Totalmente de acuerdo: hay que acabar con la DESINFORMACIÓN

La desinformación, fenómeno que ha existido siempre, bien que con la potencia de los medios de comunicación actuales –redes in-sociales incluidas– alcanza niveles nunca antes vistos, se sirve de diversos procedimientos retóricos como son la demonización, de las medias verdades y las puras mentiras y falacias, de clamorosas omisiones, generalizaciones y simplificaciones, de burdas analogías y metáforas, de eufemismos torticeros y de muchos más.

La desinformación es la base de toda manipulación, lo que causa estragos en todos los órdenes en los que se aplica. Los que así proceden lo hacen siempre con objetivos maliciosos. Son, por demás, gentes carentes del menor escrúpulo, amorales, que desprecian a los demás y sólo quieren imponerse para beneficiarse de ellos de muy variadas formas.

Por todo lo dicho hay imperiosa necesidad, como bien dice nuestro eminente Gobierno, de perseguir la desinformación y a los desinformadores hasta acabar con ellos sin piedad, porque está en juego nuestra unidad, soberanía, integridad, democracia, libertad, paz, justicia y prosperidad.

Así pues, esperemos que los encargados de tan encomiable labor persigan y acaben con las toneladas de desinformación que venimos sufriendo los españoles desde hace décadas, las cuales no han llevado a:

  • Considerar al Frente Popular como modelo democrático en vez de marxista-leninista cuyo objetivo era la destrucción de la II República para implantar la dictadura del proletariado, tras una cruenta revolución, convirtiendo a España en satélite de Moscú.
  • Considerar el Alzamiento Nacional como “golpe de Estado fascista”, cuando fue natural levantamiento cívico-militar contra la tiranía frentepopulista para salvar la República y restablecer el Estado de Derecho.
  • Considerar verdugos a las decenas de miles de víctimas del Frente Popular y viceversa.
  • Considerar a los terroristas, mayoritariamente comunistas, de los años 1939 a 1952 como “guerrilleros luchadores por la libertad y la democracia”.
  • Sacralizar la Transición la cual, en realidad, vulneró la “reforma política” aprobada por los españoles convirtiéndola en ruptura y demolición del régimen anterior.
  • Demonizar la etapa de gobierno de Francisco Franco, cuando fue la más fructífera en todos los órdenes de nuestra historia contemporánea.
  • Considerar al PSOE, PCE-IU, Podemos, ERC y PNV partidos democráticos en vez de manifiestamente criminales, antidemocráticos y antiespañoles imposibles de legalidad.
  • Considerar la Ley de Memoria Histórica, y ahora la “Democrática” como la verdad, cuando es la más completa muestra de desinformación histórica sólo comparable a la de la Leyenda Negra.
  • Considerar al terrorismo de ETA (y del FRAP, GRAPO y otros) como producto de un “conflicto”; y menos aún que se le haya derrotado, sino todo lo contrario.
  • Considerar a España como Estado de Derecho y democrático, en vez de lo contrario dado que no existe separación de poderes, todas las instituciones están profundamente politizadas y corrompidas, la ley electoral pervierte la verdadera representación popular y la inseguridad jurídica es total.
  • Considerar que todos los españoles somos iguales y España está formada por 17 entes autonómicos y/o “nacionalidades” en vez de por 51 provincias, así como que la desigualdad entre los españoles es patente en todos los órdenes.
  • Considerar que hay libertad de religión y que los católicos no son perseguidos.
  • Considerar que el español no es nuestra única y verdadera lengua.
  • Considerar el aborto como un derecho, en vez de un crimen que alcanza proporciones de genocidio.
  • Considerar la sodomía como práctica sexual normal, en vez de antinatural.
  • Considerar que el matrimonio no es exclusivo de un hombre y una mujer, y que la familia puede estar constituida de múltiples formas.

Ahora añadan ustedes las que faltan, pues la lista es interminable y, además, seguro que lo hacen mejor que quien esto subscribe.

Una pregunta: ¿serán capaces Iván Redondo (jefe del Gabinete de Presidencia), Juan Antonio Rodríguez (a) “comisario Lenin” (director del Gabinete de Coordinación y Estudios de Interior), Santiago Marín (Gral. jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil) y Margarita Robles (Ministro de Defensa) y Paz Esteban (directora del CNI) de afrontar tamaña empresa o… han puesto a las zorras a cuidar de las gallinas?


7 respuestas a «Totalmente de acuerdo: hay que acabar con la DESINFORMACIÓN»

  1. Mientras no haya medios de comunicación libres que suministren información veraz y no propaganda y desinformación rojas, y mientras la legislación sea sectaria (art. 510 CP cuyo tenor no persigue el odio, venga de dónde venga, sino que es un precepto redactado por el sionismo, el racismo anticristiano y la extrema izquierda, una Fiscalía tremendamente ideologizada a la extrema izquierda, Ley de Desmemoria, Falsificación y Manipulación Históricas de Zapatero/Rajoy, y Ley de Memoria «Democrática» ?) al servicio de un sector político en perjuicio del otro, no podrá hablase de Democracia.
    Sin garantía de un Poder judicial independiente y sobre todo honesto que haga honor al mandato del art. 117, 1º CE (jueces independiente sometidos exclusivamente al imperio de la Ley), tampoco puede hablarse de Democracia real.

    Muy buen artículo, es una pena que el autor no escriba más en este medio.

    1. Es la sociedad de imbéciles que tenemos, corrupción e imbecilidad social a raudales para votar a esta gente, y el Ministerio de la Mentira controlando las redes sociales para meter en la cárcel al que no pase por el aro, y ahí está la Fiscalía luego para acusar a cuchillo. Y por supuesto el CNI y las Fuerzas y Cuerpos de la seguridad del Estado en lugar de estar en la defensa de España, contribuyendo a este complot del Ministerio de la Mentira.

      Cuando esto reviente y la gente muera a miles y linchen en la calle como fueron linchados en Rumania los sicarios de la «Securitate» (la policía política de Ceaucescu) tras la caída de Ceaucescu, pues con lamentarse ya no habrá remedio, porque más de uno en tales circunstancias lamentará haber contribuido a su propia perdición .

      1. Así es.
        * ¿Ustedes creen que tardará muchos años en reventar la situación…?
        * Yo presiento que serán solo meses, y no años, pues:
        * LOS ERTES VAN A DEJAR a un millón más de trabajadores en la calle.
        * LA RECAUDACIÓN FISCAL está bajando a gran velocidad, pues no hay casi actividad económica, y po rlo tanto no se generan IVAs, retenciones sobre el IRPF, la compra venta de inmuebles está cayendo mucho, pues los «judíos» esperan a la ruina total de España y de los españoles, para poder comprar todo a precio de saldo, etc.
        * EN OTRAS PALABRAS, QUE NUESTRO HORIZONTE ECONÓMICO ES FRANCAMENTE LAMENTABLE, y las prestaciones por desempleo son temporales, no vitalicias.
        * Además, pensar que una FAMILIA PUEDE VIIR CON 430 EUROS AL MES, ES REALMENTE UNA QUIMERA.
        Todos los días rezo a Dios, con la intermediación de la Virgen del Pilar, para que no slibre pronto de esta gentuza, pero lo veo francamente difícil, Y MÁS DESPUÉS DE LA TRAICIÓN DEL PP, PARTIDO PODRIDO, como todos sabemos…

    2. Totalmente de acuerdo con su comentario y, especialmente, con el último párrafo:
      «MUY BUEN ARTÍCULO, ES UNA PENA QUE EL AUTOR NO ESCRIBA MÁS EN ESTE MEDIO!.
      * ¿Será que la Dirección veta sus artículos…? Obviamente, es broma.
      Posiblemente preferirá prodigarse en otros medios, pues creo que los que escribimos hacemos UN APOSTOLADO DE LA PRENSA, y debemos escribir en todos los medios posibles, y si no son los «nuestros», pues mucho mejor, para intentar llegar a más gente, convencer a los escépticos y cobardes -España es un país poblado por conejos, escépticos y cobardes, que para el caso son lo mismo-, etc.
      Buen fin de semana a todos, si el desgobierno nos deja, claro.

  2. Es necesario armarse de «relatos patrióticos», como el autor de este valiente artículo.
    Don Miguel ya lo hizo el SXVII, en nuestra querida Casa que es España:
    …y estás en tu Casa, donde eres señor della, como el Rey de sus Alcabalas, y sabes lo que comúnmente se dice:
    «que debajo de mi manto, al rey mato».
    Todo lo cual te exenta y hace libre de todo respeto y obligación;
    y así,
    puedes decir de la historia todo aquello que te pareciere,
    sin temor que te calumnien por el mal ni te premien por el bien que dijeres della…
    Saludos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*