Sobre la buena semilla y sobre la cizaña

No hay sino que escucharlos hablar: la bajura del nivel intelectual y moral que exhiben clama al cielo, por más que ellos y ellas, gracias a sus fes, convicciones y traiciones, filias y fobias, odios y devociones, apunten más a lo infernal que a lo celestial.

Ábalos

Echemos un vistazo. Recordemos la retahíla de mentiras del ministro y secretario de Organización del PSOE José Luis Ábalos en el llamado caso Delcy Rodríguez. Un sujeto que miente de una manera tan burda, tan bellaca, y que muestra tan poco aprecio por la propia legalidad democrática, demuestra que es maquiavélico, sectario, antimilitante total, y que desde luego no anda ni puede andar en el temor de Dios. Comparemos a este individuo, auténtica vergüenza y deshonra de lo que debiera ser la política como desinteresado servicio a la ciudadanía, con políticos de la talla del italiano Giorgio La Pira, actualmente en proceso de canonización.

De manera que ante un sujeto de tal catadura moral, ¿para qué y por qué confiar? Ante una abrumadura mayoría de sujetos y sujetas, en el actual Gobierno o Frente Popular II, que no muestran más que sectarismo e indigencia intelectual y moral, ¿para qué y por qué confiar?

Irene Montero (a la izquierda)

La ministra de Igualdad Irene Montero. Esta joven mujer ha dado positivo por coronavirus dos veces. Pero ni con estas. Entusiasta de la pasada manifestación feminazi del 8M (baño de multitudes del feminismo supremacista), desde luego está solo a un paso de acabar culpando a lo que esta iletrada llama la derecha y la extrema derecha de ser causantes de la pandemia del coronavirus en España. De hecho ya se empeña en acusar a esa derecha (el PP y en parte Ciudadanos) y a esa extrema derecha (VOX) de estar articulando un discurso satanizador del feminismo, politizando el drama de la actual pandemia en España.

¡Politizando, que es gerundio, échale hilo a la cometa! Palabra de ministra podemita, cuando sabido es que lo único que hacen las huestes del podemismo es politizar absolutamente todo cuanto tocan.

Irene Montero

Y además falso de toda falsedad lo que dice Irene Montero. Primero, porque esta señora sigue decidida a echar balones fuera en lo tocante a no reconocer la culpabilidad, en la extensión de la pandemia del coronavirus, que tienen esas casi 400 manifestaciones del feminismo radical y subvencionado que hubo diseminadas por toda España el pasado 8M; solo en la multitudinaria de Madrid, alrededor de 150.000 personas. Sí: el Gobierno del felón Sánchez (un auténtico sicópata y narcisista vomitador de mentiras, un manipulador total y absoluto) prefirió dar espacio social, con fines de lograr rédito político, al feminismo radical en el pasado 8M, aun al precio de jugar con la salud de los españoles. ¡Y a qué mortal precio!  Segundo, porquesatanizadoras de la mujer son precisamente las feministas que, con su alucinado discurso de ideología de género, odio al hombre y desprecio radical a la maternidad y a otros aspectos constitutivos del ser y del genio de la mujer, han acabadocorrompiendo a la mujer, deshumanizándola, enfrentándola mortalmente al hombre en una despiadada carrera de odio de clases trasladado a los sexos. Hasta el extremo de que las feministas son también responsables de la marginación que sufre el hombre en muchos de los modernos ordenamientos jurídicos.

El sectario y visceralmente anticlerical Enrique Sopena (tengo entendido que fue del Opus en sus tiempos mozos), estómago agradecido de la PSOE y a la sazón fundador del digital ·El Plural (medio de desinformación en la órbita sociata). Este ha salido de su letargo mediático para acusar al periodista y escritor Alfonso Ussía de ser un «facha, machista, injurioso y homófobo» con sus artículos publicados hasta hace apenas unos días en La Razón. Hasta hace apenas unos días, en efecto, pues conocemos que tras un no entendimiento con Francisco Marhuenda, director del periódico, Alfonso Ussía pone punto final a sus colaboraciones en La Razón.

No soy quién para defender a Ussía, él tampoco lo necesita, ya es grandito (podría ser mi padre), y ni siquiera comparto al ciento por ciento su ideología, pero desde luego entre un personaje como Ussía -quien más bien se identifica con la múltiple o diversa tradición hispana, fecundada por el catolicismo, por la noción de unidad de la patria, por la noción de un panhispanismo también diverso pero esencialmente confluyente- y personajes como los sociatas Enrique Sopena, Miguel Ángel Carmona y un largo etcétera, mi elección y predilección están claras. Vamos, como que no hay color: sociatas como el Carmona y el Sopena se cagan y se mean sobre la cultura católica; Alfonso Ussía la defiende, y la vivirá seguramente a su manera, con un grado de intensidad, convicción y sinceridad que ya dependen de él, a Dios gracias.

Desde luego, Pedro Sánchez, Ábalos, Pablo Iglesias, Beatriz Gimeno, Garzón, Carmen Calvo y resto de ministros, asesores y colaboradores por activa y por pasiva de este infame e infecto Gobierno (apoyado, no lo olvidemos, por nacionalistas de izquierdas y por formaciones locales fuertemente caciquiles tipo Agrupación Socialista Gomera y otras por el estilo), ¡solo desde la más abyecta ruindad moral, desde el más diabólico desentenderse de la verdad y el plan de Dios, desde el cinismo y el odio a todo lo que significa España tradicional, patriota, identitaria y católica cabe entender sus palabras demagógicas, sus mentiras, sus excusas, su maquiavelismo, su sectarismo, su desaforada ansia de poder!

Frente a la Ciudad de Dios agustiniana, todos ustedes lo que desean -y por lo que trabajan- es la Ciudad Secular sin Dios, sin amor a la verdad, a la verdadera justicia, a la verdadera fraternidad, a la verdadera antropología.

M. A. Carmona (ver vídeo)

Miguel Ángel Carmona. Este señor, que presume de intelectual, brillante profesor universitario y bla bla bla, es otro que tal baila. Circula por las redes un fragmento de una arenga suya que da a correligionarios en una sede de la PSOE. Sin ruborizarse asegura que canales de televisión como La Sexta están totalmente al servicio de los intereses del PSOE, y que para seguir copando y manipulando a las gentes, a las masas, el PSOE y sus mariachis tienen que seguir haciéndose presentes en los medios.

¿Para así impulsar el Reinado Social de Cristo? Obviamente, ni modo, que ya conocemos sobradamente que el proyecto de sociedad del PSOE es lo más diametralmente opuesto a la verdad de Dios dada al hombre a través de Cristo y de su Iglesia.

O dicho con otras palabras: cuanto más PSOE, Podemos, separatismos, nacionalismos de izquierdas (Nueva Canarias y similares), Equos, Pacmas y demás familia, menos Reinado Social de Cristo. Cuanto más PSOE, Podemos, separatismos, nacionalismos de izquierda, Equos, Pacmas y demás familia, más servilismo y concesiones a los dictados del NOM.

Luis Argüello, secretario de la CEE
Mitin de Carrillo en Huerta del Rey; Argüello en el círculo

Al respecto de esto último, sorprendente o lamentablemente he conocido curas en mi entorno que, tan entusiasmados al parecer con los nuevos aires aperturistas del Concilio Vaticano II, en sus movidas pastorales y similares por lo común prefirieron dar protagonismo a católicos vinculados al PSOE, pongamos (esto ha sido muy típico), al tiempo que mandaban al ostracismo a católicos que ya se caracterizaban por una honda fidelidad a la verdad católica. Con el correr del tiempo, aquellos individuos vinculados al PSOE y alentados en su momento por ciertos curas progres para que «contaran su testimonio a la comunidad cristiana», pasan totalmente de la fe de la Iglesia, mas siguen ocupando cargos vinculados al partido, o gozan de trabajos que en parte consiguieron gracias a la Iglesia. En tanto los otros especímenes de católicos, ya entonces más honda y auténticamente vinculados a la plenitud de la verdad doctrinal católica, salvo alguna excepción que otra siguen condenados al ostracismo en la comunidad eclesial católica.

Vivir para ver. Sin embargo, si para un católico con una mínima formación doctrinal y vivencia espiritual -no digamos si estamos ante un místico, un contemplativo en la acción, un sabio, un santo de Dios-, está meridianamente claro que es así lo que está pasando en España, ¿por qué esta desgracia de políticos masones, ateoides, ultralaicistas, sin escrúpulos, ajenos al sentir del Corazón de Cristo sigue siendo elegida por los ciudadanos, y así acaban convirtiéndose en nuestros representantes, no solo en gestores de lo publico sino en legisladores que acaban aprobando leyes inicuas: el aborto, la eutanasia, concesiones a los separatistas, concesiones al globalismo o multiculturalismo…?

Nos jugamos mucho. Nos lo jugamos todos. Porque en nuestra realidad histórica hoy aparece con brutal intensidad que lo que se está dando a escala planetaria es una lucha sin cuartel entre las fuerzas que están en el Eje del Mal y las que están en el Eje del Bien. Para mí sin duda de ninguna clase PSOE, Podemos, separatistas y demás ralea de la llamada izquierda están en el Eje del Mal, son cizaña, maleza. La cizaña y la maleza no corresponde a ninguna persona en concreto arrancarlas, deben crecer junto al trigo y resto de cereales, de suerte que será Dios, el dueño de la mies, de toda la cosecha, el que se encargue de arrancarlas y separarlas, discerniéndolas. Pero sí que nos corresponde a cada uno el tratar de cultivar la mayor cantidad de buena semilla que podamos. Tal buena semilla, repito, hoy por hoy prácticamente no existe en los graneros de la PSOE, Podemos, Izquierda Unidad,  Nueva Canarias… 


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*