Una Iglesia cobarde y pesetera, que abandona a sus fieles cuando más la necesitamos

Salgo de casa, a estirar las piernas, pues voy a acabar como un cuatro, de tanto estar sentado, y para asistir a la Santa Misa dominical, que en tiempos de incertidumbre es cuando más nos acordamos de Dios.

¡Imposible! Las tres o cuatro Iglesias cercanas a mi casa están todas cerradas a cal y canto, con una hoja en la puerta donde dice algo así como que –escribo de memoria- “Siguiendo instrucciones de la Conferencia Episcopal, y del Arzobispado, la Iglesia permanecerá cerrada hasta nuevo aviso, y se suspenden todas las misas y actos litúrgicos”.

Excuso decirles que tampoco se facilita un teléfono de urgencias, para dar la extremaunción en los casos que lo necesiten, llevar la Comunión a personas impedidas o desvalidas, que no puedan salir de sus domicilios, etc.

En la puerta trasera de una de estas Iglesias, dónde está Cáritas Parroquial, hay otro letrero en dónde dice que se suspende indefinidamente la atención a las personas necesitadas hasta nuevo aviso.

Es decir, los que no tengan para comer, etc., ¡que se jodan!

“Hermosa” solidaridad de la Iglesia con las personas necesitadas…

Empieza a notarse la presidencia de Omella, tan preocupado por recibir dinero del gobierno, a cambio de no crearles el mínimo problema.

Convendría que los católicos recordemos que la Iglesia nos ha dejado solos, a los pies de los caballos, cuando más la necesitábamos…

Pero es que además, para más inri, la postura de la Iglesia, cerrando todas sus dependencias, y pasando de todo, es todavía más radical que la normativa legal dictada al respecto, y que dice textualmente lo siguiente:

“Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”:

Artículo 11. Medidas de contención en relación con los lugares de culto y con las ceremonias civiles y religiosas.

La asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionarán a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro”.

Espero que los católicos “ejercientes” recordemos esta “no actuación” de la Iglesia cuando llegue la próxima declaración de la renta, pues yo no acostumbro a regalar mi dinero a quien ningún servicio me presta…

www.ramirograumorancho.com


5 respuestas a «Una Iglesia cobarde y pesetera, que abandona a sus fieles cuando más la necesitamos»

    1. Muchas gracias por el enlace.
      Impreisonante, para mí, el vídeo del Ministro de Defensa de Israel: casualmente coincide su propuesta, sencilla y clara, con la inglesa. Ambas proponen aislar «a los abuelos» (la población de riesgo), con todos los cuidados, eso sí. El resto pasará la infección y se inmunizará (en general sin mayores problemas).
      Vamos, como aquí. Sin duda no saben de lo que hablan y nuestros políticos sí.

  1. En mi parroquia de Tres Cantos no nos han dejado abandonados. Retransmiten por YouTube laudes, el ángelus, el rosario, el Vía crucis, exposición del Santísimo, la Santa Misa. También continúan los grupos de catequesis de niños y adultos haciendo vídeos. Cada día el sacerdote lee y comenta el evangelio. También participan las familias comentando el evangelio para niños. Los sacerdotes están disponibles para confesar y llevar la comunión. Se ha montado un grupo de voluntarios para ayudar a los mayores en las compras etc.
    Aquí por lo menos, no nos sentimos para nada abandonados. Creo que lo están haciendo muy muy bien.

    1. Ana: eso es abandonar a los fieles, es clausurar el Sacrificio Perpetuo en muchísimos sitios, eso es engañar sobre el valor infinito de la Misa y las gracias que pueden recibir los que participan en ella, eso es negar la Comunión (y la Extremaución en la práctica), así como la Confesión, y dadas las fechas, con el consiguiente incumplimiento del precepto pascual.
      Es, además, un escándalo de rueda de molino de cuatro metros.
      Así de terrorífico es el tema.
      Lo demás, marear la perdiz, engañar a los fieles y llevarles a la apostasía.

    2. Magnífico artículo, D. Ramiro.
      Solo ha eludido la clara responsabilidad en el tema del obispo de Roma.
      Como suelen ser los suyos: profundos, breves y certeros,
      El del Golpe de Estado del anticonstitucional y peculiar estado de alarma es el primero que se ha escrito sobre el tema.
      Mi sincera enhorabuena.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*