Un nuevo «telón de acero» se contruye desde el Ártico hasta Europa Central

El nuevo Telón de Acero que está descendiendo sobre Eurasia occidental desde el Ártico (Finlandia) hasta Europa Central (Polonia) pasando por los países bálticos tiene fines psicológicos para asustar a los europeos y obligarlos a hacer lo que sus líderes exigen con falsos pretextos relacionados con la seguridad para que Estados Unidos pueda seguir dividiéndolos y gobernandolos.

El viceministro polaco de Defensa, Cezary Tomczyk, anunció el jueves que su país combinará sus nuevas fortificaciones de seguridad fronteriza “Escudo Este” con el “Escudo Báltico” de los Estados bálticos, inicialmente conocido como “Línea de Defensa Báltica”, para crear una zona integral de estructuras fronterizas. Si se suman a los recién descubiertos previsiblemente ampliados de Finlandia, el resultado final es una nueva Cortina de Hierro desde el Ártico hasta Europa Central. Aquí hay algunos resúmenes informativos para que todos estén al tanto:

* 19 enero: “ Alemania está reconstruyendo la ‘Europa fortaleza’ para ayudar a Estados Unidos en su ‘giro (de regreso) hacia Asia’ (AQUÍ)

* 22 enero: “ La ‘Línea de Defensa del Báltico’ está destinada a acelerar el ‘Schengen militar’ liderado por Alemania” (AQUÍ)

* 8 febrero: “ Finlandia está abriendo el frente de contención ártico de la OTAN contra Rusia” (AQUÍ)

* 19 marzo: “ Polonia está preparada para desempeñar un papel indispensable en la ‘Europa fortaleza’ de Alemania” (AQUÍ)

* 13 mayo: “ La acumulación de fortificaciones fronterizas en Polonia no tiene nada que ver con percepciones de amenazas legítimas” (AQUÍ)

En resumen, Polonia se subordinó ampliamente a Alemania después del regreso de Donald Tusk al cargo de primer ministro en diciembre pasado, lo que llevó a Alemania a reanudar su trayectoria de superpotencia perdida durante décadas a un ritmo acelerado con la bendición de Estados Unidos mientras Estados Unidos “gira (regresa) a Asia” para contener a China. La participación de Polonia en el “Schengen militar” permitió entonces a Alemania ayudar a los países bálticos, donde ahora tiene una base en Lituania, a construir su nueva Cortina de Hierro y así ayudar a contener a Rusia en nombre de Estados Unidos.

Razones políticas internas explican por qué estos cinco países –Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Polonia– están sembrando miedo sobre una invasión rusa supuestamente inminente, que Estados Unidos aprovecha para acelerar la expansión de la futura hegemonía militar alemana a lo largo del flanco oriental de la UE. Alemania no es rival para Rusia, pero está gastando más en defensa que cualquiera de los países antes mencionados, por lo que fácilmente puede convertirse en su “socio principal” y luego gestionar sus capacidades colectivas con la supervisión de Estados Unidos.

El «telón de acero» de la OTAN

Dado que Rusia no planea invadir la UE y provocar así la Tercera Guerra Mundial atacando a los miembros vecinos de la OTAN, en cuyo escenario el intercambio nuclear resultante con los EE.UU. acabaría con la mayor parte de la vida en la Tierra, en realidad no importa que Alemania y sus vasallos no puedan tampoco derrotar a Rusia por sí solos. Estados Unidos sólo quiere un socio fiable que pueda tomar la iniciativa en la construcción de la primera línea de defensa convencional del bloque para luego avivar las llamas de la histérica rusofobia indefinidamente con fines de dividir y reinar.

La Alemania de hoy no es la Alemania de hace varias generaciones, que buscó por dos veces convertirse en superpotencia por la fuerza. Desprecia el conservadurismo y el nacionalismo y, en cambio, abraza el liberalismo el globalismo, pero es tan intolerante como antes, aunque esta vez no quiera un genocidio contra nadie. La Alemania actual comparte la misma agenda ideológica que su antiguo enemigo estadounidense, que también es la religión secular no oficial de la UE que lidera, sentando así las bases para su ascenso ayudado por Estados Unidos.

Ya sea que la transición sistémica global siga su curso con los actuales procesos tri-multipolares que eventualmente resultarán en una multipolaridad compleja (“multiplexidad”) o regrese a un sistema de bimultipolaridad chino-estadounidense, Estados Unidos quiere asegurarse de que la UE siga siendo su mayor vasallo en la Nueva Guerra Fría. Esto requiere un subhegemón ideológicamente fiable para mantener la subordinación del bloque, ergo, el papel que Estados Unidos prevé que desempeñe Alemania está siendo impulsado por su papel en la construcción de la nueva Cortina de Hierro.

El enfoque geoestratégico de Estados Unidos inevitablemente regresará a Asia a medida que regrese a ese teatro de la Nueva Guerra Fría para contener más vigorosamente a China, razón por la cual está facilitando proactivamente la reanudación de la trayectoria de Alemania como superpotencia perdida durante décadas, a fin de prepararse para ello. El objetivo es potenciar el ascenso de una subhegemonía en Europa para contener a Rusia, en su nombre, indefinidamente, liberando así tiempo y recursos valiosos para concentrarse mucho más en la contención de China.

El nuevo Telón de Acero que está descendiendo sobre Eurasia occidental desde el Ártico (Finlandia) hasta Europa Central (Polonia) pasando por los países bálticos tiene fines psicológicos para asustar a los europeos y obligarlos a hacer lo que sus líderes exigen con falsos pretextos relacionados con la seguridad para que Estados Unidos pueda seguir dividiéndolos y gobernándolos. No tiene ningún propósito militar, ya que la UE liderada por Alemania no es rival para Rusia, además cualquier guerra entre ellos también involucraría a Estados Unidos y, por lo tanto, probablemente conduciría a un intercambio nuclear que nadie quiere.


Una respuesta a «Un nuevo «telón de acero» se contruye desde el Ártico hasta Europa Central»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad