Una guerra no declarada entre la OTAN y Rusia: Estado actual de la cuestión

La fase actual de la guerra que Estados Unidos y Unión Europea están llevando contra Rusia por intercesión de Ucrania, ha entrado en fase de guerra de desgaste. Y quienes están sufriendo el desgaste son; primero, los ciudadanos ucranianos y, seguidamente, los ciudadanos europeos.

Respecto a Ucrania. Al gobierno de Zelenski los ciudadanos no le importan nada. Los gerifaltes ucros continuarán atiborrándose de dinero mientras cumplan las ordenes del gobierno Biden. Los ucranianos son reclutados y mandados directamente al frente sin apenas instrucción, mal armados y vestidos. Sirven como carne de cañón para facilitar la acción los soldados profesionales y especializados y entrenados en Holanda, Gran Bretaña o España. Pero incluso estos últimos, apenas pisan el frente, son liquidados masivamente. Y es que son entrenados con cronogramas muy ajustados y según estándares OTAN: uso de pequeños grupos de batalla -a nivel de batallón, compañía y sección e incluso de pelotón- y con vehículos blindados ligeros. Estos sistemas tácticos resultaron eficaces en operaciones de combate locales en Irak y Afganistán, para hacer frente a grupos irregulares o pequeños, con armas ligeras o armas pesadas montadas en todoterrenos, y en acciones limitadas. Pero han acabado resultado ineficaces contra un ejército regular fuertemente armado, que utiliza grupos grandes -a nivel de batallón o grupo de batallón, regimiento e incluso brigada- con vehículos pesados y con un potente soporte de artillería, de todo lo cual hacen un uso extensivo. Es así que las pérdidas ucranianas se sitúan entre 400 a 800 por día, según el sector o distrito y las fuentes que se consulten. Y a Zelenski esta carnicería le importa un pimiento. A este ritmo de pérdidas, el continuo flujo humano al frente pronto se cortará porque el gobierno Zelenski está llegando a las máximos posibilidades de recluta.

Si la actividad militar continua a estos niveles el ejército ucraniano pronto entrará en colapso humano y material. Estados Unidos y la Unión Europea también están llegando al máximo de su capacidad para proporcional armas y equipos al gobierno Zelenski. Solo dos datos. Rusia está disparando unos 20.000 proyectiles de artillería por día mientras que el ejército ucraniano dispara unos 4.000 proyectiles-día. Según The New York Times, una parte de los obuses proporcionados por la OTAN a Ucrania están dañados o se rompen por el uso tan continuado en esta fase de guerra posicional.

Mark Milley
John Love

La ofensiva ucraniana de septiembre de 2022, planeada y dirigida por los generales norteamericanos Mark A. Milley y John K. Love, ha resultado un fracaso. El ejército ucraniano ya no realiza operaciones ofensivas a gran escala, apenas realiza ataques localizados y en la mayoría de ellos el resultado es catastrófico. Actualmente ha pasado a la defensiva. Si el ejército ucraniano no puede mantener los niveles de transferencia de refuerzos humanos y materiales a los frentes para sostener el ritmo de las operaciones defensivas, deberá realizar una retirada general ordenada para establecer nuevas líneas. Y todo el proceso volverá a comenzar.

Sergey Surovikin

La táctica y la estrategia del estado mayor ruso se ha mantenido constante pese al cambio en su dirección, que ha pasado a manos de Sergey Surovikin. Desde el principio de las operaciones militares el mando ruso se propuso avanzar rápidamente hacia Kiev, obligando al enemigo a concentrar el grueso de sus fuerzas en la capital. El mando ruso nunca tuvo la intención de enfangarse en una guerra urbana en la capital, sino que pretendía fijar al ejército ucraniano en Kiev. Mientras tanto, la fuerza aéreo-espacial rusa se hacía con el control aéreo. Hecho esto el ejército ruso se retiró ordenadamente, manteniendo el control aéreo. Y el mando ucraniano cayó en la trampa y salió de sus posiciones. En ese momento, el mando ruso se dedicó a destruir al enemigo con la utilización extensiva de la artillería y limitados enfrentamientos directos. El resultado fue: mínimos daños propios y máximas pérdidas enemigas. Seguidamente el mando ruso estableció posiciones defensivas bastante retrasadas, dejando que el ejército ucraniano avanzase en profundidad sin muchas dificultades. Es aquí donde se inserta la operación ofensiva planificada por los generales norteamericanos Milley y Love.

Fuese por una mala información o por falta de ella, el mando norteamericano creyó su propia propaganda. Los mass media occidentales machacaban a la opinión pública con el sonete de que el ejército ruso estaba siendo diezmado, derrotado y que no tenía capacidad para continuar luchando a gran escala. Sea como fuere el mando norteamericano creyó que la retirada rusa era señal de que se podía presionar al enemigo hasta desalojarlo de sus posiciones en los oblast “ocupados”, realizando una gran ofensiva. Lo que al mando ruso cogió por sorpresa fue la participación directa de los mandos occidentales en la organización y dirección de la ofensiva y el hecho de que se estaba insuflando constantemente una inmensa ayuda material y humana al ejército Zelenski. Pero tal desmesurado nivel de ayuda no podía mantenerse por mucho tiempo. Al ejército ruso le bastaba con reorganizar su línea defensiva y esperar, abandonando posiciones indefendibles dado el nivel material y de movilización militar empleado hasta entonces. Es en este punto donde entró Surovikin, reestructurando el mando.

El nuevo mando ruso obligó al gobierno Putin a decretar una movilización -aunque limitada- e imprimir más potencia de fuego -especialmente artillero- para parar la ofensiva, fijar de nuevo al ejército ucraniano, continuar desgastándolo y desgastar a su vez a la OTAN. Entre tanto, las reclutas rusas han estado siendo entrenadas y, ahora, comienzan a llegar al frente.

Los medios de comunicación de los países de la OTAN ya están haciendo referencia a que no se puede seguir manteniendo el ritmo de abastecimiento de material al ejército ucraniano, al tiempo que el gobierno Zelenski está agotando la capacidad de suministro humano para sostener sus actuales posiciones. De ahí que cada vez haya más voces que instan a Estados Unidos y la Unión Europea a abrir negociaciones antes de que el ejército ucraniano entre en colapso, las unidades rusas reclutadas lleguen al frente y los hielos lo abarquen todo. Porque, entonces, la ofensiva rusa será irresistible. Incluso el general Milley ha reconocido que Ucrania “ha hecho todo lo que ha podido” (lo ha expresado en pasado). Por otro lado, tales voces también proponen combinar los llamados a la negociación con dar capacidades al gobierno Zelenski para atacar territorio ruso. El propio Lloyd Austin reconoció, el jueves 8 de diciembre, que Washington no va a impedir que Ucrania tenga capacidad de atacar territorio ruso. También se está barajando entregarle misiles de precisión AGM-114 (de gran flexibilidad operativa contra objetivos blandos, duros y cerrados; puede alcanzar objetivos en movimiento y atacar en condiciones meteorológicas adversas, alcance 8.000 metros, guía láser o radar, capacidad de autoguiado y ojiva polivalente).

En la concepción del conflicto que tiene el estado mayor norteamericano, el refuerzo material a Ucrania debería llevar a los dos contendientes a la mesa de negociación (aunque en este momento el gobierno Putin no está interesado). De hecho, ya se han atacado dos bases rusas con drones desde territorio ucraniano. Además, el 13 de diciembre el ejercito ucraniano atacó la ciudad de Klintsy (región rusa de Briansk) a 45 km de km frontera con Ucrania.

Permitir que el gobierno Zelenski pueda extender los ataques por territorio ruso (bases, alojamientos de tropas, cuarteles, centros de decisión) podría llevar a una escalada incontrolable, haciendo que el conflicto “se fuese de las manos” como teme Milley. Este es el miedo de Washington. Un miedo real porque lo que el mando OTAN no entiende que Rusia no puede perder esta guerra. La va a ganar sea como sea. Sin embargo en Estados Unidos hay grupos de presión que sí quieren llevar a Rusia a la acción nuclear aunque esto desemboque en una tercera guerra mundial.

Si se ataca territorio ruso de forma extensiva (cosa para la cual el ejército ucraniano no tiene actualmente capacidad) será porque Estados Unidos (OTAN) le ha dado esta capacidad. En este caso Rusia podría elevar el nivel de ataque en cuatro líneas: a todo el territorio ucraniano, de forma intensiva, a todas las infraestructuras y con armas de alta destrucción. No hace falta utilizar armas nucleares tácticas en el campo de batalla y contra objetivos específicos. Esto llevaría a la intervención masiva de la OTAN, cosa que Putin quiere evitar. Al ejército ruso le basta con utilizar armas de alta capacidad destructiva como las termobáricas. Son muy versátiles. Con ellas se pueden eliminar equipos, construcciones reforzadas, bunkers y cuevas-túneles profundos. La onda puede penetrar en múltiples espacios incluso afectando a quienes estén en los extrarradios inmediatos de la zona de la onda, produciendo asfixia. Sus efectos se asemejan a los de un arma nuclear de baja intensidad pero sin las consecuencias colaterales de la radiación ionizante. El ejército norteamericano fue el primero en utilizar estas armas, incluso de forma portátil -la granada de 40 mm XM1060- en Afganistán.

En estos momentos la situación es como sigue: en los diversos frentes la artillería rusa machaca las posiciones ucranianas de forma local para, seguidamente, lanzar ataques limitados con el fin de comprobar la fuerza y resistencia ucraniana. Esta actividad lleva al desgaste continuo del ejército ucraniano. En ocasiones el mando ucraniano comienza ofensivas de forma local en las cuales consume gran cantidad de recursos materiales y humanos. Las fuerzas rusas suelen resistir sin muchos problemas estas ofensivas y se lanzan al contraataque. Los soldados ucranianos deben retirarse a sus posiciones originales. En ocasiones se produce una toma y retoma continua de pueblos por ambas partes.

El frente más activo y el que está causando más desgaste ucraniano es el de Bakhmut porque es un centro de comunicaciones clave, por carretera y tren hacia Artemovskiy hacia el sur, Shevcheko-Soledar-Lysychansk-Sievierodonestk hacia el norte. Esta es la línea de frente -fuertemente fortificada y atrincherada- en la que está en juego todo el territorio hasta la línea del Dnieper (Jerson-Zaporohie-Dnipro).

El control de la Bakhmu -un frente de 15 km- está en manos del ejército ucraniano y los rusos están cercando la ciudad y controlando algunas zonas de su extrarradio. En estos días los enfrentamientos más intensos se producen en la zona industrial. En esta lucha el ejército ucraniano está perdiendo mucho material y cerca de 1000 bajas diarias. En los combates participan por parte ucraniana la 30ª Brigada Mecanizada, la 93ª Brigada de Fusileros Motorizados; las brigadas 71, 58, 53 (entrenadas en Gran Bretaña por instructores norteamericanos). Y al noreste, en el sector Soledar están la 24.ª brigada y el 6.º regimiento, también hay otras unidades como los Azov. Las Fuerzas Armadas de Ucrania utilizan desde cañones-obuses autopropulsados 2S3 «Akaktsiya» de 152 mm a carros de combate T-64BV y BMP-1 y Helicópteros Mi-8. Por su parte, las fuerzas rusas utilizan carros T-90M y T-90A y lanzadores MLRS. Las fuerzas rusas implicadas son los PMC Wagner y DSRG Rusich (unidades de voluntarios eslavos panrusos) así como las unidades de la RPD (República Popular de Donesk). Desde el 8 de diciembre las fuerzas armadas ucranianas han acumulado gran cantidad de efectivos, una muy considerable fuerza para realizar una posible ofensiva en este sector, o bien, en previsión de la esperada ofensiva rusa (que se calcula puede ser para finales de enero o primeros de febrero). Uno de los choques más interesantes en este frente es el de PMC Wagner ruso con los PMC Mozart norteamericanos.

La situación la resumió Andrew Milburn (fundador y jefe de PMC Mozart, coronel retirado del Cuerpo de Marines de EE. UU) en entrevista a American Newsweek: las fuerzas Armadas de Ucrania están sufriendo «pérdidas increíblemente altas», que son repuestas con reclutas sin entrenamiento. El 80% de estos reclutas «nunca antes habían disparado». A este ritmo de pérdida al ejército ucraniano no le será posible mantener el frente por mucho tiempo, y pronto entrará en colapso. De hecho ahora mismo ya comienzan a desdibujarse las líneas de frente.

Por lo que respecta a Occidente. En Europa la situación ya ha traspasado las líneas rojas. Dicen los gobiernos que el motivo de la presente situación -que se va a agravar ya en el corto plazo- es culpa de Rusia. “Escusas de mal pagador”. Las continuas sanciones no han dañado a Rusia, sino que han empobrecido a los europeos. En el horizonte cercano se vislumbran cortes de energía, cosa que ya están sufriendo los franceses, especialmente los parisinos. Y los precios al consumidor en todas las áreas, bienes y servicios están disparados y sin freno hacia arriba. Y, mientras, las oligarquías políticas europeas llenándose los bolsillos. En España todos los partidos (Podemos, PP, PSOE,  Vox) son lo mismo, defendiendo los intereses de Estados Unidos, aplaudiendo la transferencia financiera al corrupto Zelenski y votando favorablemente unas sanciones que nos están arruinando. Las familias españolas están esquiladas con la escusa de “la guerra de Putin” y lo malo que es, y lo bueno buenísimo que es Zelenski. Y a los ciudadanos norteamericanos no les va mucho mejor, pero sus oligarquías -igual que aquí- están haciendo grandísimos y vomitivos negocios.

Para ñtvespana


5 respuestas a «Una guerra no declarada entre la OTAN y Rusia: Estado actual de la cuestión»

  1. Los EEUU llevan intentando remodelar el mundo a su antojo desde hace mas de un siglo, desde la guerra contra Mejico y la guerra contra España para robar Cuba, Puerto Rico y Filipinas y excepto en la remodelación que consiguió tras la II guerra mundial de acuerdo con ese enemigo de la civilización llamado comunismo no ha cosechado mas que leñazos.
    Destruye todo lo que toca, se llame Corea, Cuba, Vietnam Sudamérica, Iran, Irak, Libia,Afganistan, Libano o todo Oriente próximo y medio, pero no consigue domeñar a dichas naciones para meterlas en el corral de la famosa «democracia liberal» que ellos pastorean.
    Europa tras muchos años de ser «apadrinada» y manipulada por USA estaba sacando los pies del plato y dando, poco a poco, de lado a Norteamérica buscando nuevas fuentes de energía en Rusia y eso no le venia bien a los Yankees, consecuencia le crearon a Putin y a Europa un buen lio negandoles la posibilidad de comprar energía barata en Rusia y por si las cosas no iban como querían, presionaron a Rusia con la OTAN hasta conseguir que Ucrania fuera invadida para evitar que le pusieran coheteria nuclear a las puestas del Mar Negro, al lado de sus bases navales.
    USA ve con inquietud el despegue rápido de China y sabe que o paraliza esa ascensión o esta, en poco tiempo, le pisara los talones y le disputara la hegemonía mundial y para evitarlo esta intentando aislarla para que no acceda a las fuentes de enérgica y a los recursos de todo tipo que existen por el mundo y como no lo consigue ha decidido quedarse con los recurso naturales de los rusos , para lo cual le ha montado una guerra en Ucrania con la intención de conseguir echar a Putin y poner en su lugar a alguien mas dúctil que se pliegue a los intereses del globalismo mundial, que no es mas que la continuación de la supremacía USA por otros medios.
    En medio la decadente Europa que ya no se puede considerar un continente con una homogeneidad cultural o racial propia y que v a pagar el intento que hizo Alemania de sacudirse el yugo de los EEUU.
    En cualquier caso el negocio que esta haciendo USA con esta guerra es enorme, Ucrania deberá pagar todo el armamento que les mandan y tendrá que contratar empresas foráneas para rehacer lo que la guerra a destruido

  2. La Ideología de «Gramsci» es la Bandera de la Falsa Democracia Occidental.
    La Civilización de «Roma de Oriente» sigue limpiando de escoria las neuronas de Occidente.
    La confrontación entre Ideología y Civilización …, ¿?.

  3. Hace 2 o 3 años que vengo oyendo hablar de una inminente guerra semi mundial (no declarada entre bloques ajustada a una pequeña parte de territorio en el planeta) de baja intensidad (o sea, premeditadamente, para que dure). Y efectivamente se produjo, porque es una guerra de diseño enmarcada en un montón de sucesos más o menos simultáneos, pero todos conducentes a la misma carambola, como de costumbre con los amos, nada es lo que parece, y nada de lo que se cuenta por ahí va a ser la síntesis de las antítesis de turno.
    Se está produciendo el caos recogido en las cartas entre Pike y Mazzini, y también en los Protocolos de la Masonería Internacional; aunque no es la primera vez, esta vez se dan muchas circunstancias muy singulares. Dentro de este caos está el ejercito islámico importado por la masonería lacaya de Bruselas, recogida así mismo en el Paneuropa del conde masón, padre de la UE, Kalergi, so pretexto de conseguir una raza más maleable (anti cristiana). Al tiempo, se da la Plandemia, fumigaciones que alteran el clima y producen patologías, y nada más empezar 2020 el falso virus y su verdadero motivo: las pseudo vacunas “experimentales”, todo dentro de una basta agenda 2020-2030 promovida (al igual que las vacunas y el “virus”, por sujetos como Gates (Windows) de la élite anglo sionista, cuya obsesión patológica y endogámica es librar al planeta del exceso de gentiles (sus lacayos masones de izdas y dchas en todas las instituciones has sufrido una programación semejante dentro de las logias a la de sus víctimas, y la consecuencia es que sujetos como Nietzsche, lo que quieren es librar al planeta de profanos). La progresía resultante dilapida el dinero en estupideces anti natura (siempre con las mil caras de la eugenesia y la eutanasia), que gracias a la banca anglo sionista es devaluado una y otra vez, aumentando los impuestos de bolsillos cada vez más vacios. De una vez, se termina con las clases medias, con el empleo (trasladando la producción industrial, agraria y ganadera al tercer mundo con mano de obra esclava gracias a las restricciones eco progres masonas a los productos locales), la economía se va a paseo a todos los niveles (los amos lo van anunciando, como suelen: no tendréis nada y seréis felices… sin coche, sin casa, sin vacaciones.. pero con móvil 6 o 7G), los países se culpan entre sí y sobre todo se cargan las culpas sobre los más inútiles como España gracias a los políticos marioneta que nos han endosado al efecto. A todo esto, la progresía desmadrada crea el caos y el desánimo social, y al ver que todo está del revés y empeorando sin control sobre los hijos ni sobre uno mismo los suicidios se disparan, al igual que la delincuencia, sin justicia para las víctimas, pero con facilidades para los delincuentes y los fanáticos islámicos que solo esperan una oportunidad propicia para salir de los guetos donde delinquen y tomar las calles y los barrios. Y la Iglesia oficial en manos de masones que están en el ajo de todo, templando gaitas (como el lacayo Feijó y el psicópata de la Moncloa), empezando por la marioneta Bergoglio. ¿Y quién va a venir a salvarnos del desastre? Lo dije hace tiempo, y ya está asomando la patita (justo ayer me llegó un video por telegram, literal): Putin nos hace ver la mierda a que nos lleva el sistema corrupto democrático que nos hemos dado (gracias a la agenda novus ordo), y nos ofrece, gratis, salvar el cuello y entrar por la puerta grande en el novus ordo, modelo chino disfrazado de democracia, es decir, un paripé democrático del pueblo (de los amos como dijo el iluminado bien financiado Marx) ateo donde unos cuantos desalmados millonarios mueven un capitalismo ficticio que no tendrá razón de ser cuando todas las economías sean la misma global y mono controlada, y la inmensa mayoría son tornillos y clavos prescindibles e incluso molestamente insoportables, por lo que habrán de estar controlados al milímetro como sucede ya en la China precursora de los Rothschild. Una sociedad comunista esclavista vestida de verde (temporalmente) eco progre con una religión obligatoria y estatal que seguramente llamarán cristianismo (como ya sucede en China) y que adorará a la Pachamama. Siempre saldrá elegido el amado líder de turno en cada pseudo país (siempre que no caiga en desgracia, o sea, que obedezca sin rechistar), y hay del que se queje (como ya sucede en China).
    Si, le pediremos por favor de rodillas a Putin que nos libere del cuchillo islámico (como hace China hoy, donde no hay otra oposición y ya el islam no es arma contra el cristianismo bien adaptado al sistema) y nos salve del caos que sus amos (que son los mismos del actor y lacayo Zelenski, los mismos de Sánchez, Felipe, ZP, Casado, Rajoy, Aznar, Calvo Sotelo, Suarez… todos desde hace siglos): los labradores arrendatarios asesinos de turno; nos han venido creando, y la traca final promete ser de órdago.
    Por tanto la guerra de Ucrania, por enésima vez, es una estrategia más de cara a influir en el orden y en el comercio primordialmente europeo, pero los muertos y los dramas, como siempre, son de verdad, y nunca les tocan.

  4. El conflicto diseñado por Estados Unidos contra Rusia en Ucrania, lo único bueno que ha generado en Europa hasta el momento, es el estar sirviendo para que quienes -sin prejuicios- tengan interés en comprobarlo, dispongan de pruebas convincentes sobre lo inflada que está la cotización de la falsa moneda de la democracia de corte liberal IMPERANTE (esto último, sobre todo), así como de sus cada vez más escuálidos Estado de Derecho y libertades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad