Virtudes de San José (19 de Marzo)

San José es, por sus excelencias, santo preferente, hombre justo, de ahí sus múltiples virtudes que todos debemos intentar imitar.

1.- Protector durante la huida a Egipto

La fuerte y protectora presencia del buen San José… Muchos padres, por el contrario huyen de sus familias y de las obligaciones familiares cuando llegan los tiempos difíciles.

«El trabajo más duro, es el de no rendirse» (Vince Lombardi, Coach de la NFL)

2.- San José llamado a formar La Familia

Una de las principales razones de la delincuencia y del crimen es la ausencia del padre.

Las bandas delictivas se convierten pues en verdaderas familias de la calle; todos necesitamos una familia y ser bien recibidos.

3.- El amor a Dios Padre y a Dios Hijo

San José amó a ambos, a Dios Padre y a Dios Hijo completa y totalmente. Así, los verdaderos padres deben primero amar a Dios por encima de todo, entonces pueden querer a sus cónyuges y a sus hijos completa y totalmente.

4.- La presencia de San José en su hogar

Hoy, tenemos a muchos Padres ausentes. Muchos son adictos al trabajo. ¿recuerdan la historia del chico que quería comprarle a su papá una hora de su tiempo?

San José estaba presente para Jesús en el taller de carpintería y sin lugar a duda, también después del trabajo.

Los padres deben estar presentes para sus hijos de manera física, emocional, moral y espiritual.

5.- Líder espiritual de la familia

Los padres están llamados a ser los líderes espirituales de la familia; es decir, como sacerdotes de la familia. Doug, un amigo mío, es un ejemplo de padre de familia convertido durante un retiro mariano, que empezó a rezar el Rosario con sus hijos adolescentes… San José condujo a su familia hacia la vida espiritual: mediante la oración con los salmos, yendo a la sinagoga y al templo.

6.- Líder en la oración

Un claro ejemplo son el papá y la mamá de Carol Wojtyla (Juan Pablo II) que hacían la oración de la noche con él. San José condujo también las oraciones en su familia.

7.- Cuidadoso ante las necesidades de la familia

Un verdadero padre tiene los ojos abiertos a las necesidades de la familia y está dispuesto a sacrificarse. San José no pensaba en sí mismo, sino en Jesús y en María.

8.- Comunicación con su familia

Las conversaciones durante la comida en Nazaret. ¡Imagínate en ese lugar siendo un invitado a su mesa! Qué importante es la hora de la comida, especialmente para el desarrollo saludable de los adolescentes ¡para que no sean parte de las estadísticas!

9.- Verdadero Padre y Esposo

Un verdadero padre es fiel a la esposa y a los niños como lo prometió el día de su boda: «En la salud y en la enfermedad…»

10.- Proveedor para La Familia

San José trabajó duro con el fin de ofrecer lo necesario a esta familia; él era un trabajador, un carpintero que trabajaba duro. A imitación de San José, los padres deben estar dispuestos a trabajar duro y siempre dar un paso más allá.

11.- San José protegió a Jesús de los engaños y la malicia de Herodes

Los buenos padres, al igual que San José, deben ser buenos pastores para las ovejas que se les han confiado, deben ser guardianes y protegerlas de los muchos y feroces lobos. Estos lobos hoy en día pueden estar en el abuso de los medios electrónicos.

12.- Sufrir por la familia

San José estaba dispuesto a sufrir por aquellos que amaba y no solo una, sino muchas veces: el embarazo de María, el viaje a Belén, los rechazos, la circuncisión, la profecía de Simeón, Herodes, el Niño perdido. En todo esto, San José sufrió valientemente en silencio y ofreció este sacrificio a Dios. Los padres deben estar dispuestos a sufrir por amor a su familia como el buen San José. El amor se mide por la capacidad de sufrir por los seres queridos.

13.- San José escuchó a sus seres queridos

En realidad no tenemos ninguna palabra de José en la Biblia. Los padres deben escuchar a sus hijos y tratar de entenderlos y ganarnos sus corazones.

14.- San José: varón justo

Es el título que se le da; esto significa un hombre moralmente recto y completo, un hombre de suma santidad e integridad. Que nuestros padres de familia busquen la santidad ahí, en su vida diaria. «Sed santos como vuestro Padre celestial es santo».

15.- Murió siendo Santo y Feliz

Al final de su vida San José murió en los brazos de Jesús y de María. Esto es lo que deseamos que nuestros padres de familia logren, a imitación del buenSan José: seguir siendo buenos y santos hasta morir en los brazos de Jesús y María.

Los buenos padres se han de esforzar para que los miembros de su familia tengan una muerte santa y feliz.

Para Píldoras de Fe


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*