¡Viva Cristo Rey!

Este Domingo,, 21 de Noviembre, la Iglesia celebra la FESTIVIDAD DE CRISTO REY.  Hoy día la doctrina inmortal, intemporal, inmutable de esta celebración se encuentra reflejada en el 2105 del Catecismo Católico.

Contra los ingenuos que creen que la Iglesia puede cambiar su Doctrina (algo imposible) o los que creen que la Iglesia «cambió» su Doctrina en 1965 con el documento Dignitatis Humanae (algo doblemente imposible e impensable por la mismísima Promesa de Cristo), la FIESTA DE CRISTO REY y el 2105 del Catecismo son prueba y evidencia incontestable de que la Realeza de Cristo sobre TODA la Creación y sobre las SOCIEDADES HUMANAS y sus LEYES, es VERDAD ETERNA todos los siglos hasta el Fin del Mundo.

Lo que muchísimos NO entienden es que Dignitatis Humanae estaba dirigida a los países Musulmanes, Paganos o bajo el Comunismo (en 1965 La Unión Soviética, Polonia, Lituania, Cuba, Vietnam, China, etc.). Este documento buscaba la Libertad individual de los CRISTIANOS perseguidos y oprimidos por las Dictaduras Comunistas o por los Gobiernos fundamentalistas Musulmanes donde ser cristiano estaba prohibido por Ley.

El documento que SÍ estaba dirigido a los CRISTIANOS y a los PAÍSES Cristianos en el Segundo Concilio Vaticano era Apostolicam Actuositatem, en el cual sí se confirmaba y decretaba nuevamente la Doctrina inmutable y eterna de la Realeza de Cristo sobre las LEYES y las SOCIEDADES: «Este es el plan de Dios sobre el mundo, que los hombres restauren concordemente el orden de las cosas temporales y lo perfeccionen sin cesar. Todo lo que constituye el orden temporal, a saber, los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales, y otras cosas semejantes, y su evolución y progreso, no solamente son subsidios para el último fin del hombre, sino que tienen un valor propio, que Dios les ha dado, considerados en sí mismos, o como partes del orden temporal… Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo. A los pastores atañe el manifestar claramente los principios sobre el fin de la creación y el uso del mundo, y prestar los auxilios morales y espirituales para instaurar en Cristo el orden de las cosas temporales. Es preciso, con todo, que los laicos tomen como obligación suya la restauración del orden temporal, y que, conducidos por la luz del Evangelio y por la mente de la Iglesia, y movidos por la caridad cristiana, obren directamente y en forma concreta en dicho orden…».

Debemos pedirle a todos los sacerdotes y obispos de TODO el mundo que este Domingo se olviden del cambio climático y que sin ningún tipo de ambigüedad, ni cobardía, repitan con fuerza y con coraje la Doctrina ETERNA del 2105 del Catecismo de la Iglesia Católica.


2 respuestas a «¡Viva Cristo Rey!»

  1. Debemos pedirles a todos los sacerdotes y obispos de TODO el mundo que se olviden de Bergoglio como vicario de CRISTO por ser un manifiesto masón y que sin ningún tipo de ambigüedad, ni cobardía, repitan con fuerza y con coraje la Doctrina ETERNA del 2105 del Catecismo de la Iglesia Católica.
    ¡VIVA CRISTO REY!

  2. Ron, soy carlista y me gustaría conocer más concretamente tu opinión sobre el reinado
    Social de Cristo, también para definir bien como sería un país católico en lo político. El carlismo lo tiene muy claro, una monarquía católica tradicional…. pero en vistas a perfilar como sería esa monarquía católica en el mundo de hoy es que querría saber tu opinión. Si quieres me escribes un email: fcavanillas@gmail.com
    Un saludo y gracias por tus artículos,
    Fernando

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad