Un sistema para la liquidación de España

Antonio Izquierdo, director del diario El Alcázar

Esto que podrás leer más abajo lo escribió Antonio Izquierdo en un cuadernito titulado, «Un sistema para la liquidación de España» y eso que estamos hablando de 1979, o sea, en plena legislatura de Adolfo Suárez. Por tanto, ya se intuía por aquel entonces que el desguace de nuestra patria acababa de comenzar con la legalización del partido comunista y el estatuto de autonomías. Y eso que Suárez juró fidelidad al Movimiento Nacional en presencia del Caudillo, como jefe de dicho Movimiento que era. Así que, de aquellos barros estos lodos. Dios bendiga España

Dice así:

«No nos detengamos ni miremos atrás. El pasado es pasado y jamás volverá, aunque renazcan las virtudes que lo hicieron fructífero. Saquemos a España de sus casillas, pongámosla en marcha, hagámosla sentirse digna, obliguémosla a recobrar su decoro, su honor y su entereza. Y si no somos capaces de esto porque un día el miedo o el riesgo nos detienen, que nos maldigan las generaciones futuras porque no supimos defender como hombres aquello que recibimos en buena heredad para dejarlo íntegro o engrandecido. Y no subastado o vendido a bajo precio y al primer postor que nos dio oferta. Esta es nuestra misión. Tracemos la frontera y que esa frontera sea inexorable. No más llantos. No más crespones funerarios. No más trompetas con sordina. No más latín y gregoriano. Tenemos que negarnos con rotundidad varonil a seguir certificando la muerte de nuestros héroes y la muerte de nuestra patria.

Si todo nos es en esta hora desfavorable, no importa. Vamos a tragarnos las lágrimas y vamos a caminar cantando. Yo os digo que el futuro será nuestro. Por ese futuro, por el futuro de nuestros hijos. Por el futuro de los hijos de nuestros hijos. Por el futuro inacabable de España. ¡en marcha! Los que por los siglos de los siglos ofrecieron su vida y sangre a la piel de toro nos bendecirán. Eso es lo que debe importarnos y no la dispensa o la sonrisa de un presidente de gobierno, que procediendo de nuestra generación y utilizando nuestras fuentes, ha presidido la desaparición de España como nación.

«Por largas que sean las noches, nos ha dicho Rafael García Serrano, siempre acaban y siempre el sol y amanece Dios y nos sonríe» Es verdad. Hemos de volver al amanecer de España y hemos de gozar, en lo íntimo del corazón, la alegría de ese mañana que será de verdad, para todos; pero, sobre todo será para España. Por ella y por cuanto ella representa, ¡adelante! La nueva andadura debe de empezar hoy mismo a recorrer su camino. Ha de regar con su verbo, y si fuera preciso con su sangre, el camino de la salvación nacional.

Esto sí que está claro, ni el sistema liberal, ni el parlamento, ni UCD, ni marxismo, ni las nacionalidades harán que dejemos de ser estas dos cosas: hombres y españoles». Antonio Izquierdo

Para elcasopedrovarela


6 respuestas a «Un sistema para la liquidación de España»

  1. El problema de España es que la izquierda siempre ha sido, desde su nacimiento, una anomalía única en el Mundo; una caterva de criminales totalitarios traidores, ladrones y asesinos, cuyo único objetivo, aparte de enriquecerse a costa de la ruina del Pueblo, es la destrucción de la Nación con la excusa de que la Monarquía, la Iglesia y la Aristocracia someten a las clases más humildes (crea un enemigo ficticio para desviar la atención). El mismo discurso desde hace más de un siglo (al margen del comodín de la dictadura franquista «represora»). Bendita dictadura de derechas, bendito Franco.

    1. No es todo cierto, Gaspar. El «enemigo» «creado» por la izquierda no es «ficticio» sino que los poderosos muy frecuentemente o las más veces han abusado de los gobernados. En este sentido el caso de España no fue muy diferente al de Francia o Alemania. Los casos de Rusia o China eran clamorosos, aunque también lo fue la persecución religiosa en Francia tras el éxito de la revolución. Los comunistas han convertido a todas las guate-malas en guates-mucho-peores, pero han tenido éxito porque el pueblo pobre, inculto y oprimido coopera con pasión a la destruccón de sus opresores. Los progres implantan ahora el aborto en todo el mundo sirviéndose de las insanas pasiones de la masa social, que es enorme, ciega y necia. Si eres católico, ten en cuenta, en definitiva, que la Divina Providencia no depara revoluciones y desastres horrendos por mero capricho sino como justa retribución a los actos malvados de los seres humanos. Aquí nadie se salva, los gobenantes monárquicos no eran inocentes, los revolucionarios tampoco y el pueblo que coopera con la revolución, tampoco.

    2. Estimado seguidor: magnífico. Esa es la clave de mucho. España carece de una izquierda normal, nacional, patriótica, ESPAÑOLA. La izquierda e n España, que no española, es anormal, demencial, estúpida, discapaz y criminal hasta decir basta. Esa es la clave. Eso nos diferencia para nuestro mal de cualquier otro país del mundo, hasta «Chiquitistán», donde sus izquierdas son nacionales, normales, con sus defectos izquierdosos, pero bajo ningún concepto quieren destruir sus naciones, ni reniegan de sus pasados incluso por bochornosos que sean. Saludos cordiales

      1. El autor del artículo es don Antonio Izquierdo, no don Pedro Varela.
        Pedro Valera lo ha transcrito y enviado en el blog. que tiene, pero nada más.
        A cada cual, lo suyo.

  2. El régimen era como si, pero no lo era, una mediocridad, que se ha repartido el estado , obedece a los dueños del dinero y acepta la mentira total. Un abrazo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad