Vamos a mucho peor

A finales del mes de abril de 2023, el conocido profesor Francesc de Carreras, decía: «Que la izquierda considere a los continuadores ‘pacíficos’ de ETA como compañeros de viaje resulta ‘incomprensible, miserable y vergonzoso’.

Por si alguien lo desconoce, es catedrático de universidad, reconocido jurista, prestigioso articulista, ganador el Premio a la Tolerancia (1998), fue uno de los fundadores de Ciutadans/Ciudadanos, y un largo etcétera.

Que una persona de tanto prestigio, diga algo tan fuerte como lo antes citado, debería, no sólo hacer reflexionar, sino cambiar de opinión a muchísimas personas que se consideren demócratas. Que califique de ‘incomprensible, miserable y vergonzoso’ el comportamiento de la izquierda realmente existente en España, es de una gravedad extrema.

¿Por qué no hay una profunda reacción ante esta gravísima acusación?

Creo que -la mayoría de la gente- apoya una opción política, de forma parecida a como los seguidores de fútbol apoyan a su equipo. Es decir, ‘se es’ de un equipo. Hasta el punto de que, cambiar -por ejemplo, por malos resultados, o mala trayectoria, o corrupción, como el reciente caso de corrupción arbitral del Barcelona y Negreira, etcétera- está mal visto. Se ve como una especie de traición a ‘los colores’. No es ninguna excepción, pero viene a cuento recordar el famoso dicho futbolero, ‘Viva el Betis manque pierda’. No son los únicos, aclaro.

Creo, y deseo equivocarme, que algo así pasa en el mundo de la política. Por ejemplo, se han necesitado unos cuarenta años de régimen socialista corrupto (Ere que Ere), para que, en Andalucía, no se vote mayoritariamente al PSOE.

Ahora, la cosa ya no va sólo de corrupción -aparte el repugnante negocio fraudulento de las mascarillas, con muertos y pandemia, en el que están implicados altos cargos socialistas- sino de tener socios que son filoterroristas. Cualquiera que no viva en las nubes, sabe que Bildu es heredero político de la banda terrorista ETA. ¿Cabe mayor infamia?

Por cierto, el comunista podemita Pablo Iglesias calificó al ex de ETA, Txepe, como «héroe»: «Gracias por tu ejemplo». (ABC-19/4/2023.)

Que personas (como Pablo Iglesias y camaradas suyos) o grupos (como el PSOE, liderado por Pedro Sánchez) sean capaces de tener socios como Bildu o golpistas, o piropear a filoterroristas, y no provoque una fuertísima reacción adversa, muestra no sólo el alto nivel de analfabetismo político de buena parte de la sociedad española sino, además, un alto nivel de degradación moral. Lo que es gravísimo.

¿Cómo se ha llegado a este repugnante bochorno? Resumiré.

Los políticos- mayoritariamente, pero no exclusivamente de izquierdas- han pactado durante años con los enemigos declarados de España. Algunos tenían la desvergüenza de lanzar esta infame frase: ‘Facilitamos la gobernabilidad de España’. Ha habido una mezcla de complicidad, mediocridad y cobardía, en el bipartidismo PP/PSOE. Cada uno con su cuota de responsabilidad y su ‘hecho diferencial’.

En segundo lugar, la mayoría de los medios de comunicación son, además, medios de manipulación subvencionados que han fomentado y justificado esta infame situación. Merecen el desprecio de los ciudadanos decentes. Y la mayoría de docentes del sistema de educación/adoctrinamiento, son progres. No hace falta decir más.

Han fomentado, entre otras cosas, el relativismo. ‘Nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira’. Sin embargo, ‘la mirada’ de izquierdas es moralmente superior. No es comparable a la sucia y corrupta ‘mirada’ de la derecha.

Por tanto, ¿qué sentido tiene escandalizarse por tener a Bildu de socio político? Ninguno.

Luego está el fomento del sexo, desde el ministerio de Igualdad. Incluso con niños, niñas y niñes. ¡A pasarlo bien, nenes! Además, como decía el exministro de Universidades, Castells, ‘Suspender es humillar al estudiante’. No estudies, pásalo bien. O sea, auténticos borregos de progreso. ¿A quién votarán?

PD. Noticias de marzo 2024. El social catalanista/separatista, Salvador Illa, dijo al periódico Times que Santiago Abascal es una ‘amenaza mayor’ que Puigdemont. Y la super progre Cristina Fallarás, dice (Periodista Digital) que prefiere a Puigdemont, Junqueras y cía, antes que un gobierno PP/ Vox. ¿Cuántos opinan como estos dos gilipollas?

PD. Sánchez se queda el Falcón, Palacio de la Moncloa, y un largo etcétera de prebendas. Más la represión de jueces y periodistas independientes. Incluso Estados Unidos denuncia el acoso del gobierno a los medios, en España.

La Asociación Mundial de Editores de Noticias sale en defensa de la prensa libre frente al totalitarismo de Sánchez.

 Jueces del Supremo y vocales del CGPJ alertan: ‘Los cinco días de reflexión son la preparación del asalto a la Justicia’. 

En estos graves momentos, lo más importante es que oposición, jueces y periodistas independientes, además de ciudadanos demócratas, sean conscientes de que nos gobierna una chusma sin escrúpulos. Y estén dispuestos a defender -con pie en pared- la democracia, frente a este caudillo, mentiroso, narcisista, maquiavélico y psicópata. (Rosa Díez).

¿Qué es el fango? ¿Y tú me lo preguntas? ¡El fango eres tú!


3 respuestas a «Vamos a mucho peor»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad