Un nuevo clavo en el ataúd de España

El proyecto de reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana (AQUÍ) es, ciertamente, otro clavo en el ataúd de España.

Al desastre económico que mantiene miles de parados, aunque a muchos de ellos les llamen “fijos discontinuos”.

A la insaciable voracidad impositiva que arruina a personas y empresas, manteniendo además una inflación desbocada para recaudar más.

A la ocupación de las instituciones del Estado como la Fiscalía o el Tribunal Constitucional, que hacen posible cualquier arbitrariedad jurídica (lo que también ocasiona el asentamiento exterior de empresas).

A la alteración de Códigos Legislativos para adaptar las leyes a los delincuentes siempre que estos sean de la cuerda del Gobierno, aunque también lo aprovechen los comunes.

A la calamidad de la ley “SiSi” y las soeces manifestaciones de sus gestadoras, que no sólo cuentan en público opiniones y descripciones groseras, sino que incluso caen en el bestialismo disculpando la zoofilia.

A la catástrofe personal de la ley “Trans” que fomenta la irreversible mutilación de menores desde edades en las que no se les permite votar, y sumerge a los padres en la impotencia más absoluta.

A unas leyes que legitiman cientos de miles de asesinatos, considerando que un ser humano no lo es hasta que nace (y, a veces, ni siquiera nacido), mientras que un huevo no se puede tocar porque ya tiene dentro un ser vivo, o prohíben matar una rata.

Al fomento de la okupación de viviendas, dando más valor al delincuente que a los elementos probatorios de la propiedad por parte del titular del inmueble.

A la esquizofrenia que produce la indefensión en el ciudadano al que se le impide la legítima defensa bajo amenaza de juicio y prisión.

A la desgracia de una ley de educación que fomenta el cerrilismo, la ignorancia y la inutilidad del esfuerzo, cuando no el adoctrinamiento puro y duro, buscando la creación de individuos sin capacidad de análisis, y, en suma, sin libertad de decisión.

A todo ello, y a mucho más que no añado por no alargar, se une ahora el Proyecto de reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, aberración de principio a fin que:

1-Hace desaparecer la presunción de veracidad de los agentes de la autoridad, por lo que su testimonio tendrá el mismo valor que el del delincuente.

2-Maniata a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado negándoles el material antidisturbios necesario para solucionar sucesos de violencia (por ejemplo, se suprimen las pelotas de goma)

3-Impide que los agentes puedan llevar a cabo registros corporales, por lo que no podrán comprobar si el sospechoso lleva armas o no.

4-Obliga a los agentes a volver a llevar, como si de taxistas se tratase, al detenido al lugar de su detención, una vez comprobada su identidad y finalizada su declaración en dependencias policiales.

5-Veta la acción policial frente a manifestaciones que se lleven a cabo sin permiso o sin comunicación previa, por considerarlas infracción leve.

6-Permite que se grabe a la policía y se distribuyan luego las imágenes, facilitando con ello la descontextualización de las grabaciones y la criminalización de los agentes.

7-Adecúa las posibles multas de la acción violenta a los ingresos del multado (no, las de tráfico o aparcamiento no), lo que constituye un ataque a la igualdad de todos ante la ley.

8-Despenaliza la resistencia pasiva, paralizando la acción policial, por lo que cuatro sentados en una calle podrán bloquearla y no ser retirados, mientras que a los cientos de ciudadanos bloqueados no les quedará más que aguantarse.

9-Deja sin sanción la falta de respeto y la desobediencia a los agentes.

10-Prohibe el rechazo en las fronteras a los inmigrantes ilegales, que deberán ser aceptados nada más llegar, dejando para luego su posible devolución (no especifica en qué recinto, ciudad o región se van a cumular los millones de estos visitantes que nos lleguen).

Como decía al principio, otro clavo en ataúd de España, un país deshecho por un gobierno absurdo, prevaricador, inútil… o quizá agente de un plan previsto de reducción de una sociedad activa y libre en un redil.

Y mientras, senadores y diputados de la izquierda aprueban y aplauden como focas cada vez que se plantean estos desaguisados, y votantes de izquierdas haciendo lo mismo, como si a ellos no les fuese a afectar lo de los demás. Y senadores y diputados y votantes del Partido Popular van pensando en mantener la mayoría de los disparates.

¡Menudo futuro… si llega a haberlo!


8 respuestas a «Un nuevo clavo en el ataúd de España»

  1. La poca gente de bien que todavía queda en España, ¿no puede hacer nada, nada, nada, contra un «gobierno» cuya actividad diaria es paradigma de lo injusto y de lo anticonstitucional?

  2. Me siento atrapada. Pero…¿ qué podemos hacer?¿Nos falta organización? ¿esa es la clave?. Ahora, podríamos aprovechar esta ley para salir y rebelarnos.Es nuestra oportunidad. No veo otra solución más que echarnos al monte o desobediencia civil e insumisión fiscal. Somos conscientes de que ya no nos quedan más que respuestas delictivas y claro, ni estamos preparados ,ni sabemos ,ni tenemos el valor para ello. Necesitamos organización.

    1. Desobediencia civil, insumisión fiscal y que nadie vote a esta chusma de políticos y se les acaba la “fiesta” y el chollo. Y que trabajen que falta les hace.
      Pero es difícil porque la gente ahora se comporta como el ganado y solo atiende a los lavados de cerebro que les hacen desde las televisiones.

  3. La presunción de veracidad en los agentes al igual que el chollo de los indicios hace que bellacos y bellacas con uniforme placa y pistola mientan con total impunidad y arruinen la vida de personas inocentes.
    A ver si entendemos de una p*ta vez que la policía de ahora nada tiene que ver con la de hace 40 o 50 años.

  4. Produce auténtico asco la pasividad, la cobardía, la indigencia mental y moral, la sumisión total de la mayoría de la sociedad a una piara de criminales totalitarios asesinos y traidores. Ni siquiera con la impunidad que proporciona esta nueva aberración legislativa aprovechará la gente decente y despierta para salir en masa a la calle a reclamar sus derechos y libertades, salvo cuatro idealistas e inconformistas recalcitrantes entre los que me encuentro (no soy sospechoso, en mi pueblo me conoce todo el mundo y me consta que me toman por un «fascista» enloquecido).
    En efecto, a muchos votantes de esta chusma también les va a afectar, pero tanto da. La sociedad española no tiene remedio. Es vomitivo comprobar lo bajo que hemos caído y aún no se atisba el fondo. Ojalá bastara tener la conciencia tranquila para poder soportar este suplicio diario, pero a algunos no nos basta. Esto es una lucha individual porque es imposible reclutar gente dispuesta a lo que sea, incluso a dar la vida, por proteger y defender nuestra libertad, nuestra dignidad y nuestros principios y valores más sagrados y derechos fundamentales. Yo hace mucho tiempo que me cansé de intentarlo inútilmente.
    Mucho ánimo y fuerza a todos.
    ¡ARRIBA ESPAÑA SIEMPRE!

  5. En referencia a la inquietud en los comentarios, aportaré mi visión. El tiempo de reacción ante el colapso social que se avecina ha caducado. Por lo tanto, España está quebrada y los impagos han comenzado, por otro lado, la recesión mundial es evidente y ya se ven bancos quebrados en rescate y solo es el comienzo en la caída del dólar y su hijo el euro.

    Es inevitable, la demolición del viejo orden comenzó en el 2014, ante una previa del colapso financiero del 2008, que solo han sido parches, hasta tener todo lo necesario de la agenda planeada del gran reset anunciado en Davos. Lyndon LaRouche ya nos avisó del colapso y luchó por implantar la Ley Glass-Steagall. Consiste en separar la banca comercial de la inversora, dejar caer la parte inversora, pero sin causar un colapso social en el día a día en el comercio. El estado profundo de los dueños de la FED y arquitectos de la agenda 2030 de la ONU, buscaban un nuevo orden ya anunciado en Davos y vieron su oportunidad de aprovechar el colapso.

    Por lo tanto, en España ya no podemos hacer nada y ya se han cuidado de saquear el oro de cada país para impedir imprimir moneda y poder rescatar su soberanía. Nos están forzando a las divisas digitales CBCD, por eso nos vacían los pantanos, atacan nuestra ganadería, agricultura, controlando todos los recursos para que nos sometamos a su nuevo orden mundial. Ni tirando para el monte como antaño podrás alimentarte, todo seco y sin alimentos y pocos animales.

    Desde que vine a esta web, vengo informando del colapso, pero no se ve movimiento por ningún lado contra esta catástrofe que se nos avecina. Solo queda resistir y sobre todo haberse preparado con tiempo y sobre todo la ayuda de dios para pasar esta tribulación.

    Saludos cordiales

    1. Apreciado Odal, mucho me temo que este comentario suyo anda rondando -con bastante aproximación- lo por venir que ya se nos está echando encima. Al menos, es lo que parece tener planeado los «dueños del mundo»… De todos modos, como decían nuestros abuelos, el hombre propone y Dios dispone. Ya veremos que es lo que sucede finalmente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad