Ucrania: campo de concentración

La situación en Ucrania es cada día más agobiante y peor. Un país destruido human y materialmente por una guerra injusta e innecesaria que nun a debió producirse y que lo fue sólo y exclusivamente por el interés estadounidense, la dócil y humillante sumisión de los sirigentes europeos y la estupidez y ambición del títere Zelenski. Una guerra que se prolonga y amenaza con incfementarse porque, una vez perdida, los que la provocaron no se resignan a ello y huyen hacia adelante tentando a la suerte.

Ucrania está exhausta, habiendo sufrido centenares de miles de muertos y heridos y grandes destrucciones materiales, pero eso no les basta. Ahora Zelenski, el tirano de manual y su oligarquía corrupta, pretenden reclutar más hombres mediante una ley draconiana que se aplica manu militari sin piedad. Para huir de ella, miles de jóvenes y no tan jñovenes huyen por sus fronteras, si es que no pueden comprar a los corruptos funcionarios estatales, su libertad. en tal huida van ya más de mil muertos por frío o ahogados, asñi como por las minas que Zelenski ha ordenado sembrar en sus fronteras. Además, ha suspendido los servcios consulares en el exgranjero a todos aquellos que en edad militar novuelvan urgentemente al país. Con todo ello, Ucrania se encierra en sí misma convirtiéndose en un campo de concentración.

Ofrecemos el texto y el vídeo (al final del texto) que sobre el particular ha producido Kla.TV y que ha sido censurado en Occidente. A este tirano y a su «democracia» es a la que estamos apoyando los ciudadanos occidentales sin que lo seapmos porque aquí también se nos engaña y oculta. No se lo pierdan.

Un grito de angustia desde Ucrania

Los hombres son arrancados de sus coches, brutalmente obligados a ir al frente, maltratados en los centros de reclutamiento. Decenas de miles intentan huir. Cada día se sacan de un río fronterizo los cadáveres de hombres ahogados. Mientras tanto, el presidente Zelensky se queja de la falta de moral y de la escasez de hombres en el frente. Una nueva ley para endurecer la movilización (18/5/24) pretende ahora «remediar la situación». Lo que Estados Unidos apoya «benévolamente» con nuevos paquetes de armas es en realidad un gigantesco crimen; o, como dice macabramente pero sin ambigüedades el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano: «Ellos ponen las armas, nosotros ponemos a la gente».

«El Presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyi, ha admitido problemas en el ejército. Faltan hombres y hay que mejorar la moral, dijo Selenskyj. Una nueva ley de movilización pretende remediar esta situación». Así sonó en el telediario SRF1 de las 8:00 del 18 de mayo. Esta nueva ley más estricta sobre la movilización nacional entró en vigor el mismo 18 de mayo. Sin embargo, la SRF omite por completo mencionar lo despiadadas que son las medidas y sanciones en caso de negativa y las nuevas posibilidades que la ley abre a los militares. Por tanto, la SFR1 es cómplice de los crímenes cometidos por el gobierno ucraniano contra su propio pueblo.

La guerra en Ucrania ha parecido muy extraña durante mucho tiempo. Todo transcurre como un escenario de la distopía de Orwell. [Narración en el futuro, sobre el terrorífico orden social]. La guerra se ha convertido en un pretexto para privar por completo a la población de sus derechos y libertades civiles. Parece un gran experimento cruel con la gente. Ya hemos vivido el mismo experimento durante el período Corona, Pero lo que está ocurriendo ahora con los derechos humanos en Ucrania supera con creces los crímenes contra la humanidad del pasado. Es aterrador darse cuenta de que el mismo escenario podría estar a punto de producirse en todo el mundo y podría sumirnos a todos en una guerra mundial. Ahora veamos hasta dónde se ha hundido este país, antaño próspero y libre. Los hombres en edad de alistarse ya no pueden salir del país. Decenas de miles de hombres intentan huir ilegalmente del país por montañas y ríos. Casi todos los días se sacan cadáveres de personas ahogadas del río fronterizo con Rumanía. La escala de esta huida es enorme.

El resto de los hombres del país que estaban obligados a movilizarse, es decir, los que tenían entre 18 y 60 años, fueron recogidos en las calles de la ciudad, golpeados y obligados a ir al frente. No se puede calcular el alcance de estas atrocidades, que están teniendo lugar en todas las partes de Ucrania. Hay controles en las calles en los que un hombre puede ser llevado a la fuerza desde su coche directamente a la línea del frente, aunque su mujer y sus hijos permanezcan en el coche. Los comisarios militares también han anunciado que la nueva ley de movilización les dará derecho a realizar visitas domiciliarias con posibilidad de allanamiento. No sólo se recluta a la fuerza a hombres corrientes, sino también a parlamentarios y jóvenes de apenas 18 años. Cada vez hay más casos de hombres que mueren en los centros de reclutamiento tras recibir fuertes palizas. Ni el presidente ni el gobierno reaccionan ante la anarquía de la policía y el personal de los centros de reclutamiento. No sólo se violan la Constitución y los valores europeos, sino también las normas y la moral humanas básicas. La gente ni siquiera encuentra protección en los tribunales.

El gobierno ucraniano ha dejado de ser un servidor del pueblo para convertirse en un gobierno que se deshace de su pueblo a costa de sus socios europeos y de Estados Unidos. Las misiones permanentes de la Unión Europea, como la OSCE, UNICEF y otras, fingen no darse cuenta de estas violaciones de los derechos humanos y, por tanto, son cómplices del exterminio masivo de ciudadanos ucranianos. Como incluso los Generales tanto del mundo como de la propia Ucrania se dan cuenta de que es imposible derrotar militarmente a Rusia, esta guerra en curso tiene definitivamente otros objetivos: la destrucción física de las personas y la destrucción de los derechos humanos. Es un hecho que todo debe ser un cálculo. Al fin y al cabo, cuando hace meses Ucrania volvió a pedir ayuda a Estados Unidos y a sus socios europeos en forma de envío de armas para poder hacer frente a los rusos, no pasó nada durante mucho tiempo. Sólo cuando la Verjovna Rada [Consejo Supremo, órgano legislativo] ucraniana aprobó el 18/05/24 una nueva ley para endurecer la movilización, el Congreso estadounidense votó a favor de entregar un nuevo paquete de armas. El Ministro Kuleba [Ministro de Asuntos Exteriores ucraniano] lo dijo sin ambages: «Ellos ponen las armas, nosotros ponemos a la gente». Está claro que no quieren una victoria rápida contra los rusos, sino mantener esta guerra el mayor tiempo posible. Estamos siendo desplumados como país, las armas sólo están disponibles contra las personas que son enviadas al frente y el dinero sólo contra partes de la economía y contra la tierra y las materias primas. Pero no es sólo el propio gobierno quien maltrata a la gente, son también los ciudadanos los que siguen sus órdenes con obediencia cadavérica y humillan a sus conciudadanos. Los «captadores de personas» para el frente, que llevan a cabo el reclutamiento forzoso, son también ucranianos que pueden evitar así el frente y están muy motivados por el pago en dólares. Así que el gobierno está destruyendo a su propio pueblo con sus propias manos, enfrentando a unos contra otros y alimentando el odio a través de los medios de comunicación comprados. Cuando termina la guerra y comienzan los tribunales por crímenes de guerra, a menudo se sientan en el banquillo de los acusados las personas equivocadas. Hasta ahora, los verdaderos delincuentes han sabido mantenerse en un segundo plano. Gente, ¡no seáis tan estúpidos de humillar y restringir a vuestra propia gente! Los verdaderos cerebros sólo quieren que la gente se rompa la cabeza unos a otros con rabia ciega para poder actuar sin ser molestados. Pero el viento está cambiando cada vez más en todo el mundo. El pueblo está en marcha, y muy pronto los verdaderos criminales de todos los países estarán en el banquillo de los acusados, y el juicio sostiene al pueblo.


8 respuestas a «Ucrania: campo de concentración»

  1. Hay artes marciales donde se aprovecha la fuerza/ímpetu del adversario contra él. Ucrania; gran parte de ella, tenía( tal vez ya no tanto en vista de los hechos y los muertos )un sentimiento nacional de nación independiente; más que nada porque seguían viendo en la Rusia del eterno ex-kgb Putin el comunismo subyacente que los oprimió tanto tiempo. Los amos han puesto al frente de ese sentimiento nacional a un actor anglosionista disfrazado de líder; poniendo esa fuerza digna al servicio del anglosionismo que controla igualmente a Putin. Esa antítesis es la que debe prevalecer, tanto para Ucrania como para Europa, que ha de pasar, previa africanización y desmembración moral, a formar parte del bloque de la escoria, el corral de los amos para los menos aptos. La granja de esclavos agradecidos por vivir, por odiar, y poco más. Así ese gran esfuerzo de vidas y haciendas se ha empleado en ir contra las mismas víctimas y contra la humanidad, en el marco de una operación de mucha más envergadura, pues afecta al ‘salto al vacío’ sin precedentes( ni siguiera las grandes revoluciones o guerras lo son tanto )que ha dado la élite usurera en esta fase del protocolario Novus Ordo Seclorum mundial anticristiano.

    Por cierto, y repitiéndome; Milei me recuerda enormemente al sionista ucraniano Zelenski( y a tantos otros revolucionarios del mismo pelaje ). Liderando una causa justa: responder al caos previo… terminará llevándoles al NOS.
    Los liberales son otro invento marrano; quizás el peor; por lo del lobo disfrazado…

  2. Y me pregunto: ¿por qué no se rebela el pueblo ucraniano contra sus verdugos y deja de continuar muriendo estúpidamente en el frente, sirviendo de carne de cañón a favor de los intereses CRIMINALES de ciertas potencias extranjeras?

    1. Sr Odal , ese es exactamente nuestro problema, la plebe que no se entera de nada , la gran masa borregil que se conforma con ver futbol y quejarse en conversaciones banales de barra de bar sin saber siquiera de lo que hablan .

  3. Escrito en parte para el pasado post de Sertorio, vale completo como comentario para el tan magnífico como censurado trabajo de Kla.tv que nos propone aquí Pedro de Alvarado. Reportaje, el de Kla.tv, que muestra la deliberadamente ocultada por las asquerosas putas juntaletras de la prensa española, y europea en general, pero no por eso menos sabida, repugnante realidad imperante bajo ese títere inmundo de «Zeledonsky», ese ladrón, avaricioso y malnacido, criminal de guerra y perro sarnoso de los anglos, cuya correa sostienen con sus zarpas los asesinos del MI6 british. Asqueroso, como todo lo que procede de ese pozo negro que es Ucrania, la misma que nuestros hijos de puta locales pretenden hacernos tragar como un dechado de democracia y libertad («nuestros valores», dicen los cerdos) por la que hasta, según ellos, merece la pena morir defendiéndola. Morir, claro está, el «ganao», los idiotas, los tontos de los que hay más que botellines, mientras ellos, los que están en la pomada, los listos, los hijos de puta y su recua se mantienen lindamente a salvo; eso si, entre juergas y carcajadas, como el hijo de Vitali Klichko, ex-campeón del mundo de los pesados por su carrera en Alemania y más conocido ahora como alcalde de Kiev. ¿O es que alguien piensa en el resto de Europa, si la cosa se pone fea, en una realidad muy distinta a la que pinta el documental? Porque el que así piense que sepa que está equivocado. Los mismos puñetazos, las mismas patadas, las mismas amenazas y los mismos crímenes se repetirán aquí de lograr los hijos de puta a los mandos se cumplan sus deseos de guerra y de muerte. Vaya eso por delante, aunque ahora sea solo en Ucrania donde se ve, nación que no es sino cuento, pozo negro, sociedad podrida, invento de Lenin, rematado por el idiota de Krutschev el de los zapatazos en la ONU. Basura, en definitiva, elegida por los anglos con la ayuda de sus mozos de cuadra de la UE con su Comisión, con su marrana y su idiota de asuntos exteriores a la cabeza, para tratar de hacer realidad, y de una vez por todas, el sueño centenario de la puercos piratas asesinos british, delirio heredado en gringolandia, de desplumar a Rusia de sus inmensas riquezas para quedárselas ellos.
    Quien haya escuchado hoy en Normandía a ese melifluo depravado casado con su abuela, ese montón de estiércol y purines, degenerado y asqueroso, ese cabrón franchute de nombre ¡CABRÓN!, perro con collar de los Rotschild, afectando una emoción más falsa que una pared en ruinas, haciendo como que recordaba el cuento de la «resistance», la milonga de los «maquisards»; quien haya oído y visto esa grabación, ha tenido por lo mismo la oportunidad de ver a dos de los protagonistas principales que tienen que ver con ese pozo negro llamado Ucrania, y con el mar de sangre y mierda que allí se contiene alimentado diariamente por ellos. El uno, un cabronazo casado con su abuela; el otro, un baboso asesino, demente y alelado, incapaz de pronunciar tres frases con sentido. ¡Los amos del mundo! ¡Los dueños de occidente! ¡Los representantes de «bujarronia» y «camioneria», como resumen filosófico de «nuestros valores»! Valores de pus, que según ellos mismos dicen están en juego, y, por lo mismo, con tanto ardor proponen defender contra Rusia. ¡Contra Putin! como personalizan estos guarros y sus rameras mediáticas.
    Es perfectamente comprensible el reparo que produce la utilización del crudo lenguaje castellano para referirse a estos degenerados. Es, sin embargo, tanta la enormidad que proponen: ¡Una guerra que han de luchar los jóvenes europeos! ¿quién si no? Una tragedia, sin reparar en que se resuma en polvo radiactivo, que pretenden vender como inevitable y, a la postre, benéfica para «Uropa», que está en juego según ellos, y «para nuestros valores»…que no son otra cosa que las fabulosas sumas que todos ellos en el poder, sea en USA sea en la UE, se embolsan guapamente.
    Es tanta la enormidad de lo que proponen, que si bien el respeto y la delicadeza hacia los demás lectores o visitantes aconseja mesurar el lenguaje y utilizar el buen español para escribir lo que uno desea transmitir, dígame quien quiera, si no se merecen ellos y los que a estos degenerados defienden, tanto los estúpidos blogger, que tan solo de cortos de conocimiento pero largos en malicia pueden presumir, como las putas y rabizas juntaletras de la prensa corporativa, que están creando juntos y a sabiendas opinión favorable a la guerra a base de patrañas mondas y lirondas, así como la cunda de politicastros y parlamentarios «europedos», prácticamente sin excepción, auténtico desecho social de nuestro tiempo, que amparan y propagan el discurso belicista de esta gentuza, si todos ellos, no se merecen ser llamados por lo que son: ¡Unos auténticos hijos de la grandísima puta!
    Y que conste, que esto no son más que los prolegómenos de la gran tragedia europea que estos asquerosos traman, porque si se salen como desean con la suya y la muerte acaba imperando entre los borregos, ellos, el desecho que ahora ocupa el poder mientras azuza a la guerra, y lo saben y lo dan a entender, ellos y sus clanes, su asquerosa prole, salvarán el pellejo entre carcajadas. O al menos de eso están convencidos

    1. …tesolavilla, comprendo su repugnancia y furor contra los perros infernales que nos gobiernan y contra la canalla moral que les sirve. ¿Pero de qué podemos sorprendernos ya? Hace poco volvía a publicarse aquí un artículo sobre el aborto con un testimonio desgarrador y a la vista de semejante monstruosidad, le pregunto: ¿acaso nuestro mundo entero no merece ser destruido? Ciertamente su destrucción está de sobra anunciada por profetas probados y verdaderos. Preparémonos.

      1. Muy certero lo que dice, pocos lo ven, solo se puede orientar al espíritu a los que tienen dudas, mientras dure el poco tiempo que quede para ese evento. Por lo tanto, la preparación individual es una estrategia iniciada en su despertar, orientarse lo máximo que se pueda al espíritu, una batalla interior, la real, porque en el escenario del afuera, todo es confusión e ilusión, recuerden, solo el espíritu es.

        Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad