Una opinión sobre la maternidad subrogada

NOTA.- Respuesta del P. Covián a un comentario de «I. Caballero» insertado en el siguiente artículo: AQUÍ

No soy un experto en temas de bioética ni en temas morales hasta el punto de poder dar una opinión cualificada moral y teológica sobre este tema de la maternidad subrogada. Quiero dar una opinión personal, que siendo personal no puede separarse de la moral tradicional católica.

En la maternidad subrogada la madre genética aporta sus óvulos y el esperma, o bien lo aporta el padre genético,  y son fecundados in vitro, y los embriones resultantes son implantados en el útero de la mujer que se presta para la gestación de la nueva vida.

Para empezar, es importante considerar la maternidad subrogada no como un asunto aislado, sino dentro de una cadena de acontecimientos que se han ido sucediendo en la sociedad. Estos acontecimientos se desencadenan en España, pero en general en todas las sociedades occidentales,  de forma paralela a la destrucción paulatina de la familia, concebida según su forma natural. El proceso se inicia con el divorcio, sigue el aborto a plazos, el aborto libre, las uniones libres y las homosexuales, la adopción por parte de uniones homosexuales, la  transexualidad y el cambio sexo, la aparición de varias decenas de formas de familia, el cuestionamiento biológico de ser hombre o mujer, pues tal condición es ahora subjetiva, independiente de la obviedad natural, y la maternidad subrogada.

Todo hace pensar que este asunto de las “madres de alquiler” es un apartado más, no el último,  en este proceso de pugna contra la realidad natural del hombre por parte de una razón rectora que ha invertido su sentido natural. Sin lugar a dudas ha de seguir la liberalización de la pederastia, pero no con este nombre, muy devaluado, sino bajo otro, y aún otras situaciones que no nombro por prudencia y por lo increíble que pueden parecer a quien lo lea. Pero que se darán. El fin de todo es el culto público y oficial a satanás

Negar la obviedad natural de ser hombre y de ser mujer, aceptar como un derecho humano las relaciones contra natura entre hombre y hombre y entre mujer y mujer, supone invertir el orden natural de las cosas, el orden natural biológico de ser hombre y de ser mujer, y el orden de la relación entre ambos. Esta inversión tiene lugar en la razón natural de quien legisla y de quien acepta lo legislado. Invertir la razón natural tiene consecuencias gravísimas, de alcance absolutamente impredecible, pues afecta a las leyes promulgadas, a los derechos de los ciudadanos, al ejercicio de la justica, a la propia libertad, etc.

Todo lo que sale de la razón invertida trastoca lo natural por su contrario. Nos encontramos con un derecho positivo que desprecia el derecho natural, consecuencia de unas leyes antinaturales; ante una justicia que legisla sin tener en cuenta la propia naturaleza de las cosas, es decir, la propia naturaleza de ser hombre y mujer, haciendo abstracción de  hechos tan  obvios, imparte “justicia”; nos encontramos ante una libertad que no reconoce la naturaleza propia del ser humano.

La razón cuando se aleja, o mejor cuando se opone, a la naturaleza, y deja de ser razón natural para ser razón invertida, pervierte radicalmente el sentido de la ley; pues ésta deja de ser “la ordenación de la razón”  y la voluntad humana guiada por la razón se convierte en una voluntad invertida. Pervertida la ley queda pervertido el derecho y la justicia.

Al violar las leyes de la naturaleza, y obviamente la ley divina, se viola la propia dignidad humana, tratándola como una mera “mercancía”, que puede comprarse y venderse; y denigran su propia dignidad todos los agentes intervinientes en este asunto de la maternidad subrogada. Por cierto, viene a colación y conviene mencionar de pasada, esta compra venta de seres humanos encaja perfectamente en nuestra sociedad liberal y masónica; pues sabemos que todo lo que es susceptible de ser vendido es susceptible de ser comprado. Principio por excelencia en el sistema económico liberal, que, a su vez, desprecia toda regulación o limitación de carácter moral, consecuencia de sus orígenes protestantes.

Esta voluntad invertida es la que guía a los legisladores de estas leyes, a los que las aplican y a los que se favorecen de ellas. Aquí conectamos con la maternidad subrogada. Todo en ella es contra natura, es invertido, es decir, inmoral. Es inmoral la forma de obtener el esperma y el óvulo, lo es la fecundación in vitro, lo es la implantación en el útero de “alquiler”, lo es el que una mujer se “alquile”, y lo es el que una mujer “compre” tales servicios. Todo el proceso viola las leyes de la naturaleza, y lo más importante, la ley divina.

Lo natural es que el esperma y la fecundación tenga lugar según la naturaleza, es decir, con la introducción del miembro viril del hombre en la vagina de la mujer, durante la relación sexual, y de esta forma dar lugar a la fecundación. Lo natural es que la relación sea para engendrar un nuevo ser, que la madre gestante sea la madre, y que el hijo que dé a luz sea su hijo.

En la maternidad subrogada se ha trastocado todo el orden natural y moral, que afecta al campo legislativo, científico, jurídico y social.


12 respuestas a «Una opinión sobre la maternidad subrogada»

  1. Donde señala:
    «…aceptar como un derecho humano las relaciones contra natura entre hombre y mujer y entre mujer y hombre…»
    Entiendo quiso decir las relaciones contra natura entre hombre y hombre y entre mujer y mujer.
    Totalmente acertado el artículo. Y es que con el desmantelamiento de la Ley Natural, de los procesos naturales en la biología y de la eliminación de la moralidad, el hombre se aleja de DIOS y está mano a mano con Satanás. Cuando te obliguen a adorar a la Bestia y dejarte sellar en la mano o en la frente para poder comprar o vender, se considerará cuasi normal el hacerlo. A partir de entonces -de este proceso irreversible- habrás perdido definitivamente a DIOS.

  2. En la misma línea masónica y satánica de subversión del Orden Divino y Natural, el presidente demente y senil que dirige la cohorte de pervertidos, Biden, en el siguiente enlace;
    https://www.whitehouse.gov/briefing-room/presidential-actions/2023/03/30/a-proclamation-on-transgender-day-of-visibility/
    declara el Dia de los Transgéneros….
    Que DIOS, la PATRIA y la Monarquía Tradicional y Legitima nos protejan de tanta corrupción y perversión
    España por Cristo

  3. Freud, Foucault se pasaron la vida promoviendo ( en el caso de Foucault además prácticando ) la pederastia/pedofilia y fueron y son tratados por la sociedad como si fuesen dioses, son maquiavélicos con el lenguaje y encima nos llevan mínimo 80/100 años de ventaja con sus planes por
    eso y porque además somos bastante imbeciles siempre nos la cuelan, legalizar la pederastia o la pedofilia? eso ya lo consiguieron!!! que es si no una sentencia de 4/6 años a un violador de niños o niñas
    que no tienen la más mínima posibilidad de defenderse ante criminales pervertidos y malignos ( no psicopatas, otro truco del lenguaje) cuando en realidad si los jueces no fuesen también criminales de alto rango tendrían que enviarlos directamente a la silla eléctrica, pero el fin de que al final los niños no pertenezcan a “nadie” es mucho más macabro si cabe que legalizar la pedofilia/pederastia el fin es “ ofrecer en sacrificio ( todos sabemos a quien )
    niños en las plazas públicas a plena luz del día” y que está sociedad totalmente podrida aplaudirá.

    1. De acuerdo José Manuel Noya, además en Francia TODOS los jueces de Tribunales de Menores son PEDOFILOS… por eso las sentencias son INSIGNIFICANTES.
      «L’affaire Dutroux» en Bélgica en 1996 ¿descubrió? una red de pedófilos… en la que el principal implicado Dutroux solo era el que proporcionaba niños y niñas a la «elite» gobernante y reinante de Países Bajos y la propia Bélgica.
      Entre esa «elite» se encontraba… sorpresa… el catolicísimo rey Balduino… el primer ministro del gobierno anterior Van den Boynants (demócrata cristiano…), los príncipes de Holanda, Solvay, Davignon…. y el actual ministro-presidente de la Wallonie, Di Rupo…
      Nadie fue condenado, excepto Dutroux y policías que trabajaron por desvelar la «trama» o fueron suicidados o apartados…
      Una característica común a todos/todas estas “affaires” es que se OCULTA que en las redes criminales SOLO aparecen niñas que son violadas sistemáticamente… mientras que los niños, nunca aparecen… NO hay niños… cuando la horrible realidad es que son torturados, violados, cazados (CAZADOS como piezas de caza) y al final asesinados…
      Y todo esto NO aparece, la pantalla son las pobres chicas violadas…, idéntico que en el “caso” Epstein.
      Moraleja, lo que usted escribe José Manuel refleja la IMPUNIDAD de estos criminales y la trama Dutroux… sigue actuando al cabo de treinta años con total impunidad.
      Dutroux sigue en la cárcel y lo extraño es que no lo hayan suicidado…
      Saludos a todos
      España por Cristo

  4. Un hijo debe nacer por el amor de un hombre y una mujer, el deseo de procrear, continuar la especia, unirse todavía más, etc.
    Las mujeres no son vacas de alquiler…
    Así lo veo yo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad