¿Y ahora qué, embusteros?

Merkel

La noticia ha dado la vuelta al mundo, pero por lo bajini. En unas declaraciones al diario alemán Die Zeit, la ex canciller Angela Merkel ha desvelado que los acuerdos de Minsk se firmaron con el único objetivo de dar tiempo a Ucrania para fortalecerse, así como también a la OTAN para hacer lo mismo y poder suministrar a Kiev la ayuda que iba a precisar porque en aquel entonces no le hubiera sido posible.

Recordemos que Angela Merkel  era jefe del Gobierno alemán en aquel año de 2014 en que los EEUU propiciaron un golpe de Estado —«Que se joda la Unión Europea» (Victoria Nuland dixit)– disfrazado de revolución democrática popular y espontánea –nada más lejos de la realidad– con el que derribaron al presidente Víctor Yanukovich que había sido elegido limpia y democráticamente por la mayoría de los ucranianos, pero que se mostraba reacio a dejarse manipular por norteamericanos y atlantistas (OTAN), prefiriendo en bien de su pueblo no mesarle las barbas al oso ruso con el asunto del Dombas, potenciando el entendimiento con Moscú, además de en la cuestión del ingreso en la OTAN que rechazaba por lo mismo. Como resultado de aquellos «incidentes», Alemania, o sea la propia Merkel, impulsó y logró que se firmaran entre Kiev y Moscú los denominados «acuerdos de Minsk» por los que Ucrania se comprometía a: a) detener el genocidio que llevaba a cabo en el Dombas, b) modificar su Constitución recogiendo en ella los derechos de los habitantes de dicha región y c) cierto nivel de autonomía para ella. Pues bien, nada hizo Kiev, sino todo lo contrario y además bajo la ceguera premeditada y alevosa de la UE encargada de la supervisión de dichos acuerdos que los ucranianos vulneraron día sí y día también a tiros y cañonazos, pese a lo cual Putin mantuvo la calma e hizo alarde de paciencia.

¿Y ahora qué, embusteros?

Es decir, que, como también ha reconocido Merkel en sus declaraciones citadas, todo aquello para Occidente no suponía nada, sino que sólo era una artimaña rastrera y repugnante para ganar tiempo tanto la OTAN como Ucrania de forma que la provocación a Rusia continuara hasta ponerla entre la espada y la pared. De elegir la pared, Rusia tendría que tragar con una Ucrania matando rusos en el Dombas y además en la OTAN, o lo que es lo mismo con los yanquis y sus armas incluso nucleares en sus mimas barbas; es decir, tendría que tragar con lo que los EEUU no tragaron cuando lo de Cuba en 1962, reacción de Kruchev a la provocadora instalación por los EEUU de misiles nucleares de medio alcance en Turquía, o sea en sus barbas. De invadir el Dombas para hacerse con él y proteger a su población mayoritariamente rusófila salvándola de la extinción a manos de los ucranianos, Los EEUU y la OTAN harían, como han hecho, aparecer a Putin como un tirano ávido de sangre y violador del derecho internacional, justificando la ayuda de la OTAN a Ucrania como siempre «por la libertad y la democracia», poniendo aquélla las armas y ésta la carne, todo, en realidad, con el objetivo de impedir el renacer de una Rusia que con Putin volvía a ocupar el lugar de potencia que le corresponde y que los EEUU no están dispuestos a consentir; y de paso castigar a los países europeos vendiéndoles su gas licuado un 40 por ciento más caro que el ruso, para lo cual sabotear el Nord Stream 2 mediante un acto terrorista era pieza fundamental.

¿Y ahora qué, embusteros?

Tras lo dicho por Merkel, fuente más que fehaciente, cabe preguntarse cuando menos: ¿quién es ahora el malo de la película? ¿Quién el sediento de sangre? ¿Quién es verdadero agresor? ¿Quién el violador del derecho internacional? ¿Quién o quiénes son los imperialistas? ¿Quiénes los criminales de guerra por haberla inducido? Pues los EEUU, junto con los mamporreros atlantistas con España incluida entre ellos, mientras Zelensky y los ucranianos son los asesinos; es decir, el títere y sus esbirros y los tontos ucranianos que se han dejado destruir para nada.

¿Y ahora qué, embusteros? ¿Ahora qué tienen que decir los gobiernos europeos, los medios de comunicación/manipulación y tantos «analistas» civiles y militares, por ejemplo en España donde seguimos asistiendo al circo mediático de una manada de Generales que parlotean cual papagayos en artículos y entrevistas?

¿Y ahora qué, embusteros?

Pues ahora nada. Las declaraciones de Merkel han sido ocultadas en todo lo posible porque la verdad no interesa y es peligrosa. Nadie ni en yanquilandia ni en esta Europa desvariada asumirá la responsabilidad de lo que está ocurriendo. La expansión al Este de la OTAN seguirá justificándose, así como su propia existencia. Los «refugiados» –han salido de Ucrania en estos meses unos tres millones, de los cuales nosotros nos hemos comido hasta ahora 175.000 y de ellos 36.000 niños escolarizados gratis total, que no se quedaron a luchar por su país, tal vez por sospechar de Zelensky tanto como de los EEUU y la OTAN, y nunca volverán porque para eso les damos una nueva vida a costa de nuestros insoportables impuestos. Y Putin seguirá siendo presentado y demonizado como criminal de guerra, un inútil estratega, peor táctico y déspota sanguinario.

El problema del maquiavélico plan ahora desvelado por Merkel, a la cual le damos sinceramente las gracias, ideado por los EEUU y la OTAN, junto con el payaso títere y sus secuaces hace casi una década, es que… hace aguas porque Rusia es mucha Rusia, Putin mucho Putin y Occidente una miér…coles cuya decadencia galopante la lleva a meterse en charcos de los que, como en este caso, la salida airosa para Zelensky y quienes le apoyan dentro y desde fuera no existe porque… antes se coge a un mentiroso que a un cojo.


7 respuestas a «¿Y ahora qué, embusteros?»

  1. Los ataques diplomáticos, económicos y por fin militares se planean con tiempo .
    La Merkel sabia lo que se cocinaba pero por lo que hoy se ve no creía que la sangre llegara al rio, ella confiaba en su mando y en la política económica, energética , industrial y de política exterior que llevaba a cabo, que estaba pactada con esos indigentes mentales llamados verdes y el resultado es que Alemania depende de la energía rusa, y que, no se olvide, NO era enemiga de la UE.
    Los EEUU no tenían la menor intencion de permitir que Europa se le fuera de las manos y para evitarlo bloquean los nuevos tubos que debían enviar petroleo y gas a Alemania mientras convertían a Rusia enemiga por el sencillo método de provocarla directamente hasta conseguir que se defendiera del ataque descarado de la NATO.
    Estas cosas no se hacen de un día para otro, lo que esta sucediendo hoy en Europa son los prometernos de lo que USA busca hacer contra China y para lograrlo busca trocear Rusia para quedarse con las partes jugosas que le interesan .
    Que lo consiga o no es otra historia, pero la guerra USA-Rusia que se desarrolla en Ucrania esta afectando fundamentalmente a Rusia, a Ucrania y a toda Europa y si no se detiene Europa va a perder mucho de su poder económico en favor de USA

  2. La cosa pinta mal. Los ataques de los últimos días a varios aeródromos rusos, con drones «ucranianos», lo confirma.

    La que se nos viene encima, solo podrá ser evitada por la Providencia o por una reacción popular masiva antibelicista en Estados Unidos y Europa.

  3. La «Ferkel» es otra de las estafas en que son profesionales los países del norte de Europa; y en eso, al menos, la élite «british» se diferencia de ellos, porque de su condición de piratas, asesinos, ladrones e hijos de puta no solo no reniegan sino que hasta hacen alarde. Pero en el Báltico y alrededores la doblez, la patraña, el hacerle la cama al más pintado y el vender mulas llenas de mataduras y hasta ciegas, es especialidad de la casa. Ahí tenemos a Noruega, dechado democrático, donde si eres blanco y europeo te puedes encontrar con que la policía en plena noche se plante en tu casa y secuestre a tus hijos para no volver a verlos jamás, y no vayas al juzgado porque donde acabas es en la cárcel. Eso si, los moros, de los que tienen centenares de miles que pronto se contarán por millones y que ojalá les den a esos malnacidos lo que merecen, tienen bula, la policía no solo no se atrevería a tocarle un pelo ni a uno solo de los de su abundante prole, sino que ni se atreve a acercarse a los sitios donde viven. Suecia, otra que tal baila, la que va dando consejos de democracia, tuvo vigente hasta ayer leyes eugenésicas, fruto de las cuales, cualquier mujer a capricho del estado podía ser esterilizada, decenas de miles lo fueron de grado o a la fuerza, y ahí están, impolutos presuntamente y dando lecciones de democracia y tolerancia; bien es cierto que a estos fulanos, más falsos que una pared en ruinas, tiene toda la pinta de que van a ser, como con sus parientes de al lado, los moros que, en su caso ya sobrepasando el millón largo, les acabarán dando su merecido. Karma se llama eso.
    Pero Alemania ¡ay Alemania! donde la clase política, no es que sea como en España, el màs repugnante desecho social, no, aquí son asesinos lisa y llanamente, criminales sin el menor escrúpulo en ir a degüello contra…¡su propia nación! Es largo de contar y lo vamos a dejar si eso para otro día, pero la Ferkel, y todavía hay bobos que pululan por los medios de la puta prensa española cantando sus alabanzas, Angela Merkel, y no anguela como dicen los gilís anglófilos, es una fulana que en Alemania es conocida por otro nombre, puesto por algún ocurrente pero que en seguida hizo fortuna después de corearse por primera vez y verse escrito en carteles de fortuna en las manifestaciones multitudinarias de protesta que siguieron, sobre todo en el este, a la invasión musulmana que ella propició y alentó, tras haber desguarnecido intencionadamente las fronteras de la nación en septiembre de 2015; la policía federal de fronteras, miles de hombres especialmente seleccionados y adiestrados que son el auténtico poder armado de Alemania, las tenía bloqueadas y ella personalmente ordenó la retirada de la fuerza.
    Pues bien, ¿cuál es el sobrenombre que el ingenio popular alemán le adjudicó? La respuesta es fácil: «Ferkel» (gorrina).

    post scriptum.- Vladimir Putin hizo su carrera como oficial del KGB en Alemania oriental y su último destino fue la jefatura de Leipzig. Habla alemán, idioma con el que se entendía con la Merkel, también educada en la RDA, y a la que hasta le gastaba la broma de llamar a uno de sus perros cuando se reunía con ella, sin intérprete, en alguno de los salones del Kremlin, a sabiendas de que Merkel detesta a los perros. El presidente de la Federación Rusa, al parecer, se ha referido al montaje del imperio de la patraña, y naturalmente a los efectos que tendrá, dejando traslucir una cierta desilusión con el papel jugado por la que él creía Merkel y a la postre resultó ser, eso, (una) FERKEL.

    1. Estimado señor: por alusiones directas pasamos a contestar a su comentario: a) si nos tacha de «pro-rusos» debe ser porque usted es «pro-EEUU/OTAN», no pro-ucraniano, porque a la vista está que Ucrania sólo es el mamporrero, el títere, la marioneta de EEUU/OTAN provocadores de una guerra sólo para desgastar a Rusia y a la evolución de los hechos desde 2008 nos remitimos, b) la manipulación es la de EEUU/OTA y los medios occidentales por ellos controlados que lo son prácticamente todos, salvo el nuestro, que no dejan de propagara una única y sola versión, c) las declaraciones de Merkel no son ni nuestras, ni tergiversadas por nosotros o el articulista, ni nada que se le parezca, son las que son, la prueba del algodón de que todo ha sido un plan para llegar a donde se está, si no lo quiere ver ni reconocer allá usted, d) en los conflictos lo que hay que estar no es ni con uno ni con otro, sino de parte de la verdad y contarla, por ello no se es ni de uno ni de otro, eso no te pone ni a favor de uno ni en contra del otro, e) como en todo conflicto ambas partes tiene una parte de culpa y de razón, pero también ocurre en todo conflicto que una parte tiene má razón que la otra que por ello pasa a tener más culpa, y eso hay que decirlo con toda claridad, f) ¿está usted a favor de que EEUU/OTAN alimenten una guerra que pudo haber terminado hace meses? ¿le parece bien la sangría que Zelensky, un dictatorzuelo más, infringe a su pueblo sólo por hacer el juego a los intereses EEUU/OTAN? y no nos alargamos más, porque venir ahora con lo de «bolcheviques» le desacredita, o mejor le acredita, por las mimas y en justa reciprocidad, como pro-imperialista yanqui. PD.- Entendemos que usted estuvo de acuerdo con la guerra del Vietnam, la invasión de Irak que no tenía armas de destrucción masiva, la de Afganistán que duró 20 años para nada como era previsible, con la «primavera árabe» que ha dejado lo que ha dejado tras de sí, un invierno terrible, con os bombardeos en contra de la resolución de la ONU de Serbia y Belgrado y su «dalos colaterales», con… no seguimos, no sea que vuelva a tacharnos de bolcheviques (lea lo artículos sobre el particular que vamos publicando, por favor). Saludos cordiales

  4. Yo creo que el articulo original, el que da pie a este debate, es simplemente correcto. Hay personas que se dejan llevar por sus pasiones, pero la realidad
    es tozuda. El mundo tiene un problema fundamental: el imperialismo yankee. Saludos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad