Trabajar el barro, vía de salvación… también; María Vallet

María Vallet

María Vallet estudió Bellas Artes con la idea de poner sus talentos al servicio de Dios. Aunque al principio le gustaba dibujar y no tanto trabajar el barro, que no le gustaba nada, fue a raíz de realizar un curso de cerámica, cuando experimentó un cambio en la forma de vivir el arte. En ese momento sintió la inspiración de trabajar la cerámica, aunque las razones más profundas siguen siendo para ella un misterio escondido en Dios.

¿Por qué has decidido dedicarte a la elaborar productos con la cerámica?

Esa no ha sido una decisión tomada activamente por mí. Soy una persona muy interesada en la belleza y el arte en general. Siempre he sentido inclinación a buscar la belleza visual y una fascinación absoluta sobre el arte, el arte que eleva el alma y la lleva al conocimiento de Dios a través de los sentidos internos y externos.

La cerámica no ha sido siempre mi técnica artística predilecta, pues yo realmente me he desenvuelto mejor, desde que era pequeña, dibujando a lápiz. Estudié Bellas Artes en la universidad y he de admitir que la asignatura de barro fue siempre para mí un quebradero de cabeza. Fue más tarde cuando ya volví a casa, pues yo estudié en Madrid, y soy de Barcelona, cuando me apunté a clases de cerámica. Supongo que fue el hecho de no tener la presión de ser examinada, que hizo que pudiese descubrir la cerámica desde una óptica de asombro más relajada. Se juntó en un momento en el que necesitaba un cambio en mi forma de vivir el arte y la cerámica me ayudó con eso.

El por qué he acabado dedicándome a la cerámica y no a cualquier otra disciplina, aún es un misterio para mí. Supongo que el Señor ya me lo irá revelando a medida que pase el tiempo.

Pero no cualquier cerámica, sino cerámica exclusivamente religiosa…

He querido orientar mi trabajo a la creación de artículos religiosos pues mi intención es vivir una especie de “ora et labora” en donde pueda dedicarme constantemente a Dios y pueda parar mi trabajo, en la medida de lo posible, para poder ir haciendo oración. Y que el propio trabajo sea a la vez oración.

Antes se evangelizaba a través de la pintura en las iglesias, el arte siempre ha sido un instrumento de peso en la propagación de la fe. Tomando eso de referencia, quiero poder aportar mi granito de arena de esta forma. No he querido dedicarme a hacer vajillas y tazas, sino poner al servicio del Señor los talentos que me ha dado para poder acercar a la gente a Él. (Siempre en la medida que Él quiera, cuando Él quiera y como Él lo quiera, citando a la Santa Madre Maravillas).

Crear artículos para la vida cotidiana que puedan ser instrumento para elevar el día a día al Señor, quizás es lo que más me ha inspirado y ha sido mi mayor motivación a la hora de empezar este proyecto.

Es por tanto algo vocacional, poner tus talentos al servicio de Dios…

Creo que poner los talentos al servicio de Dios es un deber para todo cristiano.

El Señor colma a cada uno con talentos diferentes para poder desarrollarlos y ponerlos a su servicio. El mundo, al ser creado por Dios, tiene su sello en todos los diferentes ámbitos de la realidad. Cada persona está inclinada a conocer la verdad, o sea, la realidad del mundo, y en consecuencia, a Dios.

Poner los talentos al servicio de Dios creo que es simplemente llegar a Él a través de los dones que nos ha dado. No debemos desaprovechar lo que el Señor nos da, y esto me lleva a la parábola de los talentos: Mateo 25, 14-30.

Pero a la vez, es poder dedicarte realmente a lo que te gusta…

Bueno, es cierto que me gusta dedicarme a esto y mentiría si dijese que no, pero no es eso lo que ha hecho que me decidiese a tomar este camino, pues hay quizás otras técnicas artísticas en las que me siento más cómoda, y creo que quizás hubiesen sido más fáciles poder desarrollar o iniciar un proyecto.

Como he dicho anteriormente, el barro y la escultura no ha sido mi disciplina favorita, pues dedicarse a ello conlleva ciertos requisitos que pueden resultar algo incómodos. Por ejemplo, es indispensable contar con un espacio donde trabajar, y hay ciertas maquinarias que son absolutamente imprescindibles como el horno, o tener un grifo que pueda ser de uso exclusivo para el taller, etc. Otra cosa a tener en cuenta es que el barro es sucio, una debe asumir que se va a manchar mucho al trabajar con él, y eso son cosas que hacen que, aunque me guste, a veces no puedo evitar verlo como una disciplina un poco incómoda.

Con lo que disfruto mucho, por ejemplo, es buscando inspiración en estilos artísticos antiguos y aprendiendo de los diferentes estilos de vida de antes, devociones antiguas…etc. Uno aprende mucho con el arte, aprende sobre miradas, sobre dónde están fijos los ojos y el interés de la persona que lo plasma, y eso me resulta absolutamente fascinante.

¿En qué medida es importante la vida interior para inspirar el proceso creativo?

Creo que es esencial llevar una vida de oración profunda. Pues cuanto más cerca está uno de Dios más acerca a Dios a los demás.

Lo importante es la intención y la caridad que hay detrás de cada obra y cada acción, pues todos estamos en este mundo para honrar y glorificar a Dios y eso se consigue a través de la vida de gracia, de frecuentar los sacramentos y de la oración.

También me parece importante aclarar que yo no busco, y creo que sería un error si así fuese, poner el foco de atención en el componente empresarial de este proyecto, sino que busco ponerlo en la perfección de las virtudes a través de este trabajo. Y, si en algún momento viese que tengo que abandonarlo, no me turbaría ni me molestaría, pues la intención des del principio siempre estuvo en otro lugar, no en hacer crecer un negocio, sino en buscar hacer la voluntad De Dios.

Así pues es a través de la vida interior que uno puede llegar a estar en el camino que Dios tiene para él. La vida interior es el medio para ello. A mayor vida interior, mayor caridad, menor presencia de uno mismo, mayor presencia de Dios tanto en su vida, como en sus obras, por lo que éstas son más meritorias. Y esto se aplica para cualquier persona y oficio. En el caso del artista/artesano se concretiza o materializa en la realización de artículos artísticos que pueden tener diferentes fines, pero el proceso es igual para todos.

¿Qué tipo de productos estás haciendo y cuáles tienes previstos hacer?

De momento he hecho medallones del Sagrado Corazón de dos tamaños, uno pequeño y otro mediano, y me gustaría sacar un último tamaño un poco más grande, para poder colgarlos en la pared de casa. Este artículo va a estar disponible en la tienda de las Carmelitas descalzas del Cerro de los Ángeles y en la tienda del punto de información del Cerro. Y en Barcelona están disponibles en el centro de adultos de los Legionarios de Cristo en una tiendecita que hay nada más entrar a mano derecha, que está destinada al apostolado del Sagrado Corazón.

También tengo hechos candelabros infantiles, que los personalizo según el nombre de cada niño. Con la idea de que los niños desde pequeñitos puedan empezar a tener devoción a sus santos y rezarles para que acaben teniendo una relación firme con ellos. Por cierto, las velas de los candelabros las hace artesanalmente, de cera de abeja natural, un amigo mío, Toni, que para este modelo infantil de candelabro ha hecho una vela divertidísima.

Tengo pensado hacer candelabros de adultos. Podrán ser lisos o llevar alguna inscripción o detalle al gusto de cada persona. Para poder poner al lado de una imagen de algún santo o de la Virgen, o en la mesita de noche…

Un artículo que está teniendo mucho éxito son los azulejos. Hay varias inscripciones que quiero poder tener siempre en stock como: Ave María Purissima, Laudetur Iesus Christus in aeternum. Amen, Deu vos guard, entre otras, pero he de decir que me encanta poder diseñar, mano a mano con cada persona, el azulejo según sus gustos.

Para colgarlos en la pared tengo dos opciones: el gancho metálico clásico, que se adapta a cualquier medida. Y también, una opción que me resulta muy elegante, es ponerle un marquito de madera alrededor.

Hice la semana pasada mi primer platito de alianzas para unos amigos que se casan ahora en Abril y he de decir que ha quedado precioso, tengo muchas ganas de poder hacer más. Para este artículo me he inspirado en las letras de los textos medievales, que creo que es un estilo que encaja muy bien y que a mí, personalmente, me gusta mucho.

Y finalmente espero tener en adelante: cajas para guardar rosarios, cruces y crucifijos, relieves, etc. También decir que estoy abierta a cualquier tipo de artículos y nuevas propuestas.

¿Por qué es importante recuperar los antiguos oficios tradicionales y ponerlos al servicio de la cristiandad?

Creo que todos aquellos oficios que se están muriendo, pero que siguen teniendo cabida en el día de hoy es importante mantenerlos. Igual que es importante mantener una vida cristiana en contra del mundo, viviendo en el mundo pero sin ser del mundo. Aunque también es cierto que pienso que hay algunos oficios tradicionales que ya no tienen sentido en nuestra sociedad pues hay formas más eficientes de hacer lo mismo que no requieren tanto tiempo, esfuerzo y dinero, y eso hace que deje de tener sentido mantenerlo como oficio y se queden orgánicamente en el ámbito de los hobbies.

Pienso que es importante mirar atrás, aprender del pasado y no querer borrar todo lo que aparentemente ya no nos apela, pero a su vez pienso que no es adecuado anclarse al pasado y saber identificar con qué cosas debemos quedarnos y qué cosas es mejor dejar ir.

Y sobre mantenerlos como oficios, supongo que eso esta obligadamente unido a la demanda que haya. Pues aunque uno pueda ser capaz de ver la belleza de un oficio y disfrute mucho dedicándose a él, si no hay demanda no va a poder ejercer, dedicándose de forma exclusiva a ello.

¿Cuál es la razón de ser más profunda de todo lo que haces?

Esta es una pregunta que va muy relacionada con lo que he dicho anteriormente cuando hemos hablado sobre la importancia de vida interior en la inspiración del proceso creativo.

En primer lugar , la razón de ser más profunda, siendo esta la más importante, es que lo hago para mayor gloria De Dios y como camino de perfección. Podría haberme dedicado con estos mismos motivos a cualquier otra cosa, pero entiendo que Dios me ha dado una cierta sensibilidad artística y facilidad para ponerla en práctica y creo que es importante poner esos talentos a su servicio. Pues hoy en día vemos cómo las sociedades se van poco a poco secularizando y veo que es importante volver a poner a Dios en el centro de ellas.

Otro de los motivos que más me han llevado a poner en marcha este proyecto ha sido el ver cómo hay una sed de tener en casa objetos que nos lleven a elevar la mirada al cielo y a lo trascendental. Estando en una sociedad donde al salir a la calle lo que se experimenta es una feroz ausencia de Dios, una entrega absoluta a los placeres más inmediatos, una preocupación excesiva sobre cuestiones terrenales, crece la necesidad de alzar la vista, que la intimidad del hogar sea un lugar de descanso, de descanso en Dios, de descanso en la virtud… y poder hacer artículos que ayuden a que en medio de las responsabilidades y deberes del día a día uno pueda mirar a la pared y ver una frase, una imagen… que le haga parar, reflexionar y tener unos minutos de oración, hacer artículos que sean instrumento para llevar a las almas a esos momentos de intimidad con Dios en soledad, o rodeados de familia, es algo que definitivamente me genera una alegría muy grande.

Como está escrito en el Santo Evangelio de San Mateo 5,13-18., «Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo». Así debemos ser la luz del mundo y trabajar para el Señor.

Estoy muy agradecida de que el Señor me haya hecho este regalo de poder empezar a dedicarme a este proyecto, pues espero que Dios se sirva de ello para la salvación de las almas.

A continuación dejo mi cuenta de Instagram, que es donde voy publicando todas las novedades y artículos que voy haciendo: AQUÍ

Y para aquellos que quieran contactar conmigo lo pueden hacer a través de mail, WhatsApp o Telegram: AQUÍ CORREO +34 615 17 22 33


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad