VOX: o la vía social-patriótica, o la vía liberal-pepera. Se impone la primera

La alternativa que esboza el titular muchos la habíamos apuntado desde hacía ya tiempo. Dos posibilidades se abrían ante Vox. La primera, la que parecía más evidente, era que el partido, convirtiéndose en una especie de “ala radical” del PP, acabara situándose definitivamente dentro del “mundo” de éste, impregnándose de su aire, de sus valores, de sus principios (los teóricos o propagandísticos, quiero decir; los principios reales del PP ya van de sobra indicados en sus siglas: la Pasta y el Poder).

Semejante posibilidad, dicho de otro modo, consistía en que Vox se limitara a ser la “mala conciencia de derechas” del PP, el “Pepito Grillo” dedicado a intentar que el PP no infringiera demasiado todo lo que lleva 45 años infringiendo: desde nuestra unidad nacional (concesiones infinitas al secesionismo vasco-catalán) hasta nuestra historia y nuestra base antropológica y sexual (leyes de memoria histórica o de igualdad de género adoptadas por sus gobiernos regionales, o no derogadas a nivel nacional por ninguna de las mayorías absolutas que ha tenido el PP).

Tal era la vía liberal de Vox que tanto le encantaba, por ejemplo, a un Jiménez Losantos, cuyos odios se desataron contra el partido cuando, con fino olfato político, comprendió que era otra vía la que se estaba imponiendo.

La vía social-patriótica de Vox

Llamémosla así para referirnos a esa otra vía en la que ya no se respiran los aires del mundo pepero, es decir, los aires del Sistema. Es con el Sistema como tal, no sólo con el “sanchismo”, con lo que aquí se rompe. De lo que aquí se trata es de construir otro mundo, de abrirse a otro horizonte. Un horizonte edificado sobre claros y contundentes principios de identidad, historia, verdad y belleza, por supuesto. Pero esos nobles y grandes principios espirituales no pueden quedarse ahí. Obligan a luchar con igual ardor por alcanzar también un bienestar y una justicia social hoy imposibilitados por la opresión oligárquico-estatal que confisca (vía ganancias o vía impuestos) una parte sustancial de las riqueza producidas.

Hasta ahora, aparte de denunciar el expolio fiscal y el derroche burocrático, bien poco es lo que ha hecho o propuesto Vox a este respecto (probablemente porque las dos vías estaban abiertas… y enfrentadas en la cocina interna del partido, hasta que una de ellas ha acabado imponiéndose con la claridad con que ahora parece haberse impuesto). Milagro es que, pese a este silencio de Vox respecto a las cuestiones “sociales”, tan alto sea su posicionamiento en los barrios obreros de las periferias de los monstruos urbanos. Que nadie, sin embargo, se haga ilusiones ni se lleve a engaño: nada se podrá conseguir, nada se podrá cambiar, ninguno de nuestras ideales llegará jamás a cuajar en tanto en cuanto la derecha patriótica siga apareciendo, a ojos de las masas, como un reducto de “derechas”; como un reducto, más exactamente dicho, de lo que los oligarcas y plutócratas de izquierdas ha conseguido que el imaginario colectivo considere que es “la derecha”: los poderosos, los ricos, los opresores.

¿Se trata, pues, de la revolución social… o socialista?

Ya salió la palabra maldita, el gran fantasma ante el cual tanta gente, burgueses y no burgueses, se echa a temblar. Es cierto que, en parte al menos, tiemblan con toda la razón del mundo. Se angustian porque, a lo largo de su existencia, el socialismo y su revolución no han hecho sino sembrar, por todas partes por donde han pasado, terror, muerte, hambre y desolación: la desolación gracias a la cual el capitalismo más desaforado —neoliberalismo, se le suele llamar— no sólo se ha impuesto, sino que lo ha hecho mediante la más perfecta de las coartadas: cualquier alternativa a su imperio, aunque nada tenga que ver con socialismo alguno, aparece como sinónimo de muerte y desolación.

Nada, por supuesto, tiene que ver con el socialismo la vía social-patriótica (“iliberal”, si se prefiere el término) que parece haber triunfado en Vox al abandonar el barco sus personalidades liberales más destacadas. Y brillantes, brillantísimas: la pérdida, desde este punto de vista, es considerable.

No, no se trata de aspirar al igualitarismo socialista que todo lo rasea y aplasta por abajo. No se trata de acabar ni con el dinero, ni con la propiedad, ni con el mercado. Se trata de, manteniendo su existencia, relegarlos al lugar que les corresponde: el de meros instrumentos para la satisfacción de las necesidades materiales; lejos pues del gran corazón del mundo que ocupan en el capitalismo.

Colocadas en este lugar, no por secundario menos importante, los bienes materiales seguirán generando, como siempre han generado y lo seguirán haciendo hasta el fin de los tiempos, diferencias y desigualdades; profundas incluso, pero cuya profundidad es lo que se trata precisamente de reducir si se quiere que el conjunto de la población se beneficie lo más ampliamente posible del ingente incremento de riquezas que engendra la técnica moderna.

Todo ello tiene por lo demás, en el plano económico, un nombre consagrado: «reformismo», lo opuesto a “revolución”. Dejemos a ésta, reservemos su término (el de una revolución que, arraigándose en la tradición, no puede sino ser paradójicamente conservadora) para las grandes cuestiones ideológicas y espirituales que de tal modo se plantean.

O se plantearán si Vox, avanzando por la senda en la que parece haber penetrado, agarra definitivamente el toro de nuestro destino por los cuernos.

Para El Manifiesto


13 respuestas a «VOX: o la vía social-patriótica, o la vía liberal-pepera. Se impone la primera»

  1. Unidad territorial de España (sin comunidades autónomas), freno a la inmigración ilegal, derogación de todas las leyes nocivas aprobadas por el PSOE y aceptadas por el PP (como la ley de «memoria histórica», la ley de cambio de sexo, el aborto libre, el matrimonio entre personas del mismo sexo, etc.), limitar las competencias de la Unión Europea con respecto a nuestro país a la regulación del comercio transfronterizo, salida del Tratado de Schengen para recuperar el control de nuestras fronteras terrestres y marítimas; esas iniciativas, y otras muchas más, deberían ser defendidas por VOX contra viento y marea, a pesar de la frontal oposición que encontrará en el resto de los partidos políticos y en los medios de manipulación social, pero VOX también debería dedicar sus esfuerzos a construir una España en la que exista más justicia social mediante la subida de los impuestos a quienes tienen grandes fortunas y a las empresas del sector financiero que se dedican a la especulación (como los brokers y los fondos de inversión). Si VOX quiere llegar a gobernar tiene que crecer por la izquierda atrayendo el voto de cientos de miles de trabajadores que están en contra de la pérdida de valores morales de nuestra sociedad (por culpa de los partidos de la izquierda y de la pasividad del PP) pero que aspiran a vivir en una sociedad en la que las diferencias económicas entre las clases sociales no sean tan insultantes como lo son ahora. En caso contrario, si VOX sigue la senda liberal del PP en la política económica, será sobrepasado por una fuerza política que acaba de nacer, el Frente Obrero, un partido que defiende una España sin autonomías, que está en contra de la inmigración masiva, y que defiende un Estado más social y una economía menos capitalista.

  2. VOX apoyó con sus votos, y es algo de difícil comprensión, que el gobierno pudiera hacer lo que le diera la gana con los fondos procedentes de la UE, sin el previo controrl parlamentario.
    Eso ha posbilitado el mayor latrocinio del dinero público del siglo.
    ¿Porqué actúo así VOX, apoyando al PSOE…?
    Es algo que nunca he entendido, ni entenderé, salvo que alguién consiga explicarlo, de forma convincente.
    Gracias anticipadas.

    1. Humildemente, pienso que Vox obró de buena fe para que no se lo acusara de obstruccionismo en el reparto de fondos necesarios para la ciudadanía -y supuestamente destinados a ella- en un momento muy delicado, pero le salió el tiro por la culata, algo lógico teniendo todo y a todos en contra.
      Un saludo.

  3. No estoy muy al tanto pero se me ocurren dos cosas al leer los comentarios. Puede que si rechazaba los fondos, estos se perderían para España… (aunque no se si será mejor perderlos que ponerlos en manos de tanto malvado); no se si será así o no. La otra cosa tiene que ver con esta, y es que la información que se da de Vox, o es inexistente, o es incompleta, o es tergiversada, en casi todos los medios. A veces, incluso en los «amigos». Así, si aparecen noticias de este tipo, es probable que las explicaciones no se publiquen o llegan manipuladas buscándoles algún lado malo y ocultando el motivo real, en prácticamente todos los medios, y de una forma machacona.

    Hay una cosa que a pesar de tantas críticas me hace confiar bastante en Vox todavía, y es que tienen a todos los medios en contra, y de una manera feroz, (ahora que han podido morder gracias a la expulsión de tanto infiltrado), lo cual es muy pero que muy, buena señal. Me preocuparé cuando algunos empiecen a dedicarles minutos y a condescender, tal como pasa con la iglesia infiltrada.

  4. Siguiendo de manera somera la correlación cronológica de los acontecimientos, respecto a las actuaciones de VOX, desde elecciones andaluzas de 2015, se me ocurre la siguiente pregunta ¿VOX, podría ser una marca blanca más, como UPyD, Ciudadanos o Podemos, etc.? Cada cual tendrá su propia respuesta.
    «EVANGELIO DE SAN MATEO: 6.15. Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con piel de oveja, mas por dentro son lobos rapaces. 16. Por sus frutos los reconoceréis. ¿Por ventura se cogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos». Reza un sabio refrán: «No hay peor ciego que el que no quiere ver»
    «La política, es la tragicomedia de la gran mentira; dirigida y representada, por personajes que deciden el destino de los pueblos»

    1. Incluso aunque así fuera, que es bastante probable, «si es preciso aliarse con el Diablo para derrotar a tu enemigo, hazlo; después ya habrá tiempo para romper el pacto». Lo primordial es sacar del poder a la peor escoria que existe antes de que terminen de arruinar y destruir España. Si resulta que Vox no es lo que pretende ser, ya habrá tiempo de actuar contra ellos.

    2. Das siempre en el clavo, Johnny., totalmente de acuerdo.
      Mi postura desde hace mucho tiempo es NO VOTAR a NADIE porque NO se lo merecen.
      Y la clave es… por sus frutos – obras – los conoceréis… y NO hay NADIE que dé frutos, ni los va a dar.
      El sistema «inventado» por los Estados Unidos – corruptos totalmente – es otra falsa «democracia» – ninguna ha sido «real» y corrupta que solo produce quiebras moral y economica.
      Esta «democracia» estaba destinada y preparada para el fracaso por su perversidad y falsedad., desde el primer instante.
      El seguir elucubrando sobre VOX o sobre el que sea es una pérdida lamentable de tiempo y esfuerzos.
      Da exactamente igual que siga Sanchez o venga Feijoo – Nunez – o el que sea o esa ingenuidad de pacto PP-VOX que es como si siguieran los mismos.
      Saludos
      DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

      1. Sr. Caballero, Muchas gracias por su amable comentario. Evidentemente, estamos de acuerdo en lo esencial. Tal como expresó el gran Oswald SPENGLER, en su obra «La decadencia de Occidente»; concretamente en el Tomo II (AUSTRAL, 2013): «Los poderes privados de la economía quieren vía franca para su conquista de grandes fortunas: que no haya legislación que les estorbe la marcha. Quieren hacer las leyes en su propio interés, y para ello utilizan la herramienta por ellos creada: la democracia, el partido pagado. El derecho, para contener esta agresión, necesita de una tradición distinguida, necesita la ambición de fuertes estirpes, ambición que no halla su recompensa en el amontonamiento de riquezas, sino en las taras del auténtico gobierno, allende todo provecho de dinero. Un poder solo puede ser derrocado por otro poder y no por un principio. No hay otro poder que pueda oponerse al dinero, sino ese de la sangre.» (p. 619)
        Por otra parte; resulta adecuado recordar, entre otros, al insigne jurista don Antonio García-Trevijano; el cual expresaba que la democracia, tal como está constituida, no existe; por todos: «Frente a la Gran Mentira». Espasa Calpe, S.A., Madrid (1996). Asimismo; recomiendo el siguiente video: La Clave en Antena 3: ¿Hay democracia en España? https://www.youtube.com/watch?v=o96W4N2VJJc

        1. Gracias a ti, Johnny por tu complemento al comentario.
          No he visto el video pero lo voy a ver ahora.
          Si me llamas Sr; Caballero no tendré otro remedio que llamarte, Sr. Johnny
          Saludos cordiales,
          DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

  5. Hay que votar contra la Agenda 20/30, sea quien sea el que lo lleve en su programa. Es vital. Ellos si van a votar a favor.
    Ya se que no va a servir para nada, jamás permitirán que les retrasen… pero mientras alguien ofrezca esa posibilidad, que no va a durar…, hay que hacerlo.
    La Agenda es el NOS en la fase correspondiente, es todo lo que se viene criticando aquí desde hace siglos. Para masones como Margallo/PPsoe es el evangelio, porque son lacayos de su señor; el anglo sionismo anticristiano que controla todo.

  6. Es que, aunque a España le hubiera tocado jugar un papel importante en esa Agenda, tampoco sería aceptable, pues se basa en la mentira y el mal en general, en el sacrificio del prójimo no elegido… sea uno cristiano o no, parece que no es muy aceptable eso para el 99,9 periodo de profanos; pero es que además, clarísimamente, han puesto el punto de mira en España hasta el punto de hacerla desaparecer (vieja aspiración marrana); o sea, los que la poblamos (y entonces podrán llamarla como les plazca): Así, con Franco y su media España, potencia mundial… Sin franco, reconversión industrial, nada más empezar, y a cuidar el campo… Y en la siguiente fase ni campo, ni ganadería, ni agua, ni explotación de recursos, es que ni para camareros… nos dicen que nos dediquemos a innovar en informática y nuevas tecnologías (el viejo timo de las nuevas tecnologías) o sea, cuatro empleos para hacer video juegos y para de contar: estamos sobrando para los amos, y todavía no lo vemos… nada más que a los que les va tocando, y aún así ni saben de que va la cosa.
    Nos están machacando… ante eso, muchos optan y han optado por lamerles el culo a ver si les dejan vivir un poco más.
    Un cristiano lo tiene que tener claro, y una buena personas también debería. Es tiempo de sacrificio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad