Un Ejército cipayo

El ejército cipayo de un país satélite

He denunciado a menudo que, por obra de los políticos, España tiene hoy un ejército cipayo, embarcado como auxiliar en operaciones de interés ajeno, bajo mando ajeno y en lengua ajena. Lo del mando y la lengua son obviedades bien demostrativas de la realidad,  pero alguno podría objetar  que su participación en operaciones de la OTAN son en interés también de España como país europeo y occidental. Ante este argumento, y para evitar enredos de argucias,  es preciso remitirse a los hechos.

a) La OTAN es en realidad una organización militar dirigida por Usa, con Inglaterra en segundo puesto, más una serie de estados europeos militar y políticamente satelizados. Esta satelización es históricamente justificable, ya que ha sido el ejército useño el que liberó a esos países de la opresión nazi, les trajo o renovó la democracia y los defendió de la amenaza soviética. Nada de esto, sin embargo, atañe a nuestro país, que  derrotó en su tierra al comunismo, no se alineó con los nazis, se reconstruyó con sus propias fuerzas y llegó a la democracia por su propia evolución interna.  Insisto, por tanto en este dato históricamente crucial: España no tiene la enorme deuda histórica, moral y política de casi todo el resto de Europa, y su satelización en la OTAN solo obedece al designio de unas oligarquías sin conciencia nacional ni histórica, enfeudadas a Usa e Inglaterra.

b) España solo tiene un enemigo peligroso, que es Marruecos, aspirante como objetivo mínimo a ocupar Ceuta y Melilla después de haberlo hecho con el antiguo Sahara español. Los países de la OTAN, Usa en primer lugar, apoyaron la ocupación de Marruecos y consideran marroquíes a Ceuta y Melilla, a las que no “protegen”. Es obvio que los intereses useño-ingleses no son precisamente los de España.

c) Inglaterra, con el firme respaldo de Usa y el apoyo de la UE, invade territorio español en el punto estratégico de Gibraltar, y lo hace con el apoyo de la oligarquía  española, que convirtió  la colonia en un emporio económico para Inglaterra, empobrecedor del entorno y corruptor políticamente del país. Tanto en relación con Ceuta y Melilla como con Gibraltar, los intereses anglosajones son, más que ajenos,  contrarios a los de España.

d)  Usa dispone de ejércitos gigantescos con capacidad destructiva nunca vista. Dirigiendo a la OTAN ha protagonizado una serie de agresiones en Serbia, Irak, Afganistán, Siria y Libia, so pretexto de liberarlas de tales o cuales tiranías (aunque por lo que respecta a España, son amigos y aliados de la “democracia” marroquí). Estas operaciones han concluido en costosos fracasos, a un precio terrorífico de cientos de miles de muertos, millones de desplazados y una corriente de emigrantes que  han creado en Europa serios problemas sociales y políticos. España ha sido arrastrada a varias de estas aventuras, haciéndose su casta u oligarquía cómplice de tales  efectos.

e)   Las citadas operaciones de la OTAN han respondido claramente a intereses anglosajones, aun si los cálculos les han salido fallidos; pero ninguna de ellas ha respondido en lo más mínimo a intereses españoles. Por el contrario, la intervención en Irak, especialmente,  ha procurado a España una desastrosa involución política, por la victoria de Zapatero tras los atentados del 11-m de 2004,  atribuidos –no importa si con o sin falsedad– a venganza por dicha intervención. Esta es una lección del peligro que entraña la satelización  política y militar del país.

f) Parecía que, con todo, las guerras se habían alejado definitivamente de Europa, pero ahora la tenemos en Ucrania, el mismo corazón del continente. Y nuevamente ha sido la OTAN la inductora y alimentadora de dicha guerra, siempre con el pretexto, una y otra vez falso, de luchar contra una dictadura.  También en alimentar una guerra que está destrozando a Ucrania  participa con entusiasmo la casta política española, haciéndose cómplice moral  y obligando a España a compartir serias complicaciones económicas y a la larga políticas derivadas.

f) Es evidente que España se ve maldecida por unas castas políticas sin conciencia histórica ni democrática, contrarias o indiferentes a los intereses de España.  Hay también muchos mandos militares educados en  las doctrinas useñas que asumen con fervor su condición de ejército cipayo. Al respecto debemos recordar cómo pasó lo mismo en la invasión napoleónica, o cómo una gran parte de los altos mandos militares optó en 1936  por el Frente Popular, esto es, por el programa de sovietización y disgregación de España.

Y esta es la situación real de un país en la crisis política, interior y exterior,  más grave desde la guerra civil. Y ante la que casi todo el mundo quiere cerrar los ojos, guiado por ilusionismos pueriles. Mi conclusión es que España no puede rehacerse sin volver a la tradición de neutralidad, única exterior que ha proporcionado al país los mayores beneficios morales, políticos y también económicos.


5 respuestas a «Un Ejército cipayo»

  1. Como siempre, Pío Moa certero en sus análisis.
    A lo que puede añadirse; y con una exposición de claridad cartesiana.
    Si acaso habría que hacerle una observación en su particular -y justa- cruzada contra el “mundo anglosajón”
    Si tenemos en cuenta en manos de quien está el poder, tanto en USA como en el RU (el económico, el mediático y en definitiva el “global”)
    debe tirar “por elevación” buscando el objetivo que, emboscado en el autodenominado “mundo libre”, forma la quinta columna que trabaja en beneficio de los que Pío Moa no sabe, no quiere, o no puede identificar.
    Finalmente mostrar mi acuerdo con su conclusión:
    España no puede rehacerse sin volver a ser Una, Grande y Libre.

  2. todo en orden verdad, aquí, ganas de ir al grano no hay por lo que parece
    culpemos a esos títeres políticos ( pa eso se les corrompe pa eso están y pa eso cobran ) y todo arreglado …
    esa chusma militar que se otorgan medallas unos a otros, corruptos hasta la médula, y se visten de adornos para esas cenas donde se distribuyen los beneficios de sus chiringuitos en el extranjero, esa chusma esa santa mafia militar
    no se les debe molestar faltaría más.

  3. El desconocimiento del significado de una matriz digital transhumanista, todo sujeto queda sesgado para identificar al enemigo invisible, este controla el mundo de las ideas que deja entrar en la ventana de Overton, de donde los sujetos tienen acceso al mundo de la información. Esta ventana de información, desinformación, contra-información, se mueve en los intereses de la agenda de la SINARQUÍA (concentración de poderes materiales), para completar su gobierno mundial totalitario y transformar al ser humano en un robot biológico salido de un laboratorio con interfaz cerebro máquina radioneuromodulado por control remoto.

    Las profesiones de los humanos están subyugadas por la actitud lúdica en la jerarquía que se ha establecido a lo largo de los años, la SINARQUIA ya tiene todo lo que necesita y por eso han pasado al grado máximo de sometimiento a ejecutar los planes de esta agenda transhumanista. Nunca han perdido el control sobre los humanos, nos han hecho creer que tenemos libre albedrío, adoctrinamiento en los cuatro entes de la economía, política, ciencia y religión. Por desconocimiento de este enemigo invisible, nos vienen utilizando para construir nuestra propia cárcel, que solo les queda extirpar la oportunidad de poder despertar el espíritu, donde reside el libre albedrío y el recuerdo de quienes somos en realidad, terror tienen que lo recordemos y descubramos quienes son los amos de esta granja humana.

    Partiendo de este conocimiento y despertar espiritual, el sujeto deja de ser sujeto a esta ventana de Overton, ya no lo pueden engañar y menos someterlo a colaborar en la agenda sinárquica. Todo sujeto que sigue durmiendo en la actitud lúdica, nos guste o no, por su insensatez inconsciente trabaja para el enemigo, evidentemente sesgado a no poder ver la realidad, solo tiene en el cerebro la zanahoria que le han ofrecido. Por lo tanto, los medios de comunicación están al servicio de la Sinarquía internacional, por eso ningún país tiene soberanía nacional, aunque muchos crean en esa apariencia, como en el caso de Pio Moa y todo blablabla que dejan salir en algún medio tv, pero solo es una media verdad que utilizan para balancear la ecuación de los colores de la partidocracia, el timo del botonto como bien expone Ramiro. Muchos que ahora tienen prebendas y viven de la actitud lúdica, hasta creen que a ellos no les va a tocar pasar por el tubo, son los que peor lo van a pasar cuando corten el grifo, ni podrán salir a las calles por haber aceptado estas prebendas que pronto les quitarán cuando sean prescindibles como un condón desechable.

    El problema que nos acecha a toda la humanidad es irreversible, si es que se completa la agenda transhumanista, por eso es muy importante que se mueva la información que orienta a despertar, que cada individuo, en la responsabilidad que tenga, se lo piense antes ser colaborador de esta agenda satánica que no tiene retorno y como bien dice el dicho, todo se acaba pagando en un infierno, en esta vida o en la que le espera aunque no crea por su insensatez. Imaginen un ejercito transhumanista modificado en ADN, chipeado por control remoto y sin cuestionarse nada, solo obedecer como un perro. Mi ultimo mensaje de este año, nos espera un año terrible por comenzar, siendo el último año de poder despertar o capitular.

    Saludos cordiales

  4. Lo más llamativo de los militares españoles de los que habla el artículo de don Pío, es que son auténticos siervos (bien pagados, quizá) de un poder extranjero, y a mucho orgullo de serlo. No dan la impresión (o es que prefieren engañarse a sí mismos) de ser conscientes del miserable estado de sumisión en el que se hallan y desarrollan sus actividades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad