…Y Marruecos ataca de nuevo

El ataque por sorpresa sobre Ceuta es un acontecimiento nada sorprendente visto el desempeño expansionista de nuestro vecino durante décadas. Mohamed VI ha evidenciado el desprecio que tiene por la vida de sus súbditos, aunque se trate de niños. Atraerlos con engaños hacia la frontera para que pudieran ver un partido de futbol, en el que jugaba Ronaldo, y animarlos a pasar el espigón nadando es la prueba de su catadura política y moral. Si así se comporta con niños musulmanes, imaginemos lo que sería capaz de idear con infieles si tuviera la ocasión.

El tema de fondo, origen de esta agresión, es el no reconocimiento por nuestro país de la soberanía de Marruecos sobre el Sahara occidental. Territorio no autónomo y pendiente de descolonizar según múltiples resoluciones de la ONU y dos dictámenes del TIJ de la Haya. La ocupación del territorio en 1976 por Marruecos se hizo sin ninguna legitimidad, fue una invasión por la fuerza gracias al apoyo de EEUU y Francia, con la complicidad de España.

En los últimos días de la presidencia Trump, éste reconoció ese título de soberanía a Marruecos, resucitando los argumentos empleados durante la guerra fría, siempre y cuando Marruecos reconociera al Estado de Israel. Es evidente el poder fáctico que tiene este reconocimiento por parte de la primera potencia mundial, pero legitimidad no tiene ninguna. Desde el punto de vista del Derecho Internacional, los EEUU se han colocado al margen de la doctrina de la Carta de San Francisco y de su materialización en el establecimiento de la ONU. El objetivo de ese reconocimiento era llevar la estabilidad a Palestina. El presidente Biden ha mantenido la decisión de su antecesor y abre un escenario de incertidumbre, muy peligroso, al dar carta de naturaleza a la fuerza sobre la legitimidad.

En este escenario a Mohamed VI le faltaban dos reconocimientos, el de España como antigua metrópoli y el de Alemania como líder de la UE. Al no obtenerlos provoca la tensión diplomática con los alemanes y genera la agresión territorial con los españoles, utilizando a sus niños como escudo.

Bourita

Vista la cuestión de fondo, voy a analizar los argumentos utilizados para justificar el enfado y la posterior agresión, pues es evidente que a Mohamed VI no le interesaba desvelar su verdadera motivación. Según el ministro de Asuntos Exteriores no era aceptable que el líder del Frente Polisario hubiera entrado en España desde Argelia con identidad falsa y fuera acogido en un hospital de Logroño para ser curado del covid – 19.

Mira Bourita, ni tu ni tu embajadora ni tu sultán tenéis ningún poder para fiscalizar a quien acoge España, ni de donde viene, ni como entra. Mucho menos cuando se trata de salvar una vida. El que esta persona sea vuestro enemigo, por estar luchando por la liberación de su territorio invadido, no modifica su estado sanitario. También es realmente patética tu embajadora acreditada en Madrid, utilizando la amenaza en lugar del apaciguamiento, pero corriendo así una cortina sobre las causas de la agresión. Dices Bourita que no se os ha informado, tú tampoco lo hiciste cuando realizaste unas maniobras aeronavales con los EEUU al lado de las islas Canarias y “violasteis por error” dos veces el espacio aéreo español.

Cuando Marruecos tiene un plan hacia España toma a nuestro país como un melón, a cala y a prueba, después de ver su reacción actúa. Según pasan los años el lobby promarroquí es más numeroso y poderoso pues el sultán invierte mucho dinero en lograr voluntades y en esta crisis se ha visto claramente: 1º se produce la agresión, 2º el gobierno marroquí después de haber atacado muestra las razones de su enfado, 3º sesudos analistas exponen la lógica del enfado y trasladan a nuestro gobierno la culpa velada del hecho.

Entre las razones aducidas desde esta orilla, las principales son dos. La primera, “Este presidente ha roto la costumbre que había de hacer su primer viaje al extranjero a Marruecos”. Era una mala costumbre, pues el sultán lo interpreta como un vasallaje recibido por España a cambio de mantener su expansionismo territorial a bajo nivel. ¿A que nunca ha visto nadie que el presidente o el primer ministro francés después de salir elegidos, viajen a Rabat en su primera salida? Tampoco hemos visto a ningún primer ministro marroquí venir a Madrid en su primer viaje para saludar al Rey de España.

La segunda, “…el Rey de España espera que el gobierno le llame para resolver una situación, que en tiempos de su padre no pasaba…”. ¿Quién reinaba en España cuando Mohamed VI tomó el islote perejil? Ese argumento también era una mala costumbre. Según nuestra Constitución la política exterior es responsabilidad exclusiva del gobierno. Al identificar al Rey de España, en las relaciones bilaterales con Marruecos, con el presidente francés, a quien su Constitución sí le asigna la gestión de la política exterior, se está poniendo a nuestro primer responsable en política exterior al nivel del primer ministro marroquí, que ni pincha ni corta en este ámbito, al igual que tampoco es competente el primer ministro francés.

Acostumbrado como estoy a criticar la mala gestión de Sánchez en asuntos varios, no voy a hacerlo en lo que curiosamente ha hecho muy bien. No sé las motivaciones, ni siquiera si las hay, pero en política lo que cuenta son los resultados.


3 respuestas a «…Y Marruecos ataca de nuevo»

  1. Me gustaría comentar algunas ideas que me llaman la atención en este suceso de la invasión de Ceuta:
    COSA 1.- Qué no se diría en los medios de comunicación si en lugar de ser Marruecos amenazando Ceuta, Melilla y la Canarias (y en un futuro Granada, Córdoba y Sevilla, y después, cuando lo anterior lo tengan consolidado, vendrá Teruel, Logroño y Pamplona, porque esta gente no se va a detener si no se le da un escarmiento), fuera Hitler invadiendo los Sudetes (aunque fuera recibido con los brazos abiertos por la población). Qué diferente sería todo. ¡Cómo se abrirían los Telediarios!. ¡Qué no dirían los libros de texto! , las tertulias, los programas especiales. Lo que se diría entonces y lo que se callan ahora, (lo cual que tomen nota la mayoría absoluta de tontos que hay en España y en el mundo sobre el tema de Hitler, que los motivos de crítica se dan en fraude de ley, para engañar a los incautos, porque los mismo hechos cometidos por otros, no provocan ninguna crítica).

    Una invasión de Marruecos a ciudades españolas de población española se presenta como la cosa más natural del mundo, y nadie se atreve a acusar a los invasores, nadie acusa a EEUU de dominar el mundo por estar en este tejemaneje, ni a Marruecos por su imperialismo musulmán.
    Notemos aquí cómo funciona la propaganda antiespañola y cómo se manipula el discurso.

    COSA 2.- Obsérvese cómo si se tratara de Pinochet, enseguida los marroquíes que se han ahogado, y todo la forma de manipularlos y llevarlos a invadir Ceuta mediante engaño, esto se utilizaría para imputarle delitos de «Lesa Humanidad» por utilizar a esa población Marroquí como auténtica carne de cañón para atacar a Ceuta, pero como esa acusación no sirve a la extrema izquierda, a la causa antifascista, pues entonces nadie dice nada al respecto. Tómese nota para que el lector tenga muy presente el permanente fraude en el que actúan los enemigos de España que lo son de la Civilización Cristiana, incluso cuando aparentan actuar normalmente, están engañando.

    COSA 3.- Notemos también el uso constante en las televisiones del término «niños» para referirse a los adolescentes y jóvenes que han entrado en Ceuta. Un niño es un segmento de edad que va de los 3-4 años a los 11-12. En esa invasión no ha habido niños, ha habido menores de 14 , 15 ó 17 años y de ahí para arriba (porque la mayoría son de 18 años en adelante), pero no niños, porque un tío con los guevos negros, -y perdón por la ordinariez pero es la que conceptualmente describe lo que quiero decir-, no es un niño. Es más, en países como los propios EEUU, a esas edades (y a menos) si delinquen pueden ser condenados a muerte en muchos Estados.

    COSA 4.- En cuarto lugar todo este problema de la inmigración y los flujos migratorios hacia Europa, significa una cosa muy clara que nadie dice: y es EL TREMENDO FRACASO DE LA DESCOLONIZACIÓN Y LA supuesta INDEPENDENCIA DE ÁFRICA.
    Argelia y Marruecos se independizaron de Francia, ¿a qué viene que luego pretenda meterse en Francia? cuando ellos expulsaron a Francia de ese territorios porque ellos querían ser «libres» e «independientes», pues que disfruten de su independencia, lo que no pueden pretender es quedarse con los dos países, porque si ellos querían ser independientes lo franceses también lo quieren en su propio país.
    Con el Marruecos español pasa igual, y con el Senegal, Angola Mozambique y todos los demás.
    Parece claro que estas gentes en realidad no quería la independencia sino que fueron manipulados y cogidos en el fuego cruzado de la lucha de la guerra fría entre los Estados usureros de América y la Unión soviética y la ambición desmedida de las multinacionales «Made in New Jersey». Un diplomático argentino ya retirado, en una conferencia sobre las Malvinas contaba todo este proceso, cómo y por qué la Unión soviética, para cortar el flujo marítimo en caso de guerra contra el bloque occidental, promovió los movimientos independentistas comunistas en África, y cómo los EEUU hicieron los propio para despojar a Europa de los recursos naturales de sus territorios de ultra mar, y entrar ellos a saco sin el estorbo de una Administración y una legalidad europeas.
    Y está claro que estas gentes de esos territorios están ahora peor que antes (pensemos en la guerra civil de Ruanda por poner un ejemplo). Los Rockefeller y demás potentados y financieros norteamericanos han ganado bastante, hacen y deshacen a su antojo, pero lo que es la gente, los naturales de esos paÍses han salido perdiendo. El ejemplo más a la vista lo tenemos con los saharaguis, tenían su DNI español, tenían los ambulatorios de la Seguridad Social española (cuando la medicina pública estaba a años luz de la privada, no ahora que no pagan ni el recibo de la luz y ningún político sabe lo que es pisar un hospital público, que queda para la gente corriente, no para ellos), tenían sus Procuradores en Cortes que los representaban, tenían un gobierno que hasta les pagaba viajes a la Meca. El caso de los naturales de Guinea Ecuatorial fue todavía mayor, en la época en que formaban parte de España tenían los naturales del país la renta per cápita más alta de todo el continente, muy por encima de la joya de la corona inglesa (Kenia).
    Toda esta gente, marroquíes incluidos, han pasado de depender de una nación europea con sus defectos y con sus injusticias que se podían haber ido limando, pero también con sus grandes virtudes culturales y civilizadoras, a depender de un tirano que, que como persona y como jefe de estado es un auténtico hijo de puta, que disfruta sentándose en un water de oro mientras su gente no tiene ni para comer.
    Es la gran mentira de la descolonización soviético-americana, la primera para restarle poder geopolítico a sus enemigos occidentales, y los segundos para entrar a saquear los recursos naturales de esas naciones. De esto no habla nadie, y se llega a la hipocresía de que es la izquierda la que supuestamente defiende a estas gentes cuando es la izquierda, -el comunismo soviético y su cómplice norteamericano- los que han llevado a esas poblaciones a la situación en la que se encuentran. Y no hay la menor crítica a todo esto.

    COSA 5.- No se pierda de vista el doble lenguaje de los norteamericanos: para arrebatar a España Guinea Ecuatorial y el Sahara Español, el pretexto era la «descolonización», (que se utilizará igualmente para quitarnos Ceuta , Melilla y las Canarias, a pesar de que son ciudades y archipiélago genuinamente españolas) pero para adjudicarle a Marruecos ese mismo Sahara, -el mismo- , o para apoyar a Gran Bretaña en el tema de Gibraltar, para eso no había ni hay descolonización. Todavía hay en España quien en un 99% de tontos se alegran de que los EEUU ganaran la 2ª guerra mundial, sin caer en la cuenta las consecuencias desastrosas que eso ha tenido para España, para Europa y para el mundo.

    COSA 6.-El Frente polisario me parece una basura. Pronto se nos ha olvidado en España que el Frente polisario fue creado para hostigar a las fuerzas españolas, los que desertaron como soldados y policías nativos del Ejército Español para pasarse al enemigo , y en algunos casos asesinaron a los oficiales españoles, y les robaron sus armas y sus pertenencias como una banda de forajidos, que es lo que verdaderamente eran. Hay una regla no escrita que los que se «independizan» de España sirviendo a los intereses de potencias extranjeras, pagan muy cara su traición y su ignorancia. El caso de Cuba es especialmente sangrante cómo la historia se ha ensañado con ellos, pero los saharaguis no le van muy a la zaga. Toda su ruina se la deben además de a la cobardía del Gobierno Arias/Juan Carlos I y a la nefasta acción norteamericana allá por dónde van, al Frente Polisario como organización comunista.
    Que esta banda de forajidos se blanquee en España me parece imperdonable. Nada podrá forjarse en el Sahara como nación independiente sobre la base de esta organización, ceo que es un error apoyarla como no sea como carne de cañón para desgastar a Marruecos. (La sociedad saharagui del futuro merece un Estado propio que no esté formado por esta gente).

    COSA 7.- Parece evidente que la presencia del líder del Frente Polisario Braim Gali en España no puede ser por el motivo que se ha dado como pretexto: que era para ser tratado de coranavirus.
    El líder militar del Polisario ha venido vía Argelia, y en Argelia hay hospitales mejor que el de Logroño para tratar a este su aliado. Si ha venido a España será para otra cosa. Me parece muy bien que los medios de comunicación nos tomen a todos por tontos, pero una cosa es que nos tomen y otra que nosotros confirmemos que están en lo cierto tragándonos este camelo que resulta una trola a todas luces.

    COSA 8.- España tiene abandonada las potencialidades de la guerra psicológica. Este solo hecho demuestra ya nuestra incapacidad como nación soberana y el abandono que sufre nuestra defensa nacional, que si funcionara la acción dusiasoria y preventiva no habríamos llegado a la situación actual.
    La mayoría de las cadenas de televisión españolas se ven en Marruecos, si nuestras televisiones no estuvieran en manos del enemigo, o si el CNI se hubiera dedicado a algo más que a buscarle pisos al Rey emérito para sus encuentros amorosos cuando era joven, y ahora a jugar al tetris o a espiar las redes sociales para ver si pueden meter a algún fascista en la cárcel, se producirían programas de televisión a poner de manifiesto la peor imagen del Rey sátrapa de Marruecos, su vida de lujo asiático en contraste con la pobreza de una parte importante de su población, su reconocimiento del Estado de Israel, que ante su pueblo lo deja como un traidor, buscando la división interna del país, la simpatía hacia España de una parte de la población (en la guerra del Rif muchos moros fueron fieles y simpatizantes de España, cuestión ésta que se está drespreciando) y mil cosas más.
    En este tema está todo por hacer. Al contrario lo que hay es Fiscalía del odio y persecución en España para todo aquel que hable mal de Marruecos.
    La chulería de la embajadora de Marruecos y su actitud abiertamente contraria a la labor que cabría esperar de la acción diplomática, -que no es echar gasolina a los problemas sino apaciguarlos-, y su afirmación de que los actos tienen consecuencias, debería conllevar mostrarle que sus actos también tienen consecuencias, empezando por no aceptarla nunca más ni de embajadora ni de turista en España, y acto seguido sacar sus trapos sucios, su vida de lujo en España, etc , y de ahí a todo lo demás, incluido poner los intereses de España como Nación por encima de los negocios del Rey y otros potentados en sus plantaciones de tomate marroquí, y otros culticos y negocios, que tanto perjudican a España no solo en lo económico sino en su defensa y Seguridad. Esto incluye localizar a los que reciben dinero de Marruecos y encerrarlos, sean quienes sean.

    COSA 9.- Por ultimo cabría hablar también de nuestra actitud militar, pero de esto no hay en España libertad para hacerlo, el enemigo ha conseguido que las autoridades trabajen para él.
    Sólo apuntar que si no queremos otro 711 habrá que obtener cohesión interna y capacidad militar para no acabar como armenia en la guerra de Nagorno Karabaj. Con lamentarnos luego, como en 1898, no conseguiremos nada. No sé si estamos a tiempo de rectificar, pero si no rectificamos lo que nos espera es horrible,

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad