Zaragoza contra Aragón. (Y también todos los Gobiernos de Aragón)

Cuando empezó el invento este de las autonomías, que han devenido en autonosuyas, se nos vendió la moto diciendo que entonces todo dependía de Madrid, y que ahora todo dependería de la propia región.

La realidad ha sido bien distinta. Se ha pasado de la dependencia de Madrid a la dependencia de la capital de la autonomía correspondiente, y si no, vayan a preguntarle a los andaluces que opinan del poder de Sevilla, o a las aragoneses de la acumulación de todos los organismos oficiales en Zaragoza…

Mario Gaviria

Hace medio siglo, exactamente en 1974, ya nos advirtió el  sociólogo  don Mario Gaviria Labarta de este peligro, en su libro Zaragoza contra Aragón, muy denostado por las fuerzas vivas de la ciudad, faltaría más, y los diarios florero de la región.

(El  libro lo firma conjuntamente con don Enrique Grillo, ambos ya fallecidos, en 2015 y 2018, respectivamente, pero creo recordar que la autoría principal es de don Mario Gaviria).

No he podido consultarlo, pues está en mi biblioteca de Laguarres, mi pueblo natal, y claro, no se trata de hacer 170 kilómetros de ida, y otros tantos de vuelta, para buscar un dato…

De cualquier forma, y para las personas realmente interesadas, he visto que hay ejemplares a la venta en internet, y supongo estará en las principales bibliotecas públicas.

La tesis de don Mario es que el crecimiento de una ciudad como Zaragoza se hace a costa del territorio que la rodea, que acaba desertizándose, con lo cual no es la solución al problema, sino parte del problema.

Pienso que la tesis es correcta, y que han sido los poderes públicos,  encarnados en la Diputación General de Aragón, llamada pomposamente el Gobierno de Aragón (como si el gobierno de España aquí no pintara nada), quien ha contribuido, y mucho, a ese crecimiento desmesurado de Zaragoza, en perjuicio del resto del territorio aragonés.

Nuestra comunidad autónoma tiene 1.300.000 habitantes, más o menos, pero en Zaragoza nos concentramos más de 800.000 personas.

Es decir, entre las tres provincias, incluidas las dos capitales de Huesca y Teruel, albergan solamente unos 500.000 habitantes.

¿No es un grave problema de macrocefalia…?

Creo que todos tenemos claro que las empresas privadas se ubican donde consideran conveniente, y están en su derecho. Si se equivocan, problema suyo.

En ese sentido, la mayoría de las medianas y grandes empresas, están en Zaragoza, o alrededores, y obedece a la lógica del mercado.

Hay más consumidores de sus productos, bienes o servicios, se abaratan los costes de producción y transporte, hay más personal  cualificado y mano de obra disponible, etc.

¿Pero que han hecho todos los Gobiernos de Aragón, tanto del PP como del PSOE, con la colaboración, siempre interesada, del  PAR –a cambio de prebendas-, con ambos partidos…?

Pues exactamente lo mismo que las empresas privadas, centralizando todo, absolutamente todo, en Zaragoza, en detrimento del  resto de Aragón.

A nadie se le ha ocurrido, por lo visto, poner las Cortes de Aragón en Huesca, por ejemplo, y el Justicia de Aragón en Teruel, o viceversa.

Ello hubiera contribuido a vertebrar mejor el territorio.

O ubicar las sedes de algunas consejerías en Teruel, Huesca, etc.

Por ejemplo, el  departamento de “Desarrollo Territorial, Despoblación y Justicia” está en Zaragoza, faltaría más.

Acabo de ver un  listado de la estructura del Gobierno de Aragón, y aparecen 48 organismos, nada menos, entre la Presidencia, 10 consejerías, 5 organismos autónomos, 13 organismos consultivos adscritos a un departamento, 4 institutos dependientes de un departamento, 2 organismos consultivos, 10 entidades de derecho público, y 3 instituciones más, las Cortes, la Cámara de Cuentas y el Justicia de Aragón.

¿Saben cuántos están ubicados fuera de Zaragoza capital…?

Pues, absolutamente ninguno.

En resumen, se nos vendió la moto de la autonomía, diciendo que iba a suponer terminar con el centralismo, pero la cruda realidad es que seguimos en el centralismo, solo que el  foco de poder ya no está –tanto- en Madrid, como en Zaragoza, o la capital de cada una de las diecisiete autonosuyas españolas, o diecinueve, contando con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Y, la verdad, para este viaje, duplicar o triplicar el  número de empleados públicos,  el gasto, etc., no necesitábamos alforjas.

Académico, jurista y escritor.   https://www.ramirograumorancho.com


5 respuestas a «Zaragoza contra Aragón. (Y también todos los Gobiernos de Aragón)»

  1. Como residente en un pueblo de Teruel no puedo sino darle toda la razón, don Ramiro. ¡¡Y suerte que estoy cerca de la capital!! Por otro lado desde aquí quiero felicitar a los funcionarios del Estado y DGA destinados en Teruel city. El trato y la profesionalidad excelentes. Que diferencia con la prepotencia y la actitud «perdonavidas» de los funcionarios de la Generalitat de Catalunya o del Ayuntamiento de Bcn.

  2. LA ESPAÑA DESPOBLADA, de la que ahora tanto se habla, ha sido creada primero por el gobierno central, y en las últimas décadas, por los gobiernos autonómicos.
    Todo se concentra en la capital de la autosuya correspondiente (en acertada expresión de don Ramiro), se van quitando los servicios públicos del medio rural, los cuarteles de la Guardia Civil, las escuelas, los médicos, etc., y al final la población se acaba marchando.
    Por no hablar de los pequeños negocios, más bien ruinas, en los pueblos, bares, tiendas, etc., que se ven sometidos a la misma tributación que en una gran urbe, con lo cual terminan siendo deficitarios, y acaban cerrando…

  3. Se trata de ir subdividiendo, porque ya se sabe: divide y vencerás. Una vez arrasada toda resistencia, entonces se van a enterar todos estos progres de lo que es una dictadura centralizada global.

    1. En realidad llevan haciendo lo mismo desde Felipe II( desde fuera y desde dentro ). Hasta ahí, se consiguió ir sumando a la buena causa( resultado de haber – debe ).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad