Un JEMAD «memo» o un memo por JEMAD

Margarita Robles, para cubrir el puesto de JEMAD, vacante tras la obligada dimisión del ínclito Villarroya, ha procedido conforme a lo que nos tiene acostumbrados, es decir, designar a alguno que haya probado hasta lo imposible su total sumisión a tan sectaria, totalitaria e inestable «ama». Y quién mejor, y más a tiro, que el Almirante «memo» López Calderón, hasta hace unos días AJEMA.

Tan «insigne» grumete, aportó hace no mucho su granito de arena, y pagó una vez más su peaje, saliendo a la palestra, rompiendo la tan cacareada «neutralidad» sin que se le haya abierto expediente, intentando abochornar a VOX por su propuesta de que la Armada actuara para evitara la invasión, que lo es, de inmigrantes ilegales en Canarias… y en el resto de nuestras costas del Sur.

Con una mala baba propia sólo de los nuevos conversos, con una poca clase y categoría personal propia de los que hoy «llegan», y con una mediocridad intelectual y profesional más que constatada, el entonces AJEMA quedó en evidencia, no sólo en esta web, en la que le dedicamos varios artículos (AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ), sino ante la opinión pública española en general; excepción hecha de sus familiares –claro–, amigos –bueno, sólo los que confunden amistad con amiguismo– y los sectores marxistas-leninistas en el poder, o sea, dirigentes y votantes socialistas y comunistas, junto con su socios secesionistas, bien que ante todos ellos sólo por conveniencia. Porque ante el resto de España el Almirante «memo» López Calderón hizo el ridículo del año y puede que del siglo… bien que aún hay tiempo para que lo hagan muchos más como él.

Asimismo, el ya JEMAD «memo» López Calderón, no tuvo reparo en asentir con la boquita bien cerrada al cese injusto e ilegal, como se demostró, del Vicealmirante Fernández de Córdoba y hace poco al del jefe de la Escuela de Especialidades de La Graña (VER AQUÍ) por haber recordado el heroico gesto, donde los pueda haber, del comandante del submarino C-5 que prefirió hundirlo (VER AQUÍ) antes que permitir que operara contra los nacionales a favor de los frentepopulistas, o sea, rojos, sí, rojos.

El pago por lo hecho, o sea, por su pública y repetida bajada de pantalones y calzoncillos, ha sido que Robles le ha premiado con el cargo de JEMAD, igual que hizo con Villarroya tras perseguir con saña y manifiesta injustica a los firmantes de la declaración –que no manifiesto– en favor de la figura histórica de Franco. Y es que el marxismo-leninismo sí paga cobardes y traidores… bueno, mientras le interesa, porque cuando no, los larga con viento fresco como le ha ocurrido al propio Villarroya que aún sigue noqueado por lo ocurrido.

El JEMAD «memo» López Calderón

Para el ya JEMAD «memo» López Calderón, los invasores de nuestra patria disfrazados de inmigrantes y además ilegales son «refugiados» y otras cosas parecidas, a los cuales, según él, la Armada tiene la obligación legal y moral (¿?) de prestarles servicio de transporte, y gratis, claro, de África a las Canarias, integrándose con ello la Marina en la estructura «turística» montada por Moncloa e Interior, que incluye, además de dicho traslado, alojamiento en hotel de cinco estrellas, y gratis, claro, y el traslado en avión a la península, gratis, también, claro, para que aquí campen a sus anchas vagando, nunca mejor dicho, gracias a las subvenciones de ayuntamientos, diputaciones, oenegés, Cáritas y la ayuda de más de un idiota de los muchos que abundan desde hace décadas por estos páramos.

Así, por arte del dedazo de Margarita Robles, y de su penosa ideología y nulo interés por los destinos de nuestra pobre España, tenemos ya a un JEMAD «memo» o tal vez mejor decir a un memo por JEMAD, que, eso sí, no lo duden, servirá a sus «ama» y «amos» sumisamente, envolviéndose en nuestra sagrada bandera para despistar ingenuos, la misma ante cuyo repetido y público ultraje viene callando desde hace décadas, las mismas que lleva de servicio, o sea, dedicándose a «hacer la carrera».

Post scriptum: Nos dicen que cuando criticamos a algún militar en esta web lo ascienden, le otorgan cargo distinguido y le aumentan las prebendas, porque ya son dos JEMAD los designados tras haber sido masticados por nosotros. ¿Será verdad que nos tienen tan en cuenta aunque sea a la contra?


Una respuesta a «Un JEMAD «memo» o un memo por JEMAD»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad