Un libro esencial: “Traición en Toulouse: Así tomó el control del PSOE una nueva generación de ¿socialistas?”

Fechado en 1973, el denominado Informe muy confidencial sobre los orígenes y situación actual del PSOE nacido del Congreso faccioso de Toulouse revelará al lector los intrincados movimientos intestinos del PSOE en los meses previos al fallecimiento del General Franco: redes secretas de contactos, agentes provocadores, pactos sórdidos a puerta cerrada, chantajes y sobornos de toda laya. En definitiva, una enredadera de nombres y alias, ponen al descubierto la naturaleza corrupta del partido de los «cien años de honradez». Un documento demoledor para adentrarse en la trastienda del Régimen del 78. 

Bielsa Arbiol

Entrevista a José Antonio Bielsa Arbiol, autor del estudio. 

En pocas palabras, ¿cuál es la situación existente en España previa a la celebración del XXV Congreso del PSOE en Toulouse? 

Corren aires de infiltración en la sociedad civil, puesto que la liberalización que trajo consigo el aperturismo ya estaba en marcha… Como es bien sabido, a comienzos de los años 70 el PSOE era algo irrelevante para la sociedad civil española. Con madera de estadista, Franco, tras ganar la Guerra civil, había sabido ganar también la Paz: murió en la cama, y fue llorado por el grueso de los españoles, digan lo que digan los presuntos historiadores del Sistema. En el ínterin, y por varios conceptos, el PSOE de los años 30 se veía como algo antediluviano: los días del Frente Popular quedaban muy atrás, y el partido del puño y la rosa ya no era un referente de nada para nadie en su sano juicio. En este escenario de modas izquierdistas y terrorismo marxista renovado, mayo del 68 en el ojo del huracán, urge hacer un lavado de imagen de aquel partido que, oficialmente, permanecía en la ilegalidad. Y aquí entra la CIA con sus siniestros tutoriales para amaestrar traidores a España y al servicio del Tío Sam. La bibliografía sobre este asunto es copiosa. 

¿Cómo se organiza el acoso y derribo de Rodolfo Llopis y la vieja guardia socialista a manos de esa nueva generación de socialistas encabezada, entre otros, por Felipe González y Alfonso Guerra? 

Por medio del arrinconamiento y el ninguneo metódico: bastó cerrar el grifo financiero y cambiar los focos de lado, iluminando a otros actores. Llopis representaba “lo viejo” (lo mismo que Tierno Galván), y lo viejo no era interesante para el mundialismo multilateral, que proyectaba contra España un modelo socialdemócrata con emolientes neoliberales más acorde con sus intereses geoestratégicos. Por todo ello era esencial limpiar el PSOE de cualquier rastro de humo de conventos quemados, checas, paseos y sangre de católicos derramada… Entran en escena González y Guerra, dos maquiavélicos de manual (aunque no tan listos como se piensa), quienes traicionando los presupuestos de la filosofía socialista-marxista, habían sabido atraer los fondos adecuados para su financiación, logrando de paso el reconocimiento internacional por parte de los enemigos externos de España, que eran muchos y de muy diferentes pelajes. 

¿De qué manera cambia el PSOE tras el Congreso de Toulouse? 

Fue algo más que una operación cosmética: se trató de un golpe de mano estructural. Y si se me permite el burdo ejemplo, como ya he referido en alguna otra entrevista, digamos que los socialistas no sólo pasaron de llevar raídos jerséis de lana a lucir flamantes trajes de chaqueta a medida, sino que su cerebro fue desprogramado y reorganizado por completo: la nueva mentalidad socialista era una lógica “comunión” con los intereses de Wall Street y la Anti-España. Lo importante es subrayar hasta qué punto el PSOE devino entonces fidelísimo lacayo de la Alta Finanza, a la que lleva sirviendo desde entonces sin tregua: el anacrónico espíritu marxista-leninista de los años 30, el de la quema de conventos para entendernos, mudó en una socialdemocracia aguada en múltiples políticas neoliberales, a cual más lesiva para el mantenimiento del sustrato espiritual de España: empezaba así el largo y oscuro invierno de las Españas, con el desmantelamiento de sus fuerzas y sinergias históricas. 

¿Qué desvela el denominado «Informe muy confidencial sobre los orígenes y situación actual del PSOE nacido del Congreso faccioso de Toulouse», reproducido en su totalidad en el libro? 

Se trata de un documento fechado en 1973, cuyo valor es redoblado al ofrecer contenido gravísimo en torno a ciertos “movimientos intestinos” del PSOE en los meses previos a su inminente nueva etapa, a la espera de la muerte del Generalísimo Franco. Vemos a una serie personajes sórdidos hacer de las suyas. Lo más pintoresco es descubrir tras todo este entramado una suerte de mente colectiva moviendo los hilos. Es un sainete edípico en el que todos se ponen de acuerdo para matar al padre. 

¿Qué queda en el PSOE de hoy de aquel PSOE emanado del XXV Congreso? 

Queda sobre todo su abyecto espíritu, y el legado de lo que tiempo al tiempo devino el felipismo, esa “manera” (por llamarlo de alguna manera) consistente en ocupar el poder y perpetuarse en él con una facilidad pasmosa de puro amoral. La más exitosa plasmación de este estilo tiene en el fraudulento Dr. Sánchez su más impresionante apoteosis: cómo un personaje de esta catadura, un histrión sin ninguna idea política, ha llegado tan lejos, es cosa que sólo Soros y las terminales del Nuevo Orden saben a ciencia cierta. 

En tu estudio introductorio, te muestras muy crítico con el PSOE, partido al que consideras en buena medida responsable del hundimiento a todos los órdenes que presenta la España actual… 

Así es. El PSOE de hoy es la pesadilla del español medio, ese ser resignado, trabajador y sobreviviente, apaleado como un fajadito de Pablo Serrano, que madruga día a día y apenas puede llegar a fin de mes, sableado a impuestos por una castuza de politicastros sin escrúpulos. El PSOE es una gran agencia de colocación y un cortijo para vividores del cuento, con trabajos ficticios y sueldos nada ficticios; vividores del más variopinto pelaje (de la misma manera, las cosas como son, que el PP es su fidelísimo lacayo). La partitocracia en España es carcinoma que metastatiza y repudre la supervivencia de nuestra Patria: cuatro décadas de latrocinio y expolio fiscal han arrasado con casi todo: vivimos de los pocos saldos que nos quedan del franquismo. Y el principal causante de estos males ha sido el PSOE. 

¿Es condición sine qua non la desaparición del PSOE para evitar, si todavía es posible, la liquidación de España? 

Totalmente, y es que en una democracia más o menos sana, un partido de la naturaleza totalitaria del PSOE no tiene razón de ser. En estos momentos de tribulación y plandemias sin término, el PSOE del Dr. Sánchez no tiene absolutamente nada que ver con el PSOE histórico, que al menos tenía cierto respeto por España en cuanto unidad territorial. Los nuevos socialistas son una radicalización de los presupuestos del globalismo más depredador: fieles servidores del Gran Capital, han desarrollado otros métodos más sutiles de cosificación, expolio y liquidación: son los ejecutores de la Agenda 2030, sin mayores coartadas ético-morales… Creo que el PSOE ya está más que amortizado por la Anti-España para la que labora… Entre tanto, esperemos que este libro se divulgue entre los sectores críticos del PSOE, y que los militantes socialistas desengañados –cuyo número aumenta día tras día– terminen por comprender la triste entidad mercenaria del nefasto partido del puño y la rosa. 

Anónimo, Ernesto Ladrón de Guevara y José Antonio Bielsa Arbiol: Traición en Toulouse: Así tomó el control del PSOE una nueva generación de ¿socialistas? (Editorial Letras Inquietas) 

El libro puede adquirirse en la plataforma Amazon: AQUÍ 


2 respuestas a «Un libro esencial: “Traición en Toulouse: Así tomó el control del PSOE una nueva generación de ¿socialistas?”»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad