Una generación maldita

La Iglesia, en realidad sus clérigos, tiene mucha de la responsabilidad, o sea, de la culpa, de lo que hoy nos destruye y ahoga.

Para Adoración y Liberación

Compartir

4 thoughts on “Una generación maldita”

  1. CORRUPTIO OPTIMI PESSIMA, dice el adagio latino, con razón.

    El clero corrupto y apóstata (generado por el conciliábulo Vaticano II, principalmente) y capitaneado por el sodomita Montini, ha sido el factor más efectivo (y menos reconocido) en la mayoría de nuestras desgracias como sociedad, desde los años sesenta del siglo pasado, hasta alcanzar su lamentable estado actual.

    El silencio de estos «corderos» ante la profanación de la sepultura del Caudillo y de la basílica en la que ésta se encontraba, los ha arrastrado ya hasta la más profunda indignidad. Obnubilados por el tintineo de las «treinta monedas» y el pánico a dejar de percibirlas. Argumento, que parece haber sido principal, para comprar el infame y traidor mutismo de estos devotos de «san» Judas.

    Así pues, o lo poco que todavía queda de la Iglesia Católica se deshace de este tipo de «curas», o ellos acabarán (más pronto que tarde) con lo que aún resta de la verdadera Iglesia de siempre.

  2. Lo indicado, a riesgo de parecer muy literal o ingenuo, es orar por estos jerarcas que, como dice Ef, 6:12, son «enemigos espirituales» los que estamos enfrentando, y por las ovejitas, que no sigan pensando, muchas de ellas que «si no creo lo que dice el Papa soy disidente».

  3. La situacion se torna muy compleja, y desafoetunadamente el cancer ya se expandio y no se puede extirpar, aqui en Brasil la idolatria , el sprituismo y. Las igkecias evangelicas ya son mayoria.
    Dado ek atraso cultural y el adoctrinamiento insesabte en la TV, el pueblo no ve que esta adorando a otras cosas y no sigue el camino de Jesus Cristo y Dios….la mazoneria infiltrada en todas las iglecias evangelicas, y catolicas, quwdan pocos firmes al verdadero xamino de Jesus Cristo…..
    La clave para soportar lo que biene esta en el seno de la familia, solo en ese lugar no entra la abominacion.
    Saludos

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*