Sobre la Revelación Divina

¿Qué es la revelación divina?  La revelación divina es la manifestación extraordinaria que Dios ha hecho a los hombres de lo que deben saber, creer y practicar. “No traen su origen las profecías de la voluntad de los hombres, sino que los varones santos de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (Pedro,. I, 21)

¿Es posible esta manifestación?  Seguramente: pues no se puede negar la posibilidad de la revelación sin negar también la sabiduría y el poder de Dios: su sabiduría, suponiendo que no tiene nada que enseñarnos; y su poder, negándole una facultad que al hombre mismo posee.

¿Existe la revelación divina?  El hecho de la revelación divina, atestiguado por la creencia de todos los pueblos, está consignado en los Libros Sagrados y demostrado por las pruebas más convincentes.

¿Debemos creer lo que Dios ha revelado? Sí: desde luego que Dios ha hablado debemos creer su palabra, porque es la misma verdad. “La verdad del Señor permanece eternamente” (Salmo, CXVI, 2) . – “Todo aquel que pertenece a la verdad, escucha mi voz” (Juan,. XVIII, 37)

¿Cuáles son los errores contra la revelación?  1º El racionalismo, el deísmo, el naturalismo y todos los falsos sistemas que rechazan la posibilidad y la existencia de la revelación; 2º el protestantismo y todas las herejías que niegan alguna de las verdades reveladas.

¿Cuál es el principio de esos errores?  La rebelión criminal de. la razón contra la enseñanza divina; rebelión que se quiere justificar por el pretendido derecho del libre examen, es decir, el derecho de someter todo al juicio propio.

¿Cuántos periodos se distinguen en la revelación?  Tres: 1º la revelación primitiva, que promete el Redentor a los patriarcas; 2º la revelación mosaica, que prepara su venida por medio de figuras y lo vaticina con profecías; y 3° la revelación evangélica, que lo da al mundo con sus ejemplos y su doctrina. “Dios, que en otro tiempo habló a nuestros padres por. los profetas, nos ha hablado últimamente en estos días, por medio de su Hijo Jesucristo” (Hebr,. I, 1, 2)

¿Dónde está contenida la revelación?  En la Sagrada Escritura y en la Tradición.

La Sagrada Escritura

¿Qué es la Sagrada Escritura?  La Sagrada Escritura es la palabra de Dios escrita por inspiración a del Espíritu Santo. “Toda escritura inspirada de Dios es propia, para enseñar, para con­vencer, para corregir a los pecadores, para dirigir a los buenos en la justicia o virtud “ (II, Tim,. III, 16)

¿Qué nombre se da ordinariamente a la Sagrada Escritura?  El de Biblia, es decir, el Libro por excelencia.

¿Cómo se divide la Sagrada Escritura?  En dos partes principales, llamadas Antiguo y Nuevo Testamento.

¿Por qué la Sagrada Escritura se llama Testamento?  La Sagrada Escritura se llama Testamento a, porque es la alianza de Dios con los hombres, alianza, que no ha sido válida sino por la muerte del Testador.

¿Cuántos libros contiene la Sagrada Escritura?  La Sagrada Escritura contiene setenta y dos libros de los cuales cuarenta y cinco pertenecen al Antiguo Testamento y veintisiete al Nuevo.

Antiguo Testamento

¿Qué es Antiguo Testamento? Antiguo Testamento es la, Alianza que Dios hizo con los Israelitas, y que duró hasta Jesucristo.

¿Cómo pueden dividirse los libros del Antiguo Testamento?  Los libros del Antiguo Testamento pueden dividirse en tres clases: 1ª libros históricos; 2ª libros morales; 3ª libros proféticos.

¿Cuáles son los libros históricos del Antiguo Testamento?  Los libros históricos del Antiguo Testamento son los cinco libros de Moisés, o Pentateuco, a saber: el Génesis, el Éxodo, el Levítico, los Números, y el Deuteronomio; el libro de Josué, el de los Jueces, el de Ruth, los cuatro de los Reyes, los dos de los Paralipómenos, los dos de Esdras, el de Tobías, el de Judit, el de Ester, el de Job, y los dos de los Macabeos.

¿Cuáles son los libros morales del Antiguo Testamento?  Los libros morales del Antiguo Tes1amento son los Salmos, los Proverbios, el Eclesiastés, el Cantar de los Cantares, la Sabiduría y el Eclesiástico.

¿Cuáles son los libros proféticos del Antiguo Testamento?  Los libros proféticos del Antiguo Testamento son: 1º los de los cuatro profetas mayores, Isaías, Jeremías (con el que va unido Baruc), Ezequiel y Daniel; y 2º los libros de los doce profetas menores: aseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahún, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías.

Nuevo Testamento 

¿Qué es Nuevo Testamento?  Nuevo Testamento es la alianza que Dios ha hecho con todo el género humano por medio de su divino Hijo, y que debe durar hasta el fin de los siglos.

¿Cómo se clasifican los libros del Nuevo Testamento?  Los libros del Nuevo Testamento se clasifican como los del An­tiguo, en libros históricos, morales y proféticos.

¿Cuáles son los libros históricos del Nuevo Testamento?  Los libros históricos del Nuevo Testamento son los cuatro Evangelios, escritos por San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan, y los Hechos de los Apóstoles, escritos por San Lucas.

¿Cuáles son los libros morales del Nuevo Testamento?  Los libros morales del Nuevo Testamento son las Epístolas de los Apóstoles, de las cuales tenemos catorce de San Pablo, una de Santiago el Menor, dos de San Pedro, tres de San Juan, y una de San Judas. Las Epístolas de San Pablo están dedicadas, una a los Romanos, dos a los Corintios, una a los Gálatas, una a los Efesios, una a los Filipenses, una a los Colosenses, dos a los Tesalonicenses, dos a su discípulo Timoteo, una a su discípulo Tito, una a Filemón, y otra a los Hebreos.

¿Cuáles son los libros proféticos del Nuevo Testamento? El libro del Apocalipsis escrito, por San Juan.

Autoridad de los Libros Sagrados

¿Qué se necesita para que un libro se considere como sagrado?  Se necesita que la Iglesia lo haya reconocido como inspirado, y lo haya inscrito en el canon del catálogo de los Libros Sagrados.

¿Quién ha inspirado a los autores sagrados?  El Espíritu Santo, quien, por medio de una acción sobrenatural, les ha movido la voluntad a escribir, e ilustrado la inteligencia de tal manera que no han escrito sino lo que Dios ha querido, y como Él lo ha querido; de modo que Dios es la causa principal e inmediata de la Sagrada Escritura, y el escritor sagrado, solamente la causa instrumental activa.

¿Se diferencia la inspiración de la revelación?  Sí: porque, 1º no todo lo que ha sido inspirado en los Libros Sagrados ha sido revelado, pues entre las cosas en ellos escritas, las hay que los escritores sagrados conocían ya; 2º porque no todo lo que ha sido revelado ha sido inspirado; pues en la Tradición hay verdades que no están contenidas en la Sagrada Escritura.

¿Cómo sabemos que los Libros Sagrados han sido escritos por inspiración de Dios?  Lo sabemos por la enseñanza de la Iglesia, cuya autoridad es infalible. “Si alguno no recibe como santos y canónicos todos los libros de la Sagrada Escritura, en todas sus partes, tales como han sido enumerados por el Concilio de Trento, y niega que sean divinamente inspirados: sea anatema” .

¿Puede probar la razón la autoridad histórica de los Libros Santos?  Sí, Y con mayor fuerza de razones que si se tratara de un libro histórico cualquiera. Ella prueba, en efecto, 1° que los Libros Santos son auténticos, es decir, que son del autor o de la época que se les atribuye; 2º que son íntegros, es decir, que han llegado hasta nosotros sin ninguna alteración esencial; 3º que son verídicos, es decir, que sus autores no han sido engañados ni quieren engañar. De donde deduce la razón, 1º que no se puede dudar de la certeza histórica de los Libros Santos; 2º que, probando estos libros, por el relato de gran número de milagros y profecías, el hecho de la revelación divina, ésta se impone a nuestra creencia. “Con el fin de que el homenaje de nuestra fe estuviera en conformidad con la razón, quiso Dios añadir a los auxilios interiores del Espíritu Santo las pruebas exteriores de su revelación, a saber: los hechos divinos y sobre todo los milagros y las profecías. Como estos hechos prueban claramente la omnipotencia divina y la ciencia infinita de Dios, son signos certísimos de la revelación divina, y apropiados a la inteligencia de todos”.

La Tradición

¿Es la Sagrada Escritura ]a única fuente de la Doctrina Cristiana?  No: hay otra fuente aún que es la Tradición.

¿Qué es la Tradición?  La Tradición es la palabra de Dios no escrita en la Biblia, pero transmitida por la enseñanza de los Apóstoles, y llegada como de mano en mano hasta nosotros. “Mantened las tradiciones o doctrina que habéis aprendido, ora por medio de la predicaci6n, ora por carta nuestra” (Tesal,. II, 14)

¿Podríais citarme algunas verdades que nos han sido transmitidas por la Tradición y de las cuales no habla el texto sagrado?  Sí: por ejemplo, la inspiración de los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, la virtud de la señal de la santa Cruz, la determinación del número preciso de sacramentos, el bautismo de los niños, la validez del bautismo entre los herejes, la substitución del sábado por el domingo, la Asunción de la Santísima Virgen, etc.

¿En dónde se contienen las enseñanzas de la Tradición?  En los decretos de los concilios, en las actas de la Santa Sede, en los libros litúrgicos, en las obras del arte cristiano, y en los escritos de los Padres y Doctores de la Iglesia.

¿Quiénes se llaman Padres de la Iglesia?  Los escritores eclesiásticos que la Iglesia ha reconocido como testigos y representantes de la doctrina católica, y que vivieron durante los doce primeros siglos, es decir, desde los Apóstoles hasta San Bernardo, llamado el último de los Padres de la Iglesia.

¿Cuáles son los principales Padres de la Iglesia?  De la Iglesia griega, San Atanasio, patriarca de Alejandría (296-373); San Basilio, arzobispo de Cesárea (329-379); San Gregorio, obispo de Nacianzo (329-389); San Juan Crisóstomo, arzobispo de Constantinopla (347-407). De la Iglesia latina, San Ambrosio, arzobispo de Milán (340­-397); San Jerónimo, sacerdote (346-420); San Agustín, obispo de Hipona (358-430); y San Gregorio Magno, Papa (543-604).

¿A quiénes se da el nombre de Doctores de la Iglesia?  A los hombres eminentes en santidad y doctrina a quienes la Iglesia ha concedido públicamente este titulo.

¿Cuáles son los Doctores de la Iglesia? A los Padres ya mencionados, ‘llamados Doctores mayores, hay que añadir los siguientes: San León Magno, Papa (-461); San Pedro Crisólogo, arzobispo de Rávena (-452); San Isidoro, arzobispo de Sevilla (570-636); San Anselmo, arzobispo de Cantorbery (1033-1109); Santo Tomás de Aquino, religioso dominico (1225-1274); San Buenaventura, religioso franciscano, obispo de Albano (1221-1274); San Pedro Damiano, obispo de Ostia (988-1072); San Bernardo, abad de Claraval (1091-1153); San Hilario, obispo de Poitiers (-367) ; San Alfonso de Ligorio, obispo de Santa Águeda de los Godos (1696-1187); San Francisco de Sales, obispo de Ginebra (1567-1622); San Cirito, patriarca de Jerusalén (315-386); San Cirilo, patriarca de Alejandría (376-444); y San Juan Damasceno (676-754).

¿Tiene la Tradición la misma autoridad que la Sagrada Escritura?  Sí: tiene la misma autoridad, porque es igualmente la palabra de Dios. “La revelación divina, según la fe de la Iglesia universal, declarada por el santo Concilio de Trento, está contenida en los Libros Sagrados y en las tradiciones no escritas”           .

¿A quién pertenece el derecho de interpretar la Sagrada Escritura y la Tradición? A la autoridad infalible de la Iglesia, depositaria de la verdad revelada. “Es la Iglesia del Dios vivo, columna y apoyo de la verdad” (Tim,. III, 15)


Una respuesta a «Sobre la Revelación Divina»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad