gracias a Dios.

  7. Es como si en el Ejército cambian las actitudes y los énfasis en los mandos, pero los Reglamentos y la norma oficial permanecen vigentes, inalterados y sin cambiar. La Norma no se respeta ni se hace respetar desde gran parte de la jerarquía más alta hasta muchos cabos primeros, y pareciera que en el Ejército hay ahora nuevas normas… pero no es así, porque los Reglamentos y la legislación vigente permanecen inalterados, aunque no se exijan y se incumplan repetidamente. Para lo cual hay ambigüedades, medias verdades, mirar para otro lado, opiniones de «expertos», declaraciones de políticos y generales, etc.

    Ya no hay arrestos por ciertas cosas y sin embargo se te cae el pelo por otras que oficialmente son correctas… ha cambiado la praxis pero no los reglamentos.

    Pastoral frente a Doctrina oficial (y vigente), aunque esta última se silencie, no se haga cumplir, se predique en sentido contrario, etcétera.

    1. Ni el CVII con la Declaración Nostra Aetate, ni ningún otro documento conciliar, así como ningún otro documento procedente de los Papas iguala «la única religión verdadera con las religiones falsas, y eso es un terrible error teológico».
      Se trata de un «mantra» que ha tenido éxito entre quienes no han leido el texto o quienes están interesados en difundir falsedades.
      Le adjunto el enlace a esa Declaración para que Usted mismo lo compruebe. Es muy breve y preciso.
      https://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651028_nostra-aetate_sp.html

      1. Lo que dije en mi mensaje:
        «En mi opinión lo peor del POST-CONCILIO es la nueva INTERPRETACIÓN de la libertad religiosa»

        …Hay que leerse bien los mensajes. Lo que ha cambiado es la pastoral y la prédica, no la Doctrina, que se mantiene inalterable en los textos, pero no así en las actitudes, en las decisiones, en las frases, en lo que se defiende, en lo que se predica, en lo que se da por entendido, etcétera.

        El concepto de Libertad religiosa sólo es correcto cuando se asimila a «la tolerancia con el error y la no coacción», y no como se entiende en los países protestantes, igualar a todas, las falsas con la única verdadera. Pablo VI dijo claramente que en el tema de la libertad religiosa «la Doctrina anterior permanecía inalterada», por lo que interpretar la Libertad a la manera protestante ó agnóstica ó masónica no es legítimo.

        En este tema es imprescindible la lectura de un artículo de un colaborador de este medio, RON ALEDO:

        «Contra los ingenuos que creen que la Iglesia puede cambiar su Doctrina (algo imposible) o los que creen que la Iglesia «cambió» su Doctrina en 1965 con el documento Dignitatis Humanae, lo que muchísimos NO entienden es que Dignitatis Humanae estaba dirigida a los países Musulmanes, Paganos o bajo el Comunismo (en 1965 La Unión Soviética, Polonia, Lituania, Cuba, Vietnam, China, etc.). Este documento buscaba la Libertad individual de los CRISTIANOS perseguidos y oprimidos por las Dictaduras Comunistas o por los Gobiernos fundamentalistas Musulmanes donde ser cristiano estaba prohibido por Ley.

        El documento que SÍ estaba dirigido a los CRISTIANOS y a los PAÍSES CRISTIANOS en el CVII era «Apostolicam Actuositatem», en el cual se confirmaba y decretaba nuevamente la Doctrina inmutable y eterna de la Realeza de Cristo sobre las LEYES y las SOCIEDADES:

        «Este es el plan de Dios sobre el mundo, que los hombres restauren concordemente el orden de las cosas temporales y lo perfeccionen sin cesar. Todo lo que constituye el orden temporal, a saber, los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales, y otras cosas semejantes, y su evolución y progreso, no solamente son subsidios para el último fin del hombre, sino que tienen un valor propio, que Dios les ha dado, considerados en sí mismos, o como partes del orden temporal… Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo. A los pastores atañe el manifestar claramente los principios sobre el fin de la creación y el uso del mundo, y prestar los auxilios morales y espirituales para instaurar en Cristo el orden de las cosas temporales. Es preciso, con todo, que los laicos tomen como obligación suya la restauración del orden temporal, y que, conducidos por la luz del Evangelio y por la mente de la Iglesia, y movidos por la caridad cristiana, obren directamente y en forma concreta en dicho orden…».

        https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/viva-cristo-rey-2/

      2. Vaticano II, Unitatis redintegratio, # 3:
        “Por consiguiente, aunque creamos que las Iglesias y comunidades separadas tienen sus defectos, no están desprovistas de sentido y de valor en el misterio de la salvación, porque el Espíritu de Cristo no ha rehusado servirse de ellas como medios de salvación, cuya virtud deriva de la misma plenitud de la gracia y de la verdad que se confió a la Iglesia”.

        Vaticano II, Unitatis redintegratio, # 3:
        “… puesto que quienes creen en Cristo y recibieron el bautismo debidamente, quedan constituidos en alguna comunión, aunque no sea perfecta, con la Iglesia Católica. Efectivamente, por causa de las varias discrepancias existentes entre ellos y la Iglesia Católica, ya en cuanto a la doctrina, y a veces también en cuanto a la disciplina, ya en lo relativo a la estructura de la Iglesia, se interponen a la plena comunión eclesiástica no pocos obstáculos, a veces muy graves, que el movimiento ecumenista trata de superar. Sin embargo, justificados por la fe en el bautismo, quedan incorporados a Cristo y, por tanto, reciben el nombre de cristianos con todo derecho y justamente son reconocidos como hermanos en el Señor por los hijos de la Iglesia Católica”

        Vaticano II, Lumen gentium, # 16:
        “Pero el designio de salvación abarca también a los que reconocen al Creador, entre los cuales están en primer lugar los musulmanes, que, confesando adherirse a la fe de abraham, adoran con nosotros a un dios único, misericordioso, que juzgará a los hombres en el día postrero”.
        ¡Esto es blasfemia! ¡Los católicos adoran a Jesucristo y a la Santísima Trinidad, los musulmanes no!

        Vaticano II, Lumen gentium, # 16:
        “Y la divina Providencia tampoco niega los auxilios necesarios para la salvación a quienes sin culpa no han llegado todavía a un conocimiento expreso de Dios y se esfuerzan en llevar una vida recta, no sin la gracia de Dios”.

        Creo, Miguel, que estas «ocurrencias» ponen de manifiesto sus continuas mentiras

        1. Declaración Nostra Aetate
          Nostra aetate (vatican.va)

          n.2 Sobre las religiones no cristianas:

          La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres. Anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a Cristo, que es «el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn., 14,6), en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilió consigo todas las cosas.
          ..

          Decreto Unitatis redintegratio
          Unitatis redintegratio (vatican.va)

          n.3 Relación con los hermanos separados de la Iglesia católica:

          Solamente por medio de la Iglesia católica de Cristo, que es auxilio general de la salvación, puede conseguirse la plenitud total de los medios salvíficos. Creemos que el Señor entregó todos los bienes de la Nueva Alianza a un solo colegio apostólico, a saber, el que preside Pedro, para constituir un solo Cuerpo de Cristo en la tierra, al que tienen que incorporarse totalmente todos los que de alguna manera pertenecen ya al Pueblo de Dios.

          n.4 Ecumenismo:

          Pues, aunque la Iglesia católica posea toda la verdad revelada por Dios, y todos los medios de la gracia, sin embargo, sus miembros no la viven consecuentemente con todo el fervor, hasta el punto que la faz de la Iglesia resplandece menos ante los ojos de nuestros hermanos separados y de todo el mundo, retardándose con ello el crecimiento del reino de Dios.

          Más claro no puede quedar que en esos documentos del CVII se está diciendo literalmente que la Iglesia Católica es la ÚNICA que tiene la VERDAD PLENA revelada por Dios.
          Quien leyendo esos textos no lo entienda así, que pida humildemente el don del discernimiento al Espíritu Santo.

          1. No Hay más ciego que el que no quiere ver.
            Por otra parte es habitual tu técnica, Miguel, de no responder a las frases que se te dicen e irte por los cerros de Úbeda.

            Como en otra ocasión ya me posibilitaste de llamarte tramposo por la manipulación de los argumentos

          2. ¿De qué sirve tener la VERDAD PLENA si en otras religiones también se puede alcanzar la salvación, FIN ÚLTIMO DE TODAS LAS RELIGIOONES?

            ¿Para qué Cristo murió en la cruz si los mahometanos y los budistas también se salvan?

        2. @Ángel Boya Balet
          Sí, uno se queda perplejo… pero si vamos a la literalidad de los textos palabra por palabra sigue siendo más una alambricada ambigüedad que una afirmación directa de la herejía. Lo explica muy bien Monseñor Schneider, hablando sobre este tema en concreto, y afirmando que es conveniente que un futuro Concilio corrija estas frases que pueden inducir a error en temas tan importantes.

          En efecto, como dice Mons. Shneider, los musulmanes adoran a un dios único, eso es cierto, pero le adoran de manera natural, como se hacía en los tiempos primeros, por intuición de un Creador según la moral natural, pero eso no es comparable a la adoración cristiana, que le adora de un modo Sobrenatural, a través de la Revelación y los Sacramentos, y de la Iglesia que fundó el mismo Dios encarnado, segunda persona de la Santísima Trinidad. Son dimensiones totalmente distintas, cualitativamente, y jamás pueden ponerse en el mismo nivel (y mucho menos «rezar» juntos, porque son niveles infinitamente separados, lo natural y lo Sobrenatural).

          En cuanto a los protestantes, me remito a la beata Anna Catalina Emmerick cuando su ángel de la guarda la recrimina por alabar a los protestantes «piadosos» (y que sirve también para cualquier falso ecumenismo y falso diálogo interreligioso):

          “Mi guía espiritual me ha reprendido por haberme excedido en alabar a los cristianos no católicos, y me ha preguntado si no sé quién soy yo y a quién pertenezco. Y me dijo que soy una religiosa consagrada a Dios y a la Iglesia y ligada por santos votos; que debo alabar a Dios en la Iglesia y orar llena de compasión por los infieles; que debería saber mejor que otros lo que es la Iglesia y por lo mismo alabar a los miembros de Jesucristo en la que es su cuerpo místico; pero a los que se han desprendido de este Cuerpo y le han causado profundas heridas, a estos los debo compadecer y pedir a Dios que los convierta.

          Alabando a estos desobedientes me hacía partícipe de su culpa y que esta alabanza no era caridad, porque con ella se enfría el verdadero celo por la salvación de las almas. Con razón, pues, fui reprendida, ya que no es bueno dejarse llevar de la orriente en estas cosas santas. Verdad es que entre ellos hay muchos buenos, de los cuales me compadezco; pero veo que llevan el sello de su origen, que están separados de la Iglesia y divididos entre sí. Cuando brota en ellos, tomando su origen del tronco católico, algún afecto de devoción, levántase al punto y al mismo tiempo un siniestro e inflexible sentimiento de arrogancia y desvío de su madre la Iglesia; quieren ser piadosos, pero no quieren ser católicos.

          Aunque no cesan de repetir que las ceremonias y formas no importan y que se debe servir al Señor en espíritu, sin embargo se arrastran tenazmente en pos de la forma y de una forma muerta, caprichosa, y por lo mismo mudable, que no crece vitalmente… porque es cuerpo sin alma y puro mecanismo.

          Carecen de flexibilidad y todos ellos padecen de orgullo. ¿De dónde han de alcanzar humildad de corazón, si no han aprendido a humillarse desde la juventud ni están acostumbrados a confesar sus pecados y miserias, a acusarse con sincera confusión, como hijos de la Iglesia, ante el representante de Dios, en el sacramento de la confesión?

          Por esta razón, aun entre los mejores, veo algo defectuoso, veo juicio propio, dureza y orgullo. Sólo van por buen camino los infieles que, no conociendo a la única Iglesia santificadora, viven tan piadosamente como pueden. Luego, al punto que Dios les da aun la más leve señal o les inspira alguna duda, son llamados y deben buscar la verdad.

          Incluso los herejes son hijos de la Iglesia cuando han recibido válidamente el bautismo santo y viven solo de la Iglesia y no reciben otro manjar espiritual que el que les viene de ella; pero no se sientan a la mesa de los hijos de la casa, sino que se quedan fuera, arrogantes, engreídos o por ventura languidecientes.

          Cuando en mis visiones veía herejes bautizados que se unían con la Iglesia, me parecía verlos salir de entre los muros de la iglesia y aparecer en el altar ante el Santísimo Sacramento. Mientras lo no bautizados, los judíos, turcos o paganos, que se convierten, los veía entrar por la puerta del templo”. (Páginas 91, 92)

          *Su guía espiritual era su ángel de la guarda.

  8. Sigue siendo Doctrina Católica que Jesucristo debe reinar en la Sociedad, y que los Estados, las leyes y la moral pública deben ser católicos oficialmente.

    Pero sin coacción a nadie en su vida privada (siempre que respete la moral natural) y tolerando con paciencia el error cuando no sea posible la evangelización, como un mal menor.

    Como se hizo por ejemplo en la España de Franco con los saharauis, que eran ciudadanos españoles en su inmensa mayoría musulmanes, y se hizo un estatuto especial personal para ellos, para que pudieran seguir su religión falsa sin coacción, tolerando ese error como mal menor, para una posterior evangelización.

    Todavía son oficialmente católicos Malta, Mónaco y Costa Rica, y debieran serlo todos los países de mayoría católica, y de historia católica… España lo debió ser en 1975, y seguramente por no serlo estamos como estamos. Un absurdo que viene principalmente en mi opinión de esta mala interpretación de la libertad religiosa que tenemos desde el post concilio por parte de demasiados.

  9. “Por alguna grieta ha entrado el humo de Satanás” Montini (criminal, degenerado e impostor).

    Miquel creo que el humo de Satanás te ha afectado de pleno. Es lo que tiene seguir a trileros baratos del CVII.

  10. Comentario destinado a un tramposo llamado Miguel.
    Como es habitual en todas tus intervenciones, solo te preocupa quedar vencedor. Como buen cura camuflado, la verdad te importa un rábano.

    Jamás reconoces que la otra parte tiene razón. Llegado el caso como «los valientes» tu respuesta es tomar las de Villadiego. En ese hilo has dejado sin responder mis preguntas del 1 de Agosto de los siguientes momentos:
    2h 40 am
    4h 49 pm
    5h 18 pm
    5h 46 pm

    Tampoco has tenido la valentía de responder a otra pregunta que te han hecho
    2 de agosto a las 12h 06 am

    Queda claro de qué pie cojeas

  11. En respuesta al comentario de:
    Publio Cornelio Scipión, el Africano del 2 de agosto de 2023 a las 12:06 am

    Bueno, antes que nada me gustaría precisar que recomendé a nuestro apreciado diario EED la publicación de estos dos videos del Padre Cantalamessa con la finalidad de que los lectores pudieran apreciar una versión sobre el CVII diferente de la que suele aparecer en este medio.
    No era mi intención la de constituirme en el comentador oficial del artículo, en el portavoz del Padre Cantalamessa, o en quien debe responder las preguntas teológicas relacionadas con los diferentes documentos del mismo.

    Las dos preguntas planteadas en su comentario son muy importantes, pero muy complejas, y han hecho correr una muy extensa y abundante literatura a lo largo de las décadas. Están relacionadas con el tema “Extra Ecclesiam nulla salus” (“Fuera de la Iglesia no hay salvación”), que sólo en Internet tiene cientos de miles de entradas. Ya insinué algo al respecto en una respuesta anterior al Sr. F. Cavanillas.
    Es por ello que contestarlas brevemente siempre va a ser insuficiente, pero lo intentaremos.

    – Su primera pregunta es:

    “¿De qué sirve tener la VERDAD PLENA si en otras religiones también se puede alcanzar la salvación, FIN ÚLTIMO DE TODAS LAS RELIGIONES?”

    Bien, una vez reconocido que el documento conciliar dice textualmente que la Iglesia Católica es la única que tiene la Verdad plena, la deducción de que “en otras religiones también se puede alcanzar la salvación” no figura en la Declaración Nostra Aetate. En referencia a las religiones del hinduismo y budismo se dice:
    “La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres. Anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a Cristo, que es «el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn., 14,6), en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilió consigo todas las cosas.”

    Y, en relación al islam y al judaísmo, no se pronuncia sobre la salvación de sus fieles.

    Por otro lado, claro que sirve que la Iglesia tenga la Verdad plena, pues Ella facilita todos los medios para nuestra salvación, mientras que eso no ocurre con la misma perfección en las otras religiones ni en otras confesiones cristianas, en las cuales es más fácil desviarse.

    – Su segunda pregunta es:

    “¿Para qué Cristo murió en la cruz si los mahometanos y los budistas también se salvan?”

    Bueno, pues precisamente, como se dice en 1 Timoteo 2, 3-8:

    “Todo ello es bueno y agradable ante Dios, nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.
    Porque uno solo es Dios
    y uno solo también el mediador
    entre Dios y los hombres:
    Jesucristo hombre,
    que se entregó a sí mismo en redención por todos.
    Éste es el testimonio dado a su debido tiempo.”

    Es decir, Jesucristo murió para salvar a TODOS (mahometanos y budistas incluidos), pero si cualquiera de ellos (incluidos los cristianos y los católicos) rechaza la salvación de Nuestro Señor Jesucristo, entonces no se salva. El cómo Dios considera que un fiel no cristiano, que a lo mejor no conoce el cristianismo o lo conoce mal, acepta o rechaza a Jesucristo como Salvador, o merece la Gracia de ser salvado, queda en manos de Dios.

    En fin, todo lo anterior es solo mi opinión. Adjunto un extracto de un artículo que he visto por Internet publicado por la Universidad de Navarrra y que toca estos aspectos:

    “La voluntad salvífica universal de Dios está estrechamente conectada con la única mediación de Cristo, nuestro Salvador. Esto contrasta con la concepción pagana de entonces, que aspiraba a la salvación a través de una pluralidad de dioses salvadores. San Agustín afirma que fuera de Cristo, «camino universal de salvación que nunca ha faltado al género humano, nadie ha sido liberado, nadie es liberado, nadie será liberado» (De civitate Dei 10,32,2). Y el Concilio Vaticano II propone así lo que es patrimonio de la fe cristiana: «Cree la Iglesia que (…) no ha sido dado bajo el cielo a la humanidad otro nombre en el que sea posible salvarse» (Gaudium et spes, n. 10). A la vez, conviene tener presente que la acción salvífica de Jesucristo, con y por medio de su Espíritu, se extiende más allá de los confines visibles de la Iglesia y alcanza a toda la humanidad. En efecto, el Concilio Vaticano II también afirmó que «la única mediación del Redentor no excluye, sino suscita en sus criaturas una múltiple cooperación que participa de la fuente única» (Lumen gentium, n. 62). Juan Pablo II invita a profundizar el contenido de esta mediación participada, siempre bajo la norma del principio de la única mediación de Cristo: «Aun cuando no se excluyan mediaciones parciales, de cualquier tipo y orden, éstas sin embargo cobran significado y valor únicamente por la mediación de Cristo y no pueden ser entendidas como paralelas y complementarias» (Redemptoris missio, n. 5). Por eso la Congregación para la Doctrina de la Fe recuerda que «debe ser, por lo tanto, firmemente creída como verdad de fe católica que la voluntad salvífica universal de Dios Uno y Trino es ofrecida y cumplida una vez para siempre en el misterio de la encarnación, muerte y resurrección del Hijo de Dios» (Dominus Iesus, nn. 14).”

    Saludos.

  12. No era mi intención la de constituirme en el comentador oficial del artículo, en el portavoz del Padre Cantalamessa, o en quien debe responder las preguntas teológicas relacionadas con los diferentes documentos del mismo.
    RESPUESTA “¿Para qué lo pusiste, sino para defender ese penoso y lamentable video¿”

    Bien, una vez reconocido que el documento conciliar dice textualmente que la Iglesia Católica es la única que tiene la Verdad plena, la deducción de que “en otras religiones también se puede alcanzar la salvación” no figura en la Declaración Nostra Aetate.
    RESPUESTA. Ocultas HACIENDO TRAMPA, como de costumbre, que en Unitatis Redintegratio #3 se dice: ““Por consiguiente, aunque creamos que las Iglesias y comunidades separadas tienen sus defectos, no están desprovistas de sentido y de valor en el misterio de la salvación, porque el Espíritu de Cristo no ha rehusado servirse de ellas como medios de salvación, cuya virtud deriva de la misma plenitud de la gracia y de la verdad que se confió a la Iglesia”.
    Y en Lumen Gentium # 16 se dice: “Pero el designio de salvación abarca también a los que reconocen al Creador, entre los cuales están en primer lugar los musulmanes, que, confesando adherirse a la fe de Abraham, adoran con nosotros a un dios único, misericordioso, que juzgará a los hombres en el día postrero”.

    En referencia a las religiones del hinduismo y budismo se dice:
    “La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres. Anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a Cristo, que es «el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn., 14,6), en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilió consigo todas las cosas.”
    RESPUESTA OCULTAS, CÍNICAMENTE QUE:

    Vaticano II, Nostra aetate, # 2:
    “En el budismo, según sus varias formas, se reconoce la insuficiencia radical de este mundo mudable y se enseña el camino por el que los hombres, con espíritu devoto y confiado, pueden adquirir el estado de perfecta liberación o la suprema iluminación, por sus propios esfuerzos apoyados con el auxilio superior”.

    Vaticano II, Nostra aetate, # 2:
    “Así, en el hinduismo, los hombres investigan el misterio divino y lo expresan mediante la inagotable fecundidad de los mitos y con los penetrantes esfuerzos de la filosofía, y buscan la liberación de las angustias de nuestra condición mediante las modalidades de la vida ascética, a través de profunda meditación, o bien buscando refugio en Dios con amor y confianza”.

    ¿Para qué seguir?
    TRAMPOSO, como buen cura

  13. Después de leer sus comentarios en otros artículos publicados en este digital, había llegado a la conclusión de que no había nada que hacer ante quien sólo busca la polémica y no atiende a razones, como es su caso. Y no responderle nunca más, pues no merece ninguna explicación quien, como hace usted reiteradamente, falta al respeto. Cumplir con esta sencilla norma es condición ineludible para dialogar, y usted la infringe en cada una de sus interenciones.

    No sé si la publicación de estos dos videos habrán servido para que los lectores objetivos de este diario hayan podido valorar mejor el Concilio Vaticano II y, de paso, apreciar la figura del Padre Cantalamessa, pero lo que sí ha resultado evidente es su mala educación, señor Boya Balet.

  14. Otro gran artículo (esta vez de Pedro Luis Llera, blogista de Infocatólica) que refuta y rebate la palabras del padre Cantalamesa que parecieran negar el Dogma de «EXTRA ECLESSIAM NULLA SALUS»:

    https://www.infocatolica.com/blog/gobiendes.php/2212031011-title

    Así empieza el artículo:

    Explica el cardenal Cantalamessa:
    «Creemos que todos los que son salvos son salvos por los méritos de Cristo: «No hay salvación en ningún otro, pues bajo el cielo no se ha dado a los hombres otro nombre por el que debamos salvarnos». Sin embargo, una cosa es afirmar la necesidad universal de Cristo para la salvación y otra cosa es afirmar la necesidad universal de la fe en Cristo para la salvación».

    Y viene el Señor y dice:
    «Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará; el que se niegue a creer será condenado».
    «El Padre ama al Hijo y ha puesto en su mano todas las cosas. El que cree en el Hijo tiene la vida eterna; el que rehusa creer en el Hijo no verá la vida, sino que está sobre él la cólera de Dios».

    […]

    1. Con respecto a Cantalamessa, estamos obviando lo más evidente –sobre todo en la actualidad que se muestra delante de las narices de todos con total claridad la infame y criminal agenda 2030- y es que es un hereje manifiesto de CRISTO. No hay que marear tanto la perdiz, en los 2 vídeos del artículo junto con el señalado por mí en el primer comentario, estamos ante un grupo de masones, sionistas, pertenecientes a la Sinagoga de Satanás o cual otra denominación similar y de alto grado.
      Ya no es cuestión de analizar si una palabra o frase quiere decir o dar a entender una u otra cosa. Es cuestión de una conferencia en que directamente los “frutos de la enseñanza” de estos “señores” es pura mentira, pura deformación y destrucción de la doctrina cristiana que lleva a toda sociedad a la ruina, a una degeneración peor que en tiempos de Noé y a un control despótico global.
      No es necesario, ser muy lince para observar los frutos del CVII y que convergen clarísimamente con el Nuevo Orden Mundial. Apostasía pura y dura.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad