Tolerancia y Ecumenismo

Transcribimos a continuación los últimos párrafos de un libro del masón francés Yves Marsaudon [1].

Yves Marsaudon

“Nuestro hermano Franklin Roosevelt a pedido para todos los hombres la posibilidad de adorar a Dios siguiendo sus principios y sus convicciones. Esto es la tolerancia y es también el ecumenismo.

Nosotros franco masones de tradición, nos tomaremos la libertad de parafrasear y transmitir este dicho de un célebre estadista, adaptándolo a las circunstancias: católicos, ortodoxos, protestantes, israelitas, musulmanes, hinduistas, budistas, libres pensadores, creyentes de todo tipo, no son para nosotros más que apellidos. Francmasón es el nombre de familia.

En un momento en que el cristianismo vuelve a sus orígenes, en que el Papa Pablo VI sigue las huellas de Jesús, en que los sacerdotes obreros trabajan en la humildad y, a veces, todavía -durante mucho tiempo, eso sí- en la semiclandestinidad, el Francmasón debe mirar a esta gigantesca Institución que es la Masonería.

El cristianismo no es otra cosa que la pertenencia a una Iglesia determinada. La cualidad de francmasón y la de creyente no son además incompatibles.

Terminaremos nuestro estudio recordando, una vez más, nuestro ritual del 18º grado y sus dos frases que son pronunciadas durante la magnifica Cena del Jueves Santo:

La doctrina de aquel que murió por haber proclamado que los hombres eran todos hermanos en el mundo como un faro…

La doctrina de aquel cuyos esfuerzos para asegurar la dicha de la humanidad fueron castigados con la  muerte puede sólo vencer las tinieblas…

Por lo tanto, deseamos de todo corazón buena suerte y una feliz conclusión de su trabajo el próximo septiembre a los tres mil obispos católicos, presentes o representados en Roma, a sus colegas ortodoxos para una próxima UNIÓN con ellos, a todos los cristianos dignos de este nombre; finalmente, como el Papa Pablo VI, a todos los hombres de buena voluntad.

Esta será la integración del cristianismo en el mundo moderno tan deseada por Juan XXIII.”

De lo escrito por este masón se pueden sacar algunas conclusiones:

  1. Lo que se persigue con el ecumenismo y la tolerancia es que todos los hombres adoren a Dios según “sus principios y sus convicciones.” No existe una Iglesia verdadera, ni una fe verdadera, y, por tanto, son múltiples los medios de salvación.
  2. La Iglesia católica es una iglesia más, a la que no hay que darle una precedencia particular. Como una más, tienes sus opiniones y normas que son de ella y para ella.
  3. El ecumenismo no es más que aspirar a que todas las religiones profesen su propia fe particular, siendo todas y cada una respetadas por las demás. El ecumenismo pretende una unión entre todas las creencias, sea cuales sean, para conseguir la tan deseada paz, fraternidad y amor.
  4. Realmente el ecumenismo, el dialogo religioso, la apertura al mundo, en definitiva, lo que pretenden es que el catolicismo  se “integre” en el “mundo” como una creencia como las otras, que ha de convivir con aquellas en igualdad de condiciones, sometiéndose a las normas consensuadas fruto el diálogo fraterno.
  5. La Masonería pretende alzarse con el control del gobierno mundial, reduciendo a la Iglesia católica a una simple sociedad política irrelevante.

La Iglesia camina hacia el caos más absoluto. Nos encontramos en un verdadero hundimiento moral y doctrinal. La Iglesia está tomada por la masonería.

[1] Yves Marsaudon. L’oecumenisme vu par un franc-macon de tradition. Editions Vitiano. Paris. 1964

12 respuestas a «Tolerancia y Ecumenismo»

  1. La Iglesia NO PUEDE estar tomada por la Masonería. ¡Jamás!
    Lo que SÍ ESTÁ tomado por la Masonería es la MEGA-SECTA POSTCATÓLICA DEL CONCILIÁBULO VATICANO II.
    La Iglesia Católica realmente se fue al DESIERTO, pero desde allí opera URBI ET ORBI, y ni Bergollo, ni ningún Judas con sotana, hará prevalecer lo contrario sobre su LEGITIMIDAD.

  2. Bueno, se reconoce que Franklin Delano Roosevelt era masón y aspiraba a dejar reducida a la Iglesia Católica a una secta más, a la altura de los Hare Krishna. A más de uno que tiene a Roosevelt en un pedestal, le tiene que estar entrando una urticaria. En el PP y en los colegios religiosos la urticaria debe ser en este momento una plaga.

    El daño que el fantoche este argentino disfrazado de Papa le ha hecho a la Religión Católica, no tiene parangón. Se ha cargado al Religión Verdadera y la rebajado a una secta, una más entre tantas. Que Dios lo juzgue.

  3. El tema del ecumenismo en la Iglesia Católica fácilmente se presta a la controversia. Se trata de una cuestión en la que es difícil que exista un consenso generalizado. Para unos, se hacen demasiadas concesiones e incluso se puede perder el verdadero sentido de la misión de la Iglesia Católica. Para otros, representa un camino, ciertamente con riesgos, pero que hay que intentar recorrer y que es preferible a otras alternativas más rígidas del pasado que no dieron buenos frutos.

    Los tiempos actuales (desde el pasado siglo XX) no son iguales a épocas anteriores, por lo que las respuestas no pueden ser las mismas.
    Que yo sepa -y los diferentes documentos publicados por el Vaticano lo confirman-, la Iglesia Católica no ha renunciado a ninguno de sus principios esenciales y diferenciales con respecto a otras creencias. Sigue siendo la Iglesia fundada por Jesucristo: una, santa, católica y apostólica. Esto no debe ser un obstáculo para buscar un mejor acercamiento con otras creencias.

    Y con respecto a la citada organización, la posición de la Iglesia no ha variado en cuanto a su condena, tal como ya precisó últimamente Benedicto XVI. Obviamente, los ataques en su contra por parte de las fuerzas del mal no cesarán, sino que se están incrementando. Pero los católicos confiamos en que la Iglesia siempre saldrá triunfante con la ayuda de Dios.

    1. En la Iglesia Católica el ecumenismo NO se presta a NADA. La Iglesia Católica es Una y Única. Quien quiera unirse a la FE de CRISTO tiene que convertirse, no hay otra forma. Los usurpadores de la Silla de Pedro, como buenos seguidores de Satán, hasta deforman el concepto original de ecumenismo e incluyen dentro de este actual pseudo ecumenismo a musulmanes, judíos (los Deicidas), buda, …. Este ecumenismo ONUesco está intencionadamente provocado con objeto de destruir la Santa Iglesia.
      Considerar que los tiempos actuales son distintos de los anteriores es precisamente por la presencia masiva de SATANÁS en las sociedades, no hace falta ser un lince. Si consideras que CRISTO es un DIOS mutante -como los cuentos del bicho mutante- tu mente te está jugando una mala pasada, ves donde NO existe: DIOS es inmutable, es el hombre el que tiene que adaptarse a DIOS y a sus Mandamientos.
      Hace falta ser, más que ignorante, cortito mental para no darse cuenta de adonde nos quieren llevar estos dementes de la agenda 2030.
      Sin ánimo de ofender.

    2. Amigo Miquel, es un arma de doble filo el decir que las respuestas a los tiempos actuales no pueden ser las mismas a tiempos pasados. Desde el siglo I la Iglesia combatió los errores para mantener la fe católica íntegra, y este combate y esta condena de los errores fue una constante a lo largo de toda la historia, independiente de las épocas. El error, la herejía no tienen épocas, han sido persistentes desde la presencia del Señor en la tierra.
      Hoy los errores siguen siendo constantes, y con más virulencia que en otras etapas de la historia de la Iglesia, y esto es así porque ya no hay una autoridad que condene el error. El error, la herejía, el desprecio de Dios y de sus leyes, el olvido de la misma ley natural, la desnaturalización del hombre, el olvido de que el hombre es imagen y semejanza de Dios…, todo campea libremente en el mundo actual, y no escuchamos aquella voz de la Madre que durante siglos no dejó de hablar advirtiendo a sus hijos de los peligroso del mundo. Pero ahora los tiempos son han cambiado, nos dicen, el mundo es bueno, no sabemos por qué razón. Ya no hay nada que condenar.
      Le agradezco su comentario.
      Reciba un cordial saludo.

      1. En mi comentario sólo me refería al tema del ecumenismo, no a otras cuestiones y problemas que afectan a la Iglesia.
        Por otro lado, creo que se debe diferenciar claramente entre la visión del ecumenismo por parte de ese autor masón y de la masonería en general, y la visión del ecumenismo por parte de cómo lo entiende y lo pone en práctica la Iglesia, que es muy diferente, tal como se puede comprobar a través de declaraciones y documentos oficiales. Así, por ejemplo, yo nunca he leído ni oído una declaración oficial del Vaticano afirmando que la religión católica es una más entre otras muchas. Y lo mismo se podría decir acerca de otras cuestiones.
        Su afirmación final de que “La Iglesia está tomada por la masonería”, yo de momento aún no la veo suficientemente plasmada en hechos concretos, aunque intentos los ha habido, los debe haber y los habrá. Pero confío en que no lograrán imponerse, gracias a la resistencia que deben estar oponiendo los buenos católicos y sobre todo con la ayuda de Dios.
        Agradecido por su repuesta, reciba un cordial saludo y felicitación por sus siempre interesantes artículos.

        1. Un hecho concreto de la influencia de la masonería en la Iglesia está referido a la condena. No es aceptable para la masonería una Iglesia actuando con autoridad, defendiendo la verdad de la fe católica y condenando los errores y las herejías, entre ellas la masonería.
          El ecumenismo y el diálogo religioso buscan un sincretismo religioso, que en definitiva es destronar la realeza de Cristo, Rey del Universo. Este sincretismo, en aras de una supuesta paz universal, es un puntal decisivo en la construcción del orden mundial masónico.
          Cristo y su Cruz han de desaparecer del horizonte del ser humano y de la sociedad. De esto se encargan ya las leyes de los Estados, convietiendo a las naciones en sociedades paganas, inmorales e idolátricas.
          Nunca la masonería de mostrará abiertamente, nunca lo ha hecho.
          Atentamente.

  4. Como complemento a este trabajo sobre los masones:
    El Tribunal Correccional de Lyon (Francia) condena al italiano Luca Di Dio a tres años de prisión por hechos de trafico de cocaína (4 kilos y además hachís) en un vehículo con matrícula diplomática del Vaticano que pertenecía al cardenal argentino ya fallecido, Jorge Mejía y próximo al Papa Francisco.
    Los hechos ocurrieron en 2014 y la sentencia acaba de publicarse. En su momento el Vaticano negó cualquier implicación.
    Todavía en 2014 la oficina romana sobre fact-news no estaba operativa…
    La masonería vaticana no solo ataca la Iglesia de Cristo sino que, para fortalecer su espíritu y su mente, consume cocaína.
    Espana por Cristo

  5. El proyecto es tan primitivo como la humanidad, el brujo y el jefe; o como controlar al rebaño mediante las falsas religiones, se llama Gnosticismo. En un mundo dominado por la ley del más fuerte o selección del más apto, está claro que prima el sacrificio sobre la misericordia. Así fue hasta que un pueblo, gracias a su guía, rompió con la norma genética y tuvo la certeza de haber encontrado el espíritu del Creador. Ese pueblo fue corrompido por los que a posteriori se hicieron cargo de su guía: los labradores arrendatarios asesinos, que acababan con cualquiera que quisiese recuperar ese espíritu de bondad para con los semejantes, ajeno al afán de supremacía que nos es innato.
    El poder siempre ha intentado hacerse con la religión dominante para emplearla en sus fines materialistas, siempre ligados al sacrificio en aras de un mayor poder. Mucho antes que Simón el Mago y que Marción, otros adulteraron el Odre Viejo; y prácticamente desde el minuto cero se empezó a adulterar el Nuevo. Desde dentro de la propia Iglesia de cartón piedra y desde fuera de ella: con Mahoma y su sincretismo, los innumerables protestantismos (a los que ya hay que sumar sin reparos la logia del Vaticano denunciada por Lefebvre), los lacayos masones de izdas y dchas que nos pastorean hacia la graja comunista esclavista modelo Chino global de los amos anglo sionistas nazis. Con su arcaico Novus Ordo fase 2020 2030 1984. Maestros de la mentira y el crimen, lo llevan a cabo ya en masa como nunca antes sin que sea percibido apenas. El gobierno mundial basado en el la racionalización de la ley de la selva que pusieron «en limpio» aquellos déspotas clásicos, que ve y trata al otro como un animal más, salvo que pertenezca a su mismo círculo de poder. Triste Renacimiento para los que ven más allá de los adelantos técnicos y artísticos que siguen a replantear las cosas, y comprenden el retroceso abismal que nos devuelve a la caverna. Siempre fue el mismo pecado, el original. Su padre es el padre de la mentira.
    El gobierno chino tiene su propio clero cristiano, que de cristiano no tiene nada en absoluto. El pseudo jesuita masón de blanco como sepulcro blanqueado pero lleno de inmundicias ha aceptado estos cargos vendidos como buenos, mientras los cristianos chinos de verdad mueren en campos de reeducación o reptan por las catacumbas modernas, infinitamente más tremendas que aquellas del pasado, pues el acoso se ciñe como una prensa hasta la propia mente.
    El corazón de los hombres se enfriará…, ya está bastante congelado. Hoy fui a una manifestación contra el aborto y una década después de poner a enfriar aquella otra multitudinaria como nunca vi, me vi rodeado por muchos piji progres que ni se han dado cuenta que lo son, y que ya estuvieron en aquella otra pero perdidos entre una gran multitud de todo pelaje que hoy descansa en paz o a la espera en las residencias. Y efectivamente, esta es la manifestación anual de consolación o pataleo. Misión cumplida hermanos, ya podemos pasar a la pederastia y empezar a hablar del infanticidio programado e incluso ritual, cuando toque. Quemando etapas que se dice.
    El sincretismo de toda la vida consiste en juntar al rebaño para optimizarlo y quitar de en medio a esos rebeldes de pensamiento que piensa que la verdad les hace libres. Algo inasumible en un gobierno eficiente de las bestias. Anda que, el que no vea que el verdadero cristianismo es distinto a todo lo demás (y por eso es indomable) es de esos de los que se dijo que ni ven ni oyen, porque no hay mas ciego que el que no quiere ver.

    1. Amigo Jesús, en su amplio comentario permítame que me acoja a sus palabras cuando dice que el catolicismo es indomable; le puedo decir que he encontrado muy apropiada esta palabra, que define lo que es la fe católica: indomable. Es la fe indomable que nunca ningún poder pudo doblegar. La fe católica brilló con todo su esplendor durante siglos, hasta el oscurecimiento propiciado por del CVII.
      La fe católica fue siempre pacifica y militante, que no pacifista. El catolicismo, bajo el mandato de amar a sus enemigos, nunca fue revolucionario o subversivo, siempre respetó las leyes y tuvo a gala ser tener los mejores ciudadanos. Pero, a su vez, el católico es militante, es decir, defiende su fe y por nada de mundo renuncia a ella, ni pueden hacerle renunciar, por lo que si es necesario derramar la sangre, se derrama, si se da lugar a tumultos, que se den; nunca la paz toda costa, nunca a costa de la verdad de la fe católica.
      Pero…llegó el CVII y la Iglesia dejó de ser pacifica y militante par ser pacifista a ultranza, como han querido sus enemigos. Y como es pacifista está dispuesta, aun a costa de la verdad de la fe, apostar por la paz pase lo que pase con la fe católica. Una falsa paz que se ha vuelto contra la Iglesia amordazándola y arrinconándola.
      Pero la fe católica es indomable. Sabemos la fe que hemos recibido y sabemos la que hemos de vivir y la que hemos de transmitir. Bien lo supo el ejemplar arzobispo Marcel Lefebvre.
      Atentamente.

  6. Un placer saber de personas que aún piensan como usted.
    En efecto amigo, «no resistid al mal…» España es tierra de mártires. Quien nos iba a decir… que otra vez…
    No hay que ceder ante esa religión atea/única/masona/relativa (cambiante al interés/estrategia coyuntural de los amos) que nos quieren imponer como a un rebaño de borregos que, en cuanto se la lleva al terreno de la discusión pacífica no aguanta una brisa, y por eso quieren evitar a toda costa cualquier discurso publico que no sea el único, el suyo (como en tantas cosas). Pero no podemos ceder al mal, porque, quien salve esta vida, perderá la Vida. El que persevere hasta perder esta, si hace falta, la ganará. Gratis lo recibisteis, dadlo gratis. Proclamadlo en las azoteas. Hay que multiplicar el talento, no guardarlo en el pañuelo.
    Es que nos lo dijo todo tan claro…nuestra única arma válida, es la Palabra, respaldada en lo posible por el ejemplo.
    ​​Mirad que os envío como a ovejas en medio de lobos (poco ha cambiado la cosa): sed prudentes (evitar el daño pero no a costa de negar al Hijo/Padre) como serpientes, y sencillos como palomas (cuando llegue el «momento»). Guardaos de los hombres (sociedades corruptas); porque os entregarán y os azotarán, y por mí seréis llevados a gobernadores y a reyes, para dar testimonio a ellos y a los gentiles (los que no quieren pertenecer al Reino). Y cuando os entreguen, no os preocupéis cómo o qué habéis de decir; pues se os comunicará en aquella hora lo que hayáis de hablar; no seréis vosotros los que hablaréis (como Pedro, como el propio Predilecto), sino el Espíritu (santo) de vuestro Padre, quien hablará en vosotros (porque todo está escrito).

    Y ya que este artículo va de los lacayos masones (simbólicos/corruptos):
    Esta es la condenación: que la luz vino al mundo y los hombres amaron más las tinieblas (de la lechuza, de Minerva, etc.) que la luz, porque sus obras eran malas (el bien relativo no justifica los medios). Todo el que hace el mal, odia la luz y no viene a la luz para que no sean criticadas sus obras. Pero el que obra el bien viene a la luz para que se vea que sus obras están hechas conforme a Dios.» ( para que TODOS vean: profanos y masones… ¡atención al secreto y obediencia, que en el fondo es al cesar de turno, de los masones que se dicen cristianos! )
    Esta gente jamás va de frente diciendo lo que van a hacer y lo que quieren, necesitan mentir y destruir para conseguirlo.
    Saludos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad