Sobre las banderas autonómicas: de las patrióticas a las traidoras pasando por las inventadas

Las banderas tienen una utilidad práctica pero, sobre todo, una gran carga simbólica y sentimental. Y también ideológica.

En España, además de la Nación, todos los entes territoriales, regionales, provinciales, a veces los comarcales, y por supuesto locales han tenido primero pendones y después banderas tradicionales.

Algunas se remozaron o cambiaron, generalmente tras intensos estudios y el consenso general de los vexilólogos y el respaldo popular, para expresar mejor las gentes, los territorios y la historia que representaban.

Tras la ruptura institucional y de paradigma nacional que supuso la Transición (hubo ruptura no reforma) las banderas tomaron especial importancia para el poder político, administrativo y económico que obtuvieron las autonomías.

Todos los gobiernos autonómicos aspiraron no a tener un papel de descentralización administrativa, sino a quitarle soberanía al Estado central y algunas incluso se quisieron nacionalidades (barbaridad de concepto administrativo y político, incluso semántico), tal como recogía la Constitución.

Las banderas autonómicas, todas, las históricas, las administrativas, y las antiespañolas, han terminado por «normalizarse» y ahora son aceptadas, en muchas ocasiones sin sentido crítico.

Como indicábamos una bandera tiene carga simbólica e ideológica y aceptar esa bandera supone, de forma inconsciente aceptar ese contenido.

Por eso conviene recordar algunas banderas autonómicas [1], ejemplo de esa diversidad de orígenes:

Las históricas, son, como no podía ser menos, reforzamiento de españolidad y,  como corresponde a la esencia española, cristianas

Así la bandera asturiana es la Cruz de la Victoria, con el Alfa y Omega, que es Cristo.

O la bandera gallega, con el Santo Grial, el cáliz que Cristo empleó en su Ultima Cena [2]
O las banderas de la Corona de Aragón. Tan españolísimas, tanto que son la bandera de España reduplicada, tanto que son el origen de la bandera de España.
Bandera origen de las autonómicas de las regiones incluidas en el antiguo ente cuya misión era liberar, en su parte alícuota, la cristiandad hispana
También hay banderas inventadas para la ocasión autonómica, que cumplen un papel administrativo y quizá adquieran más adelante arraigo, pero algunas son realmente pedestres en su creacción, como la bandera de La Rioja (No se enfaden los riojanos por constatar una realidad. Yo soy un cincuenta por ciento riojano)
La significación de los colores varía ligeramente según las fuentes consultadas. La explicación dada en el acta de aprobación de la bandera era: Rojo: viñedos;Blanco: luz; Verde: huerta; Amarillo: fertilidad. Y la dada oficialmente en la actualidad es: Rojo: vino; Blanco: ríos, cielo; Verde: campos, huertas, montañas, bosques; Amarillo: tierras, monumentos.

Pero también hay banderas autonómicas que son un insulto a España, y que en una futura nación sanada, que tenga a su servicio un estado, y no que sea esclava de un estado ocupado por el enemigo que controle la Administración para tiranizarla, deberán de eliminarse

En muchas ocasiones, afortunadamente no es tan gran problema, porque como en todos los simbolos, si éste no identifica contenidos, no es efectivo. Y la mayoría de los españoles sometidos en Autonomías con banderas antiespañolas ni siquiera son conscientes.

Cuando hablamos de banderas autonómicas que son un ataque a los españoles a todos nos viene a la cabeza la Ikurriña

Que la Ikurriña sea la bandera oficial de una Autonomía, una parte constitutiva del Estado, es una barbaridad desde el punto de vista administrativo, pues es el símbolo del separatismo insolidario que quiere romper ese Estado, de una ideología que, por lo tanto, desprecia a las Provincias Vascongadas históricas, es decir las reales, y al resto de España

Pero que la ikurriña, el símbolo de un partido político concreto, el PNV, sea la bandera oficial de una región, además, es muy significativo, pues muestra el sentido patrimonialista que la partitocracia tiene de la nación (y por ello como desprecia a sus ciudadanos), que se la apropia para ponerla al servicio de sus intereses.

Otra bandera enemiga de lo que es la esencia de España, de lo que es consciente mucha menos gente, incluidos los andaluces, es la bandera  oficial autonómica de Andalucía.

Tanto la bandera como el himno y el escudo fueron adoptados por la Junta Liberalista de Andalucía en la Asamblea de Ronda de 1918, donde se proclamó que en adelante la bandera de Andalucía consistiría en tres franjas horizontales del mismo ancho, verde, blanca y verde. Y así fue tomada por los políticos que actualmente okupan España.

Blas Infante fue el responsable directo de la creación de la bandera, cuyo diseño justificó por el verde, el color de los Omeya, y el blanco, propio del Imperio Almohade, periodos que desde su óptica fueron dos de las épocas de mayor esplendor de un poder político en la actual Andalucía. Según esta idea, a la tonalidad de verde elegida se la denominó «verde omeya», y dicha denominación ha sido reconocida oficialmente mediante el Decreto 212/1983.

Y por último. Surge la duda de donde clasificar la bandera autonómica de Madrid: si entre las inventadas o entre las que simbolizan ideológías enemigas de la nación.

Si somos inocentes y creemos la versión oficial el invento autonómico regulado en el artículo 2 de la Ley 2/1983, de 23 de diciembre  las estrellas de la bandera representan la constelación de la Osa Menor, que se sitúa sobre la Sierra de Guadarrama, pues estas tierras formaban el antiguo Concejo Madrileño. Además, las cinco puntas de cada estrella hacen referencia a las cinco provincias que limitan con Madrid (Toledo, Guadalajara, Ávila, Segovia y Cuenca). El fondo es de color carmesí debido al significado castellano que se ha dado siempre a este color.

Si es así la bandera quedaría en el ridículo, también en el de sus creadores (igual que el himno) y, sobre todo, en el de los políticos que lo impusieron y en los políticos que la mantienen.

Si no se es un primo y se ve la fecha de su imposición legal, y se recuerda quienes eran y las ideologías que tenían en aquel momento, los políticos que mandaban veremos con recelo su parecido con las banderas de una ideología antihumana, en concreto la bandera impuesta como oficial de Madrid recuerda la bandera china [3].

Por otra parte las estrellas de cinco puntas, a pesar de la burda excusa legislativa ha sido siempre símbolo revolucionario, y así lo vemos en todas las banderas de naciones constituidas bajo impulso masónico (por ej, repúblicas americanas o la UE) o comunistas (estados creados por la expansión soviética).

Las estrellas sin significación revolucionaria en la iconografía siempre han sido de seis u ocho puntas (veanse las Inmaculadas o las de los grados militares) [4]

—————oooooooo————–
[1]
[2]
Bandera del Reino de Galicia en el funeral de Carlos V, por Jan y Lucas van Doetecum, 1559
[3]
[4]
Una cuestión grave es que todas estas banderas enemigas de España , que representan ideológias contrarias al cristianismo como es el racismo, el islamismo o el marxismo han sido aprobadas por el partido progre de derechas e incluso  las han mantenido y promocionado desde la mayoría legislativa en el parlamento nacional o en los parlamentos autonómicos (los competentes en la materia.
Para Anotaciones de pensamiento y critica

8 respuestas a «Sobre las banderas autonómicas: de las patrióticas a las traidoras pasando por las inventadas»

  1. Banderas de chichinabo. Desprecio absoluto por las andaluza, extremeña, Canaria y vasca por antiespañolas. Las demas dan de todo: Risa las riojana y madrileña. Respeto las cuatro vinculadas a la Corona de Aragón (corona que nunca existió y sí los cuatro reinos), la asturiana y la de Navarra. La murciana tmb es respetable aparece en diferentes representaciones heràldicas. Creo que la cántabra y la gallega tienen relación con los banderines de la matrícula naval de Santander y La Coruña. Ceuta y Melilla, respeto.

  2. Interesante al respecto el origen de la bandera USA en el libro de Buhigas. Ambas antítesis…de los amos( estrella de David, ensuciada/adulterada/odre viejo… por los de la Cábala talmúdica )emplean la de cinco puntas, que presenta connotaciones satánicas( que es a donde conduce el ateísmo anticristianos masón ).
    Es sabido( Henry Ford, El judío internacional )que la industria del cine, vinculada a la incipiente ingeniería social desde sus orígenes, está en manos de los amos marranos( anglosionistas nazis ), así, la Paramount exhibe sin discreción alguna el círculo masónico de estrellas( típico de los techos de las logias )en torno a una gran montaña que representa sin dudas la gran pirámide de mentiras Pike. Esta famosa empresa anglosionista, arruinó y absorbió el Estudio de los Hermanos Fleischer, los creadores de Popeye, y autores del siguiente vídeo( 1921 )donde se recoge la actual pandemia( 2020 )muy minuciosamente en dibujos animados. Ambos murieron posteriormente de sendos problemas cardiacos.
    https://jesuspb7.wixsite.com/jesussp-arquitectura/jesus
    https://es.wikipedia.org/wiki/Fleischer_Studios

    Las ganaderías de gentiles de los amos, suelen estar marcadas con todo tipo de simbolismo gnóstico. Así los anillos de Podemos( círculos ), son las dos serpientes( según otros una )que se muerden la cola en esa disposición, el ouroboros( Buhigas ). Patrañas hasta aburrir que llenan la parafernalia de los lacayos, en su adoctrinamiento y ‘fanatización’.

    Interesante artículo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad