¡Viva Cuba libre!… y España también

Cuba ha entrado en ebullición. Cuba se rebela, por fin, contra la tiranía marxista-leninista revolucionaria que la oprime desde hace más de medio siglo. Cuba no aguanta más. O, al menos, media Cuba, porque en estos casos siempre ocurre que hay otra media que no se rebela porque es esa media que viene aplastando, dominando y viviendo de la otra –que es de lo que se trata– y, claro, hasta ahí podríamos llegar. Y suele ocurrir que quien forma esa media tiránica y corrupta son, principalmente, las fuerzas militares y las policiales.

El problema es que para derribar una dictadura de izquierdas no hay más remedio que recurrir a lo que ellos recurren para imponerla: las armas y sus consecuencias; tamaño clavo sólo sale con otro de iguales dimensiones. Y aquí suele estar el primer problema, porque militares y policías, que son los que tiene las armas, son los que sostiene la tiranía por… ya lo saben.

El otro problema es que los países que van de democráticos y adalides de la libertad y demás zarandajas, van a mirar al tendido como hicieron ya, salvando distancias, aunque no tan distantes, con Hungría y Checoeslovaquia en sus respectivos levantamientos del siglo pasado contra la tiranía marxista-leninista revolucionaria soviética, idéntica a la castrista.

Cuba grita libertad, o al menos la mitad, y sale a la calle con lo poco, nada, que tiene. No puede hacer más porque la fuerza, o sea, militares y policías, están de parte de la tiranía, por eso todo depende de nosotros.

Claro que cómo vamos a ayudarles si los países que van de democráticos y abanderados de la libertad y demás zarandajas están en franca decadencia y degeneración. Miren, si no, a nuestra nación que, aún dándose cuenta, porque nadie es tonto, otra cosa es cobardes o interesados, vamos a paso largo y decidido hacia una dictadura y tiranía idéntica a la que oprime a Cuba desde hace más de medio siglo. Porque aquí hay unas organizaciones criminales marxistas-leninistas y revolucionarias idénticas al Partido Comunista de Cuba en el poder, que son el PSOE y Podemos (PCE) –el silencio gubernamental y de los votantes de ambos ante lo que ocurre en Cuba les deja en evidencia de lo que son si es que hacía falta alguna prueba más– sin que nadie mueva realmente un dedo –ni la patética y colaboracionista oposición– para hacer lo que hay que hacer que es empezar por ilegalizar de por vida a ambas sociedades criminales; algo que debió hacerse hace mucho. Y a las separatistas también, que conste. Los paños calientes no sirven para nada, como se ha demostrado, con ellos. Pero… claro, como en Cuba, y que nadie se engañe, nuestras Fuerzas Armadas y policiales están con… pues ya lo saben.

Cuba grita libertad, o al menos la mitad de Cuba, pero poco más puede hacer que salir a la calle a perder vida y hacienda frente a la tiranía sin la fuerza de las armas que tienen… los militares y policías. Si no se les ayuda con determinación, valentía, sin miedo y eficazmente, Cuba, o al menos la mitad de ella, seguirá por otros cincuenta años bajo esa misma dictadura… la misma que nos espera a nosotros, que ya está aquí de hecho, si no actuamos de inmediato con la contundencia debida y obligada.

Cuba es el ejemplo de lo que nos espera, de lo que ya está aquí, como la media España frentepopulista que quedó bajo dicho mismo yugo entre 1936 y 1939. La historia no engaña y está de sobra documentada. Ahora sólo toca decidir. Luego que nadie se queje.

¡Viva Cuba libre!… y España también.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad