Sucedió en Barcelona. La masacre del convento de los Padres Carmelitas

En la fotografía el Convento de los Padres carmelitas, de Barcelona, donde el 22 de julio de 1936, 11 padres carmelitas sufrieron martirio y fueron asesinados a navajazos, y donde la totalidad del Regimiento de Cazadores de Santiago fue pasado a cuchillo en una treta para que se rindieran mediante engaño, prometiéndoles que se les respetaría la vida, para luego asesinarlos nada más salir.

En Barcelona, a las 5 de la mañana del 19 de julio de 1936, el Regimiento de  Cazadores de Santiago salió de su acuartelamiento (según unos para unirse al alzamiento, según otros para tratar de llegar al puerto y huir a Mallorca a zona Nacional) y al desembocar por el Paseo de Gracia a la Avenida Diagonal (entonces llamada avenida del 14 de abril) son atacados por varios miles de milicianos. Ante este ataque inesperado, el Jefe del Regimiento, Coronel D. Francisco Lacasa Burgos decide que la unidad se refugie en el convento de los padres carmelitas situado en la esquina de la Avenida Diagonal con la calle Larios, comenzando una defensa numantina del edificio religioso frente a los asaltos concentrados de entre 3.000 a 5.000 milicianos con abundante número de ametralladoras.

Soldados resistiendo en el edificios de la Telefónica
Escobar

Tras varios días de asedio las autoridades rojas prometieron que si se rendían les sería respetada la vida y los heridos serían evacuados al Hospital Militar, el Coronel de la Guardia Civil Roja, Antonio Escobar, prometió que él garantizaría la seguridad de todos. Fracasado el Alzamiento en Barcelona y fracasado también su intento de huida, la defensa en el convento estaba condenada a perecer sin esperanza ninguna. Es por ello que una vez hubo consultado con sus Oficiales, el Coronel Lacasa se dirigió al Coronel rojo Antonio Escobar, diciéndole que ordenase el avance de la Guardia Civil, la única fuerza a la que estaban dispuestos a entregarse. Se adelantaron los guardias para recibir a los prisioneros, pero detrás de ellos iban los milicianos enarbolando fusiles y vociferando insultos y blasfemias. De modo que al abrirse la puerta, y cuando salían los primeros prisioneros ya sin armas, los guardias civiles rojos se echaron a un lado y ante la pasividad de éstos, los milicianos y el populacho se entregaron a una bárbara matanza a tiros, a machetazos, a golpes de culata, hasta el completo exterminio de los rendidos mediante engaño. Once padres carmelitas sufrieron también el martirio, asesinados y destrozados a navajazos.

Al Coronel Francisco Lacasa Burgos le cortaron la cabeza, que la chusma paseó después en triunfo, y al Comandante Antonio Rebolledo, herido de gravedad, lo rodearon las turbas, y a pesar de su estado, lo llevaron a la jaula de los leones del Parque Zoológico de la Ciudadela, donde fue lanzado a las fieras, y devorado entre aplausos y blasfemias como en tiempos del circo romano de Nerón. Al capitán Claudio Domingo con una sierra le cortaron la cabeza y fue paseada en lo alto de una bayoneta, y su cuerpo destrozado acabó también en la jaula de los leones.

Ni que decir tiene que en los colegios, incluidos los religiosos, se enseña a los niños que después de la guerra el Presidente de la Generalitat Lluis Companys, responsable de éste y mil crímenes más, fue entregado por los alemanes a Franco, juzgado en España por sus crímenes y fusilado (las famosas “fosas del franquismo” de la propaganda roja). Pero lo que no se enseña a los niños es los crímenes perpetrados por Companys por los cuales fue juzgado. La “memoria histórica” lo que pretende es destruir la verdadera memoria histórica para que de esto nunca se pueda hablar, del mismo modo que hipócritamente a robar el PSOE a manos llenas a los españoles le llaman “cien años de honradez”.

Dibujo original del Col. Flores Thies (qepd)

NOTA.- Homenaje al Col. Flores Thies, por gentileza del Col. Lorenzo Fdez. Navarro.


8 respuestas a «Sucedió en Barcelona. La masacre del convento de los Padres Carmelitas»

  1. Desde hace unos años se tributa, ante su sepultura, un homenaje al coronel de la Guardia Civil Antonio Escobar Huerta.
    Nada que objetar. Y hasta resulta lógico que a tal acto asistan unas autoridades civiles que al fin y al cabo son herederas ideológicas de la chusma que cometió los desmanes.
    Pero lo que resulta bochornoso e indignante es que a tales actos acuda una representación oficial -y de uniforme para más INRI- de militares y guardias civiles.
    ¿Se hará lo mismo ante las sepulturas de todas las víctimas del Regimiento de Cazadores de Santiago, empezando por la del coronel Francisco Lacasa Burgos?
    ¿Los Padres Carmelitas honrarán y oficiarán misas por por sus hermanos martirizados?
    ¿Se explicarán estos hechos en los colegios de Cataluña?
    ¿Se pondrá en el zoológico una placa explicativa, y se rendirán homenaje anual al comandante Antonio Rebolledo?
    Evidentemente no. Ni por gobiernos herederos de las alimañas que cometieron las atrocidades… ni por los acomplejados descendientes ideológicos de quienes las sufrieron.
    La masacre de los Cazadores de Santiago, tras haberse rendido y entregado las armas, recuerda la cometida por las harkas de Abd El Krim en Annual. Con la sustancial diferencia de que tras la rendición no había allí un destacamento de la Guardia Civil con la obligación de que se respetara lo pactado. Lo que hace responsable a su jefe de la masacre.
    ¿Legaremos a ver homenajes a Abd El Krim en el cementerio de de La Purísima Concepción de Melilla donde descansan los restos de las víctimas de Annual?
    ¿Asistirán a tal homenaje presidido por le Ministro de Defensa y el JEME comisiones militares de uniforme? ¿Será presidido por S.M el Rey?
    Todo es posible ya en un País gobernado por traidores.
    Y volviendo al caso del coronel Escobar y su responsabilidad en la masacre, decir que fue juzgado de acuerdo con el Código de Justicia Militar vigente -que era el de la Segunda República- condenado a muerte y pasado por las armas el 8 de febrero de 1940.
    Actualmente ha sido ascendido a general, a título póstumo, por el Ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática Félix Bolaños en «Declaración personal en virtud de la Ley 20/2022 de 19 de octubre de «Memoria Democrática»
    ¿Se ascenderá también a general Abd El Krim, en virtud de las nuevas relaciones con Marruecos, a cuyo Sultán ha ofrecido el tafanario Pedro Sánchez?
    Por cierto, que el título de general de brigada honorífico del coronel Escobar le fue entregado, a un familiar, por el teniente coronel jefe interino de la 5ª Zona de la Guardia Civil de Murcia; Diego Mercader.
    Decir finalmente en honor a la verdad, que entre tanta ignominia lo único digno es el comportamiento del coronel Escobar, quien pudiendo haber escapado como tantos asesinos, o responsable por omisión de los asesinatos -como en este caso- se quedó en España aún sabiendo como milita sería responsable de todas las atrocidades cometidas en Barcelona. Sin que fueran evitadas por las fuerzas bajo su mando, como era su obligación.
    Así pues su muerte ante el pelotón de fusilamiento lo redime a título personal. Pero ello no presupone que sea merecedor de un homenaje político. Y menos aún, militar.
    DEP.

    1. Creo que la figura del Coronel rojo de la Guardia civil Antonio Escobar no se ha investigado debidamente.
      Después del fiasco de Barcelona, marchó a Madrid en septiembre de 1936 con una columna formada por los Guardias civiles rojos de Barcelona (que el General Aranguren y el Coronel Escobar con su miserable traición a España convirtieron en rojos, porque esos Guardias civiles en principio no eran rojos, se dejaron engañar por el mando, de tomar partido por la cuadrilla de terroristas y delincuentes que era Luis Companys y la masa de anarquistas de la CNT de Barcelona, antítesis de la verdadera Guardia civil ), y milicianos anarquistas de esa ciudad que habían combatido juntos para aplastar el Alzamiento Nacional en Barcelona. La Columna se llamaba si no recuerdo mal «Tierra y Libertad» , y Escobar fue testigo de los crímenes cometidos en el Madrid de la retaguardia republicana, de las Chekas las «sacas» y los «paseos», y no se han estudiado los crímenes que hubieran podido cometer su propia columna «Tierra y Libertad».

      Después, Escoba fue Jefe del Ejercito rojo de Extremadura, donde se cometieron también grandes crímenes.
      No he podido dar con el dato, pero una vez leí que en un pueblo de Extremadura cuando entró el Ejército de España a parte de las señales en la pared de gente quemada viva colgadas de una alcayata en la pared que sí están documentadas gracias a los corresponsales y la prensa portuguesa que lo testimonió y publicó, en otro pueblo que no recuerdo al llegar a una iglesia se encontraron a un monaguillo al que los rojos lo habían crucificado en una pared. Este suceso se ha perdido de la verdadera memoria histórica y no aparece en ninguno de los libros que hasta la fecha hay publicados sobre la persecución religiosa, pero yo llegué a leerlo en algún sitio,
      En cuarto lugar (primero Barcelona, segundo Madrid, tercero Extremadura y ahora en cuarto lugar), el Coronel Escobar, que como militar era como la mayoría de los mandos rojos un inepto (una de las muchas tonterías del Franquismo fue sostener por razones de reconciliación, y una buena dosis de estupidez, que a la vista está que fue echarle perlas a los cerdos, de echarle flores al Ejército rojo como valiente y combativo, tapando la realidad de que sólo era combativo cuando disponia de abrumadora superioridad, luchando en superioridad de la que gozó en nº de hombres y armamento hasta 1938, Eso no es ser valiente y combativo, valiente y combativa la Legión y el resto del Ejército de España enfrentándose a la primera Brigada de tanques que hubo en España, sin medios antitanque, sólo con medios de fortuna, hasta que Alemania pudo ,mandarnos el cañón contracarro de 37 mm. Pak 36., o combatiendo en proporciones de 6 a 1 a favor de los rojos. Los rojos eran muy valientes matando curas, asaltando conventos, en las emboscadas, o a lo mas atacando Teruel donde los defensores morían a decenas todos los días por llevar semanas sin comer ni beber absolutamente nada, pero en cuanto que daban con una unidad militar medianamente numerosa, aunque fuera en muy menor numero al de los rojos, la principal heroicidad de los rojos era salir corriendo), llevó a cabo en las postrimerias de la guerra (5 de enero 1939) la llamada «Ofensiva de Valsequillo», en el norte dela provincia de Córdoba, con la intención de aliviar la situación en Cataluña, que en ese momento el Ejército de España llevaba acabo su gran ofensiva que la liberará del poder rojo, y de pretender coger desprevenida a una zona nacional más desprotegida por estar muy lejos de las zonas de combates, y penetrar hasta Cordoba Sevilla y Badajoz hasta la frontera Portuguesa. Aún combatiendo en inferioridad la categoría militar del Coronel García Escamez se impuso , y una semana despues el Ejército rojo estaba en retirada. De hecho Escobar corrió hasta Ciudad Real donde allí fue capturado al final de la guerra,
      Lo importante de este dato no es la batallita en sí sino que a poco más de 60 km, en Villnueva de Córdoba los soviéticos habían instalado una escuela de guerrilleros y terrorismo que funcionó en toda la guerra, porque toda esta zona se mantuvo hasta el final como zona roja, donde se cometieron grandes crímenes en Azuaga, Pozoblanco, Fuenteovejuna, Peñarroya, Belmez, etc. etc., donde la población cristiana fue exterminada a mansalva. No se ha estudiado, o al menos yo no lo conozco, qué participación pudo tener el Ejército de Escobar en los crímenes que se cometieron en toda esta zona, incluyendo la provincia de Badajoz (Cabeza del Buey, etc), donde el exterminio de personas cristianas fue de los más atroces, incluido la compañía de la Guardia civil de Pozoblanco, que al inicio de la guerra mantuvo la localidad para España, hasta que ante la falta de refuerzos pactaron una rendición que no fue respetada y los Guardias civiles fueron luego trasladados al levante y asesinados por las autoridades rojas.

      Según la historiografía oficial parece ser que el General Yague le habría ofrecido la posibilidad de huir hasta el Puerto de Alicante, cuyo corredor estaba abierto, o en avión hasta Portugal, y el Coronel Escobar se negó. Suponiendo que eso pueda ser verdad, que yo lo dudo, porque tengo una buena opinión del General Yague y esa traición significaría mancillar la memoria de los compañeros de armas que murieron por defender a España en Barcelona en los trágicos días del 19, 20 y 21 de Julio de 1936, por culpa directa de Escobar, y el exterminio que se inició acto seguido contra los simpatizantes o señalados como tales, más los mártires cristianos que fueron asesinados a partir de que Escobar le entregó el poder de Barcelona a Companys y sus cuadrillas de malhechores anarquistas (los hermanos García Oliver, Aurelio Fernández, Ricardo Sanz, Josep Asens , el sádico tullido Manuel Escorza del Val, Dionisio Eroles Batlló, y un terrible etc de pistoleros y asesinos), entre ellos los 172 maristas que despues de pactar con Companys y su Ministro de Finanzas Tarradellas que a cambio de un rescate por ellos se les permitiría salir de sus escondites, concentrarse en un barco en el puerto de Barcelona y salir para Francia, y despues de haber cobrado el rescate por adelantado, los maristas fueron asesinados. La famosa legalidad republicana.
      Y lo dudo también porque atravesar de Oeste a Este toda España hasta llegar a Alicante, no era tarea fácil. De ser todo esto cierto, es posible que Escobar se hubiera negado a huir porque al final de la guerra se habría dado cuenta, si es que le quedaba algo de decencia despues de 3 años sirviendo en el Ejército del crimen como era el Ejército rojo , de sus culpas, y buscaba, con el castigo que le esperaba, el espiar las culpas y calmar su conciencia.

      Más grave me parece la noticia de que en su fusilamiento ,se le otorgó la el privilegio, fuera de lugar, de dar la orden de fuego al piquete de ejecución, y que luego a éste se le fizo desfilar ante su cadáver.
      Este hecho, de ser cierto, y me resisto a creerlo, lo único que demuestra es que quien diera aquella orden y se condujera de tan indigna forma, tenía que servir a la Masonería, otra explicación no tiene, porque la Justicia Nacional no iba a ejecutar al responsable de la ola de crímenes que asoló a Cataluña hasta su liberación, en cuanto que les dió la llave y luego se quitó de en medio abandonando a las víctimas a su mala suerte, y la Justicia Nacional no iba vengar a los hombres de honor que murieron en el Servicio a España en los combates del 19 y 20 de julio 1936, y a la vez rendirle honores al que provocó activamente su muerte, porque se acuerdan ahora del Coronel Escobar, pero nada dicen de las condenas a muerte qoe organizaron los rojos contra el General Goded, y contra los patriotas que no murieron en los combates, como el Capitán de Artillería D. Luis López Varela, que resultó herido en los combates sosteniendo una pieza de artillería a pesar de que su emplazamiento estaba muy batido por el enemigo, y aún así lo condenaron a muerte y lo ejecutaron a pesar de su estado.
      De ser cierto que se le ordenó al piquete rendir honores ante el cadáver de Escobar despues de su fusilamiento, qué sentiría el piquete a cerca de la incongruencia del Mando que ordenaba un fusilamiento y acto seguido rendir honores al fusilado. Tal traición explicaría que aquella Victoria se malograra a los pocos años y en poco más de una década el régimen estuviera infectado otra vez de masones y de traidores.
      Algo parecido ocurrió también después de la guerra en Menorca, con el Brigada rojo Pedro Marqués Barber. Habiendo triunfado el Alzamiento Nacional en todas las Baleares, los mandos nacionales incurriendo en el defecto crónico que aqueja a la España Nacional desde hace más de un siglo, de no tomar conciencia de la maldad intrínseca y malas artes del enemigo, no tomaron las medidas que el cumplimiento del deber militar hubiera exigido, (la ETA se hinchó de matar Generales durante la Transición por el mismo defecto de éstos, de no tomar conciencia del enemigo que tenían enfrente), y el Brigada los traicionó y tomó la isla de Menorca para el poder rojo.
      Los mandos militares de la isla, y todos los oficiales que pillaron, fueron asesinados por Barber. Y no sólo eso, a la esposa del segundo Jefe de la Base naval de Mahón, el Capitán de fragata D. Federico Garrido Casadevante (que como todos los demás fue asesinado), Dñª Hercilia de Solá Cuschieri, fue violada por Barber y luego despeñada por un acantilado, cuya Cruz que señalaba el lugar fue destruida por aplicación de las leyes de ocultación y falsificación históricas.
      También asesinó Pedro Barber de forma miserable al joven sacerdote Juan Huguet, delante de sus padres. Prendido en casa de sus padres el joven sacerdote, cuando se lo llevaban detenido, el Brigada Pedro Barber se percató de que el sarcedote llevaba una cadenita con un Cruz colgada del cuello, por dentro de la ropa. Cogiendo Barber la cruz sujeta por la parte inferior le ordenó al joven Huguet que escupiera sobre ella, a lo que éste se negó, y al negarse le pegó un tiro en la cabeza allí mismo, estando presente su madre y su padre. Todo esto está narrado por los libros Menorca 1936 violencia represión y muerte, y otro igual sobre Mallorca 1936, del autor Juan José Negreira Parets.

      Despues de la guerra cuando Menorca fue liberada, el Brigada Pedro Barber fue capturado, juzgado y condenado a muerte, el oficial que lo custodiaba le permitió visitar a su familia, y darle toda clase de privilegios, despues de haber tenido un comportamiento tan cruel y miserable (como para violar a la esposa de un Oficial, pasar a cuchillo a la oficialidad, o matar a un joven sacerdote delante de su madre por negarse a escupir sobre la Cruz que llevaba colgada del cuello). Este Oficial, deshonrando la memoria de aquellas víctimas, hubiera merecido ser colgado de un árbol como testimonio de que la traición o la estupidez insultante no puede tolerarse. Lo de hacer desfilar al piquete ante el cadáver de Escobar, fue algo similar, que denota la cantidad de traidores o de tontos de baba que ya había en España incluso en el seno del Ejército Nacional, y el coladero que era el Servicio de Información militar. No es de extrañar que con este panorama al Comandante Gabaldón (cuyo cometido era la investigación de los crímenes cometidos por la Masonería), lo asesinaran impunemente en Madrid recién terminada la guerra, sus colaboradores fueran igualmente asesinados , y el archivo sobre la Masonería que custodiaba en un piso «secreto(¿?), desapareciera sin que nada se supiera después e él.

      Por otra parte, es posible que el dibujo que ilustra este artículo sea del Coronel Flores Thies, pero el artículo creo que no, si la memoria no me falla.

  2. Basta saber quienes son los que acuden de uniforme a tales actos, como para catalogarlos de inmediato en su verdadera confesión y profesión( siempre lo contrario de lo que dicen ser y representan; moviendo a la confusión y a la división de la gente de bien ); los viles lacayos del mandil al servicio del marrano, del mal. Unos por acción y otros por omisión.

  3. Las barbaries promovidas y perpetradas por una pléyade de inhumanos que asaltaron y ocuparon los sillones de un poder, al cual injusta y vilmente accedieron; todo, para destruir lo poco que restaba de una otrora gran España. El odio, la inquina y la ignorancia supina, basada en la creencia fundada en en un zafio y malévolo enciclopedismo sin Dios ni patria, que tanto dolor, daño y horror ha causado y continúa causando; conviene referir que tales males devienen desde un tal Carlos III con su diabólica Pragmática ordenando la expulsión de los Jesuitas y el expolio de todo su trabajo. De ahí, la maldición que pesa sobre los españoles; por eso, sea el único pueblo que se odia y lucha entre sí; prefiriendo, apoyar todo producto o ideas, por pésima que resulte, procedentes de metecos. Conclusión; mientras los españoles no recuperen la FE de sus ancestros, invitando a Dios a volver a sus vidas, es decir, encontrar el espíritu de las enseñanzas dejadas por Jesucristo; por tanto, reitero, mientras no lo hagan así, se convertirá en pestilente erario; condenando, a sus herederos, a ser esclavizados y entregados por los adoradores a Moloch, como ofrenda, para que sean devorados.
    Recuerden: «La mayor arma de la cual dispone el Maligno, es que los humanos crean que no existe» He ahí su poder.
    Nota: Una cosa es el entramado Caticano y otra muy diferente el Cristianismo; tanto es así, que, el alejamiento del creyente (Iglesia como cuerpo de fíeles) es obra del innombrable en la Casa De Dios. A fin de.conocer sobre el tema, recomendaría, por todos, sigan las prédicas del arzobispo Carlo Maria Viganò .

  4. Gracias por su comentario que he leído y meditado.
    Solamente quiero hacer una observación. Los males de España no tienen su origen con Carlos III sino desde la llegada al Trono de Felipe V en 1700.
    La Guerra de Sucesión fue la primera guerra de la independencia, la que perdimos los españoles, pasando a ser una colonia de Francia, su secular enemiga.
    Un cordial saludo.

    1. Gracias por su apunte. Efectivamente; podemos centrar el origen de los males de España con el primero de los Borbones (Felipe V – 1700) que tomo el trono de España, cual su finca o cortijo se tratase. Luego, vendría el resto de toda esa tropa de franceses. Por cierto, hay una salvedad, el único rey diferente fue Fernando VI (el prudente o el justo) casado en Badajoz (1729) con la portuguesa Bárbara de Braganza. Sin embargo; habló de la maldición, por la expulsión de los Jesuitas de todos los territorios españoles e hispanoamericanos; ahí, arranca la decadencia acelerada de España; por ello, la data con la Pragmática de Carlos III; Atento y cordial saludo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad