Una imagen vale más que mil palabras: el verdadero rostro de la “Justicia” y de los Poderes del Estado en España.

El actual Ministro de Justicia Jose Manuel Campo (con gorra), con el ex-presidente de la Junta de Andalucía, ex-ministro y ex-presidente del PSOE Manuel Chaves, condenado por la Audiencia Provincial de Sevilla en el juicio de los ERE de Andalucía (sentencia que tienen recurrida ante “su” Tribunal Supremo), y la señora con el culo al aire es la actual pareja del Ministro, Meritxell Batet, Presidenta del Congreso de los Diputados y que como Diputada del parlamento de Cataluña votó a favor de la declaración de independencia, en la playa de Zahara de los Atunes en Cádiz, 20 agosto 2020 | Fuente: el MIRA.es (AQUÍ). Viendo esta foto se entiende perfectamente el contenido del artículo sobre el juicio a Miguel Bernad publicado hace unos días en estas páginas, y se entiende perfectamente con este panorama que los cazas marroquíes se dieran el otro día un garbeo por lo que queda de la Expo del 92 de Sevilla. Modestamente creo que el representante del Ministerio de justicia y la representante del Poder Legislativo en cuanto Presidenta del Congreso de los Diputados deberían elegir mejor y no frecuentar la compañía o compartir sus días de vacaciones con una persona que está condenada por delincuente a pesar de todos los mamoneos que ha habido para impedir, minorar o boicotear esta condena con toda clase de estratagemas, y aunque la sentencia esté recurrida ante el Supremo, por delitos tan graves desde el punto de vista jurídico, (pero más graves aún desde el punto de vista de la honestidad y sentido del deber que le debería ser exigido a un servidor público con categoría de Ministro o Presidente de Comunidad Autónoma), como son los que se han dilucidado en este macroproceso de los ERE de Andalucía. ¿Qué no dirían los Telediarios si Donal Trump se fotografiara en la playa con un Jefe de la mafia de San Francisco o de Chicago?, cómo se abrirían los Telediarios con la noticia. Este es el Ministro de Justicia y la presidenta del Congreso, luego están los rumanos que roban la catenaria del AVE o atracan a las ancianas en el portal de sus casas.
Ignacio Stampa, el fiscal del caso Dina al que, al parecer, Podemos tenía acceso

Hace unas semanas, los medios de comunicación  no controlados por el Gobierno se hacían eco, -en el caso que lleva el Juez García-Castejón de la tarjeta de memoria de la amiguita de Pablo Iglesias Dina Bousselham-, del escándalo de la “presunta” actuación de complicidad de la Fiscalía con la Letrada de Podemos,  y  la relación entre esta joven Abogada de Podemos y el Fiscal “Iron Man” que le había pedido su teléfono, que da idea del mal uso que algunos funcionarios hacen del poder del que gozan, y de la correspondiente indefensión en la que en un momento dado el ciudadano de a pie se puede situar con esta clase de Fiscales y de presuntas componendas impropias de una verdadera Fiscalía que haga honor al art. 124 CE. Sin que el Consejo Fiscal  ni el Consejo General del Poder Judicial (que sepamos) haya adoptado la menor medida disciplinaria al respecto aunque solo fuera por razones estéticas de tratar de sostener una honestidad cuando menos aparente o por la buena imagen de la institución.

oo0oo

Miguel Bernad

El pasado 17 de agosto se publicaba en esta página de El Español Digital el extraordinario artículo de Miguel Bernad, del Sindicato Manos Limpias,  titulado “El juicio a Miguel Bernad” (AQUÍ), que expone en toda su crudeza el mamoneo en lo que se ha convertido no sólo la Justicia sino todo el aparato estatal, y la indefensión en la que se encuentra una persona cuando todo este aparato estatal, sin división de poderes, sin sentido de lo público y sin escrúpulos morales pone en marcha con desviación de poder todos los resortes del Estado para arruinarle la vida a una persona por haberse atrevido a acusar a la Infanta. Y cómo los distintos funcionarios se prestan presuntamente a una actuación que de ser verdad podría calificarse como poco de mafiosa.

oo0oo

Una nueva foto fija de esta ruina moral en la que se encuentran los Poderes del Estado la ha publicado el periódico digital  “El Mira.es” (AQUÍ), que pone el acento en lo superfluo (que no llevan mascarilla) y que omite la cuestión principal y es que nada menos que el Ministro de Justicia charlando amigablemente en la playa con un político que ha sido condenado por corrupción a 9 años de inhabilitación (y su subordinado Griñán a 6 años de cárcel y 15 de inhabilitación, y otros personajes como la exministra socialista Magdalena Álvarez y Gaspar Zarrías) en un macro proceso con 855 millones de € defraudados, -que se dice muy pronto-, donde está implicados 21 altos cargos del PSOE de Andalucía, y donde la jueza de instrucción Dñª Mercedes Ayala sufrió todo tipo de zancadillas y puñaladas traperas (virtuales) para que no pudiera llevar a cabo la instrucción con normalidad, hasta apartarla y sustituirla por otra más “acomodada” al PSOE. Habría que haber visto las condenas si se hubiera tratado de Zaplana, Rita Barbará o Esperanza Aguirre.

La foto (ésta y la que encabeza el artículo) podría ser de una película de la Mafia o de “El Padrino”, pero la realidad supera a la ficción y es la triste y amarga realidad de lo que es el Ministerio de justicia en España y lo que los becados con subvenciones para que lo digan llaman “Estado de Derecho” que más bien es un “Estado de Deshecho”. Esto es lo que llaman “la legalidad republicana”. El Ministro es, como Marlaska, juez de carrera, y podía dar ejemplo, no sólo hacer el paripé cuando toma la palabra en el Congreso para hacerse el digno y confundir a los incautos.

La foto (ésta y la que encabeza el artículo) podría ser de una película de la Mafia o de “El Padrino”, pero la realidad supera a la ficción y es la triste y amarga realidad de lo que es el Ministerio de justicia en España y lo que los becados con subvenciones para que lo digan llaman “Estado de Derecho” que más bien es un “Estado de Deshecho”. Esto es lo que llaman “la legalidad republicana”. El Ministro es, como Marlaska, juez de carrera, y podía dar ejemplo, no sólo hacer el paripé cuando toma la palabra en el Congreso para hacerse el digno y confundir a los incautos.

Si la foto fija de la famosa “legalidad republicana” del Frente Popular  previa a la guerra civil era el cadáver del líder de la oposición D. José Calvo Sotelo tendido en la camilla del Instituto de Medicina legal, (y junto a él el médico forense con expresión desolada) con dos tiros en la nuca asesinado por los propios policías y escoltas de los miembros del Gobierno rojo, que no obstante su inmunidad parlamentaria y prevaliéndose de su condición de policías, lo sacaron inconstitucionalmente de su casa a la 3 de la mañana mediante engaño, para asesinarlo (a esto es a lo que le llaman “legalidad república” en los medios de comunicación y en los libros rojos de texto, y por ello Franco se presenta en tales textos como “golpista” que terminó con esta “legalidad republicana”), la foto fija de la “legalidad republicana” de hoy día, de este Gobierno igualmente de coalición rojo como el de entonces, y del Reinado de Felipe VI “El Preparao” para la nada (porque para el papel de florero no precisa  nadie preparación ninguna), una de las fotos fijas de esta amarga realidad de la degeneración del Estado y de lo que deberían ser los poderes de un verdadero Estado es esta foto que queda para la posteridad de verdadera memoria histórica, de la miseria moral de las instituciones en la España presente. ¿Qué no dirían los Telediarios si Donal Trump se fotografiara en la playa con un Jefe de la mafia de San Francisco o de Chicago, o Marine Le Pen con un trápala de la mafia marsellesa?, cómo se abrirían los Telediarios con la noticia. Un verdadero Ministro de Justicia debería ser más selectivo con sus amistades, al menos mientras estuviera en el cargo. Si no por honestidad (sobre todo) al menos por estética.

Todavía hay quien aplaude a este sistema corrupto hasta en sus formas. Que Dios se apiade de España y de la buena gente de España que todavía queda y que está subyugada por estos pájaros ocupando los poderes del Estado, prevaliéndose del control de los medios de comunicación, de la Policía,  y de todo el poder que poseen para la completa indefensión de las personas de bien y del ideal de un verdadero Estado donde la Justicia, como ideal ético y jurídico, sea una realidad y no un anhelo de los subyugados y perseguidos por la Fiscalía del odio.

Que Dios se apiade de España y de los españoles por haber dado pie a esta situación.


5 respuestas a «Una imagen vale más que mil palabras: el verdadero rostro de la “Justicia” y de los Poderes del Estado en España.»

  1. Viendo la foto del Ministro de justicia en la playa, quedan claros los principios «éticos» y «jurídicos» que inspiran e informan al Ministerio.
    Si en lugar del Ministro del PSOE con Chaves fuera Santiago Abascal hablando con Tejero o con Bárcenas, por poner un ejemplo, entonces se abrirían los telediarios con la noticia, y habría tema para los próximos tres meses

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*