Traición a España

En estos días estamos asistiendo, impasibles, a la comisión de un delito de lesa patria: la venta de España, como si del huerto de un sátrapa se tratase, con el único objetivo de que, unos pocos -socialistas y comunistas-, se mantengan en el poder.

Un hecho que, a lo que se ve, a muy pocos les preocupa, entretenidos en veleidades como el supuesto cambio climático, la amenaza de una nueva “plandemia” y todo eso que el poder globalitario ha inculcado a una sociedad enferma y caduca a la que lo único que le importa sigue siendo la “playita”, tomar una “cañita” en una “terracita”, salir de copas el “finde” y que, cuanto antes, lleguen de nuevo las “vacas” para poder viajar por esos mundos de Dios.

La situación por la que estamos transitando es de una gravedad suprema que, cuando menos, invita a una reflexión serena y ponderada de los acontecimientos.

A nadie en su sano juicio, y tal parece que los españoles andamos bastante faltos de ello, se le ocurre poner su futuro en manos de los que sabe lo van a traicionar. A nadie, al menos si tiene dos dedos frente, se le pasa por la cabeza darle la espalda a alguien de quien está seguro que lo va acuchillar a la primera de cambio. Pues eso es, precisamente, a lo que estamos asistiendo, impasibles, en estos días.

Nadie está legitimado, al menos en un Estado teóricamente de derecho como el nuestro, a saltarse la Ley de acuerdo con su conveniencia. Las normas de conducta que todos debemos observar, si anhelamos tener una convivencia pacífica, se rigen por la legislación vigente y la comisión o no de un hecho delictivo la marca el articulado del Código Penal vigente que no se puede someter, en ningún caso, a las arbitrariedades de quien gobierna en cada momento.

Si ya, de por sí, fue grave eliminar, por intereses particulares y de partido, algunos supuestos penales con el fin de congraciarse con los delincuentes, mucho más grave es lo que se avecina que, en román paladino, viene a decir que pedimos perdón a los condenados, nos postramos avergonzados a sus pies, aun cuando sigan con su permanente amenaza de volver a cometer el mismo delito.

¿Qué Juez o Tribunal pondría en libertad a alguien que, tras cometer un tipo delictivo tipificado en el Código Penal, asegura que volverá a cometerlo en cuanto tenga ocasión? Supongo que ninguno. Sin embargo, este sátrapa que nos gobierna, carente de la más elemental empatía con nadie que no sea él mismo y sus intereses, hará eso y mucho más con tal de perpetuarse en el puesto.

Sin embargo, no podemos obviar ni pasar por alto el hecho de que, en todos los tipos delictivos, se tipifican varias formas de participar en su comisión, esto es, cómplices, encubridores y cooperadores necesarios, incluso los incitadores a su comisión. Pues bien, es hora de que cada uno asuma la responsabilidad que tiene en el supuesto de que este delito, la destrucción de España, se perpetre.

La Constitución vigente determina, con claridad, los deberes que deben asumir determinados estamentos de la Nación. No se trata, en ningún caso, de supuestos teóricos y, mucho menos, propuestas banales, se trata, por encima de todo, de deberes y obligaciones que, cada uno, tiene que asumir y que constan en el juramento o promesa que ha realizado en el momento de posesionarse de su función o de su cargo.

En este sentido, dice la fórmula del juramento para cualquier cargo público: “juro (o prometo) por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo, con lealtad al Rey, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”.

Pero hay más, la fórmula del juramento a la Bandera, a la que se someten, por el imperio de la Ley, todos los militares y determinado personal civil que así lo desea, se expresa en los siguientes términos: ¿juráis por Dios o por vuestro honor y prometéis a España, besando con unción su Bandera, obedecer y respetar al Rey y a vuestros Jefes, no abandonarles nunca y derramar, si es preciso, en defensa de la soberanía e independencia de la Patria, de su unidad e integridad territorial y del ordenamiento constitucional, hasta la última gota de vuestra sangre?

En consecuencia, todos, unos por imperativo legal y otros voluntariamente, bien poniendo a Dios por testigo o a su conciencia y honor, incluso esos a los que se les permite alterar la fórmula del juramento, pese a que no renuncian a percibir los cuantiosos emolumentos de su cargo, estamos obligados a defender a España y velar por el cumplimiento de la Constitución.

Lo que se avecina, si finalmente, España queda en manos de sus enemigos viscerales -comunistas, golpistas, filoterroristas, independentistas- constituye un delito de alta traición a la Patria, toda vez que atenta contra su principio de indisolubilidad contemplado también en la Constitución, siendo los primeros responsables, en grado de coautores, la bancada socialista que, por las treinta monedas -o treinta mil, es igual- permitirá, con sus votos, la disolución de España, pero que nadie se olvide que el resto, los que hemos jurado alguna vez lealtad a ella, también seremos corresponsables bien como cómplices, encubridores o cooperadores necesarios. Que cada cual se atribuya el papel que le corresponde.

Blog del autor: http://cnpjefb.blogspot.com/


3 respuestas a «Traición a España»

  1. La unidad de España ya es más un tema estético y viene a ser tal cadáver en el tanatorio que preparan en su aspecto para la contemplación de los todavía vivos. España si no está muerta, está en coma. No existe ni un suspiro de solidaridad, a la juventud se les pervierte ya en la infancia, a los recién rescatados de padre desconocido tienen más derechos que los de aquí, se acepta las normas contrarias a la Ley Natural con “naturalidad” y, lo dicho años atrás por Azaña, se ha cumplido: España ha dejado de ser católica y lo es por doble partida porque la propia Iglesia con sede en El Vaticano también ha dejado de serlo. Estamos en la España de la Mentira, de la Muerte y de la Ruina. Y todo ello por habernos apartado de DIOS.
    España volverá con renovada vida (junto con el resto de la humanidad) cuando por la intervención de N.S. JESUCRISTO aparte de un sola “mirada” a toda esta inmundicia que nos rodea.

    Aprovecho este comentario para recordaros que hace 3 meses se procedió a la detección y encarcelación de Fernando Presencia y demás, por “denuncias falsas”. Estas personas, que están siendo perseguidas, NECESITAN DE NUESTRO APOYO y uno de ellos es una ayuda económica que podéis aportar en:
    – Bizum: 613035429
    – Bizum: 686659291
    – IBAN: ES96 0081 2803 1000 0307 6911 corresponde al Banco Sabadell
    No olvidarse poner como concepto del ingreso: TAMARA (la mujer de Fernando Presencia)
    Antes de ingresar dinero alguno, hacer la comprobación de dichos datos bancarios en diversos portales de Telegram: Miguel Rix, Denunciantes de corrupción, etc. (afines a los arriba mencionados)
    Si alguien quiere sugerir alguna otra idea, que la comente.

  2. Juramento de militares y políticos. Palabras huecas, en las, que no creen ninguno. Unos para, asegurarse trabajo fijo durante unos, años. Otros para, asegurarse reds día de trabajo a la semana y cobrar pensión máxima 4 años, después. Funcionarios en el peor sentido del término, unos. Sinvergüenzas en el mejor sentido, otros.

  3. Voy a resumir el último capítulo del último libro de Buhigas (pues posiblemente se lo terminaron cargando antes de que pudiera publicar el siguiente, más del momento), que viene mucho al caso tras el paripé del PPsoe. So pena de agravar mi condena por decir lo que pienso de este circo. Merece la pena pues no hay que guardarse ningún talento en el bolsillo.

    Berlusconi entró en la logia P2 en el 78 (momento en que rápidamente paso, de propagandista socialista de segunda, a magnate y estadista ultra popular).
    En el 82, se localizó en un registro un documento escondido de Licio Gelli (el OSS/CIA), titulado Plan (Piano) del Resurgimiento Democrático. El ese plan/piano se conformaba una nueva élite política y económica que lideraría Italia hacia un mayor autoritarismo, con la máscara de democracia anticomunista; y que pudiera extenderse mundialmente. (www.uonna.it/p2piano.htm) Gelli admitió su autoría, pero diciendo que no tenía interés y quitándole importancia.
    Ese gobierno sinárquico (masón) italiano de la logia P2, asimilado a los afines europeos con planes similares, es el que se llevó a cabo en Italia y es análogo a los Protocolos de 1900, concretándose en las circunstancias actuales. Como los Protocolos se basaban en antecedentes como las premisas de los Iluminados de Weishaupt o en las máximas de la masonería egipciana (por no ir más lejos).
    (Antes recordar que los Protocolos no son de los judíos, sino de la élite de turno que dice representarles, y que según el Cristo, es su primer y mayor enemigo; llamándoles labradores arrendatarios asesinos)

    Protocolo V: Nuestro sistema puede cambiar según las naciones que encontremos en nuestro camino; debe adaptarse a las circunstancias del momento».

    El plan/piano del agente de los Rockefeller OSS/Gelli, declara que han de excluirse los medios democráticos (ojo, al título del plan/piano). Y pasa a afirmar, que es algo sencillo de conseguir gracias a los mecanismos constitucionales que permiten modificar el sistema sin tener que recurrir a ninguna votación.

    Protocolo III: La Balanza Constitucional será desechada, pues falsearemos su fiel.

    Gelli adulteraría la constitución, relativizándola. Relativizando por tanto el cimiento de la convivencia (que se tambalearía o no en función de quienes impongan la verdad relativa -la mentira de turno-)

    Continua Buhigas: Esto se ha evidenciado cada vez que se ha presentado un recurso de inconstitucionalidad. Lo de menos ha sido lo que dice la Constitución; lo decisivo ha sido la composición de los miembros del Tribunal Constitucional, nombrados por los partidos políticos. Adulterando el texto, aprovechándose de las premeditadas ambigüedades o sinsentidos del mismo (fue consensuada por mismos masones infiltrados en el Régimen que nos abocaron a la Transición de las autonosuyas). Ambigüedades/relativismos/estupideces así permitieron legalizar crímenes como el aborto.

    En resumen, el Piano/plan relativiza el sistema mediante la infiltración y control de las instituciones que la Constitución establece para el funcionamiento del Estado: los partidos políticos, la prensa, los sindicatos y los votantes. Así, el plan establece que:
    -los partidos se desvinculen de las querencias de los votantes, más allá de lo que las élites/amos/expertos deseen.
    -la prensa no sea independiente, mediante el control ideológico de los medios.
    -los sindicatos no representen los intereses de los trabajadores (más allá de lo que las élites/amos/expertos deseen.
    -los votantes sean convenientemente manipulados, y que no tengan alternativa fuera del sistema mencionado.

    Así, se genera un poder judicial politizado, elegido (a su vez) por los partidos políticos. En Italia, según el Piano de CIA/Gelli, el 40% de los jueces ya eran afines al relativismo masónico.

    Pero todo esto no solo se ha evidenciado en Italia; en España también. La conclusión es que partidos, prensa y sindicatos; de los que emanan los tres poderes supuestamente independientes: legislativo, ejecutivo y judicial; están sujetos al mercado financiero y dependientes de las operaciones de ese mercado.

    Protocolo I: Nuestra victoria es fácil, porque en las relaciones con nuestros lacayos, sabemos siempre tocar las fibras sensibles: el cálculo, la codicia y la insaciabilidad de las necesidades materiales. Cada una por separado es capaz de ahogar su iniciativa, poniendo su voluntad a nuestra disposición.

    El Piano/Plan proponía seleccionar a dos o tres periodistas de los medios de comunicación más importantes, sin que entre ellos supieran que los otros habían sido seleccionados también. Progresivamente, independientes y equidistantes respecto a gobierno y oposición. Así por ejemplo, el Mundo del (masón/ágape del casino) PJ; propiedad de la principal editora italiana que controla Angelli, del que se dice, recibió de Gelli un teléfono macizo de oro como regalo.

    Para el Piano, estos periodistas, que han de ser críticos entre sí, sin embargo deben apoyar todos el sistema, e ir influyendo poco a poco para que la sociedad trague con las nuevas ideas económicas (siempre en favor de los amos) y morales (siempre humanísticas anticristianas).

    Tras varias décadas de conocerse el Piano/Plan, puede verse que se ha materializado en gran medida. Los grandes partidos representan intereses ajenos al votante (defendiendo intereses de los amos en la sombra 20/30). Los medios de comunicación se someten a las corporaciones propietarias y a las subvenciones y licencias del sistema/estado. Los sindicatos sólo se representan a si mismos y al sistema; que roba a trabajadores y empresas para sostener sus costosísimas estructuras, y a los miles de (obedientes) liberados. Los votantes solo eligen partidos que después hacen de su capa un sayo con total impunidad. No existiendo además ningún opción que ponga en peligro real al sistema.

    El Piano entendía primordial e indispensable, la creación de un Club, tipo Rotarios; que permitiera admitir a personas influyentes de todo tipo; así como un número pequeño pero muy influyente de políticos. Debían mostrar
    una imagen filantrópica y honrada, para promoverlos como candidatos a un comité independiente que garantizara de cara a la opinión pública el control de la ejecución política del Piano/plan. Proponía así, una coalición con la Masonería Internacional.
    Fundamental porque:
    (Protocolo IV) ¿Quién podrá oponerse y destruir una fuerza invisible como la nuestra? La Masonería solo sirve para encubrir nuestros designios/ordenes. El plan de esa fuerza y su localización, será siempre un misterio para el pueblo.

    También fundamental, seleccionar a los políticos:
    (Protocolo I) La posibilidad de reemplazar a los representantes del pueblo depende de nosotros, pues los elegimos.
    Así, elegido por el Piano fue el prófugo masón Bettino Craxi del socialismo italiano, llegando a Primer Ministro. Tras reconocer su corrupción afirmó (algo que también se escuchó en España) que robar para el partido solo es una irregularidad, no un delito. Huyó a Túnez. Después Berlusconi con el gobierno al frente, rehabilitó a Craxi, su gran amigo y promotor.

    Buhigas continua con la corrupción política resultante del Piano durante unos párrafos. Para concluir:
    Con la elección en la P2 de todos estos siniestros personajes se cumplía que:
    (Protocolo II) Los gobernantes serán escogidos por nosotros en función de su servilismo e ineptitud; pasando a ser fácilmente peones de nuestro juego (conviene recordar la primera visita del recién elegido Sánchez a Soros)

    Muchos verán en la España de hoy, con las antítesis relativas del PSOE y el PP, una perfecta muestra de los Protocolos y del Piano de la logia P2:
    Protocolo I: La política no tiene nada en común con la moral. El gobierno que se deja guiar por la moral es débil. El que domina recurre a la astucia y a la hipocresía. Las cualidades morales son vicios en política. Esas cualidades deben ser atributo de los profanos, no nuestro.
    Zapatero: En política todo es posible y aceptable, dado que carecemos de principios, de valores y de argumentos racionales que nos guíen.

    El Piano/plan, desarrollaba medidas para establecer las competencias de las instituciones. Y para acelerarlas emplear el decreto ley.

    Quienes han pretendido durante años dar una explicación a la actuación de Rajoy, buscando razones para la misma en adjetivos como maricomplejines; bien harían en no frivolizar, y analizar esa actuación en base a las razones aquí expuestas. La actuación pragmática ajena incluso a la ideología, viene impuesta por la Jerarquía Iluminista (los amos anglo sionistas nazis) a quienes deseen hacer carrera política.

    Pero el maricomplejinismo de Losantos tiene más de liberal comprado que de ignorante condescendiente. Como Ariza, depende de los anuncios de los malos y traga con lo que le echen; porque por eso les dejan existir, para desviar con su actitud cínica, a los que de buena fe, escuchan lo que quieren oír, de vez en cuando. Son los medios de la otra antítesis, por que hay que polarizar en esas dos: la progre liberal y la progre comunistoide. A cual más anticristiana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad