TCol. Jesús M. Prieto Mateos: ¿»memoria militar»? Ni p… ajolera idea, chaval

Jesús M. Prieto Mateos

El TCol. Jesús M. Prieto Mateos, en la actualidad al parece Jefe del Área de Gestión de Contratos en INVIED en el MINISDEF, ha publicado un artículo en El Debate (AQUÍ) titulado «Memoria militar» que evidencia su baja talla, así como por dónde andan nuestros militares, aún los que, somo él, aparentan o dicen tener mayor espíritu militar y patriótico; este antes exJefe, ahora como todos ellos hace mucho que degradados a Oficiales, es secretario de la asociación profesional militar «Tercios Viejos españoles» que no deja de ser, a pesar de lo que dicen, uno más de los varios sindicatos encubiertos que corroen la institución militar, su unidad, cohesión y disciplina.

En el articulito de marras (AQUÍ), el TCol. Jesús M. Prieto Mateos suelta algunas chorradas que dan grima, alucinan, espantan y dejan en la boca el mismo sabor que queda tras una buena vomitona. Veamos las más llamativas:

  • «Me tomo la libertad (…) de acuñar hoy y aquí el término «memoria militar» para reivindicar el recuerdo y el homenaje a los héroes que forjaron la tradición militar de España, al margen de cualquier consideración política». ¿Memoria? No, leche, HISTORIA. Porque la memoria para reivindicar lo que sea –sea militar como pretende o histórica–, es siempre antihistórica. La memoria simplifica, niega el paso del tiempo, se externaliza y esencializa. La memoria no es tanto el resultado de la acción del pasado sobre el presente, sino del presente en el pasado. La memoria es menos un descubrimiento que una creación. Porque cuando este chaval dice querer la recuperación de la memoria no se da cuenta de que da pie a la construcción de la memoria; como hoy vemos día a día con los resultados catastróficos que padecemos. La memoria es subjetiva y con mucha frecuencia falaz. Depende de cada cual, y peor aún de lo que nos convenga recordar, permitiendo que nazcan y crezcan como champiñones los «fabricantes de la memoria» y los consiguientes «consumidores de la memoria»; los unos muy listos y los otros muy tontos. La memoria no puede definir ni explicar los eventos del pasado, sino que proporciona una versión o interpretación del pasado siempre sesgada. Por el contrario, la HISTORIA, que es lo que hay que reivindicar, TCol. Prieto, la HISTORIA en este caso MILITAR de verdad, no es subjetiva, sino que se basa en el estudio objetivo y profesionalmente empírico de documentos y otros datos y objetos. Otra cosa es que haya, como en botica, «historiadores» que se muevan por intereses y objetivos inconfesable y la tergiversen y manipulen para engañar a… los tontos que les crean; pero eso está siempre y en todo en la condición humana y es… otra historia.
  • Manuel Lois

    Cuando se refiere al reciente cambio por Defensa de los nombres de varias calles del Arsenal del Ferrol (del Caudillo, nombre que omite) no los cita, centrándose  sólo en el que le indigna, la calle del Soldado Lois. Y no cita el resto porque es un cobarde y como está en activo (aunque estuviera retirado tampoco lo haría) no se atreve ni a decir, ni a mostrar indignación, si es que la siente, que creemos que no, por la sustitución de los otros nombre: Almirante Fernández Martín, Almirante Vierna, González Llanos, Salvador Moreno, Marqués de Alborán, Crucero Baleares, Cándido Pérez y Almirante Honorio Cornejo. Todos ellos, incluso el crucero, tan héroes de nuestra más reciente y maravillosa historia militar y española, que no memoria, como el Soldado Lois; algo que en cerebros como el del TCol. Prieto, carcomidos por el pensamiento único que se viene imponiendo totalitariamente en España desde hace medio siglo ya, no encaja.

  • «…un héroe militar cuya gesta no sabe de ideologías, ni de bandos, solo de sacrificio por salvar la vida de sus compañeros». Pues no. Lois se vio en unas circunstancias terribles llevado a ellas no por arte de birlibirloque, no por que sí, sino por su patriotismo, por su profundo amor a España, por sus ideales, porque supo entender que España requería de su esfuerzo y, llegado el momento, de su sublime sacrificio. Porque lo que hizo no lo hizo sólo por salvar a sus compañeros, que también, o sea, como cualquiera que se tira a la calzada sólo para salvar a un peatón descuidado y deja en ello su vida, no, sino para salvar al buque de su posible hundimiento caso de explosionar el proyectil, porque sabía que la única y verdadera España, que estaba en juego, necesitaba del Baleares incluso por encima su propia vida. Si usted no entiende eso, es que no entiende a Lois y no es merecedor de él ni de su gesta. Por el contrario, entenderlo no es, como usted apunta, poner color «político» o «ideológico» a su hazaña entre otras cosas porque precisamente en el bando en que luchó y por el que se sacrificó también Lois no hubo durante la guerra política ni ideología alguna o, mejor decir sí, la única política de verdad y máxima que puede existir la de «Por Dios y por España», de la cual usted debería ser fiel y agradecido heredero pero de la que reniega y a la que quiere borrar mediante una «memoria militar» cobarde, sectaria, ideologizada, politizada y traidora que aflora en todo su artículo a pesar de que intente evitarlo y pretenda parecer que va de lo contrario.
  • «Aquí no hay política, no hay ideología, no hay bandos,…» ¿Pero en qué mundo de Yupi o de Alicia vive usted? En la vida, en todo, siempre hay bandos y siempre tenemos que elegir entre uno u otro. No existe el «centro», la equidistancia y demás demagogias baratas y siempre engañosas. O se está Conmigo o se está contra Mí. O con Dios o con el Diablo. O con España o contra España. ¿Pero que puñetas pasa por su cabecita loca? ¿Pero qué edad tiene usted? En todo hay y tiene que haber una política porque el hombre precisa de un gobierno y unas normas y leyes que necesariamente responden siempre, para bien o para mal, a una ideología, a una política, a una forma de pensar, de ser, de sentir, a una cosmovisión.
  • «La neutralidad política a la que los militares estamos obligados, y que cumplimos con estricta lealtad, debe ser la garantía que nos permita honrar a nuestros héroes sin estar sujetos a inquisiciones políticas de ningún signo… «. La tan cacareada como tergiversada «neutralidad» se ha convertido en pasividad ante la destrucción de la Patria, en manifiesto incumplimiento del Art. 8º de la Constitución, en un trágala permanente, en coartada vil para seguir «haciendo la carrera», en un maniquea excusa para lavarse las manos, en una cobarde y traidora complicidad con la destrucción de España, en una constante bajada de pantalones, en… y por eso así estamos. Esa «neutralidad» fue la que permitió a los franceses invadirnos sin pegar un tiro hasta que un Capitán y un par de Tenientes la rompieron en contra de las órdenes de sus «neutrales» Coroneles y Mariscales; la misma que provocó la corrosión y división de nuestras FAS que junto con la de la Guardia Civil y de Asalto fueron la causa última de la guerra que asoló nuestro suelo durante tres años; esa mal entendida «neutralidad» es la causa de casi mil viles asesinados por la ETA y es el alimento del separatismo que hoy triunfa y gobierna en cada vez más regiones de España… ¡¡¡JODER!!! En cuanto a estar «sujetos a inquisiciones políticas» pues, primero, flaco favor hace usted a una institución como la Inquisición al utilizar de forma peyorativa su nombre, demostrando que no tiene ni pajolera ida de lo que fue, y, segundo, la persecución que sufre nuestra mejor historia militar, que no memoria, es por parte del marxismo-leninismo totalitario que corroe a los herederos ideológicos del Frente Popular que siguen queriendo la destrucción de España, con la cual usted colabora activamente con su «desmemoria».
  • «Porque la memoria militar solo busca ensalzar, mediante el ejemplo de actos heroicos, las virtudes militares, imprescindibles para la sólida formación moral del soldado». Pues vaya birria, bodrio y boñiga de la «memoria militar» que acaba de inventar, este lerdo o… no, no lo es, sino todo lo contrario y mucho peor. El TCol. Prieto por lo que aboga es por convertir a nuestros soldados (¿y soldadas?), y aún más a nuestros mandos, en… vulgares y repugnante MERCENARIOS; militares mundialistas de la OTAN al servicio de intereses extranjeros, globalistas, que sólo benefician al imperio anglosajón-israelí. Nadie da su vida ni comete una heroicidad porque… ¿sí? O sea, por cometerla, por quedar bien, por pasar a la historia ni más aún a la «memoria militar». No. Se hace por un ideal, por unos valores, por principios, por patriotismo, en nuestro caso por España; no lo haríamos nosotros por la OTAN ni por la UE; usted sí, de eso come, por eso asciende y «hace la carrera» que es lo que le interesa.

Al final, el TCol. Prieto cierra su panfleto con un llamamiento estúpido, primero, a la ministro (que no «ministra») de Defensa, (a) «La mofletes» y «La mangui«, para que devuelva la calle al Soldado Lois, pero no a los demás defenestrados, todos ellos héroes sin par de nuestra Patria por la que lo dieron todo, incluido el crucero Baleares, y a quienes este desagradecido personajillo les debe todo, petición que tal maruja se pasará por el arco, si es que llega a leerla, porque ella sí ha sabido muy bien por qué ha quitado los nombres de dichas calles; eso sí, con la activa y entusiasta colaboración de la «neutralidad» del JEMAD, JEME, AJEMA y JEMA, del resto de Generales y Almirantes, mandos y, por supuesto, del TCol. Jesús M. Prieto Mateos como ha quedado demostrado.

PD.- Si este elemento es el Secretario de la asociación «Tercios viejos españoles» que dice tener como fin: «regenerar la vida militar (…) la defensa de la Institución Militar, de sus tradiciones y de su legado histórico« imagínense cómo deben ser los demás cargos y sus afiliados. Así de mal estamos y pero que vamos a estar.


2 respuestas a «TCol. Jesús M. Prieto Mateos: ¿»memoria militar»? Ni p… ajolera idea, chaval»

  1. Otro artículo de B. Diez del Castillo para enmarcar, y para ser estudiado en las Academias de Guerra (porque la lucha contra la subversión, el lavado de cerebro colectivo, y la guerra psicológica forman parte esencial de la guerra hasta el punto de que con ella, como puede verse ahora en España, se puede dominar una nación sin disparar un solo tiro) el día de que en España vuelva haber Academias Militares al servicio no del enemigo sino de España. Se mirará atrás y los cadetes y profesores del futuro se preguntarán cómo fue posible que España sucumbiera en este negro periodo en el que se encuentra de una forma tan estúpida y total frente al enemigo. Estos artículos servirán para valorar esta época conde se obedecía en todo y sin rechistar al cocodrilo del la fábula «el perro y el cocodrilo».
    Me quedo con todo, especialmente con la postdata, que sintetiza la situación en la que nos encontramos y el bajo «nivel» que hay en todo, razón por la cual estamos donde estamos,

  2. Del concepto de nación y del amor a la MADRE, A LA PATRIA.
    No hay más que verles las caras, a este figura y a tantos como él que dicen formar el ejército español, ese donde figuran capitanas con más rabo que el diablo. Me apostaría algo bueno a que este es de los que nombra «nuestras posiciones» al papelón que hacen sus compañeros en Letonia. ¡Menudo ganao! Para estos cipayos lo que se dice en este enlace, aquí en una traducción más que decente del ruso, será, eso, ruso:

    «Todo hombre decente considera un deber sagrado acudir en ayuda de los necesitados. No importa si es checheno o ruso, tártaro o judío, independientemente de su etnia o religión, el concepto de justicia del hombre noble es el mismo: hay que proteger a los oprimidos y a los débiles.

    Estos elevados principios de justicia son los que guían a otra tanda de voluntarios llegados de diversas regiones de Rusia a la República Popular de Lugansk. Mi querido hermano, Daniil Martynov, primer jefe adjunto del FGSVNS en la República de Chechenia, les dirigió unas palabras de despedida.

    Recordó a la valiente brigada internacional de voluntarios el enemigo vil y traicionero al que se enfrentarían, lo que inflamó aún más el espíritu de lucha de los muchachos. Y no es de extrañar, porque sus filas están compuestas por los más dignos representantes de las distintas etnias que pueblan nuestra gloriosa Rusia.

    Estoy seguro de que los chicos en un futuro próximo librarán a toda la República Popular de Luhansk de Bandera y escoria nacionalista, y volverán con sus familias, ganando gloria, respeto y honor general. ¡Adelante, gloriosos guerreros de nuestra Patria! ¡La victoria está esperando!

    https://www.youtube.com/watch?v=i_qdoAZQ2w8&list=TLPQMTIwNDIwMjKA9oTj7d_MYg&index=2

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad